Video Demuestra Incitación Policial a Incendio de Universidad Pedro de Valdivia

El Tercer Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago condenó a Alejandro Carvajal Gutiérrez, de 19 años, a la pena efectiva de 5 años y un día de presidio, en calidad de autor del incendio de la Universidad Pedro de Valdivia, el 8 de noviembre de 2019. Un video presentado en el juicio, demuestra la participación de agentes infiltrados, al menos en el grado de incitación.

La Defensoría Popular, dirigentes sociales de la Villa Olímpica y de la Coordinadora 18 de octubre, dieron a conocer inédita evidencia sobre la actuación de la llamada brigada “intra-marchas” de Carabineros durante las protestas del estallido social.

En el registro audiovisual aparece cómo un funcionario de la institución policial graba e incita a los manifestantes que se encontraban al interior de la Universidad Pedro de Valdivia en Santiago el 8 de noviembre de 2019, a lanzar artefactos incendiarios en contra del recinto para posteriormente realizar sus detenciones:

“¡Que arda esa hueá hermano, que arda!”, grita el cabo segundo de Carabineros, Luis Alarcón, de la Dirección de Inteligencia Policial y miembro del grupo de operaciones conocido como “intra-marchas”.

“¡Que arda esa chuchá, hueón!”insiste.

Las pruebas de la infiltración de la policía en las marchas y manifestaciones, son de larga data. Pero esta es prueba documental, entregada en una audiencia pública.

Alejandro Carvajal fue condenado a cinco años y un día de presidio efectivo por el incendio de la sede de la Universidad Pedro de Valdivia. Sin embargo el video presentado en el juicio revela que personal intra-marchas de Carabineros, incitó a los manifestantes a incendiar la casa de estudios.

Este era el segundo juicio que enfrentaba el joven de 19 años de edad. La primera sentencia de tres años y un día de libertad vigilada, fue anulada por la Corte de Apelaciones de Santiago, a solicitud del Ministerio Público.

En ambos juicios se estableció la actuación de de agentes encubiertos en el caso, ya que personal de Carabineros denominado intra-marchas, siguieron y detuvieron a Carvajal minutos después del siniestro.

El cabo segundo y parte de la Dirección de Inteligencia Policial, Luis Alarcón, formó parte del seguimiento a Alejandro Carvajal y declaró en calidad de testigo:

“Me encontraba de servicio de marcha preventiva (…) siendo las 18:50 horas, me percaté que una turba de sujetos había ingresado a las dependencias de la Universidad Pedro de Valdivia (…) percatándome también que el sujeto en su mano derecha mantenía una botella plástica color verde capacidad 350 cc, marca Kem Xtreme, la que en su interior mantenía un líquido, en ese momento desde sus vestimentas extrajo un encendedor con el cual procedió a prender las cortinas de las dependencias, motivo por el cual procedí a realizar registros fílmicos de lo acontecido”.

Durante el segundo juicio Carabineros presentó un nuevo video sobre el incendio, el que fue grabado desde el teléfono celular de Luis Alarcón. En el registro de un minuto y 36 segundos, se escucha la voz de un hombre que grita “Que arda la wea hermano. Que arda. Que arda esa chucha”; a los segundos después una segunda voz pregunta “¿el de la patineta?”, escuchándose un “sí» por respuesta, mientras Alejandro camina entre la multitud.

El 10 de febrero del 2021, y en los alegatos de clausura del juicio, el abogado defensor, Lorenzo Morales, sostuvo que Alarcón en su declaración para explicó que estaba en el “servicio marchas”, el que estaba planificado, con WhatsApp propio, con logística de sus superiores, sin una orden judicial ni instrucciones de un fiscal.

El artículo 226 bis del Código Procesal Penal, dijo el abogado, establece que el uso de agentes encubiertos se puede dar solo si el Ministerio Público posee la autorización de un juez de garantía para proceder una investigación de este tipo.

Reveló otra irregularidad en la investigación del caso.

“(Alarcón) declaró que estaba acompañado por dos funcionarios policiales y los nombró ahora, en juicio: Daisy Cares y Martín Manosalva (…) Hay una voz en primer plano (…) dijo que no era su voz el día anterior, pero al final dice sí (…) quemar esa área de los 1.886 metros cuadrados que tiene esa universidad, fue inducida por un funcionario policial”, afirmó Morales en sus alegatos, quien agregó que estos tres funcionarios policiales estuvieron encapuchados durante el incendio.

Carvajal fue declarado culpable por el delito de incendio consumado de la Universidad Pedro de Valdivia.

«En el caso de la actuación de los agentes encubiertos siempre es ilegal cuando se induce, lo que pasa es que en este caso hay otro componente y es que nunca hubo autorización de un juez y tampoco instrucción de un fiscal (…) Nos parece relevante que se sepa ante la opinión pública, ya que es un caso sentenciado, ya no es evidencia, y con todas estas directrices vamos a recurrir a través de diversos recursos para que finalmente la Corte Suprema lo vea a través de una nulidad, revisión o una queja», concluyó el abogado de la Defensoría Popular.

El fiscal Manuel Guerra, de la Fiscalía Metropolitana Oriente, valoró la condena:

«Estamos muy satisfechos con el resultado obtenido ya que se condenó al imputado, y tendrá una pena efectiva al interior de un recinto penitenciario lo que se condice con la gravedad del hecho que ejecutó».

La defensa intentará un tercer juicio.

Con información de El Desconcierto; El Ciudadano y La Voz de los que Sobran.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here