[Especial] La Libertad de Prensa Pende de Un Hilo: Empezó Juicio de Extradición de Julián Assange

0
249

Hoy se inició, en el Tribunal Penal Central de Londres el juicio de extradicción de Julián Assange a Estados Unidos, por delitos inexistentes, inventados ex-post. De ser aprobada, la libertad de prensa en el mundo habrá sufrido un golpe del que tal vez nunca se recupere.

Para entender la gravedad del asunto, basta consignar que se trata de un montaje en gran escala, que ha tenido la complicidad de tres países supuestamente democráticos, supuestamente civilizados, supuestamente desarrollados, como Suecia, Gran Bretaña y Estados Unidos; sin perjuicio de la incalificable abyección y cobardía del presidente de Ecuador, Lenin Moreno, que por primera vez en la historia del derecho internacional, entregó a un asilado, al que además el gobierno precedente le había concedido la nacionalidad ecuatoriana.

Más temprano que tarde, el mil veces traidor tendrá que responder por esa felonía.


¿Cuándo?: Lunes 7 de septiembre. Se espera que las audiencias duren 
cuatro semanas.

¿Dónde?: Tribunal Penal de Londres (Old Bayey)

Magistrada: Vanessa Baraitser

Equipo de defensa: Abogada Gareth Peirce (Birnberg, Peirce & Partners); 
Barrister Edward Fitzgerald QC, Doughty Street Chambers, 
Barrister Mark Summers QC, Matrix Chambers

La Audiencia de Extradición de Julián Assange

por Fidel Narváez.

Julián Assange enfrenta una sentencia de 175 años por publicar documentos del gobierno de EE. UU. que revelan pruebas de crímenes de guerra y abusos contra los derechos humanos.

La publicación de estas revelaciones de interés público fueron el resultado de la colaboración entre WikiLeaks y múltiples medios de noticias, como The New York Times, The Guardian, Der Spiegel, Le Monde, El País y muchos otros.

La decisión política de enjuiciar a Assange no tiene parangón y provocaría un escalofriante precedente para todos los periodistas y editores del mundo.

El Washington Post informó en 2013 que la Administración Obama no había procesado a Assange porque no había forma de diferenciar las actividades de WikiLeaks de las de
sus medios asociados como The New York Times y The Guardian.

La administración Trump desde el principio ha apuntado a Assange y ha buscado restringir la libertad de prensa y publicación.

La fiscalía argumenta que las protecciones constitucionales de Estados Unidos para la prensa y la libertad de expresión no se aplican porque Assange no es ciudadano estadounidense. La administración de Estados Unidos está haciendo valer la jurisdicción extraterritorial sin aceptar protecciones constitucionales para los ciudadanos extranjeros.

Si se sienta este precedente, se abrirá la puerta para que otros periodistas y editores sean extraditados a Estados Unidos por reportajes que no le gusten a la administración estadounidense, mientras que los excluye de cualquier protección de libertad de prensa. ii

Estados Unidos inició su investigación contra Julián Assange y WikiLeaks a principios de 2010. Después de varios años, la administración Obama decidió no procesar a WikiLeaks debido al precedente que esto sentaría contra los medios de comunicación.

En enero de 2017, la campaña para liberar a la supuesta fuente de Assange, Chelsea Manning, tuvo éxito y el presidente Obama le dio una conmutación presidencial y la liberó de la prisión.

A lo largo del actual proceso motivado políticamente, no se ha exigido a la fiscalía que presente ninguna prueba prima facie.

Los mecanismos a través de los cuales Julián Assange sería extraditado, a saber, el Tratado de Extradición entre Estados Unidos y el Reino Unidos, han sido descritos como desequilibrados inclusive por el Primer Ministro del Reino Unido, Boris Johnson, y evidentemente no brindan protección a los periodistas que operan en el extranjero. iii

Los Estados Unidos han admitido, bajo juramento, que no ha encontrado ninguna evidencia de que alguien haya sufrido daños como resultado de las publicaciones de WikiLeaks. Los fiscales testificaron sobre esto en el consejo de guerra de Manning en 2013 y nuevamente antes de las audiencias de extradición de Assange en 2019/20.iv

En agosto de 2017, durante la administración de Trump, se intentó presionar a Assange para que dijera cosas que serían políticamente útiles para el presidente. Después de que Assange no aceptó, fue acusado por la Administración Trump y se puso en marcha la solicitud de extradición.

En agosto de 2020, después de haber pasado 17 meses detenido por la solicitud de extradición de Estados Unidos, el fiscal general William Barr emitió una solicitud de extradición de reemplazo, dos días después de que el equipo de defensa de Assange hubiera presentado su evidencia final para la audiencia de extradición de septiembre.

La defensa de Assange calificó la jugada de la última hora como en extremo «asombrosa. La solicitud reemitida parece tener solo un propósito de relaciones públicas, ya que no contiene nuevos cargos, aunque aún amenaza a Assange con 175 años de cárcel.

El equipo legal de Assange ha estado trabajando en argumentos y en evidencia relacionados con una solicitud de extradición anterior, efectivamente anulada por un nueva de último minuto, lo que socava el derecho de Assange a una audiencia justa y honesta en los tribunales del Reino Unido. v

La jueza que preside la audiencia, Vanessa Baraitser, ha ordenado la extradición en el 96% de los casos que ha presidido, para los cuales la información está disponible públicamente. vi

Si es extraditado, Julián Assange será colocado bajo «Medidas Administrativas Especiales» (SAM’S), un régimen mucho más opresivo que las condiciones más restrictivas del Reino Unido. SAM «combina la brutalidad y el aislamiento de las unidades de máxima seguridad con restricciones adicionales que niegan a las personas casi cualquier conexión con el mundo humano» vii

En los Estados Unidos, el juicio de Julián Assange se llevaría a cabo en el Distrito Este de Virginia, conocido como el tribunal de «Seguridad Nacional» de los Estados Unidos, donde ningún acusado de seguridad nacional ha ganado un caso.

El grupo de jurados se extrae de un área que incluye la sede de la CIA y una extensa red de contratistas de seguridad nacional. Es el mismo tribunal donde se procesó al ex denunciante de la CIA John Kiriakou, quien denunció prácticas de tortura por parte de esta agencia. viii

El tratamiento de Julián Assange en la prisión HMP Belmarshha sido bien documentado.

El profesor Melzer, relator de la ONU sobre la Tortura, ha descrito cómo “el Sr. Assange ha sido expuesto deliberadamente, durante un período de varios años, a formas persistentes y progresivamente severas de tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, cuyos efectos acumulativos solo pueden describirse como tortura psicológica «.

El Consejo de Europa aprobó una moción parlamentaria en 2020 declarando que «la extradición de Assange a Estados Unidos debe prohibirse»

Si bien el derecho de Julián Assange a no ser torturado se ha violado invariablemente y seguiría siéndolo si fuera extraditado, su derecho a un juicio justo también se ha visto socavado. Al equipo legal de Assange se le ha negado el acceso en persona a su cliente desde marzo.

Sus abogados han experimentado una dificultad considerable para comunicarse con su cliente. Hablando en una audiencia reciente, Edward Fitzgerald QC, dijo:

“Hemos tenido grandes dificultades para ingresar a Belmarsh para recibir instrucciones del Sr. Assange y discutir la evidencia con él, simplemente no podemos ingresar como requerimos para ver al Sr. Assange y tomar su instrucción”.

Las organizaciones de libertad de prensa han denunciado la acusación por criminalizar el comportamiento normal de recopilación de noticias. Un amplio espectro de apoyo de organizaciones de derechos humanos, incluidas Amnistía Internacional, Reporteros sin Fronteras, la Federación Internacional de Periodistas (Unión Nacional Británica de Periodistas y Unión Australiana de Periodistas, MEAA) ha pedido que se detenga la extradición.

El periodismo no es un crimen

El material que publicó WikiLeaks proporcionó evidencia de crímenes de guerra y asesinatos patrocinados por el estado, rendiciones extraordinarias y encubrimientos militares de asesinatos ilegales.

Julián Assange es miembro de la Unión Australiana de Periodistas (MEAA) e identificado por los tribunales del Reino Unido como periodista, y WikiLeaks como una organización de medios.

Un enjuiciamiento por motivos políticos por parte de la administración Trump significa que Julián Assange está sujeto a un juicio legal ya prejuiciado en caso de que sea extraditado a los Estados Unidos.

Si es extraditado, no disfrutará de las protecciones constitucionales bajo la 1ª enmienda porque la fiscalía argumenta que no se aplica a ciudadanos no estadounidenses.

Reporteros sin Fronteras ha declarado que Estados Unidos está manipulando legalmente lagunas jurídicas para «desviar la atención pública de las gravísimas implicaciones de su caso en materia de libertad de prensa».

Las repercusiones de una extradición de Assange sobre la soberanía del Reino Unido

Estados Unidos alega que, al poner la información a disposición del público, WikiLeaks potencialmente dañó la seguridad nacional y, por lo tanto, puede ser procesado.

El proceso no requiere demostrar el daño real y, de hecho, la fiscalía admitió que no tiene pruebas de que alguna persona haya sufrido daños como resultado de las publicaciones.

La acusación y la extradición ya están sentando un precedente peligroso para la libertad de prensa.

En Reino Unido perturba el consenso político-jurídico en torno a la aplicación de la Official Secrets Act (OSA).

Si es extraditado, de acuerdo con el requisito de doble incriminación del proceso de extradición, los tribunales habrán aceptado la interpretación de la administración Trump de la criminalización de las actividades periodísticas como traducible a la ley del Reino Unido bajo el estatuto equivalente (OSA) ix

Preguntas frecuentes

¿Julián Assange estará presente en la corte?

Está previsto que Julián Assange comparezca todos los días de la audiencia, que se espera que dure cuatro semanas. Actualmente se encuentra en prisión preventiva en HMP Belmarsh, donde ha estado durante los últimos diecisiete meses.

Si es extraditado, ¿qué sentencia recibiría Assange?

Los cargos conllevan una sentencia de 175 años.

Si es extraditado, ¿puede Assange argumentar que publicó en interés público?

No. No habría ninguna defensa de interés público disponible en un tribunal de los Estados Unidos una vez extraditado.

¿En qué condiciones estaría retenido en Estados Unidos?

Si es extraditado, Julián Assange será colocado bajo «Medidas Administrativas Especiales» (SAM’S), un régimen mucho más restrictivo que las condiciones más restrictivas del Reino Unido.

SAM «combina la brutalidad y aislamiento de las unidades de máxima seguridad con restricciones adicionales que niegan a las personas casi cualquier conexión con el mundo humano

¿Puede Assange confiar en las protecciones de la Primera Enmienda?

La Administración Trump ha declarado que Julián Assange no tiene derechos de la Primera Enmienda porque es un ciudadano extranjero. Por lo tanto, las leyes penales estadounidenses se aplicarían en el extranjero, pero las protecciones constitucionales estadounidenses no.

Esto significa que todos los periodistas, en cualquier lugar del mundo, estarían en riesgo de ser procesados por Estados Unidos si publican algo que el gobierno de Estados Unidos considera inconveniente.

¿No excluye el Tratado de Extradición entre Estados Unidos y el Reino Unido los delitos políticos?

Si. La extradición está prohibida por delitos políticos, y el caso Assange es claramente político. El juez determinará si la extradición debe ser desestimada por estos motivos.

¿Es justo el tratado de extradición entre Estados Unidos y el Reino Unido?

Existe consenso en el Parlamento del Reino Unido de que el Tratado entre los Estados Unidos y el Reino Unido necesita una reforma. El primer ministro Boris Johnson ha criticado el desequilibrio del Tratado a favor de los Estados Unidos en el Parlamento el 12 de febrero de 2020.

¿Existe alguna evidencia de que las publicaciones de WikiLeaks hayan causado daño?

Estados Unidos testificó ante el tribunal que no pudieron encontrar a nadie perjudicado por las publicaciones de WikiLeaks, tanto en las audiencias de Chelsea Manning de 2013 como en las audiencias de Londres de febrero que «nos dijeron» [el impacto de las revelaciones de WikiLeaks] «era vergonzoso, pero no dañino». Informe del Departamento de Estado de 2010 Reuters, 18 de enero de 2011

¿Assange ha sido acusado de piratería informática(hackeo)?

No. La acusación no afirma que Assange «hackeó» nada. De hecho, la acusación no menciona la palabra «hackeo». Este lenguaje proviene de un comunicado de prensa de la fiscalía de EE. UU. que anuncia la acusación de Assange el 11 de abril de 2019. El cargo es que Julián Assange, presuntamente, accedió a intentar ayudar a Chelsea Manning a iniciar una sesión en las computadoras de su trabajo (a las que ya tenía acceso) usando un nombre de usuario diferente para poder mantener su anonimato.

¿Julián Assange es periodista?

Julián Assange ha sido miembro del Sindicato de Periodistas de Australia durante más de una década y ha recibido el premio periodístico más alto en su país de origen, el Walkley Award. También es miembro de la Federación Internacional de Periodistas y ha ganado decenas de premios de periodismo.

Los tribunales del Reino Unido han descrito a Julián Assange como periodista y a WikiLeaks como una organización de medios.Independientemente, las actividades por las que Estados Unidos busca extraditar a Assange son prácticas periodísticas normales, y este enjuiciamiento sentaría un precedente que afectaría a todos los periodistas y editores.

¿Puede Julián Assange obtener un juicio justo en el Distrito Este de Virginia?

El tribunal que escuchará el caso de Julián Assange en el tribunal de «Seguridad Nacional» de Estados Unidos. El grupo de personas para ser jurados se extrae de un área que incluye la sede de la CIA y una extensa red de contratistas de seguridad nacional.

Es el mismo tribunal donde se procesó al ex denunciante de la CIA John Kiriakou, quien denunció la tortura por parte de la CIA.

John Kiriakou sobre las perspectivas de que Assange obtenga un juicio justo en el Tribunal del Distrito Este de Virginia

¿WikiLeaks solo publica filtraciones sobre los Estados Unidos?

WikiLeaks ha publicado documentos relacionados con muchos países y jurisdicciones, incluidos Siria, Arabia Saudita, Rusia, Namibia, Perú y Noruega.

¿El Reino Unido dio garantías de no extradición al Ecuador para terminar el asilo de Julián Assange?

No. Al contrario de lo que dijo Lenin Moreno en su día, el Ecuador nunca obtuvo garantías del Reino Unido. La terminación del asilo de Julián Assange, así como la entrega por parte del Ecuador de sus pertenencias a los EE.UU., ha sido totalmente ilegal bajo legislación internacional y ecuatoriana. Legalmente, Julián Assange tiene aún ciudadanía ecuatoriana.

¿Qué implicaciones para la extradición tiene el espionaje en contra de Julián Assange dentro de la embajada del Ecuador en Londres?

El espionaje violó el privilegio universal de confidencialidad abogado–cliente. Las reuniones de Julián Assange con sus abogados y documentación con sus estrategias legales habrían sido obtenidas de manera ilegal, lo cual nulita las posibilidades de un juicio justo y debido proceso.

Comentarios sobre la potencial extradición de Julián Assange

Amnistía Internacional:

«La persecución implacable del gobierno de Estados Unidos de Julián Assange … es nada menos que un asalto a gran escala al derecho a libertad de expresión».

Massimo Moratti, director adjunto para Europa de Amnistía Internacional:

«Todos los cargos que sustentan la solicitud de extradición de Estados Unidos deben retirarse para permitir la pronta liberación de Julián Assange… Las autoridades del Reino Unido tienen la obligación clara e inequívoca de no enviarlo a los Estados Unidos».

Federación Internacional de Periodistas, FIP:

«Esto sienta un precedente extremadamente peligroso para los periodistas, los medios de comunicación y la libertad de prensa. No queremos guardar silencio en este momento».

National Union of Journalists:

«La extradición de Assange a Estados Unidos sentaría un precedente peligroso con respecto al enjuiciamiento de periodistas en este país”

Reporteros Sin Frontera:

«La acusación sustitutiva es la última de una larga serie de medidas del gobierno de Estados Unidos para manipular las lagunas legales en su objetivo por Julián Assange, socavar su defensa y desviar la atención pública de las extremadamente graves implicaciones de su caso en materia de libertad de prensa.”

Christophe Deloire, secretario general de Reporteros sin Fronteras (RSF):

«Estos procesos violan la Constitución de los Estados Unidos. El ejemplo democrático de Thomas Jefferson y Benjamin Franklin está en peligro».

Sindicato Australiano de Medios MEAA:
Los cargos «contienen una amenaza real a la libertad de prensa de periodistas y medios de comunicación de todo el mundo»

The New York Times:

«Este caso ahora representa una amenaza para la libertad de expresión y, con él, la resistencia de la democracia estadounidense en sí».

Junta editorial del New York Times:

«Este caso ahora representa una amenaza para la libertad de expresión y, con él, la resistencia de la democracia estadounidense en sí».

The Guardian:

«El caso de Estados Unidos contra el fundador de WikiLeaks es un asalto a la libertad de prensa y al derecho del público a saber».

Alan Rusbridger, ex editor de The Guardian:

“Me temo que ahora podemos estar en una situación en la que a cualquier editor o reportero que intente hacer reportajes de seguridad nacional se le dirá que no tiene defensa del interés público, el gobierno dirá cuál es el interés público, y no solo la publicación, sino también la recepción de documentos significaría que podría ser arrestado y acusado.”

Consejo de Europa:

«El Consejo considera que la detención y el enjuiciamiento penal del señor Julián Assange sienta un precedente peligroso para los periodistas… debe ser liberado de inmediato».

Consejo de Europa-Resolución de la Asamblea Parlamentaria 2317 (2020):

«El Consejo de Europa considera que la detención y el enjuiciamiento penal de Julián Assange sienta un precedente peligroso para los periodistas, y se une a la recomendación… de que la extradición de Assange a los Estados Unidos debe prohibirse, y que debe ser inmediatamente liberado”.

Comisaria de Derechos Humanos, Consejo de Europa, Dunja Mijatovic:

«En vista de las implicaciones de la libertad de prensa y de las serias preocupaciones sobre el trato al que sería sometido Julián Assange en Estados Unidos, mi evaluación como Comisionado de Derechos Humanos es que no debería ser extraditado».

Marty Baron, editor ejecutivo del Washington Post:

«Con la nueva acusación de Julián Assange, el gobierno avanza un argumento legal que pone en peligro un trabajo tan importante y socava el propósito mismo de la Primera Enmienda».

Nicole Carroll, editora en jefe de USA Today:

«Los periodistas de investigación obtienen y publican de forma rutinaria información que el gobierno quisiera que se mantuviera en secreto. Esta acusación constituye una amenaza para esos informes y es un ataque escalofriante a la libertad de prensa y el derecho del públicoa saber».

Comité para la Protección de Periodistas:

«Tomados en conjunto, los 18 cargos de la acusación del Departamento de Justicia penalizan las prácticas de denuncia clave y la publicación de información obtenida a través de ellas… Un enjuiciamiento exitoso enfriaría a los denunciantes y a los informes de investigación. Por eso el CPJ se opone a la extradición de Assange«.

Ricardo Gutiérrez, Secretario General de la Federación Europea de Periodistas:

«La detención arbitraria y el enjuiciamiento penal de Julián Assange sentaron un precedente extremadamente peligroso para los periodistas, los actores de los medios y la libertad de prensa»,

Vídeo

Foreign Press Association, 19 de febrero de 2020, Londres

Conferencia de prensa con la abogada de Assange Jennifer Robinson, Kristinn Hrafnsson de WikiLeaks y los miembros del Parlamento australiano George Chirstensen y Andrew Wilkie

La persecución de Julian Assange -System Update con Glenn Greenwald

Glenn Greenwald se centra en el caso y el enjuiciamiento del fundador de WikiLeaks, Julian Assange. Hablando con la abogada de derechos humanos Jennifer Robinson, que representa a Assange, y con la columnista de medios del Washington Post Margaret Sullivan, quien es una defensora franca y constante de la libertad de prensa

Discurso del editor en jefe de Wikileaks

Kristinn Hrafnsson, Editor en Jefe de WikiLeaks, discurso ante la Asociación de Prensa de Australia (7 de diciembre de 2019)

Día Mundial de la Libertad de Prensa 2020:

El enjuiciamiento de Julian Assange El periodista ganador del premio Pulitzer Barton Gellman (Washington Post, The Atlantic), Ewen MacAskill (The Guardian), Rebecca Vincent (Reporteros sin Fronteras) discuten el enjuiciamiento de Assange en el Día Mundial de la Libertad de Prensa 2020:

Comentaristas:

James Goodale, abogado del New York Times para los papeles del Pentágono
Jack Goldsmith, profesor de derecho de Harvard, director de la Oficina de Asesoría Jurídica (Departamento de Justicia de EE. UU.) 2003-2004
Alan Rusbridger, ex editor de The GuardianBen Wizner, Unión Estadounidense por las Libertades Civiles
Nils Melzer, Relator especial de la ONU sobre la tortura.

Lectura recomendada

WikiLeaks tiene la misma misión que The Post y The Times| Oped -Washington Post | Julian Assange | 11 de abril de 2017

Detengan extradición de Assange

169 prestigiosos abogados y grupos legales se unen a los pedidos para detener la extradición de Julian Assange, 17 de agosto de 2020

La conducta de la CIA

James Goodale: ¿La supuesta mala conducta de la CIA liberará a Julián Assange? (The Hill, 13 de enero de 2020).

Assange en el limbo

Julian Assange in Limbo -London Review of Books -Patrick Cockburn (18 de julio de 2020).

La trampa a Julián Assange

James Goodale: abogado de los Papeles del Pentágono: La acusación de Assange es una trampa y una ilusión (The Hill, 14 de abril de 2019)

Protección de la Primera Enmienda

James Goodale: Más que un volcado de datos: por qué Julian Assange merece la protección de la Primera Enmienda (Harpers Magazine, abril de 2019)

Los medios en la mira

Jack Goldsmith: Los medios estadounidenses están en la mira de la nueva acusación de Assange

Castigar la investigación

Gabe Rottman: La acusación de Assange busca castigar la publicación pura

Más de 40 grupos de derechos piden al Reino Unido que libere a Julián Assange

Docenas de organizaciones de libertad de prensa, derechos humanos y derechos de privacidad en los cinco continentes firmaron conjuntamente una carta abierta al gobierno del Reino Unido, pidiendo la liberación inmediata del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, quien cumple 49 años de edad en HMP Belmarsh.

Notas:

i ttps://www.washingtonpost.com/world/national-security/julian-assange-unlikely-to-face-us-charges-over-publishing-classified-documents/2013/11/25/dd27decc-55f1-11e3-8304-caf30787c0a9_story.html

ii https://defend.wikileaks.org/2019/03/18/the-assange-precedent-the-threat-to-the-media-posed-by-trumps-prosecution-of-julian-assange/

iii: https://www.independent.co.uk/news/uk/politics/jeremy-corbyn-julian-assange-extradition-us-wikileaks-war-crimes-a9331376.html

iv https://www.reuters.com/article/us-wikileaks-damage/u-s-officials-privately-say-wikileaks-damage-limited-idUSTRE70H6TO20110118

v https://dontextraditeassange.com/press-release/chaos-in-assange-case-management-hearing/

vi https://www.dailymaverick.co.za/article/2020-07-31-uk-government-refuses-to-release-information-about-assange-judge-who-has-96-extradition-record/

viihttps://ccrjustice.org/sams-report

viii https://www.zerohedge.com/news/2019-05-24/cia-whistleblower-assange-going-get-railroaded-hanging-judge

ix https://www.standard.co.uk/comment/comment/justice-s-scales-are-lopsided-in-extradition-treaty-with-us-a4343671.html

Fuente: Agencia Latinoamericana de Información


EE. UU. dispuesto a hacer pagar a Assange por exponer la crueldad de guerra en Irak

por Vijay Prashad (*)

El 7 de septiembre de 2020, Julian Assange dejará su celda en la prisión de Belmarsh en Londres y se presentará a una audiencia que determinará su destino. Después de un largo período de aislamiento, finalmente pudo encontrarse con su pareja, Stella Moris, y ver a sus dos hijos, Gabriel (3 años) y Max (1 año) el 25 de agosto. Después de la visita, Moris dijo que parecía tener “mucho dolor”.

La audiencia que Assange enfrentará no tiene nada que ver con las razones de su detención en la Embajada del Ecuador en Londres el 11 de abril de 2019. Fue arrestado ese día por no haberse entregado en 2012 a las autoridades británicas, que lo habrían extraditado a Suecia. En ese país, en ese momento, había acusaciones contra Assange de delitos sexuales que se retiraron en noviembre de 2019. De hecho, después de que las autoridades suecas decidieron no perseguir a Assange, el debía haber sido liberado por el gobierno británico. Pero no lo fue.

La verdadera razón de su detención nunca fue la acusación en Suecia; fue el deseo del gobierno estadounidense de llevarlo a los Estados Unidos con una serie de cargos. El 11 de abril de 2019, el portavoz del Ministerio del Interior del Reino Unido dijo, “Podemos confirmar que Julian Assange fue detenido con relación a una solicitud de extradición provisional de los Estados Unidos de América”. Está acusado en los Estados Unidos de delitos relacionados con la informática.

Manning

Al día siguiente del arresto de Assange, el grupo de campañas Artículo 19 publicó una declaración que dijo que mientras que las autoridades británicas habían dicho “originalmente” que querían arrestar a Assange por escapar de la fianza en 2012 por el pedido sueco de extradición, ahora era claro que el arresto fue debido a una demanda del Departamento de Justicia de Estados Unidos sobre él.

Los EE.UU. querían a Assange por “una acusación federal de conspiración para cometer intrusión en computadoras por concordar en romper una contraseña de una computadora clasificada del gobierno de los Estados Unidos”.

Assange fue acusado de ayudar al delator Chelsea Manning en 2010 cuando Manning pasó a WikiLeaks, dirigida por Assange, un explosivo conjunto de información clasificada del gobierno de los Estados Unidos que contenía clara evidencia de crímenes de guerra. Manning pasó siete años en prisión antes de que el ex presidente Barack Obama conmute su sentencia.

Mientras Assange permaneció en la Embajada del Ecuador y ahora que languidece en la Prisión Belmarsh, el gobierno de los Estados Unidos ha intentado crear un caso sin fisuras en su contra.

El Departamento de Justicia estadounidense acusó formalmente a Assange de al menos 18 cargos, incluida la publicación de documentos clasificados y un cargo de ayudar a Manning a descifrar una contraseña y hackear una computadora en el Pentágono. Una de las acusaciones, de 2018, establece el caso contra Assange claramente.

El cargo de que Assange publicó los documentos no es el central, ya que los documentos también fueron publicados por una serie de medios de comunicación como The New York Times y The Guardian.

La acusación clave es que Assange “alentó activamente a Manning a proporcionar más información y estuvo de acuerdo con descifrar un conjunto de contraseñas almacenadas en computadoras del Departamento de Defensa de los Estados Unidos conectadas a la Red Secreta de Protocolo de Internet [SIPRNet por su sigla en inglés], una red del gobierno de los Estados Unidos utilizada para documentos y comunicaciones clasificadas. Assange también está acusado de conspiración para cometer intrusión informática por haber accedido a descifrar ese conjunto de contraseñas”.

El problema aquí es que parece que el gobierno de EE.UU. no tiene pruebas de colusión entre Manning y Assange para entrar en el sistema estadounidense.

Manning no niega que entró en el sistema, descargó los materiales y los envió a WikiLeaks. Una vez que lo hizo, WikiLeaks, así como los otros medios de comunicación, publicaron los materiales. Manning pasó unos siete años muy duros en prisión por su papel en la transmisión de los materiales.

Debido a la falta de pruebas contra Assange, le pidieron a Manning que testifique contra él ante un gran jurado. Ella se negó y fue encarcelada; las autoridades estadounidenses usaron su encarcelamiento como un mecanismo para obligarla a declarar contra Assange.

Lo que Manning envió a Assange

El 8 de enero de 2010, WikiLeaks anunció que tenía “videos encriptados de los ataques estadounidenses con bombas a civiles”. El video, publicado luego como Asesinato colateral, mostró con detallada sangre fría como el 12 de julio de 2007, helicópteros Apache AH-64 estadounidenses dispararon armas de 30 milímetros a un grupo de iraquíes en Nueva Bagdad; entre los muertos estaba el fotógrafo de Reuters Namir Noor-Eldeen y su conductor Saeed Chmagh.

Reuters pidió inmediatamente información sobre la matanza, les respondieron con la historia oficial de que no había tal video. Reuters insistió, pero inútilmente.

En 2009, el reportero del Washington Post, David Finkel publicó The Good Soldiers, basado en el tiempo que pasó con el batallón 2-16 del ejército de los Estados Unidos. Finkel estaba con los soldados estadounidenses en el barrio Al-Amin cuando escucharon a los helicópteros Apache disparando.

Para su libro, Finkel había visto el video (esto es evidente en las páginas 96 a 104); él defiende al ejército de los Estados Unidos diciendo que, “la tripulación del Apache había seguido las reglas de combate” y que “todos habían actuado apropiadamente”.

Los soldados, escribió, eran “buenos soldados y había llegado la hora de la cena”. Finkel dejó en claro que un video existía, aunque el gobierno estadounidense negó su existencia a Reuters.

El video es espeluznante. Muestra la insensibilidad de los pilotos. La gente en tierra no estaba disparando a nadie. Los pilotos dispararon indiscriminadamente.

“Mira esos bastardos muertos”, dice uno, mientras otro dice, “Bien” después de que disparan a los civiles. Una furgoneta llega a la carnicería y una persona se baja para ayudar a los heridos, incluido Saeed Chmagh. Los pilotos piden permiso para disparar a la furgoneta, obtienen el permiso rápidamente y disparan a la furgoneta.

El especialista del ejército Ethan McCord –parte del batallón 2-16 que tenía a Finkel consigo– inspeccionó esta escena desde tierra minutos después.

En 2010, McCord le dijo a Kim Zetter de Wired, lo que vio:

“Jamás había visto a alguien ser disparado por bala ráfaga de 30 milímetros antes. No parecía real, en el sentido de que no se veían como seres humanos. Estaban destruidos”.

En la furgoneta, McCord y otros soldados encontraron gravemente heridos a Sajad Mutashar (10 años) y a Doaha Mutashar (5 años); su padre, Saleh –que había intentado rescatar a Saeed Chmagh– estaba muerto en el suelo. En el video, el piloto vio que había niños en la furgoneta; “Bueno, es su culpa por traer niños a una batalla”, dijo insensiblemente.

Robert Gibbs, el secretario de prensa del presidente Barack Obama, dijo en abril de 2010 que los acontecimientos del video eran “extremadamente trágicos”. Pero la voz ya se había regado.

Este video mostró al mundo el carácter real de la guerra de Estados Unidos contra Irak, que el Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan había llamado “ilegal”.

La publicación del video por parte de Assange y WikiLeaks avergonzó al gobierno estadounidense. Todas las afirmaciones de guerra humanitaria no tenían credibilidad.

La campaña para destruir a Assange comenzó en ese momento. El gobierno de los Estados Unidos ha dejado claro que quiere juzgar a Assange por todo hasta traición. A las personas que revelan el lado oscuro del poder estadounidense, como Assange y Edward Snowden no se les da cuartel.

Hay una larga lista de personas –como Manning, Jeffrey Sterling, James Hitselberger, John Kiriakou, y Reality Winner –que, si vivieran en países que son blanco de los Estados Unidos, se llamarían disidentes.

Manning es una heroína por haber denunciado crímenes de Guerra; Assange, que simplemente la ayudó, está siendo perseguido a plena luz del día.

El 28 de enero de 2007, unos pocos meses antes de ser asesinado por el ejército estadounidense, Namir Noor-Elden tomó una foto en Bagdad de un chico con una pelota de fútbol bajo el brazo caminando alrededor de un charco de sangre.

Junto a la sangre de color rojo brillante yacen unos cuantos libros escolares arrugados. Fue la mirada humana de Namir Noor-Elden que tomó esa fotografía, con el chico caminando alrededor del peligro como si no fuera nada más que basura en la acera.

Esto es lo que la guerra “ilegal” de los Estados Unidos había hecho a su país.

Todos estos años después, esa guerra permanece viva y bien en la sala de un tribunal en Londres, allí Julian Assange –que reveló la verdad de la masacre– luchará para no ser una baja más de la guerra de Estados Unidos contra Irak.

(*) Historiador, editor y periodista indio. Becario de escritura y corresponsal en jefe de Globetrotter, un proyecto del Independent Media Institute. Editor jefe de LeftWord Books y Director del Instituto Tricontinental de Investigación Social. Investigador principal no residente en el Instituto Chongyang de Estudios Financieros de la Universidad Renmin de China. Ha escrito más de 20 libros, entre ellos Las Naciones Oscuras y Las Naciones Pobres. Su último libro es Washington Bullets, con una introducción de Evo Morales Ayma.

Este artículo fue producido por Globetrotter, un proyecto del Independent Media Institute.

*Chelsea Manning no está actualmente en prisión como se dijo originalmente en el artículo. Sin embargo, ella sigue enfrentando la persecución y la presión por el intento de romper su espíritu y obligarla a testificar contra Assange.

Edición: Peoples Dispatch
Traducción: Pilar Troya

Publicado en Brasil de Fato.

Fuente: Agencia Latianoamericana de Información


Jueza rechaza aplazar audiencia de extradición de Assange

Una jueza británica rechazó el lunes la solicitud de los abogados del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, para postergar su audiencia de extradición hasta el próximo año para darles más tiempo para responder a las acusaciones realizadas por Estados Unidos sobre que conspiró con hackers para obtener información confidencial.

La solicitud de aplazamiento se produjo en el primer día de la comparecencia de Assange en un tribunal de Londres, donde lucha contra el intento de los fiscales estadounidenses de extraditarlo a Estados Unidos para que enfrente un juicio por cargos de espionaje.

Los fiscales estadounidenses han acusado al australiano de 49 años de 18 cargos de espionaje y de uso indebido de computadoras por la publicación en WikiLeaks de documentos militares secretos hace una década. Los cargos conllevan una sentencia máxima de 175 años de prisión.

Los abogados de Assange dicen que el proceso está motivado políticamente, sofocará la libertad de prensa y pondrá en riesgo a periodistas de todo el mundo.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos amplió su caso contra Assange con una nueva acusación anunciada en junio, aunque no presentó cargos nuevos. Pero su abogado, Mark Summers, dijo que era una “labor imposible” para el equipo legal lidiar con las nuevas acusaciones a tiempo para la audiencia del lunes, sobre todo porque tuvieron “acceso limitado” a Assange, quien se encuentra en una prisión británica.

Summer dijo que la jueza de distrito Vanessa Baraitser debería suprimir las nuevas acusaciones estadounidenses, las cuales, afirmó, surgieron “de la nada”.

La jueza rechazó la solicitud, diciendo que la defensa había declinado una oferta realizada en agosto para posponer la audiencia. La defensa pidió entonces que el caso se aplazara hasta enero. Baraitser se negó y señaló que los abogados de Assange tuvieron “tiempo suficiente” antes del lunes para expresar sus inquietudes.

El caso ya se ha postergado durante meses a causa de la pandemia de coronavirus.

Assange, que ha estado 16 meses en una prisión británica, se sentó en el banquillo de los acusados en el tribunal penal de Old Bailey y rechazó formalmente la solicitud de extradición de Estados Unidos.

El fundador de WikiLeaks, quien, según sus abogados, ha sufrido problemas de salud física y mental a causa de su terrible experiencia, vestía un traje y corbata´, y habló claramente para confirmar su nombre y fecha de nacimiento.

Fuente: Agencias

DEJA UNA RESPUESTA