viernes, junio 14, 2024
InicioPaísNacionalPrimero de Mayo en Tiempos de Pandemia: El Régimen Mostró la Hilacha

Primero de Mayo en Tiempos de Pandemia: El Régimen Mostró la Hilacha

por Francisco Herreros.

Más de un centenar de detenidos, solo en Santiago; entre ellos 15 dirigentes sindicales y una veintena de periodistas y comunicadores, dejó como saldo la conmemoración del día de los trabajadores más triste y sombría, desde el inicio de la transición.

Por de pronto, el gobierno mostró su juego abiertamente y sin ningún tipo de pudor: la finalidad última del estado de emergencia no es sanitaria, sino política: aprovechar la emergencia sanitaria para aplastar la menor resistencia a una clase minoritaria, extremadamente enriquecida, que gobierna para sí.

Era del todo evidente que este 1º de mayo las fuerzas represivas del régimen, en desproporcionado despliegue, esperaban con avidez reprimir a los trabajadores.

En las inmediaciones de la plaza Bulnes, dirigentes de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, y la Asociación de Empleados Fiscales, ANEF, con las precauciones sanitarias debidas, realizaron un breve acto conmemorativo, después del cual desplegaron un lienzo.

Eso bastó para que se abalanzara un nutrido contingente de fuerzas especiales, con el balance de quince dirigentes detenidos y varios golpeados; entre ellos,Manuel Díaz, presidente de la Confederación Coordinadora de los Sindicatos del Comercio; Manuel Ahumada, presidente de la Confederacion de Trabajadores del Cobre; Eric Campos, presidente del Sindicato Metro; José Pérez Debelli, presidente de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales, Nolberto Díaz, secretario General de la CUT, Karen Palma, presidenta de la Fenats Metropolitana; Paula Rivas, María Pacheco, Daniela Barría y Fabiola Jaramillo.

Instante de la detención de José Pérez, presidente de la ANEF

Instante de la detención de Karen Palma, presidenta de la FENATS Metropolitana.

La presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, calificó los arrestos como “innecesarios e impresentables”, puesto que habían tomado todas las medidas de seguridad sanitaria:

“Queríamos cerrar nuestro evento en un acto que no nos iba a tomar más de 15 a 20 minutos. Para esto llegamos hasta el bandejón del Paseo Bulnes porque es un lugar que nos permitía tener las condiciones de resguardar más de un metro de distancia. No vulneramos las restricciones”.

La Coordinadora Sindical de la oposición emitió una declaración conjunta, lo que no es poco:

La Bancada de Diputados/as del Partido Comunista, emitió la siguiente declaración:

«La Bancada del Partido Comunista condena de la forma más enérgica la violenta e ilegal detención de dirigentes de la CUT y la ANEF en la conmemoración del Día Internacional del Trabajador.

Denunciamos que el gobierno de Sebastián Piñera se esfuerza por precarizar la condición de los trabajadores y trabajadores, poniendo sobre sus hombros el peso de la crisis y privilegiando los intereses de las grandes empresas.

Hoy, además, llega al extremo de negar el derecho de los trabajadores a expresarse libremente y conmemorar en paz la histórica lucha del movimiento sindical.

Emplazamos al Ministro Gonzalo Blumel a dar explicaciones sobre las repetidas acciones de represión hacia los dirigentes sindicales.

Santiago,
1 de mayo 2020».

Dispararle al pianista

En la misma oportunidad, así como en toda la jornada, y en diversos lugares, Carabineros se empeñó en impedir el trabajo de la prensa, tanto del sector mediático formal, como de reporteros y corresponsales de medios internacionales, independientes y electrónicos.

Ocurrió en el acto de la CUT, en la Plaza de la Dignidad y en regiones.

En Santiago como Valparaíso, reporteros fueron apresados por Carabineros, pese a mostrar sus credenciales y tener los salvoconductos necesarios para estar trabajando durante la pandemia.

Inexplicables características tuvo la violencia con que fueron agredidos los periodistas y camarógrafos de CNN y Chilevisión en Valparaíso, donde tambien fue detenido el presidente del Consejo Regional del Colegio de Periodistas, Danilo Ahumada.

El periodista Rodrigo Pérez, de TVN, transmitió en vivo desde adentro de un carro policial mientras era detenido.

A eso de las 18 horas fueron detenidos cerca de una veintena de gráficos y corresponsales de prensa independiente, tras una manifestacion en Plaza de la Dignidad

Una vez más, se plantea la legítima interrogante: ¿se trata otro descriterio del gobierno, o de la enésima arrancada de tarros de una policía autonomizada?.

Porque, lo que es impedir la información, no lo conseguirán.

Al contrario.

La Asociación de Corresponsales de la prensa internacional en Chile, emitió una dura declaración que ha tenido profusa difusión en sus respectivos medios.

El Colegio de Periodistas de Chile repudió la detención de profesionales de la prensa durante los incidentes por la conmemoración del Día del Trabajador, tanto en Santiago como en Valparaíso y otros lugares del país, mediante una declaración que en parte señala:

» Rechazamos la detención ilegítima del presidente del Consejo Regional de Valparaíso de nuestra Orden, Danilo Ahumada, aprehendido mientras documentaba el actuar violento de Fuerzas Especiales. Ahumada fue uno de las pocas personas que no fueron liberadas durante la tarde del primero de mayo, obligándolo a pasar la noche en la Octava Comisaría de Cerro Florida de Valparaíso, ya que el control de detención se realizará el sábado 2 de mayo.

Asimismo, rechazamos las detenciones a cualquier comunicador o comunicadora en el ejercicio de sus labores y nos preocupa especialmente el gran número de periodistas, fotógrafos y comunicadores/as de la prensa independiente que fueron detenidos durante esta jornada, por el estado de desprotección en el que se encuentran en sus labores, así como los corresponsales de prensa internacional -de Associated Press y Reuters-, quienes en su deber de informar al extranjero, también han sido víctimas de estos atropellos.

Denunciamos que el actuar de Carabineros de Chile evidencia una estrategia de persecución y represión a la prensa, que viola el derecho a la libertad de prensa, la libertad de expresión y el derecho a la información, todos derechos garantizados en los tratados internacionales que el Estado de Chile ha firmado y ratificado. No respetar el derecho a informar o a la libertad de prensa significa violar un principio básico de la democracia la que, por cierto, se ha visto debilitada a propósito de las diversas violaciones a los derechos humanos en nuestro país en los últimos meses».

La presidenta nacional del gremio, Nathaly Castillo, declaró:

«Las detenciones constituyen no sólo un atentado a la libertad de expresión, derecho a la información y libertad de prensa; también transgreden los principios de una democracia, democracia que por cierto se ve debilitada a propósito de las diversas violaciones a los derechos humanos en nuestro país en los últimos meses”.

Con ese cinismo que parece brotarle desde el genoma, el general Enrique Bassaletti, jefe de Zona Metropolitana Oriente se dedicó a desgranar sus habituales frivolidades, medias verdades y declaraciones para la galería.

En primer lugar, dijo que las detenciones se dieron en el contexto del estado de excepción constitucional, que restringe el derecho a reunión. Respecto a la detención de periodistas, camarógrafos y corresponsales, las justificó con este peregrino argumento:

“No estaban todos con sus credenciales y estaban con teléfonos celulares y por lo tanto lo que corresponde en ese caso es cerciorarse efectivamente su calidad de periodistas”.

“Lamentamos que se vea obstruida la función de los medios de comunicación, pero también comprender que son circuntancias especiales”, concluyó.

En tres palabras, uno de los derechos fundamentales de la democracia, sometido al arbitro administrativo de un decreto presidencial que no requiere autorización del parlamento.

En dos palabras, estado policial.

Y en una: dictadura.

Violencia brutal y desproporcionada

La represión estuvo extremadamente dura en la Plaza de la Dignidad donde habían convocado a manifestarse diversas organizaciones, entre ellas, la Central Clasista de Trabajadores.

Además, desproporcionada, como atestigüan estas imágenes:

Si registraron escenas de violencia policial brutal e injustificada, comunes en el escenario post 18 de octubre. Adviértase el nivel de los opinólogos de la televisión:

Para reprimir a los manifestantes de la Plaza de la Dignidad, Carabineros estrenó nuevas tácticas, dispositivos y tecnologías.

Para eso hay los recursos que se necesitan, pero no para un bono decente a millones de personas que quedaron sin ingresos por el embate de la doble ola de la crisis sanitaria y la crisis económica.

La huella de la irremediable naturaleza de clase de un gobierno empresarial que gobierna para los´suyos.

Piñera puede estar seguro que esta afrenta no será olvidada.

Carácter nacional

Otra característica saliente de esta sombría pero extraordinariamente corajuda jornada de lucha fue su carácter nacional.

No debe pasar por alto que por segunda vez en menos de siete días, el movimiento social perfora el triple cerco de la inhibición sanitaria, la arbitrariedad administrativa y la represión policial.

Concepción:

En Valdivia hubo diversas manifestaciones. En el vídeo, el presidente de la Federación de Pescadores Artesanales, Gino Bevestrello, traza un crudo panorama de las condiciones de abandono de más de noventa mil pescadores del sector, a nivel nacional.

En Valparaíso, la fuerza policial golpeó y detuvo a 22 dirigentes/as de organizaciones locales de la ANEF, SUTE, CONFUSAM y Coordinadora NO + AFP. Las acciones represivas se extendieron hasta la Plaza Aníbal Pinto, y afectaron a los hogares del barrio, tal como ocurre desde las jornadas de octubre.

A tales estacas, tales tocinos

El gobierno empresarial de Piñera obra como si creyera que los poderes del estado de emergencia le fueron concedidos por gracia divina, por el tiempo que los necesite.

Pero tanto Piñera como su casta de miserables agiotistas se equivocan profundamente.

Lo que hacen, con el desvergonzado abuso del poder en tiempos de pandemia, es acelerar condiciones que pueden desembocar en su caída.

Siempre y cuando, naturalmente, tenga al frente un oponente dotado de voluntad y posibilidades de disputa del poder.

Tema para un análisis más detenido.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Most Popular