Raúl Isaías López Encina, 68 años, actualmente militante del Partido Radical Socialdemócrata, presidente comunal del PRSD en La Florida, hasta hace poco precandidato a alcalde de ésta, hoy candidato a concejal, y vocero de la Asamblea de Izquierda de esa comuna, fue agente de la dictadura.

Es asesor personal y amigo íntimo del presidente del PRSD, Carlos Maldonado Curti, candidato presidencial por el PRSD.

No tiene profesión conocida, aunque en redes sociales señala ser supuestamente “abogado tributarista” y “contador auditor”.

En los registros del Poder Judicial no figura como abogado titulado; tampoco está en los registros del Colegio de Contadores.

Representa a la corriente más derechista del PRSD, incluso manifiesta simpatías por Piñera y tiene un discurso profundamente anticomunista; ataca violentamente a los radicales que tiene posturas más de izquierda, es conocido por su prepotencia y lenguaje grosero.

Considera que los participantes del Estallido Social son todos “delincuentes y drogadictos”, y está de acuerdo en reprimirlos.

Aparte de Carlos Maldonado, dentro de su círculo más cercano dentro del PR están militantes de la «vieja guardia» de la Socialdemocracia, en su gran mayoría partidarios del golpe y de la dictadura, como Arturo Venegas Gutierrez, expulsado el año pasado de la Comisión Política del PRSD, tras revelarse un video del año 1988, donde aparece apoyando al SI; Gustavo Araneda, alias Nabuco Palazuelos, al que se vincula a la CNI, el ex diputado Iván Mesías, también con oscuros nexos con la dictadura, Renato Migliardi, Betty Straumann, Gilberto Filgueira y Raúl Rivera, miembro de la mesa del partido y uno de los «hombres fuertes» de Maldonado.

Pero además López logró captar el apoyo de algunos miembros de la juventud, los que se agruparon en una facción de extrema derecha denominada «Movimiento Laborista»; que antes de su salida del PRSD, tras la petición de su expulsión, se autodenominaron «Los Republicanos».

Su líder e ideólogo fue el economista Jorge Rojas Vallejos, conocido por sus expresiones racistas y xenófobas en redes sociales, y porque su mujer Marcela Espinoza, funcionaria de la Clínica Alemana, usaba un perfil falso en twitter, para insultar y burlarse de víctimas de violaciones a los Derechos Humanos y sus familiares .

Otro miembro importante de este grupo y muy cercano a López Encina, era José Miguel Rodríguez, también conocido por su exacerbada xenofobia y anticomunismo.

Les secundaban entonces Hernán Fernández, hoy miembro de la Comisión Política, y Felipe Navarrete, cercano a López, y que incluso piensa en una candidatura a diputado.

Hace dos años fue expulsado de masonería, Logia N° 214 Marco Bontá Costa, por haber estafado a unos “hermanos”, haciéndose pasar por “abogado”), pero aún usa el lenguaje y modismos masones en su entorno, para ganarse la confianza de sus pares. De hecho, hoy participa en una «logia mixta» no reconocida por la francmasonería, lo que le permite mantenerse a cubierto

Un hermano de López, Juan Segundo López Encina, se desempeñó hasta hace unos meses como funcionario de la Municipalidad de San Ramón, dirigida por el polémico Miguel Ángel Aguilera. alcalde ex PS al que se vincula a redes de narcotráfico en su comuna.

Sin embargo, sus antecedentes más turbios datan de la dictadura, donde fue conocido como partidario de Pinochet y soplón de la CNI.

El año 1987-1989, el aludido no era parte del PR ni de ninguna fracción del radicalismo; por el contrario, participó junto a otros colaboradores de la dictadura, en la conformación de uno de los partidos instrumentales creados para dar cobertura a agentes y ex agentes de la CNI.

Específicamente, en la constitución del Partido Democracia Chilena, rebautizado luego como Partido Democrático de Chile, PADECH, nacido del Partido Democrático Nacional (Padena).

Los militantes de la facción del Padena liderada por Luis Minchel apoyaron la opción «No» en el plebiscito de 1988, tras lo cual la facción de Apolonides Parra (a la que adscribió López Encina) acordó constituir legalmente su propio partido que apoyara al régimen.

El PADECH fue creado el 16 de junio de 1988 e inició los trámites para su constitución legal cuatro días después y fue declarado como «partido en formación» el 27 de julio de ese mismo año. Apoyó abiertamente la opción «Sí» —que buscaba la continuidad de la dictadura militar de Augusto Pinochet— en el plebiscito del 5 de octubre de ese año.

El PADECH estuvo a favor de la dictadura y de su continuidad.

El 26 de octubre de 1988, el PADECH formó junto al Partido Nacional por el Sí, la Democracia Radical, el Partido Socialdemócrata (cuyo presidente entonces, era Arturo Venegas), Avanzada Nacional (movimiento fundado y liderado por el genocida, entonces Jefe Operativo de la CNI, Álvaro Corbalán Castilla), el Partido Liberal Demócrata, el Centro Democrático Libre, los Comités Cívicos, el Gran Frente Cívico de Chile, el Movimiento de Independientes de Centro, el Frente Nacional de Profesionales e Intelectuales, y el Movimiento de Unidad Social Cristiana, la Confederación Democrática (CODE), una suerte de reedición del grupo golpista opositor a Allende en 1973; de muy corta existencia y que desapareció en 1989 durante las negociaciones para las candidaturas parlamentarias de dicho año.

Asesor del Presidente del Partido Radical Fue Agente de la Dictadura

Durante el proceso de inscripción del PADECH, Raúl Isaías López Encina se abocó a reunir firmas para legalizar el partido en Santiago y Punta Arenas, oportunidad en la que – con ese fin – procedió a falsificar firmas de supuestos “nuevos afiliados” en febrero de 1988, hecho que fue investigado por el Juzgado del Crimen de esta última ciudad, que traspasó luego la causa al Ministro de Fuero de la Corte de Apelaciones puntarenense (conociendo como Juez de primera instancia), en causa rol 91 – 1990 – CRI, quien decidió someter a proceso y prisión preventiva al reo López Encina, como autor el delito reiterado de falsificación de instrumento público en la inscripción de un partido político, específicamente falsificación de firmas en los mismos; ilícito previsto y sancionado en el artículo 193 N°1 del Código Penal.

El Padechi fue finalmente disuelto por el Servicio Electoral el 27 de febrero de 1989, por no cumplir con los requisitos legales (dadas las irregularidades e ilegalidades perpetradas por López y otros); y gran parte de sus militantes se unieron a Renovación Nacional (RN).

Raúl Isaías López Encina, (junto a la coimputada, notario Marutzella del Pilar Aguayo Game), fue condenado por el Ministro de Fuero, con fecha 26 de julio de 1991, a la pena de 541 días de presidio menor en su grado medio, más accesorias de suspensión de cargos públicos y al pago de las costas de la causa; concediéndose al reo rematado López Encina, el beneficio de la remisión condicional de la pena.

La Corte de Apelaciones de Punta Arenas modificó, con fecha 9 de julio de 1992, el fallo en comento; rebajando entonces la pena de López a 61 días de presidio menor en su grado mínimo y accesorias, pena que se tuvo por cumplida, pues el reo ya había estado preso y firmando el tiempo suficiente.

Este sujeto, hoy, es candidato a concejal del PRSD en una de las comunas más grandes e importantes del país y, además, asesora ni más ni menos, que a un precandidato presidencial.

Descargue la sentencia de la Gran Logia de Chile contra Raúl López Encina

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here