Escándalo del Transporte: Ministra Completó Cinco Días Sin Renunciar

La escandalosa maniobra de los empresarios del Transantiago, de boicotear la elección más importante desde el plebiscito de 1988; haya sido con la venia o la impotencia de la institucionalidad del transporte, no le saldrá gratis a la resbalosa ministra Gloria Hutt, al menos desde el punto de vista del derecho ciudadano.

De una parte, el abogado Luis Mariano Rendón interpuso una querella en su contra la ministra, por «retardo o denegación del servicio», ante la baja afluencia de transporte para trasladar a los ciudadanos a ejercer su derecho al voto en la segunda vuelta electoral.

De otra, el senador Alejandro Navarro pidió a la Cámara de Diputados/as, presentar una acusación constitucional contra la ministra de Transportes, por «la injustificable ausencia de buses en todo Chile, para concurrir a los locales de votación en la segunda vuelta presidencial”.

En tanto, la diputada Karol Cariola (PC), ofició a la ministra, porque «no había transporte público, provocando aglomeración en paraderos y obstrucción a las personas que estaban dispuestas a ejercer su derecho a sufragio».

Por tanto solicitó:

«Entregar el detalle del servicio de transporte público que estuvo operativo desde el inicio de la jornada del día 19 de diciembre de 2021 en todas las regiones del país, señalar el número de buses y choferes de estos que estuvieron en tránsito, recorridos y frecuencias, entregar un comparado del plan de operación del día de la elección presidencial de segunda vuelta con la de un día laboral normal e informar de las medidas adoptadas por el Ministerio de Transporte para resolver el problema».

Como será que hasta un parlamentario de su coalición, el diputado Andrés Celis (RN) anunció que oficiará a la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, debido a la situación que se vivió el domingo por la demora y poca afluencia del transporte público:

«Yo voy a oficiar a la ministra Hutt para que dé cuenta de lo que sucedió y le hago un llamado a la oposición para que pueda interpelarla».

El abogado Rendón manifestó que el Gobierno debió trazar un plan de transporte que permitiera que toda la ciudadanía se movilizara este domingo, lo cual no se cumplió, «por lo que es necesario investigar las responsabilidades.

“La situación que hemos visto en las calles de Santiago y en otras regiones, resulta completamente inaceptable. El Gobierno debió prever un completo plan de transporte que permitiera que la ciudadanía contara con este servicio esencial para acudir a los locales de votación”, sostuvo Rendón.

Agregó:

“Se deben investigar las responsabilidades. Este es un daño gravísimo al proceso electoral que estamos viviendo, y no puede quedar en la impunidad. Aquí debe haber una investigación del Ministerio Público para establecer qué fue lo que pasó”.

Senador Navarro solicitó acusación constitucional

El senador del partido País Progresista, Alejandro Navarro, planteó que un grupo de diputados debería presentar una acusación constitucional contra la ministra de Transportes, que encima, intentó justificar lo injustificable ante la ausencia de buses en todo Chile, que hablaba por sí misma»,
.
«Todos vimos las innumerables escenas y denuncias en todo Chile, de miles de personas que trataban de ir a votar, aglomeradas en los paraderos, sin locomoción pública, sin buses en los sectores populares, lo que no fue un error de planificación sino una clara intervención electoral», afirmó

En su opinión, Boric ganó con 4.6 millones de votos, con más de 8 millones de chilenos y chilenas que fueron a votar; «cifras que podrían haber aumentado si ayer no hubiesen escondido las micros en diversas regiones de Chile”.

Agregó:

“Le hemos pedido formalmente al senador Pedro Araya, quien preside la Comisión de Constitución del Senado, que ponga en tabla a la brevedad el proyecto de reforma constitucional que ingresamos en enero de 2020 junto a Yasna Provoste, y que establece la gratuidad del transporte público en los días de elecciones”.

“Esta moción se encuentra hasta ahora sin tramitación en el Senado, y establece que ‘El Estado asegurará el transporte público gratuito para todos los ciudadanos y ciudadanas, los días en que se realicen plebiscitos y elecciones populares, a nivel nacional, regional y comunal. Esto ya fue implementado para las elecciones parlamentarias y presidenciales el 2017, cuando la ex-Presidenta Bachelet estableció la gratuidad en el servicio de transporte de más de 2.000 recorridos a lo largo del país”.

“Los hechos de este domingo, con miles de chilenos y chilenas esperando una micro para poder ir a votar, demuestran la necesidad de debatir y aprobar este proyecto prontamente, de forma de estar preparados para el plebiscito de salida por la nueva Constitución, por lo que espero que el Senador Araya lo ponga en tabla lo más pronto posible”, concluyó.

La ministra Hutt, que ostenta el dudoso mérito de ser la única sobreviviente del gabinete original, a pesar de que apoyó el alza de 30 pesos determinada por el «comité de expertos, en ocubre de 2019, y de que afirmó, el mismo 18 de octubre, que el precio no bajaría, lo cual fue ordenado después por el propio Piñera, sin que renunciara por haber sido desautorizada.

Capaz que no haya habido con qué reemplazarla.

Conforme a la práctica usual del peor gobierno de la historia, la ministra resolvió el problema por la expedita vía de negarlo.

El lunes 20, la ministra reconoció el problema, pero lo atribuyó a que «la gran congestión provocada por los automóviles, estaba demorando los servicios».

El martes, planteó las consabidas disculpas del caso, descartando, eso sí, la intervención electoral:

“Pudimos haber sido lentos en reaccionar, pero de ninguna manera realizamos maniobras para que la gente no fuera a votar, eso lo defiendo profundamente”.

60% de buses menos que un día normal

Franco Basso, doctor en Transporte y Logística, aseveró que el Gobierno realizó una planificación equivocada para movilizar al electorado en esta segunda vuelta presidencial.

«El problema central es de planificación (…) Lo que está ocurriendo hoy en las ciudades de Chile, y en particular en Santiago, es bastante similar a lo que se planificó, que es distinto a lo que se comunicó que iba a ocurrir», apuntó en entrevista a Cooperativa.

En este sentido, recalcó que la ministra Gloria Hutt, en las últimas semanas, «dijo que íbamos a tener un transporte público que iba a ser del mismo nivel y frecuencia que día de semana».

Al respecto, explicó que en Santiago, donde más se ha generado denuncias de falta de buses; se registra 60% menos de buses de lo que se habilitan para un día normal.

En Santiago, señaló, existen aproximadamente 6.800 máquinas, no obstante, para este jornada presidencial «tenemos aproximadamente 3.400 buses, menos de un 60% de la cantidad de buses en hora punta y estamos muy alejados de lo que se prometió», lo que «en ninguna circunstancia iba a bastar para mover a los potenciales 5 ó 6 millones de votantes que hay en Santiago».

Ese fue el hecho objetivo. Si obedeció a una sucia maniobra del gobierno, o a la incompetencia de la ministra, igual ésta debe agradecer a Dios, primero porque ganó Boric, y segundo con esa amplitud; porque, si hubiera ganado Kast, o la diferencia hubiese sido de unos pocos miles de votos, en este país pudo, por así decirlo, haber quedado la zorra.

Dicho sea de paso, el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago acogió a trámite la querella presentada por el abogado Luis Mariano Rendón contra la ministra de Transportes, Gloria Hutt, por su eventual responsabilidad en la falta de buses registrada durante las elecciones de segunda vuelta presidencial del domingo, por el delito de denegación o retardo de servicio, contemplado en el artículo 256 del Código Penal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here