malabarista Francisco Martínez Romero, Asesino de Francisco Martínez Romero No Pasará Uno Solo Día en la Cárcel

De espaldas al sentimiento de parte significativa del país, la Corte de Apelaciones de Valdivia acogió la defensa propia y excarceló al sargento 2° Juan Guillermo González Iturriaga, que asesinó al malabarista Francisco Martínez Romero, de 27 años, en el centro de Panguipulli.

La Corte de Apelaciones de Valdivia revocó la medida cautelar de arresto domiciliario total decretado contra el carabinero Juan González Iturriaga, y lo cambió por arraigo nacional y firma quincenal.

“Se puede afirmar actualmente que el imputado actuó al amparo de la hipótesis de legítima defensa, de manera que el tribunal (…) revoca la resolución apelada de fecha ocho de febrero de dos mil veintiuno y se hace lugar a la petición de la defensa, en el sentido de modificar la medida cautelar y en su lugar se sustituye el arresto domiciliario por firma quincenal”, se lee en la acta de la audiencia que fue resuelta por los ministros Juan Ignacio Correa, Luis Aedo y la ministra María Elena Llanos. Aedo fue el único en votar por mantener la misma cautelar.

Sin embargo, según publicó el periódico electrónico El Desconcierto, la ministra de la Corte de Apelaciones de Valdivia, María Elena Llanos, es la madre de Alejandro Bruggink Llanos, Capitán de Carabineros y Jefe de la sección OS-7 de Punta Arenas, información confirmada a través de su certificado de nacimiento.

Representantes del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) y el abogado de la familia del malabarista habían pedido la prisión preventiva para el carabinero.

La decisión judicial no tomó en cuenta la indignación nacional, no sólo por este caso, que se suma al del ciudadano boliviano Jaime Veizaga Sánchez, sino por la larga cadena de violación a los derechos humanos perpetrados por la institución desde el 18 de octubre de 2019, y la impunidad en que han quedado, lo que contrasta escandalosamente con el rigor que esa misma justicia le dispensa a los presos políticos de la revuelta, muchos de ellos con prisión preventiva mayor a eventuales condenas.

La reacción en las calles no se hizo esperar.

Acá va el reporte de la prensa popular:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here