jueves, abril 25, 2024
InicioArchivoDD.HH.Denuncia de Diputado Gutiérrez Logró la Renuncia del Torturador de Isla Dawson

Denuncia de Diputado Gutiérrez Logró la Renuncia del Torturador de Isla Dawson

La noticia circuló durante la tarde por las redes sociales: luego de conocerse los antecedentes de su duro trato con los prisioneros de Isla Dawson, el entonces subteniente de la Infantería de Marina, Jaime Weidenslaufer Ovalle, presentó su renuncia al cargo de director regional de Arica del Servicio Nacional de Pesca. La información fue confirmada mediante otro tuiteo del diputado Hugo Gutiérrez, quién había denunciado la vinculación de Weidenslaufer con el maltrato a los presos políticos de Isla Dawson, en 1974, hace pocos días.

La noticia fue difundida por Mónica (@artecanal) quién twitteó a las 8:56 PM de este jueves:
Torturador ,que trabajaba como director de SERNAPESCA Jaime Weidenslaufer renunció horas atrás. Excelente  gestión  de @Hugo_Gutierrez.

Por su parte, el diputado Hugo Gutierrez hizo lo propio, en los siguientes términos:

Hugo Gutiérrez ?@Hugo_Gutierrez:

Un torturador menos en la administración pública. Hoy Weidenslaufer renunció a SERNAPESCA ¿Y quién lo nombro?

Jaime Weidenslaufer Ovalle fue nombrado como director regional del Servicio Nacional de Pesca, el 9 de febrero de 2012. Se retiró de la Marina con el grado de capitán de Navío, con la especialidad de ingeniero en armas.

En la revista de Marina, de la Armada, publicó el artículo  Ejercicios Combinados y su Repercusión en una posible integración y cooperación regional, en el ámbito militar, en cuya introducción señalaba lo siguiente:

«Seguridad del Estado-Nación, particularmente en sus connotaciones de seguridad comunitaria y seguridad externa, es un tema de constante vigencia en las relaciones entre los países que buscan la integración. En el ambiente sudamericano, existen potenciales riesgos y desafíos que pueden afectar a la seguridad de la región y, si bien puede ser que no resulten tan evidentes al observador promedio, por su potencial efecto en el desarrollo de los países, requieren de una previsión y esfuerzo de conjunto para enfrentarlos con mayores probabilidades de éxito.

En este contexto, los ejercicios combinados representan una de las mejores vías para ir aumentando la confianza entre los actores y, de paso, estableciendo los precedentes que conduzcan a una integración y cooperación regional, en el ámbito militar. Sus propósitos pueden ser definidos como:

En el plano político-militar, crear y fomentar un ambiente de confianza mutua, que permita progresivamente ir avanzando hacia la conformación de una alianza militar, como respaldo a la política exterior de la región.

En el plano operativo, lograr una eficiente interoperatividad de las fuerzas que se comprometan en la empresa».

Y en las conclusiones, anota:

«La realidad mundial de conformación de bloques político-económicos, encuentra su fundamentación en la necesidad de agruparse para mejorar las ventajas comparativas individuales, en pos de un horizonte de bienestar y desarrollo para los respectivos países. Esta situación, genera en forma creciente una disputa por los recursos, obligando a los bloques a proveerse de un instrumento político-militar que coadyuve en los logros de los objetivos y en la neutralización de las amenazas.

En el caso regional, Sudamérica ofrece una bien provista despensa de recursos naturales, transformándose en un codiciado objetivo. Existe, entonces, para los países que la conforman, la necesidad de estrechar filas, tanto para evitar el despojo como para usar dichos recursos en beneficio propio.

El MERCOSUR, con todas sus limitaciones, se muestra como la organización referencial propicia para avanzar en el proceso de integración regional, incluido el ámbito militar.

Los ejercicios combinados, han demostrado ser una vía apropiada para canalizar las inquietudes de integración y cooperación militar; sin embargo, es preciso darles una identidad definida y orientar el esfuerzo hacia objetivos específicos, tendientes a la conformación de una fuerza militar combinada eficaz, disuasiva y de bajo costo, capaz de actuar como respaldo de la política exterior del bloque, deseablemente toda Sudamérica».

Pero la actividad que está en el origen de la renuncia de Weidenslaufer remonta a 1974, en Isla Dawson, donde como subteniente de Infantería de Marina, le propinó un duro tratamiento a los presos políticos.

El arquitecto Miguel Lawner lo recuerda como ese joven que los miraba directo a los ojos, el que ejercía un  constante hostigamiento y el responsable instaurar “la mano dura” en Isla Dawson.

“Vi las fotos que aparecen en Sernapesca y su currículum, es él. En ese tiempo era un chico de poco menos de 30 años cuando llegó, de una insolencia sin nombre, una persona de ese equipo nos confesó un día que a ellos los habían seleccionado uno por uno, con el fin de castigarnos hasta quebrarnos. Por eso, no había instante en el día que no fuéramos objeto de alguna vejación”, recuerda Lawner.

El 21 de enero, el diputado Hugo Gutiérrez presentó un oficio en la Cámara de Diputados para denunciar este hecho y a la cantidad de personas en Sernapesca relacionadas con la Armada.

Acusa una lista de más de doce altos funcionarios en la que aparece el mismo director nacional de Pesca Juan Luis Asoleaga. En Sernapesca declinaron referirse a este tema y al pasado de Jaime Weidensfauler, pero confirmaron la recepción del oficio que contestarán este viernes.

Las primeras sospechas del diputado Gutiérrez, se originaron con la designación como director regional de Sernapesaca –por Arica y Parinacota- de un oficial de la Armada que supuestamente habría contratado a otros ex integrantes de esta rama de las Fuerzas Armadas

. “La sorpresa fue cuando me encontré con que a lo largo de todo Chile esta institución se había hecho un apéndice de la Armada. Pero mi sorpresa fue aún mayor cuando me di cuenta que este director (Weindenlaufer) aparecía vinculado a violaciones a los derechos humanos y mencionado como un ex integrante de Patria y Libertad de Valparaíso”, explica Gutiérrez. En el currículum de Weidenslaufer aparece cómo hizo carrera en la Armada y detalla  que el 9 de febrero del 2012 fue nombrado director regional de Pesca de Arica y Parinacota.

Otros antecedentes de Weindeslaufer aparecen en la demanda “Juicio de hacienda de ex prisioneros políticos de Isla Dawson y Magallanes contra el Estado de Chile” que fue presentada en enero de 2008  por Elie Valencia, Miguel Loguercio, Baldovino Gómez y Héctor Avilés en representación de 31 ex presos políticos y  patrocinada por el abogado Víctor Rosas. En algunos de sus párrafos,  se cita la función del ex subteniente Weindeslaufer y el terror que imponía en el campo de concentración. Allí, todos le temían porque se sabía que venía del centro Cochrane, donde se aplicaban torturas.

Según lo relatado en la demanda, Weidenslaufer llegó el 20 de marzo de 1974 al campo de concentración junto con Mario Tapia, otro subteniente. Los infantes de marina estaban a cargo del teniente Eduardo Carrasco y tenían una muy mala reputación por su supuesta experiencia en otros campos de detención. Esta guardia de jóvenes  infantes de marina fue designada “guardia de castigo” para los prisioneros de Río Chico. Allí se vuelve hacer hincapié en la dureza de Weindeslaufer, quien implantó un alto grado de represión y la vuelta a trabajos forzados que debieron realizarse con más intensidad.

El 15 de enero del año pasado la demanda tuvo una resolución positiva y  se dictaminó un pago a las víctimas como indemnización por lo sufrido en la isla.

El corolario de esta historia lo estaría colocando la renuncia de Jaime Weidenslaufer Ovalle al cargo de director regional de Sernapesca.

Chan, chan.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Most Popular