Ni Queremos ni Podemos: La Interminable Opereta del Próximo Presidente de España

0
425

El presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, reconoció la dificultad para liderar un nuevo Ejecutivo en coalición con el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), debido a que el líder del mismo, Pedro Sánchez, ha rechazado sus propuestas de negociación. Continúa así la crisis del bipartidismo en España y hasta ahora no se conoce el nombre del nuevo presidente, pese a que las elecciones fueron el 20 de diciembre.

“El señor Sánchez ha dicho que con todos menos con el PP (…) Si no quieren hablar realmente es difícil el entrar en cualquier otra cosa”, dijo Rajoy en una entrevista en RNE, calificando de poco democrática y respetuosa la actitud del PSOE.

El gobierno derechista de Rajoy fue considerado un fracaso en la política española, no obstante su partido fue el más votado, pero sin la mayoría suficiente como para gobernar. El PSOE, otra organización de controvertidos resultados al frente del país ibérico, fue el segundo más votado, seguido por el renovador PODEMOS.

A Rajoy no le queda otra alternativa que pactar para seguir gobernando, pero los restantes partidos se niegan a aceptar su investidura, excepto el centro-derechista, CIUDADANOS que dijo abstenerse.

Casi un mes después de los comicios, la incertidumbre sigue reinando en España, sin que Rajoy haya asegurado su reelección con el apoyo de otros partidos, mientras Sánchez necesita a fuerzas que defienden una consulta de autodeterminación en Cataluña, algo imposible de asumir sin romper las líneas generales de su partido.

Esta crisis del desgastado bipartidismo español, donde PP y PSOE se turnaban los mandatos desde la caída del dictador Franco, se debe en buena parte a la labor de partidos de izquierda como PODEMOS, que a pesar de su reciente surgimiento han ganado popularidad gracias a la defensa de los derechos ciudadanos.

El líder del PSOE ahondó el lunes en las diferencias que le separan del PP  y reiteró su intención de tratar de formar un Gobierno “progresista y reformista” si Rajoy fracasa en su investidura.

“Rajoy quiere sumar escaños para perpetuarse en el poder (…) Yo escucho a Mariano Rajoy abogar por la gran coalición y yo le digo ‘No es no’”, afirmó.

DEJA UNA RESPUESTA