Atletismo en 2020: Diez Hitos a Mitad de Temporada

0
162

por Yunier Javier Sifonte Díaz.

Luego de varios meses en pausa por la COVID-19, la temporada 2020 del atletismo mundial poco a poco retoma calor en diversos escenarios.

Mientras avanzan las paradas de la Liga de Diamante, varios países recobran sus mítines tradicionales y el circuito del Tour Continental da sus primeros pasos.

Lla campaña ya deja importantes notas en un año que debió tener su cumbre en los aplazados Juegos Olímpicos.

Contando los resultados de los torneos bajo techo y aun sin olvidar otros registros de nivel, como los 19.76s de Noah Lyles (USA) en los 200m, los 91.49m de Johannes Vetter (ALE) en la jabalina, los 14:22.12 de Hellen Obiri (KEN) en los 5 mil femeninos, o los 71.37m de Daniel Stahl (SWE) y los 70.15m de Valerie Allman (USA) en el disco, esta es la selección de los diez hitos que marcan la actual temporada del deporte rey.

1. El niño prodigio

Duplantis saltó 6.18 bajo techo. Foto: Getty Images.

A sus 20 años, el sueco Armand Duplantis es una de las máximas figuras del atletismo. Dueño de todos los mejores registros por edades en el salto con pértiga, esta campaña asombró al planeta con su récord mundial de 6.18m en pista techada. Sucedió el 15 de febrero en Glasgow, solo una semana después de llevarse los titulares luego de vencer la varilla en 6.17m y conseguir su primera marca universal.

Con ambos registros, el subtitular mundial de Doha 2019 no solo dejó atrás la anterior cuota planetaria en poder del francés Renaud Lavillenie (6.16m), sino que también desplazó al mítico Sergey Bubka (6.15m), el mejor pertiguista de todos los tiempos. En la actual campaña al aire, hasta el momento el sueco es el único capaz de superar los seis metros. Ya se le ve intentar los 6.15m necesarios para inscribir su nombre como el recordista absoluto al aire libre.

Y Duplantis hace todo eso con otro increíble detalle en su contra: los 24 atletas que al menos una vez han superado la mítica barrera de los seis metros tienen una estatura promedio de 1.88m. Armand mide 20cm menos.

2. La potencia de Yulimar Rojas

La venezolana es una de las mejores atletas del orbe. Foto: Getty Images.

Quienes siguen el atletismo saben que todo puede suceder cuando le llega al turno de saltar a la venezolana Yulimar Rojas. Así sucedió el 21 de febrero en una de las salas techadas de Madrid: 15.43m y nuevo récord mundial en el triple salto en pista cubierta. Potencia, velocidad y técnica, se combinaron para que la sudamericana dejara atrás una cuota universal con 16 años de antigüedad.

Luego de borrar los 15.36m de la rusa Tatyana Lebedeva como máximo logro bajo techo, ahora Yulimar es la única mujer capaz de ir más allá de los 15.40m en estos escenarios.

A su vez, ese brinco significa el segundo más largo conseguido por cualquier triplista femenina si se tienen en cuenta las competencias celebradas al aire libre. Allí, solo la ucraniana Inessa Kravets (15.50m) tiene un mejor rendimiento. Es un récord de hace 25 años que puede caer en cualquier instante.

3. El primer récord post-COVID

Luego de 16 años, hay nuevo recordista mundial en los 5 mil metros planos. Foto: Getty Images.

Es el tercer y más reciente récord mundial de la temporada. A sus 23 años, el ugandés Joshua Cheptegei hizo historia en los 5 mil metros planos y corrió la distancia en 12:35.36, para desplazar al etíope Kenenisa Bekele (12:37.35) como el más veloz en esa distancia.

Si bien este tipo de carreras en mítines siempre cuentan con “liebres” que facilitan el trabajo, en los últimos 16 años nadie se había ni siquiera acercado a ese registro.

Cheptegei, actual titular mundial en los 10 metros planos y octava plaza olímpica en los 5 mil, pasó a encabezar un listado de solo cuatro hombres capaces de correr los cinco kilómetros en menos de 12:40.

El primero en conseguirlo fue el kenyano Daniel Komen (12:39.74 en 1997). Un año después le siguió el etíope Haile Gebrselassie (12:39.36), mientras que en 2004 Bekele se apropió del récord universal que este 14 de agosto vio pasar a manos del ugandés.

4. Shaunae Miller-Uibo: Un triplete histórico

La bahamesa hace historia. Foto: Dean Mouhtaropoulos/Getty Images.

Si se mira de pronto, el hecho de que la bahamesa Shaunae Miller-Uibo termine una carrera de 100 metros planos en 10.98s no significa una gran noticia. Es un resultado medio para las atletas de élite en esa distancia. Sin embargo, la marca encierra un detalle extraordinario: con ella la caribeña se convierte en la cuarta mujer de la historia capaz de romper las míticas barreras de los 11, los 22 y los 49 segundos en el hectómetro, los 200m y la vuelta al óvalo, respectivamente.

Ahora la actual titular olímpica y dos veces subcampeona mundial en los 400m, así como bronceada planetaria en los 200m, suma esos 10.98s a sus 21.74s en el doble hectómetro y a los excelentes 48.37s en la vuelta al óvalo.

Esas cuotas la colocan junto a la alemana oriental Marita Koch, a la estadounidense Valerie Brisco y a la francesa Marie-José Perec, como las únicas corredores de la historia en conseguir ese triplete.

Miller-Uibo es también la recordista universal en los 300m planos.

5. Una bala allá lejos

Crouser va por su segundo título olímpico en Tokio. Foto: Alexander Hassenstein/Getty Images.

Hace menos de un año Doha fue escenario de una soberbia final en la prueba masculina de impulsión de la bala. Allí el estadounidense Ryan Crouser llevó el implemento hasta unos fabulosos 22.90m —entonces quinta marca histórica— pero su coequipero Joe Kovacs tuvo un centímetro más y le arrebató el título.

El 18 de julio de este año Crouser igualó ese registro.

El mérito de sus 22.91m está en que empatan al actual titular olímpico en la tercera plaza de todos los tiempos con el propio Kovacs y con el italiano Alessandro Andrei.

A su vez, lo colocan como el único hombre con seis registros entre los 20 primeros del ranking histórico en esta disciplina.

La lista universal la encabeza Randy Barnes (USA) con 23.12m, seguido por el alemán oriental Ulf Timmermann (23.06m).

6. Salwa Eid Naser y Christian Coleman: ¿Héroes o tramposos?

Ambos asombraron al mundo con sus actuaciones hace apenas un año, pero ahora están al borde de convertir ese entusiasmo solo en decepción. Tanto la barení Salwa Eid Naser como el estadounidense Christian Coleman —flamantes campeones mundiales en los 400 y los 100 metros planos, respectivamente— se encuentran suspendidos luego de saltarse tres controles antidopaje en doce meses. Pudieran perderse incluso los olímpicos de 2021.

Según las normas de la Unidad de Integridad del Atletismo, ausentarse en tres ocasiones sin justificación de las pesquisas establecidas para los atletas de este nivel, significa una falta grave e implica una suspensión de hasta dos años. Aunque ambos niegan una y otra vez las acusaciones y reafirman su honestidad, la verdad es que en este momento no pueden competir.

En 2019 Coleman ganó el mundial de Doha con un registro de 9.76s que lo deja en el sexto lugar histórico en los 100m. Mientras tanto, Naser recorrió el óvalo en 48.14s, el crono más rápido en los últimos 34 años y el tercero mejor de todos los tiempos.

Aun a riesgo de perder esos registros, al menos el argumento de la barení sobre sus “irregularidades” deja mucho que desear:

“Solo he fallado en tres controles, lo que es normal. Son cosas que pasan. Les ocurre a todos”, aseguró.

7. El vikingo increíble

Warlholm continúa su dominio en las vallas largas. Foto: Getty Images.

Hace tres años Karsten Warholm irrumpió en la élite mundial de los 400 metros con vallas y desde entonces no se ha ido jamás.

Doble campeón planetario y dueño de la segunda mejor marca de todos los tiempos, el noruego ya consiguió en la actual temporada otro logro para su joven vitrina.

Sucedió el 14 de agosto durante la parada en Mónaco de la Liga de Diamante: 47.10s, el octavo crono de la historia. A su vez, ese registro lo convierte en el único vallista largo con tres carreras entre las diez más veloces desde que se llevan las estadísticas.

En el listado universal, solo el estadounidense Kevin Young (46.78s) tiene un registro más rápido que los 46.92s del noruego. Por detrás de ellos se colocan el catarí Abderrahman Samba y el también norteño Rai Benjamin, ambos igualados en 46.98s y mejores que el extraclase Edwin Moses (47.02), para muchos el mejor exponente de los 400 metros con vallas.

8. Constancia

Doce años lleva la estadounidense mejorando su marca personal. Foto: Sam Barnes/Sportsfile via Getty Images.

Casi siempre a la sombra de ilustres como Jennifer Shur o Sandi Morris, la estadounidense Katie Nageotte tiene el mérito de finalizar cada una de sus temporadas con una mejoría en su cuota personal.

Así sucede desde hace doce años y este 2020 no es la excepción.

El 1º de agosto la norteamericana subió su registro líder hasta 4.92m, diez centímetros más que su anterior mejor salto y una marca que la coloca en el sexto puesto del listado histórico.

Aunque a sus 29 años todavía le falta un resultado de nivel olímpico o mundial —su mejor actuación es el séptimo puesto de Doha 2019—, indiscutiblemente Katie Nageotte es una de las buenas noticias para el atletismo en el actual año.

Por delante de ella en el listado al aire libre solo se ubican la fenomenal rusa Yelena Isinbayeva (5.06m), Sandi Morris (USA-5.00m), Anzhelika Sidorova (RUS-4.95M), Eliza McCartney (NZL-4.94m) y Jennifer Shur (USA-4.93).

9. La sorpresa de Lonah Chemtai Salpeter

El 1º de marzo de 2020 la israelí Lonah Chemtai Salpeter ganó el maratón de Tokio luego de una dura batalla contra la etíope Birhane Dibaba. Cuando sus manos alzaron la cinta multicolor que indica el fin de la carrera, vio el tiempo y enseguida supo que sus 2:17.45 la ponían entre las maratonistas más rápidas de todos los tiempos. Cuando uno mira la lista, comprueba que ese crono la ubica en la sexta plaza de la historia.

Solo con el título en los 10 mil metros planos en el Campeonato Europeo de 2018, la corredora nacida en Kenya no es de las más conocidas a nivel mundial. No obstante, ahora su marca la ubica en el selecto grupo de siete mujeres capaces de terminar la agotadora prueba por debajo de las dos horas y 18 minutos.

10. El hermano menor

Jakob le quitó el récord europeo de los 1500m a Mo Farah. Foto: IAAF.

Jakob Ingrebrigtsen es el menor de los tres hermanos noruegos que conforman la élite de Noruega en las carreras de largo aliento. Cuarto lugar en los 1500m y quinto en los 5 mil durante el último Campeonato Mundial, Jakob avanza como el más exitoso de ellos y acaba de ascender hasta el octavo puesto en la lista histórica de la primera de esas distancias.

Aunque no logró vencer el 14 de agosto en Mónaco, Jakob estampó un crono de 3:28.68 que deja varias lecturas interesantes.

Además de la posición en el ranking, el noruego se convirtió en el atleta con menos de 20 años más rápido de la historia. Asimismo, significa quitarle la cuota continental a un extraclase como el británico Mo Farah (3:28.81).

Salvo las notables excepciones del propio Farah y de la holandesa Siffan Hassan, al resto de los corredores de fondo y mediofondo europeos les queda la deuda de mostrar esos rendimientos en los eventos cumbres. No obstante, a sus 19 años el menor de los Ingrebrigtsen muestra señales para plantarle cara al poder africano en las carreras de largo aliento.

Fuente: Cubadebate

DEJA UNA RESPUESTA