viernes, abril 12, 2024
InicioArchivoOpiniónIndependientes en Política: la Etiqueta, el Envoltorio y el Producto

Independientes en Política: la Etiqueta, el Envoltorio y el Producto

En el juego dinámico de la política y de las percepciones ciudadanas, la palabra «independiente» tuvo hace tiempo atrás un efecto cautivante.   Aprovechando el descrédito de la política y ocupando el espacio dejado por a repetición de prácticas políticas cupulares y elitistas, más la prolongada propaganda dictatorial contra la política y los políticos, aparecieron en el escenario político, independientes de todos los orígenes y todos los colores.

Ser independiente daba garantía de independencia.  

Incluso se formó un partido político (…otro más…!!!) que usó la palabra «independiente» para dejar en claro que no haría arreglos ni negociados ni contubernios con los partidos políticos.   Ser independiente significaría que no bailan el baile de los partidos políticos, aunque en los hechos…  Ser independiente es algo así como mantenerse lejos y equidistante de los partidos políticos…aunque en la realidad…

No deja de ser paradójico que los dos partidos políticos en Chile que ponen la palabra «independiente» en su denominación oficial (la UDI, Unión Demócrata Independiente y el PRI Partido Regionalista Independiente), son socios de una misma sociedad, aliados de una misma alianza, con la única y leve diferencia que el PRI actúa (con cero independencia en este caso) como fiel mascota de la UDI y de la alianza de derecha.

La independencia en política da para un lavado y un fregado.

Sirven como sirvientes de la política que hacen los partidos políticos en serio.   Juegan el juego de las apariencias, para que los ciudadanos crean que su independencia los hace inmunes a los acuerdos de pasillo, a los arreglos entre cuatro paredes.

Así entonces, la independencia en política resulta ser una etiqueta, un envoltorio para fines marketeros y de publicidad, una marca que se usa profusamente y que se adhiere en el envoltorio exterior del «producto» (político), para que el cliente (o ciudadano) crea que cuando va a votar (o sea a «comprar el producto»), está eligiendo un producto químicamente independiente y puro.

¿Quiere usted saber hoy cuán verdaderamente «independientes» son esos candidatos que se visten de independientes? Preguntele por qué candidato presidencial van a votar el 17 de noviembre.    En sus respuestas evasivas está el «secreto de la montaña».   En política, el político es lo que hace, no lo que dice.

En el Chile de hoy ya está demostrado hasta la saciedad, que la etiqueta de independiente, oculta una insoportable preferencia por y hacia la derecha, por los intereses del empresariado y del gran capital.  Si eres elegido con los votos de la derecha, es la derecha la que te elije.

En este mundo político donde se confunden colores, apariencias e ideologías y donde funciona el frío juego de las mutuas compensaciones, nadie hace pactos con la derecha por la gratuidad de un apoyo sin condiciones.   Y como lo ha demostrado la historia también, cuando se gana con la derecha, es la derecha la que gana.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Most Popular