domingo, abril 21, 2024
InicioPaísNacionalAl Director del INE se le Desfondó el Tarro: Asegura que la...

Al Director del INE se le Desfondó el Tarro: Asegura que la Responsabilidad del Desastre del Censo Está en La Moneda

En el marco de una estrategia orientada a sacarse los balazos, el ex director de Instituto Nacional de Estadísticas, Francisco Labbé, dijo en el programa Tolerancia Cero, una verdad del porte de una catedral: que tanto el Presidente Sebastián Piñera como el entonces ministro de Economía, Pablo Longueira, sabían de los riesgos de realizar un Censo de derecho y que su salida del organismo respondió a que él representaba un «mínimo costo» para el Gobierno. En otras aristas del caso, se mostró francamente paranoico, como cuando aseguró haber sido víctima de un «boicot» de la oposición. Despues de todo, en este gobierno de «excelencia» invariablemente, el cojo le ha echado la culpa al empedrado.

Ante las críticas que ha recibido por los resultados del cuestionado Censo 2012, afirmó que los cambios que se realizaron a la medición «yo los consulté con quien correspondía, los consulté con el ministro (Longueira) y los consulté con el Presidente. Yo les di todas las razones que significaba el cambio de un Censo de hecho a uno de derecho».

«Yo no soy el único responsable de esto, ésta es una decisión. El responsable del Censo en Chile es una comisión nacional censal, que preside el ministro de Economía y en la cual participan varios subsecretarios. Eso es teóricamente responsable», dijo Labbé al programa «Tolerancia Cero» de Chilevisión.

«No voy a eludir mi responsabilidad, yo soy responsable de haber planteado y haber pedido el hacer el cambio. Y naturalmente que lo consulté, lo consulté con el ministro y lo consulté con el Presidente», insistió el profesional.

La peregrina tesis del boicot

El ex director acusó haber sido víctima de un «boicot político» por parte de funcionarios como «la señorita Marcela Cabezas, que era la ex subdirectora técnica, y el señor Andrés Bustamante, que era su mano derecha».

«La señora Marcela Cabezas había sido parte del ‘segundo piso’ del Gobierno de don Ricardo Lagos, y el señor Andrés Bustamante había sido vicepresidente de la FEUC por parte de un movimiento bastante extremo», afirmó.

«En el momento en que empezamos a trabajar en el Censo rápidamente empezaron a ‘poner la proa’ a todo, y cuando empieza a aparecer la ex Presidenta Bachelet en las encuestas con un alto porcentaje eso se fue acelerando», aseguró.

De que hubo boicot «a mí no me queda ninguna duda, porque empezaron a obstaculizar todo», subrayó Labbé.

Elemento desechable

«Lamento que el Presidente de la República no me haya llamado» para detallarle los errores de la medición, añadió el ex director.

«Yo creo que, dado el problema político que se creó, fue una decisión de mínimo costo», comentó sobre su salida del cargo.

«Labbé no es político, no pertenece a ningún partido, es un académico, es sacrificable. Desechable, tan simple como eso», concluyó.

El ministro del Interior, Andrés Chadwick, se desmarcó de las afirmaciones del ex director del INE Francisco Labbé, quien anoche en televisión aludió a un presunto «boicot político» desde el interior de la misma institución como una de las razones que explican los errores que se produjeron en la planificación y ejecución del Censo 2012.

«Nosotros no hemos detectado que exista una operación política. No nos parece que uno lo pueda afirmar sin que eso esté debidamente comprobado», dijo Chadwick a radio Cooperativa:

«El nuevo director del INE, que reemplazó al señor Labbé (Juan Eduardo Coeymans), no nos ha señalado en ningún momento que exista una situación de esa envergadura», añadió el jefe de gabinete, que también matizó los dichos de Labbé respecto de que los cambios de la metodología del Censo fueron «consultados» con el Presidente Piñera y el ex ministro de Economía Pablo Longueira.

«Yo no comparto las expresiones del ex director del INE. Obviamente no sólo el Presidente ni el ministro de Economía; todo el país supo que se iba a hacer un cambio de metodología, de censo de hecho a censo de derecho», indicó.

No obstante, «estábamos bajo la seguridad de que ese cambio estaba bien pensado y se habían tomado todas las medidas para que se aplicara correctamente el censo de derecho. ¿Con qué nos hemos encontrado ahora? Con algo que -como ha dicho el Presidente- ha causado a todo el país una gran indignación, porque hemos visto un error en esa preparación y aplicación del censo de derecho», dijo el ex senador UDI.

¿Nuevo censo?

«Vamos a tomar una decisión junto al nuevo director del INE a la brevedad posible», dijo Chadwick al ser consultado por la eventual realización de un segundo censo.

«El Presidente le ha pedido al director del INE que pida las opiniones de algunos expertos internacionales para tener certeza de si necesitamos hacer un nuevo censo, si necesitamos complementar el censo actual o, si es posible, a través de la aplicación o evaluación de las metodologías, hacer las correcciones correspondientes», indicó.

Lo concreto es que, «como dijo el Presidente: a la brevedad posible vamos a tener un camino de solución para efectos de tener un censo plenamente confiable para todo el país», sentenció el titular de Interior.

Perplejidad

Su “perplejidad” por las recientes declaraciones del ex director del INE, Francisco Labbé, quien dijo que no tenía que pedir perdón por nada, expresó la oposición parlamentaria y, al mismo tiempo, planteó la necesidad de realizar un nuevo Censo el año 2015.

“Expresamos nuestra perplejidad por las reiteradas declaraciones del ex director del INE, señor Francisco Labbé, en que además informa al país que había tres ministros de Estado que no querían recibir a los censistas y que, en consecuencia, está indicando una completa ausencia de responsabilidad de la autoridad de gobierno en la implementación de una política pública tan esencial como es poder conocer cuántos somos en total los chilenos y chilenas y el impacto que dicha estadística tiene en las políticas públicas que se van a implementar”, señaló el senador Camilo Escalona, como vocero del comité coordinador parlamentario de la oposición.

“No nos parecen suficientes las declaraciones del gobierno, hasta la fecha  y solicitamos que se arbitren las medidas para que se pueda realizar un nuevo Censo el año 2015. Si se instruyen las medidas necesarias en la Ley de Presupuesto, es una tarea que se podría comenzar a preparar desde ya”, sostuvo.

“El país no puede quedar en la incertidumbre de una medición llevada a delante con entera improvisación y sin que el gobierno estuviera comprometido con su realización”, enfatizó.

“El gobierno no nos debe empujar y obligar a la aprobación apresurada del proyecto de INE que tiene en el Congreso Nacional. Es un proyecto ‘camaléonico’ que deja las cosas prácticamente igual. Aumenta sólo en un 5 por ciento el número de profesionales. Eso está muy lejos del refuerzo que el INE requiere. Parece ser esto una cortina de humo”, declaró.

Según el senador Escalona, “más allá de la opinión del señor Labbé, aquí hay un problema de credibilidad. Este ya no es un problema técnico. Lo que hoy necesitamos, el conjunto del país, es saber, efectivamente, cuántos somos, cuál es la estratificación de nuestra población, social, etario, de género, étnico, con el propósito de poder orientar correctamente las políticas públicas”.

“En consecuencia, esto pasa a ser una obligación del Estado de Chile, llevar adelante una medición con la voluntad política necesaria para que esta se lleve a cabo en condiciones normales”, dijo.

“Aquí quedó de manifiesto, una vez más, que cuando las políticas públicas son un instrumento mediático para el autoelogio de los gobernantes, fracasan. Las políticas públicas tienen que llevarse adelante con seriedad y responsabilidad y como una obligación de Estado y no, simplemente, para la vanagloria de quienes están transitoriamente en el poder”, expresó.

“Inmediatamente después de que la comisión técnica ha entregado su informe, que es muy valioso e importante y que el país debe reconocer y agradecer, se ha instalado en el país la convicción que ese censo (del 2012) no sirve y, en consecuencia, es indispensable llevar adelante uno que tenga la legitimidad necesaria”, manifestó.

Delirio de persecusión

Mala recepción tuvo entre los miembros de la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados la entrevista que dio anoche en el programa «Tolerancia Cero», Francisco Labbé, quien afirmó ser víctima de un boicot.

El ex director del INE acusó de este boicot a «la señora Marcela Cabezas, que había sido parte del ‘segundo piso’ del Gobierno de don Ricardo Lagos, y el señor Andrés Bustamante, su mano derecha, había sido vicepresidente de la FEUC por parte de un movimiento bastante extremo».

Al respecto, el diputado DC Fuad Chahín enfatizó que «el Gobierno de los mejores quedó en un eslogan; él mismo (Labbé) reconoció que no tenía ninguna experiencia en censos al momento de asumir el INE; y tuvo como principal responsabilidad, durante su dirección, hacer el Censo».

«Tenemos a un ex director del INE con un verdadero delirio de persecución, donde en todas partes veía fantasmas, confabulaciones, teorías de la conspiración, desde el interior de INE, desde los estudiantes, desde los profesores, que podían boicotear el Censo, también la comisión de expertos que nombró el actual director, a quien también critica; al propio Presidente de la República»

El diputado RN José Manuel Edwards coincidió en la «muy poca auitocrítica» y dijo que espera evaluar sus argumentos.

«El ex director Labbé debiese tener una autocrítica mayor. Es absolutamente necesario que el señor Labbé declare en la comisión investigadora del caso del INE para tener toda la información de primera fuente», recalcó.

El parlamentario sostuvo que «el Gobierno debe consultar la opinión a expertos internacionales. Ésa es la única manera que vamos a tener finalmente de poder tomar una buena» decisión.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Most Popular