Carabineros, Violencia y Clase Política

0
120

Carabineros es el brazo armado de un poder ilegítimo. Por eso una de las prioridades sobre la mesa es suprimir ese cuerpo represivo. Sin embargo, eso no se puede a menos que refundemos la República.

Es lo único valedero cuando todas las instituciones del estado hacen agua.

La represión que vemos hoy siempre existió, la vivió el Pueblo Mapuche, los mineros de la Escuela Santa María, de El Salvador, los pobladores de Pampa Irigoyen, durante la dictadura, los pobladores, los profesores, los obreros y campesinos del área de propiedad social, los desaparecidos, las guaguas traficadas a compradores en el extranjero….heridas aún vivas en el Pueblo de Chile.

¿Cómo entonces convivir con las mismas instituciones que justificaron con su silencio los crímenes que se cometían?

Lo de carabineros, hoy, son crímenes bajo otras razones y modalidades con la complicidad de una clase política siempre dispuesta a conservar sus posiciones de poder, a justificar con la razón de estado sus alianzas y renuncios. Por ello, en ausencia de un poder de estado no queda otra vía que construirlo desde las comunas y la calle.

En ausencia del estado la Calle exigió el retiro de los fondos de pensiones.

Es un ejemplo que debe darse porque la ley del mercado que nos recetó la dictadura funciona para los altos ingresos pero no para aquellos que perdieron su empleo o para los que quebraron con la pandemia.

La economía de la Deuda nos exige otras medidas, otras autoridades en fin, otra ética de conducción del estado. Por eso, una nueva República donde pasemos de la economía de la necesidad a la ética y exigencias de los Bienes Públicos.

Si la vacuna sentó a pobres y ricos en el mismo banquillo para recibirla, pues bien esa necesidad y urgencia médica nos señala lo que en una nueva época deberá ser la asignación de recursos donde la prioridad serán los Bienes Públicos.

Desde luego en una nueva ética de las cosas del estado la represión ciega y brutal no será sino el trágico recuerdo de hechos que nunca debieron ocurrir.

(*) Abogado y economista, integrante del Comité de Defensa del Cobre y la organización Recuperemos Chile.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here