Campaña contra Daniel Jadue: La Querella de los Tres Chiflados

Si normalmente es peligroso decirle al tonto que es forzudo, el cuadro resulta resulta ridículo cuando el tonto es además un alfeñique. Es el caso de la campaña contra Daniel Jadue.

Para seguir la campaña de la derecha, los diputados Sebastián Torrealba (RN), Jorge Alessandri (UDI) y Luciano Cruz-Coke (Evópoli), presentaron ante el 3° Juzgado de Garantía de Santiago una querella contra Daniel Jadue por cohecho y soborno, fundada en los mismos hechos que en su momento publicó La Tercera, y que terminaron en un tiro por la culata.

Además de tontos, son insistentes, pero de eso se tratan las campañas, aunque para ello no trepiden en utilizar el aparato judicial con fines políticos, lo cual es en cierto sentido un fraude, porque compromete tiempo de funcionarios y recursos públicos, para un objetivo bastardo: instrumentalización de una acción judicial con el fin de sacar un adversario de la política.

El problema es que los astutines no agregaron un solo antecedente nuevo a lo ya recocido una y otra vez por La Tercera, porque simplemente no lo hay.

La querella de los tres mentecatos se reduce a generalidades como que la donación de $ 50 millones de Itelecom realizó a la Municipalidad de Recoleta para el Festival Womad y la licitación de luminarias tendrían un vínculo que “sería constitutivo del delito de cohecho, algo que debiera ser investigado por el Ministerio Público”.

Agrega, también sin aportar el menor antecedente:

“Por el monto excesivo pagado por las luminarias, es posible advertir la posibilidad de que exista un fraude al fisco, algo que también deberá ser investigado”. .

El siguiente «argumento» de la querella retrata de cuerpo entero la estolidez de sus autores, pues vincula la defensa que ha hecho el abogado Ramón Sepúlveda, de inculpados por delitos derivados del estallido social al caso luminarias:

“Resulta a lo menos sospechoso que un abogado que dice prestar servicios para un alcalde de una comuna afectada por la destrucción de luminarias y para una empresa que se dedica a reponerlas, participe además en la defensa de personas que se encuentran presuntamente vinculadas a la destrucción de luminarias e infraestructura pública”.

Si eso no es el epítome de la estupidez, pasa raspando.

Los tres chiflados parecen ignorar que Jadue ya está siendo investigado; que a propósito de un acusación tal débil e inconsistente, igual la fiscalía ordenó la incautación del parque computacional del municipio de Recoleta, y que la misma fiscal debió aclarar que Jadue no tiene la condición de imputado.

Guerra sucia

Campaña contra Daniel Jadue: La Querella de los Tres Chiflados

El diputado y presidente del partido Comunista, Guillermo Teillier, advirtió que la derecha, además de ser incapaz de enfrentar los problemas que aquejan al país, avanza ahora hacia una campaña mañosa que intenta, infructuosamente, abatir un liderazgo político surgido desde abajo.

En tal sentido, el diputado Teillier denunció un juego sucio de la derecha a través de sus medios de comunicación, que sindican irresponsablemente al alcalde Daniel Jadue como parte activa en el caso de las luminarias, al tiempo que omiten que alcaldes de derecha han debido renunciar por este hecho fraudulento.

Teillier manifestó que este golpe bajo en contra de Daniel Jadue carece de cualquier fundamento y sólo obedece al interés de operadores políticos por bajar la candidatura de quien es, según la aprobación popular, la principal carta presidencial de la oposición.

Agregó que esta persecución política en contra del alcalde de Recoleta corresponde a una estrategia de la Derecha y los sectores ultra conservadores en todo el continente, quienes tal como ha ocurrido en Bolivia, Venezuela y Brasil buscan ejecutar verdaderos golpes de Estado blancos en contra de los gobiernos progresistas:

El presidente del partido Comunista llamó la atención acerca de que en Chile, como es habitual, los sectores ultra derechistas pretenden jugar al empate, intentando salpicar de corrupción a todo los actores políticos:

«Sin embargo en el caso de Recoleta, las pruebas a favor de Daniel Jadue han sudo irrefutables, por lo que este empeño no rendirá frutos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí