En Banderazos, Boric Ganó por Paliza

Tras la pausa solidaria impuesta por la tragedia del incendio de Castro, la campaña del Comando Ancud Por Boric reanudó a velas desplegadas.

Es el caso de un masivo banderazo en el muelle Pudeto, la tarde del 14 de diciembre, una movilización entre las importantes que se hayan registrado en el último tiempo, y que al menos superó en diez unidades de magnitud una actividad equivalente del innombrable, realizada el día anterior, en la plaza de armas.

Aquí, un testimonio gráfico de dicha actividad

Cada cual saque sus conclusiones

Los bocinazos de los automovilistas que transitaban en ambos sentidos de la vital arteria, contribuyeron a un jolgorio alimentado con tambor y tumbadoras; así como cantos y consignas.

A la inversa, el silencio, el ceño adusto y algún ocasional insulto oral o manual, delataban a los partidarios de Kkas.

El valor de estas movilizaciones no se mide en número de votos, porque estos vienen por añadidura; ni radica en convencer adversarios, menos aún en una elección tan determinante y polarizada.

En tal sentido, la hora y el lugar fueron elegidos con acierto, toda vez que estadísticamente, un tercio de los automovilistas que pasó por ahí corresponde o bien a indecisos, o a aquellos que no votan.

Para ellos era el mensaje.

Simultáneamente, el ambiente de entusiasmo y comunidad, incrementó la voluntad de lucha de los movilizados/as/es; agrupados bajo dos consignas complementariamente antitéticas:

¡El fascismo no pasará!, y ¡Seguimos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here