Chile Inicio la Marcha Hacia una Nueva Constitución

Chile inició la marcha hacia una nueva Constitución, con la instalación de la Convención Constitucional y la elección de la mesa directiva, cuya presidencia, por amplia mayoría, recayó en Elisa Loncón. Histórico por donde se lo mire.

Por primera vez en la historia de este país un representante del pueblo mapuche ocupa una responsabilidad de primera importancia.

Tras confirmarse su victoria, Loncón se dirigió en un breve discurso a los constituyentes, en mapudungún y español, en el cual aseguró que ‘esta convención transformará a Chile en un Chile plurinacional, en un Chile multicultural, que no atente contra los derechos de las mujeres, de las minorías, que cuide la madre tierra’, afirmó.

‘Este es un sueño de nuestros antepasados. Es posible refundar este Chile, establecer una nueva relación entre todas las naciones que conforman este país’, concluyó.

Como vicepresidente resultó en una reñida elección de tres vueltas, Jaime Bassa, abogado constitucionalista del izquierdista Frente Amplio, con 84 votos.

La jornada comenzó en un ambiente de fiesta y reivindicaciones en medio del cual miles de personas se volcaron a las calles de esta capital.

La mayoría acompañó a los constituyentes en una demostración de respaldo a la Convención, que por primera vez en la historia permitirá redactar una constitución de forma democrática.

Así se cumplió el objetivo de los convocantes de ‘rodear de pueblo’ las sesiones del cónclave, e insistir en que se plasmen en la nueva ley fundamental los principales reclamos para la transformación del modelo neoliberal acuñado por la Constitución de 1980 impuesta por la dictadura de Augusto Pinochet.

No obstante, serios incidentes ocurridos en las cercanías de la sede de la Convención poco antes de la hora del comienzo de la sesión, obligaron a demorarla, por lo cual formalmente solo a las 13:00 hora local pudo instalarse este órgano.

Con ello cierra una etapa que se inició con la revuelta popular que estalló el 18 de octubre de 2019, en la cual millones de chilenos comenzaron a exigir cada vez con mayor insistencia un cambio constitucional.

Momento crucial fue el plebiscito del 25 de octubre de 2020 cuando casi el 80 por ciento de los electores se pronunció por una nueva ley fundamental y por la creación de una Convención Constitucional como vía para su redacción. Ello establecía que los encargados de esa labor fueran elegidos por voto popular, algo inédito en este país donde todas las constituciones fueron elaboradas y aprobadas por las cúpulas gobernantes.

Ahora la convención, que cuenta con paridad de género, mayoría de independientes y presencia de los pueblos originarios también por primera vez en la historia de Chile, inicia una nueva etapa de nueve meses prorrogables a otros tres, para redactar la constitución que deberán aprobar los chilenos en un plebiscito.

Los convencionales comenzaron a sesionar en medio de una fuerte expectativa, ya que harán historia al redefinir por completo el funcionamiento institucional del país como resultado de la grave crisis política y social que estalló en 2019.

La fecha tiene una carga simbólica, ya que este 4 de julio se cumplen 210 años de la instalación del primer Congreso Nacional. Esta Constitución, además, sustituirá a la que rige actualmente y que fue proclamada en 1980, bajo la dictadura de Augusto Pinochet.

Los convencionales tienen un plazo de nueve meses para terminar la nueva Constitución, que solo podrá prorrogarse por otros tres. Es decir que la carta magna tendrá que estar redactada a más tardar a principios de julio de 2022.

Mujer mapuche presidirá mesa de Convención Constitucional en Chile

El grupo de 155 constituyentes ha elegido este domingo a Elisa Loncón, dirigente mapuche y lingüista, para presidir el Órgano que creará la nueva Carta Magna de Chile, obteniendo un total de 96 votos.

La doctora en lingüística y experta en interculturalidad obtuvo la cantidad necesaria de durante la segunda vuelta de votaciones, pues en primera instancia ninguno de los contendientes alcanzó las 78 mociones necesarias. En esta ronda terminó superando al derechista Harry Jürgensen, quien consiguió 33 sufragios.

Elisa Loncón dirigió sus primeras palabras como presidente en idioma mapuche. Luego, en castellano, saludó a Chile y agradeció a sus colegas por el respaldo. Anunció que su trabajo será pensado en “todo el pueblo de Chile, para todas las naciones originarias que nos acompañan”.

Pese a que el rol y las atribuciones de la presidencia por ahora no están todavía definidos, expertos apuntan la elección de Loncón como un acto simbólico e histórico, como un guiño al feminismo y a los pueblos indígenas y se prevé que ejerza como moderadora del debate.

La jornada había comenzado con miles de personas participando en distintas marchas en Santiago (capital), en la antesala de la ceremonia de inauguración del proceso de redacción de la futura Carta Magna.

Sin embargo, organizaciones denunciaron represión por parte de carabineros, quienes atacaron con chorros de agua a los constituyentes, especialmente a los representantes de los pueblos originarios.

Con este acto, Chile marca un proceso histórico para la redacción de su nueva Constitución Política, la primera en el mundo redactada por un órgano paritario y la primera del país en la que se incluirá a los indígenas, un grupo que supone el 12.8 por ciento de la población y que nunca había sido reconocido en la ley fundamental.

Los convencionales comenzaron a sesionar en medio de una fuerte expectativa, ya que harán historia al redefinir por completo el funcionamiento institucional del país como resultado de la grave crisis política y social que estalló en 2019.

La fecha tiene una carga simbólica, ya que este 4 de julio se cumplen 210 años de la instalación del primer Congreso Nacional. Esta Constitución, además, sustituirá a la que rige actualmente y que fue proclamada en 1980, bajo la dictadura de Augusto Pinochet.

Los convencionales tienen un plazo de nueve meses para terminar la nueva Constitución, que solo podrá prorrogarse por otros tres. Es decir que la carta magna tendrá que estar redactada a más tardar a principios de julio de 2022.

Con información de Prensa Latina; Telesur; RT.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here