O.S.10 de Carabineros: El Suculento Mercado de la Seguridad Privada

Nuevamente salta a la palestra la policía uniformada debido a una denuncia y acción judicial presentada por el abogado Claudio Blanco, ex-abogado de la Prefectura de Seguridad Privada O.S.10 de Carabineros, debido al acoso laboral que sufrió merced a las designaciones de seguridad privada, facultad exclusiva del O.S.10, que se han utilizado para beneficiar a oficiales en retiro de aquella institución.

De acuerdo a La Red, el jueves 23 de diciembre, el abogado Claudio Blanco Henríquez presentó su renuncia a la Prefectura de Seguridad Privada O.S.10 de Carabineros tras dos años en el cargo, al cual accedió luego de ganar un concurso público.

Blanco renunció y denunció hostigamientos en su contra y graves irregularidades al interior de la institución. Luego de tomarse unos días libres La Red pudo conversar con él para conocer así en qué consiste esta grave denuncia hecha de forma pública y la cual, asegura “también denuncié a la dirección de la institución sin obtener respuesta”.

En su carta de renuncia, Blanco denuncia de acoso laboral al Prefecto O.S.10 y jefe de Operaciones de la Zona de Seguridad Privada, Control de Armas y Explosivos (Zosepcar), Coronel Marcelo Medel Soto; a la jefa de la asesoría jurídica de la Zosepcar, Capitán Pamela Carrasco Rodríguez; y al General en retiro y exjefe de la Zosepcar, Raúl Agurto Silva.

El abogado asegura que la institución no tomó medidas ante estas denuncias e incluso le aplicó actos disciplinarios injustos, lo que lo motivó a presentar una acción de protección contra el Prefecto, un reclamo funcionario contra la Capitán Carrasco ante Contraloría y una denuncia de tutela laboral ante el 1er Juzgado del Trabajo de Santiago.

Asimismo, en la carta que oficializa su renuncia a Carabineros, Blanco denuncia graves irregularidades y prácticas de corrupción en las designaciones de empresas de seguridad privada, facultad exclusiva del O.S.10.

Una vez instalado en sus funciones, el abogado comenzó a ver con preocupante frecuencia actos que reñían con la legalidad. Por ejemplo, lo que denuncia en su misiva de infraccionar a una empresa sólo porque un general así lo determina sin que haya tras ello un argumento legal. Es resumen, un abuso en sus atribuciones que no tiene justificación alguna.

Dentro de las acciones interpuestas por el abogado se encuentra un recurso de protección, el cual señala:

”Se deduce por los actos arbitrarios e ilegales consistentes en la dictación de la Resolución N° 1872 de 20 de mayo de 2021, notificada el 24 de mayo de 2021, mediante la cual el recurrido me aplicó la medida disciplinaria de “CENSURA”, vulnerándose con ella una serie de garantías constitucionales que Consagradas en el artículo 19 N° 2, 21 y 24 de la Constitución Política de la Republica”.

En conversación con el ya mencionado medio de comunicación, Blanco señaló “la resolución interna de la que fui objeto me obliga y ordena eliminar de mi página web particular www.blancoabogados.cl la mención que señala que “Actualmente se desempeña como abogado de la Prefectura de Seguridad Privada OS10 de Carabineros de Chile”. Me representa haber incurrido en faltas tipificadas del reglamento de Disciplina de Carabineros de Chile; Advirtiéndome que las sanciones aplicadas incidirán en mi próximo proceso calificatorio. Sin embargo, esa es una descripción del trabajo actual que realizan muchos funcionarios en sus páginas de LinkedIn y perfiles de empresas. Yo no estaba incurriendo en ningún ilícito ni infracción y se me cuestiona como forma de presión. Ellos buscaban que yo me cansara y me fuera”.

De la misma manera, el abogado señala que se le fueron quitando responsabilidades y se le sacó de reuniones en las cuales él debía estar presente, todo como medida de presión.

Pero, ¿qué fue lo que lo convirtió en cuestión de meses en persona non grata dentro de la estructura del OS10′.

Así lo explica:

“La seguridad privada en Chile está regulada a través de decretos supremos, no hay una ley que lo regule. Por esta razón y pese a que se dan las directrices sobre cómo se debe funcionar en materia privada, no es una ley. En este contexto, el cargo más apetecido es el cargo de asesor, el cual está entregado principalmente en el país a funcionarios de FF.AA. y quienes autorizan el funcionamiento de la seguridad privadas es la propia institución de Carabineros. La misma policía de Carabineros puede hasta objetar a un experto en seguridad. Acá hay un tema bastante particular pues quien entrega las autorizaciones es Carabineros, quien hace las evaluaciones, también. Entonces hay una situación súper delicada pues la resolución 2070 de agosto de 2021 instruye a nivel nacional cuáles son las carreras que son afines a los requisitos de las normativas de seguridad privada entre las que nombra dos carreras que se acaban de impartir por primer año, ingeniería en prevención de riesgo y los oficiales o exoficiales graduados de Carabineros de Chile, Investigaciones o FF.AA. Es decir, oficiales que pasaron por la academia. Esto va en directa afectación de otros profesionales preparados para ejercer esa tarea. Esta resolución no tiene análisis de fundamentos por los cuales otras carreras fueron excluidas”, comenta Blanco, quien se mostró contrario a la aprobación de dicha resolución por su evidente falta de transparencia.

Blanco evidenció que con el mencionado decreto este campo laboral tan apetecido por sus altos ingresos, se cerraba casi exclusivamente para oficiales graduados, ya que dos de las tres carreras aceptadas son carreras que recién se están impartiendo.

Además de esto, el abogado vio con más frecuencia que se realizaban multas e infracciones de manera injusta a las empresas por simple deseo de un general al cual no le gustaba algo. “No se justificaban muchas acciones y lo hice saber. No podemos estar sancionando empresas porque un general se enoja porque no lo dejan entrar rápido a un recinto”.

Blanco guardó copia de una grabación, que está incluida en el proceso judicial que levantó contra quienes, señala, lo afectaron por no seguirles el juego. En ella se evidencia que una funcionaria de la policía le pide mandar una sanción para una empresa porque se demoraron en abrir la puerta en el Estadio Nacional. Blanco se niega y ella finalmente le dice que el general ya decidió la razón de la multa y simplemente esta se cursó pese a no tener, dice él, asidero en la legalidad.

También comenzó a evidenciar que muchas veces encargados de seguridad de una empresa llamaban para solicitar favores los cuales eran atendidos como si se tratara de un superior, pese a estar este en condición de retiro. “En Carabineros nunca se deja de ser funcionario, nunca se pierde la autoridad. Entonces, muchas veces se confunde el respeto con lo que no es permitido, los favores a veces podían ser más que eso, y se hacían con frecuencia. Blanco comenta que en el período que estuvo a cargo del área jurídica:

“Me encontré en varias ocasiones con actas listas para firma con firmas de funcionarios que no habían asistido a la sesión. Y sólo faltaba mi firma siendo que no era el único ausente. Yo jamás quise firmar nada de eso porque no era correcto. Comenzaron a hostigarme con acciones que buscaban que yo me cansara y me fuera. Un acto se produjo luego de una reunión con el General Aburto y me llama para citarme a una reunión de teletrabajo mientras yo estaba con permiso administrativo. Se me desacreditó y humilló en forma personal delante de todos los presentes en la reunión cuestionando la calidad de mi trabajo porque muchas resoluciones llegaban a mis manos y yo debía o dar le visto bueno o devolver. Yo devolví muchas por falta de criterio o porque no estaban en regla y como están acostumbrados a mandar, se sentían pasados a llevar”.

Es por ello que el abogado judicializó su reclamo una vez que decidió dejar el trabajo debido a la nula receptividad del alto mando ante sus múltiples denuncias y reclamos.

Actualmente el abogado se encuentra a la espera del avance de sus denuncias en los tribunales de justicia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here