Diputados Rechazaron Proyecto que Encarga a las FF.AA. la Custodia de Infraestructura Crítica

0
245

La sala de la Cámara de Diputado rechazó el proyecto de ley que permite desplegar a las Fuerzas Armadas para custodiar la infraestructura crítica, por la sola disposición del Presidente de la República, sin consulta al parlamento.

Se trata de uno de los trece proyectos de ley que integran la denominada Agenda de Seguridad de Piñera, la misma cuya aprobación exigían los camioneros, y que apunta a instalar de modo permanente a las Fuerzas Armadas en materias de política interna.

La iniciativa fue ingresada el 26 de diciembre pasado, como moción presentado por los senadores Carmen Gloria Aravena y Kenneth Pugh, ambos de Renovación Nacional, en respuesta al estallido social.

Apunta a «cuidar la infraestructura crítica, es decir los servicios básicos y las personas que allí laboran, cuando estén amenazadas ante un grave peligro, a juicio del Presidente de la República. Esto deberá hacerse por medio de una declaración fundada por un plazo máximo de 30 días. Si se decidiera prorrogar este lapso, el Congreso Nacional deberá analizar la medida».

El 20 de enero, fue aprobada en el Senado, por 28 votos a favor, 12 en contra y una abstención. Entre los votos a favor estuvieron Carolina Goic, Francisco Huenchumilla, Jorge Pizarro y Ximena Rincón, de la DC; y Guido Girardi, Felipe Harboe, Ricardo Lagos W., Jorge Soria y Pedro Araya, del PPD.

Estos nombres no deben ser olvidados, en caso de que el proyecto se transforme en ley, y genere las desastrosas e inevitables consecuencias de involucrar a las Fuerzas Armadas en materias de orden interno.

Rechazo

Es cierto que el proyecto fue rechazado en la Cámara de Diputados, pero solo porque no alcanzó el quórum de tres quintos, es decir, 93 votos. Igual recibió 74 votos a favor, versus 63 rechazos y dos abstenciones.

A favor de la agenda represiva de Piñera estuvieron el traidor Pepe Auth, los demócratacristianos Miguel A, Calisto, José Miguel Ortiz, Joanna Pérez, Gabriel Silber y Matías Walker; y los radicales renegados Carlos A. Jarpa y Fernando Meza.

Se abstuvieron José Pérez, de la misma camada anterior y el liberal Alejandro Bernales, del ex Frente Amplio.

Reacciones

Tomás Hirsh (IND), calificó de “vergonzoso» este proyecto de ley:

Este proyecto lo único que hace es insistir sobre la idea de que la paz en Chile se sostiene sobre la base de la represión y la amenaza. Y esa fórmula ya demostró que es un fracaso”.

Jorge Brito (RD), sostuvo:

“Quienes piensan aprobar esto no saben qué se hará con esta ley. Esa es la irresponsabilidad que estamos denunciando. Ningún país del mundo que han citado como ejemplo aprobó involucrar a las Fuerzas Armadas en infraestructura crítica sin decir qué es infraetructura crítica, esa es la falencia del proyecto. El país no necesita más leyes represivas”.

En su intervención en la sala, la diputada Carmen Hertz (PC), señaló:

“El que estemos reunidos hoy, muestra la debilidad extrema frente a la presión ilegal de un grupo minoritario cuyas conductas han sido lindantes con la sedición, como es la CNTC y demuestra cómo este Gobierno sin tapujo alguno continúa otorgándoles un trato privilegiado, infringiendo principios constitucionales esenciales como lo es la Igualdad ante la Ley”.

Agregó que el proyecto es un retroceso que pretende reinstalar la tesis del gobierno del “enemigo interno”:

“Un proyecto como este, es una reforma regresiva en cuanto a la idea de la seguridad nacional como función de las FFAA, volviendo a la tesis del enemigo interno, constituye una verdadera degradación autoritaria pues busca que en definitiva el Ejecutivo se valga de las Fuerzas Armadas a voluntad, implantando un semi estado de excepción constitucional permanente lo que desde la perspectiva del Derecho Internacional de los Derechos Humanos es inaceptable”.

Luego, recordó las graves y sistemáticas violaciones a los derechos humanos acontecidas desde octubre del año pasado, vulnerando la garantía de no repetición, obligatoria para el Estado de Chile.

“No podemos olvidar un caso muy grave que es el del joven Romario Veloz quien fue asesinado por militares el 20 de octubre pasado en una manifestación pacífica en La Serena, donde transcurridos 11 meses no hay ningún funcionario del Ejército imputado en la causa y en que la familia y abogados denuncian graves obstáculos por parte del Ejército de Chile”.

En su opinión, esta estrategia pretende allanar el terreno para nuevamente sacar a los militares, con las consecuencias que esto trae para la movilización social:

“Preparan el terreno con este proyecto para volver a utilizar a los militares y dar una solución represiva a la crisis social, económica y política profunda que vivimos, preparándose de esta manera para el probable reinicio de la rebelión popular. Una estrategia que no trae paz sino solo horror”.

Finalmente, destacó un aspecto técnico del proyecto que evidencia las deficiencias del mismo y que dejaría muchos cabos sueltos:

“En este proyecto no está definido lo más obvio: qué órganos o servicios forman la denominada infraestructura crítica, pues esa definición queda pendiente de tramitar en otro proyecto de ley y en el intertanto, queda a criterio de un decreto supremo. Lo mismo con conceptos tan relevantes como el de peligro grave, resguardo y servicio de utilidad pública. Y aquí me surge una legítima inquietud ¿Vamos a seguir permitiendo que nos inventen enemigos? y la respuesta es no. Es evidente que apoyar una iniciativa como esta es contribuir a la deriva autoritaria de este Gobierno, es contribuir a implantar el horror en este país y poner en riesgo los derechos fundamentales de la ciudadanía”.


 

De este modo, el proyecto de reforma constitucional tendrá que ser analizado en una Comisión Mixta, de cinco senadores y cinco diputados, donde las posibilidades de que se apruebe semejante engendro represivo, hay que decirlo, no son menores.

Redes Sociales

En redes sociales, las exprsiones críticas al proyecto fueron tendencia, bajo las etiquetas #InfraestructuraCrítica y #BastaDeDictadura

DEJA UNA RESPUESTA