El movimiento “chalecos amarillos” inició nueva ronda de manifestaciones antigubernamentales en las calles de París, la capital francesa, en protesta contra la política sanitaria del gobierno.

Los activistas del movimiento ‘chalecos amarillos’ vuelven a las calles de la capital de Francia para una nueva ronda de protestas antigubernamentales.

Han organizado masivas marchas como parte de una nueva ronda de protestas contra las políticas implementadas por el Gobierno del presidente francés, Emmanuel Macron.

El movimiento ya ha organizado varias protestas contra las medidas anti-COVID del Gobierno francés en los últimos meses, especialmente después de que las autoridades implementaran un pase sanitario que otorga privilegios especiales a los ciudadanos vacunados para fomentar la vacunación y frenar la propagación del virus.

La entrada a los lugares públicos, como restaurantes o cines, así como a eventos culturales y deportivos, está prohibida a aquellos que no hayan recibido la vacuna. Presentar este pasaporte, también, es necesario para viajar en avión, tren o autobús.

Este movimiento inédito, sin líderes ni estructura, surgió inicialmente por un aumento del precio del combustible, pero se extendió con rapidez por toda Francia y puso en jaque al Gobierno de Macron, revelando el profundo descontento popular por las desigualdades sociales.

Los chalecos amarillos llevan varios años celebrando regularmente las manifestaciones antigubernamentales en Francia.

Las protestas comenzaron el 17 de noviembre de 2018 como manifestaciones contra el alza de los precios del combustible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here