sábado, julio 20, 2024
InicioArchivoEconomíaPequeña y Mediana Empresa: Historia de Cuentos y Promesas Incumplidas

Pequeña y Mediana Empresa: Historia de Cuentos y Promesas Incumplidas

Chile cambió: la  más frase repetida desde mediados del 2011. Una precisión: poco o nada ha cambiado en Chile desde esa fecha. Los que cambiamos fuimos los ciudadanos, que aburridos de cuentos y promesas incumplidas, apoyando a nuestros hijos, expresándonos local y regionalmente exigimos cambios reales en beneficio de la mayoría de las y los chilenos. Nos levantamos contra el abuso generalizado y también por mayor equidad.

En marzo de este año ASOF y CONUPIA presentamos en este mismo recinto una primera propuesta para un debate, nuestro documento: 2014-2017 EL DESAFIO DE LAS EMT: UN MODELO DE DESARROLLO Y UNA ESTRATEGIA ECONOMICA POR LA EQUIDAD. Hoy queremos compartir lo que ha sido este debate con nuestra gente y con otros, también interesados en nosotros.

Han adherido y participado en estos meses dos organizaciones gremiales  que comparten nuestra visión: ADICO y FENABUS.

En primer lugar, señalar que no todos en nuestro mundo han querido participar de esta discusión y trabajo de elaboración de propuestas, en el mundo de los gremios de la pequeña empresa. Siempre es más cómodo asentir y aceptar con resignación lo que el gobierno o los poderosos de turno, nos ofertan. No es nuestra actitud; por sus obras nos conoceréis. Parte importante de la situación desmedrada y excluyente de nuestro sector, en nuestra consideración, se origina en la actitud reseñada por parte de no pocos, quizás demasiados dirigentes de pymes.

Queremos a partir de hoy y en dos sesiones más construir entre todos los que quieran participar del desafío colectivo, una propuesta cuyo objetivo sea incluir a las EMT como factor del desarrollo y la estrategia económica del país.

Nuestro diagnóstico es que eso no ocurre hoy en Chile, ni ha ocurrido en los últimos 40 años.

Cualquier indicador que queramos utilizar corrobora lo que señalamos: Aporte del 8% de  la micro y pequeña empresa y menos de 14% si incluimos la mediana, al PIB; la productividad, medida en ventas, es 10 veces mayor en una gran empresa que en una mipyme; ni que decir en términos de inversión, acceso a tecnologías que permitan la innovación constante; la participación directa o indirecta en las exportaciones cayó desde el 8% hace 20 años a menos del 1% del total ahora.

Según cifras de la CEPAL del 2010, las  Mipymes generaban en promedio el 28,5% del Producto Interno Bruto  y el 9% de las exportaciones. Ahora si nos comparamos con nuestros pares de la OCDE las Mipymes generan casi el 60% del PIB y alrededor del 50% de las exportaciones. Para decirlo en simple: en Chile cuesta el doble vender siendo mipyme que en el resto de A.L. y más de 8 veces exportar; lo mismo en comparación con Europa: mas 4 veces vender y casi 50 veces exportar.

La calidad de vida y bienestar, objetivo de cualquier modelo y estrategia económica, en este caso nuestro o de nuestros trabajadores se ve estancado y deteriorado, aun cuando hemos mantenido inalterable el aporte del 70% del empleo, por parte de  las EMT. Esto significa que si han caído nuestras ventas, por lógica también lo hacen nuestros  ingresos aumentando la desigualdad con las grandes empresas generando una de las distribuciones de ingreso más negativas del hemisferio sur y una concentración económica de las más grandes del mundo. Eso es y lamentablemente si no hacemos que cambie, aumentará la precaria e injusta situación en la que vivimos.

Para decirlo duro y al hueso: cómo poco generamos, poco importamos.

Como el éxito es medido en porcentaje de aumento del crecimiento y nosotros nos achicamos cada año, pues que se las arreglen solos, total el mundo está lleno de oportunidades y no las aprovechan.

Mientras, subamos las tasas de interés- son muy riesgosos; que acepten las condiciones que imponemos- total hay una cola esperando para hacer negocios; tenemos fomento productivo para ayudarles- ahora que gastemos más de la mitad en sueldos y honorarios da lo mismo; que les paguemos a 30 días?- se volvieron locos; y la última: decretamos la semana mipyme- y el ultimo día les permitimos que pongan puestecitos en la calle para que vendan y los dejamos contentos. Así nos ven y tratan.

Lo anterior ha permitido que  entre los años 1998 y 2010, la Mega empresa ha aumentado su participación de ventas desde un 49% a un 68%, en tanto el resto de los segmentos disminuyó; la microempresa se redujo a un 2%, la Pyme lo hizo a un 7%. Los grandes nos desplazaron de los mejores negocios y nos hicieron para el lado.

ENTONCES

Es posible plantearnos ser un factor a considerar en la determinación del modelo de desarrollo y la estrategia económica? Es  esta aspiración solo un sueño, una utopía para evadirnos de la realidad que nos abruma?

Parodiando a Obama, SI PODEMOS.

Lo primero que debemos hacer entonces, es definir de quienes hablamos. Todos los términos que se usan para denominarnos: micro, pequeños y medianos empresarios habla de una reducción ínfima de otros empresarios. Lo mismo ocurre con la denominación EMT, que está referida tanto a las empresas cómo a los empresarios, achicando a estos últimos, relegándonos al último lugar de la fila, en que poco o nada nos toca.

En nuestro parecer somos empresarios de empresas pequeñas o medianas y trabajadores  independientes o por cuenta propia (denominación internacional que acepta a hasta 5 trabajadores dependientes). Este tema que planteamos no es sólo semántico, es la expresión viva de la exclusión, de la invisibilidad a que nos someten  y que por tanto evita hacerse cargo de la mayoría del país.

De lo anterior surge la otra situación de exclusión y marginalidad: nuestra heterogeneidad.

Como somos pequeños, micros e incluso hace algunos años se habló de nano empresarios, se nos percibe por igual, parejitos, nada nos distingue. Y eso no es así. Ni desde el punto de vista de la actividad de producción de bienes y servicios, como del objetivo que perseguimos, ni lo condicionante en este tema el tamaño de la empresa o emprendimiento
Si bien la inmensa mayoría emprendió y emprende para sustentarse, para generarse ingresos que les permitan subsistir y “vivir bien”, también es cierto que una cantidad importante de empresarios logran  “acumulación de capital” en distintas magnitudes, principalmente porque  aprenden en el camino a gestionar su emprendimiento orientándose al mercado.

Aquí surge una primera gran diferencia entre nosotros.

Desde el punto de vista productivo, incluso dentro de un mismo sector se producen diferencias de considerar: no es lo mismo cultivar tomates en los alrededores de la Región Metropolitana que en el Valle de Azapa; uno cosecha una vez al año y el otro puede llegar hasta 3 cosechas en el mismo periodo. Esta es una segunda diferencia nos condiciona, porque para todos los efectos todos somos mipymes y en este caso agricultores.

Pudiéramos seguir señalando diferencias entre nosotros: empresas pequeñas versus  trabajadores por cuenta propia; productores de bienes versus productores de servicios; productores de servicios personales versus productores de servicios para empresas; profesionales independientes versus oficios independientes, urbana versus rural; formales versus informales, entre muchas otras. Pero como nos hacen o nos hacemos invisibles, somos iguales.

Nuestra propuesta vinculada a nuestra integración al desarrollo y la estrategia económica debe orientarse en primer lugar a la no aceptación de formulación de políticas públicas demasiado amplias, ambiguas, incoherentes y que, en muchos casos, terminen siendo útiles para pocos, por querer abarcar un universo tan amplio. Lo decimos claramente apuntamos a establecer nuestro sector como un sujeto de amplia relevancia para el desarrollo productivo, territorial y económico del país; somos parte de la economía nacional, y nos relacionamos entre nosotros y con otros. A esos otros la sociedad chilena les ha otorgado hasta hoy demasiadas concesiones que son consecuencia de nuestro rezago actual. Hemos reseñado lo que hemos recogido para establecer el diagnóstico común, uds. ahora tienen la palabra.

A partir de hoy la interrogante que por meses colgó en la Plaza de Armas preguntando Y LAS PYMES CUANDO?, tiene respuesta:  AHORA¡¡¡¡¡ 

(*) Debate para una propuesta inclusiva de las EMT en el desarrollo y la estrategia económica para generar un diagnóstico común

Invitación

La Secretaria Técnica de las Mesas Temáticas con la Sociedad Civil del Senado de la República y las organizaciones gremiales CONUPIA, ASOF, ADICO y FENABUS, tienen el agrado de invitarle a la constitución y Primer Taller de la Mesa Temática de  las  Empresas de Menor Tamaño.

La necesidad de generar una propuesta desde el mundo de las EMT para presentarla a la sociedad chilena, que explicite políticas y medidas desde los sujetos y actores en la época en que los chilenos elegimos nuestros gobernante, parlamentarios y consejeros regionales.

Esta primera actividad se realizará el jueves 10 de octubre entre las 09:00 y las12:00 horas en el Salón de Los Presidentes de la sede del Senado  en Santiago, ubicado en  Morandé 441.

Creemos que su presencia nos ayudará en los propósitos que nos hemos fijado.

Rogamos confirmar:  [56] 2 633 14 92 –  correo: monica.gormaz@gmail.com

 

Políticas y medidas para incluir a las EMT en el desarrollo y estrategia económica del país.

Minuta-borrador para el debate

Chile no es capaz de dar sustento a sus habitantes, trabajo y remuneraciones, sin la existencia de las EMT.

El trabajo y el nivel de remuneraciones, es decir el bienestar y la calidad de vida de la inmensa mayoría de los chilenos es deficiente porque sus EMT no son consideradas como elemento esencial del desarrollo y la estrategia económica.

El objetivo es que en los próximos 8 años se deben crear políticas públicas que permitan equiparar el promedio de los países de América Latina en aporte al producto  exportaciones: 28, 5% y 9% respectivamente.

Chile necesita una estrategia de desarrollo en que el crecimiento económico vaya acompañado del mejoramiento en la distribución del ingreso, y favorezca la desconcentración productiva y descentralización territorial, la defensa de los recursos naturales y protección del medioambiente. Una verdadera estrategia de desarrollo demanda una estructura productiva y exportadora diversificada, que incorpore mayor valor agregado nacional a los bienes y servicios y que al mismo tiempo potencie el mercado interno.

Nuestra experiencia nos indica que necesitamos definir áreas de definición de políticas públicas y  medidas. Hasta ahora sólo se han desarrollado medidas sin definir objetivos estratégicos. “no se pueden esperar resultados diferentes si se siguen haciendo las cosas de la misma manera”(A. Einstein). “un objetivo de la política, sí debe ser,  abandonar aquellas apuestas que no funcionan lo más pronto posible” (D. Rodrik). En la formulación de políticas públicas para las EMT, ambas frases se sintetizan en la pérdida de más de la mitad del mercado interno y la disminución por ocho del aporte directo a las importaciones y exportaciones. No aceptamos entonces más de lo mismo.

Políticas y medidas

1.    Institucionalidad orientada a detener la concentración, desconcentrar y redistribuir.

a)    Aplicación inmediata de la  Ley 20.416 o Estatuto de las EMT, cuyo objetivo es facilitar el desenvolvimiento de las EMT, mediante la adecuación y creación de normas regulatorias que rijan su iniciación, funcionamiento y término, en atención a su tamaño y grado de desarrollo. Impulsar  un amplio proceso participativo de  revisión y ajuste de esta ley adecuándola con el objetivo propuesto.

b)    Redefinir la segmentación de empresas

c)    Creación de Ombudsman o Defensoría  de la MiPyme.

d)    La FNE debe ejecutar un programa de aplicación inmediata para impedir la existencia de mercados  que utilicen abusos monopólicos o monopsónicos, actuando de oficio sin exigencia a denuncias de las empresas mipyme.

e)    Proteger la producción de bienes y servicios nacionales, prohibiendo importaciones  que hayan sido elaborados bajo normas no éticas, como la explotación infantil o depredación del Medio Ambiente

2.    Reorganización y redefinición de la Institucionalidad Nacional de Fomento Productivo: orientado en y para las empresas pequeñas, sus empresarios y trabajadores independientes o por cuenta propia.

a)    Institucionalidad e Instrumental cuyo objetivo sea efectivamente incluir a la mipyme como un actor económico. El Ministerio de Economía, a través de la Subsecretaría de las EMT, son la autoridad. CORFO a la cabeza de las demás agencias de fomento: SERCOTEC, FOSIS, INDAP, PROCHILE etc.

b)    Instrumentos focalizados para superar los 3 principales problemas: mercado, financiamiento y conocimiento y tecnología.

c)    CORFO deberá crear e impulsar una Gerencia de dedicación exclusiva para promover y desarrollar la agregación de valor a nuestras matrerías primas por parte de las EMT.

d)    Apoyo al mejor emprendimiento desde la base, a nivel de comunas, orientado a mejorar la gestión y la administración de los negocios. Centro de Desarrollo Empresarial

e)    Simplificar, flexibilizar y descentralizar el fomento al desarrollo productivo.

f)    Planes de Desarrollo Económico Local comunales o intercomunales

g)    Agencias de Desarrollo Regionales: a partir de DEL, planes estratégicos regionales y articulación  con gobiernos regionales

h)    Creación de un PROCHILE exclusivo de las EMT, orientado principalmente a la exportación de bienes y servicios a los mercados regionales (UNASUR – CELAC)

3.    Acceso expedito y a costos mínimos en  financiamiento y créditos.

a)    El esfuerzo es convertir de verdad al Banco del Estado en el banco del sector: la obligación de reembolsar a la Hacienda Pública sólo el capital más una tasa similar a la que se ha resuelto para estudiantes universitarios, 2%.

b)    Convertir el actual BEME en el BEMIPE, o sea la atención de todos les micro y pequeños empresarios.

c)    CORFO, debe orientar su política de garantías a mejorar el acceso de las empresas al crédito y abaratarlo, y no a generar sobregarantías y disminuyendo a casi cero el riesgo de la banca privada.

d)    El esfuerzo principal es fortalecer el rol desde el Estado. La creación de bancos nicho o de carácter regional, debe ser con exigencias de facilitación de acceso y tendencia a la baja del cobro de intereses.

e)    Fortalecer y generar fondos para las Cooperativas de Ahorro y Crédito, orientado a bajar costos de transacción de las micro finanzas subsidiando dichos costos, mejorando su competitividad

4.    Sistema tributario para la equidad y la igualdad de oportunidades

a)    Impuesto a las empresas (Primera Categoría), escalonado y progresivo, igual a de las personas (Global Complementario).

b)    Universalidad del  impuesto específico a los combustibles. Todos pagan o nadie paga

c)    Termino del impuesto de timbres y estampillas para operaciones hasta 3.000 uf y condición mipyme

5.    Apoyo real y efectivo para el mejoramiento de los recursos humanos de empresarios y trabajadores

a)    Creación del Sistema Nacional de Capacitación y Competencias Laborales exclusivo para las EMT

b)     Financiamiento a través de Subsidios y Fondos. Los incentivos tributarios no tienen efecto en las EMT.

c)    Capacitación basada en Competencias y vinculada a procesos de formación conducentes a títulos.

6.    Fortalecimiento de la participación y la interlocución

a)    Derogación del Decreto Ley N° 2.757 de 1979, que regula la existencia de las AG, por una ley establecida en democracia, orientada al fortalecimiento de las organizaciones y no a su atomización

b)    Generación de Fondo para el Fortalecimiento de AG, administrado por SERCOTEC de 10 millones de dólares anuales, para organizaciones comunales, regionales y nacionales.

 

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Most Popular