Europa: La Reparición de las Fatídicas Piedras del Hambre

El calor extremo en Europa no solo ha provocado incendios forestales masivos, sino también la falta de agua, que amenaza con interrumpir el transporte por ríos. El descenso del nivel de los ríos, ha hecho reaparecer las ominosas ‘piedras del hambre’.

Este verano, los niveles récord de sequía en Europa han provocado un descenso tan brusco del nivel de los ríos que ha dejado al descubierto hitos centenarios con advertencias de que se avecinan tiempos difíciles.

La semana pasada el caudal de agua del río Rin bajó siete centímetros. Días después, el descenso llegó a ser de 36 centímetros en una sola jornada. La fuerte sequía ha dejado al descubierto las misteriosas ‘piedras del hambre’ o ‘Hungersteine’, término en alemán que hace referencia a unas rocas que fueron grabadas con mensajes en tiempos de antaño.

Las ‘piedras del hambre’ se han utilizado durante siglos particularmente para señalar las sequías históricas y alertar a la población de sus consecuencias. Varias de estas piedras también están incrustadas en el río Elba, que va desde las montañas de República Checa hasta el mar del Norte travesando parte de Alemania.

Algunas de las piedras, que vuelven a ser visibles en el cauce seco del río, llevan mensajes que datan del siglo XVII. Las advertencias talladas en ellas tienen un mensaje desalentador:

«Si me ves, llora», se lee en una de las rocas. «Quién me vio, lloró. El que me vea, llorará», «la vida volverá a florecer una vez que esta piedra desaparezca», se aprecia en otros mensajes.

Otras llevan fechas de 2002 o 2018, en referencia a las últimas veces que el nivel del agua bajó tanto que volvieron a ser visibles. Sin embargo, hay marcas que datan incluso de siglos más atrás. Algunas de las más antiguas tienen inscripciones ilegibles y son de 1417 y 1473.

El calor extremo en Europa ha provocado incendios forestales masivos, un descenso del nivel de las aguas, que amenaza con interrumpir el transporte fluvial y un peligro para el sector agrícola, donde reportes indican que las cosechas de Francia, España, Italia, Portugal, Alemania, Polonia y Hungría, entre otros países, serán peor este año.

Según el Observatorio Europeo de la Sequía, el último mapa del Indicador Combinado de Sequía muestra que el 47 % del territorio de la Unión Europea (UE) está en «advertencia», mientras que el 17 % se encuentra en «alerta».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here