El Nauseabundo Cartel del Gas

Dentro de su repertorio de desinformación y fakes news, el sistema mediático omite y oculta, en gran medida, los escandalosos casos de colusión, como el cartel del gas, cuyo artificial aumento de precio ha golpeado duramente a los sectores populares.

Aparte de eso, simula el funcionamiento del «mercado», cuando lo que predomina ampliamente en el modelo chileno, son estructuras monopólicas u oligopólicas, en la casi totalidad de las ramas y sectores de la economía.

Dos recientes ejemplos de integración vertical demuestran que los monopolios medran con o sin autorización de una endeble e impotente autoridad fiscalizadora.

El primero remite a la aprobación unánime del informe de la Comisión Especial Investigadora de actos de órganos públicos encargados de velar por la libre competencia en el mercado de los productos ofrecidos para el suministro de gas residencial bajo la modalidad de Gas Licuado de Petróleo, GLP.

Descargue el informe

Entre los factores estructurales que empujaron la conducta colusoria, la comisión detectó:

  • Hay sólo tres distribuidores mayoristas.
  • Los tres están presentes en casi todas las comunas.
  • Los tres ofrecen los mismos productos en casi todas las comunas.
  • Los tres tienen participaciones de mercado muy parecidas en casi todas las comunas del país.
  • La demanda es estable y con una estacionalidad muy marcada.

De esta manera, en 12 meses el costo del gas licuado ha aumentado un 32%, mientras que las utilidades anuales alcanzaron, en el caso de Gasco, a $39.159 millones; mientras que las de Lipigas a $34.997 millones y de Abastible a $67.698 millones.

El Nauseabundo Cartel del Gas

Entre las medidas propuestas por la comisión, destacan:

  • Prohibir que Abastible, Lipigas y Gasco puedan vender gas licuado o GLP a los clientes finales.
  • Minoristas van a distribuir los cilindros más baratos, lo que les permitan captar más clientes y aumentar la competencia en el mercado “aguas abajo”.
  • También debiese facilitar la entrada de un nuevo actor.
  • Esta prohibición debiese ser fiscalizada por la SEC, sin perjuicio de la aplicación de la normativa de libre competencia

Como si fuera poco, estos oligopolios del gas disfrutan de financiamiento gratuito y estable, proporcionado por el esfuerzo de los trabajadores.

En efecto, según otra infografía de la Fundación Sol, a octubre de este año, las AFP invirtieron desde el ahorro previsional, más de $1 billón, de forma directa o mediante la compañía controladora, en empresas vinculadas a la colusión del gas, en descarado beneficio de los grupos Santa Cruz, Pérez Cruz y Angelini.

El Nauseabundo Cartel del Gas

El diablo vendiendo cruces

Un caso inverso, pero de la misma naturaleza, se encuentra en el ataque sistemático del inefable diario El Mercurio, y dirigentes de los gremios empresariales, contra la Asociación de Farmacias Populares.

El mundo al revés. En lugar de defender la competencia y condenar la colusión estos neoliberales al pedo, atacan a un nuevo actor que la garantiza.

Así respondió la diputada Camila Vallejo:

«Juan Sutil dice que las farmacias populares son un fracaso!
No señor, que las familias puedan pagar $ y no 36 lucas por un medicamento es un avance en dignidad.
El modelo fracasado es el que defienden, que se basa en la colusión y el oligopolio».

El diablo vendiendo cruces

En suma, esto es lo que ofrece Kast, pero al cuadrado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here