Organizaciones Sociales y Sindicales Emplazan a Autoridades por Crisis Sanitaria en Chiloé

Dirigentes de Fenpruss, Fenats Histórica, Conatrasal, Colegio de Matronas, Afusalud y Movimiento Archipiélago Soberano formularon un duro emplazamiento a las autoridades de gobierno y la salud, por la crisis sanitaria en Chiloé y el deficiente manejo de la pandemia.

El archipiélago de Chiloé está pasando por un complejo momento en materia sanitaria, ya que los casos positivos de Covid-19 están en constante aumento y, a pesar de las denuncias que han hecho trabajadores, funcionarios y dirigentes de la salud, no se han tomado las medidas necesarias para detener la crisis.

Actualmente hay casi 30 pacientes hospitalizados en el Hospital de Castro, 10 de ellos conectados a ventilación mecánica, cifras que podrían aumentar en los próximos días colapsando la capacidad de camas críticas.

En 2020 el Servicio de Salud Chiloé rechazó la posibilidad de levantar un hospital de campaña, lo que hubiera ayudado a evitar la situación actual.

Los participantes pusieron sobre la mesa las principales irregularidades por las que se ha llegado a este colapso sanitario, tanto en el ámbito laboral de salud y otras áreas, como en los controles de ingreso a la isla.

Sandra Invernizzi, coordinadora Fenpruss Chiloé, señaló:

“Hubo una falta de previsión de las autoridades durante el año, que no nos tomaron en cuenta cuando les decíamos que generaran un plan de resguardo de recursos humanos

por si se generaba un colapso. Hoy hay personas trabajando con contratos precarios, sobrecarga horaria, otros que no han podido tomar vacaciones e incluso algunas con enfermedades de

base que han sido obligadas a cumplir con laborales presenciales”.

La dirigenta manifestó señaló que es necesario un rol más activo y profundo de las mutualidades, ya que el Covid-19 está considerado como una enfermedad laboral.

Felipe Almonacid, dirigente de Fenats Histórica, comparó la situación del Archipiélago con la isla de Rapa Nui, que pudo cerrar sin problemas y mantiene a su comunidad protegida, acción que se podría realizar en Chiloé al menos por unas semanas, para frenar la emergencia. Además sostuvo:

“No se nos ha escuchado a trabajadores y trabajadoras que nos adelantamos a muchos hechos que están ocurriendo hoy. Ahora estamos en el momento más crítico de salud de la isla. Necesitamos que se implementen medidas que refuercen la salud primaria, como la instalación de residencias sanitarias en algunas comunas”.

Pamela Araneda, presidenta del Colegio de Matronas Regional Chiloé, contó que algunos funcionarios deben realizar turnos extras sin obtener pago por ello. También señaló otras problemáticas como que no existen criterios comunes en las distintas administraciones municipales y que, además, no se ha construido una política clara para garantizar la continuidad de la atención en salud sexual y reproductiva.

Desde la industria pesquera, una de las actividades productivas más importante de Chiloé, también se denuncia, desde hace varios meses, la falta de resguardo hacia trabajadores y trabajadoras.

Gustavo Cortés, dirigente sindical de Conatrasal, indicó:

“Sabíamos que iba a haber contagios porque no se podía respetar el distanciamiento social. La industria hizo un esfuerzo pero los protocolos han sido imposibles de cumplir. Se lo planteamos a la Seremi de Salud y la respuesta que nos dieron, y nos siguen dando, es que dentro de las plantas es imposible que nos contagiemos porque usamos mascarillas y guantes. Sabemos que nuestro rubro es importante para la región, pero hoy los trabajadores están expuestos. Necesitan que se les deje hacer cuarentenas y que eso no signifique despidos ni disminución de salarios”.

Adriana Camila Ampuero, como representante del Movimiento Archipiélago Soberano y parte de la sociedad civil, expresó:

«Es importante eliminar el discurso heroico hacia los funcionarios y funcionarias de salud. Son seres humanos y requieren dignidad laboral”.

Además recalcó que hay una considerable falta de inversión estatal en todo lo que ha significado el control de la pandemia en la isla.

Pedro Bórquez, dirigente de Afusalud, apuntó:

“Las autoridades deben ver esto con una mirada local. Que haya una mesa profesional técnica para definir una estrategia que sirva para implementar en un territorio como el nuestro; una isla. Necesitamos que se tomen en cuenta las necesidades que tenemos los trabajadores”. Al igual que los demás dirigentes presentes, recalcó la urgencia de que se vuelva a establecer un cordón sanitario y que las condiciones de ingreso sean estrictas e iguales para ciudadanos y autoridades.

Tanto los actores sociales como los dirigentes que participaron del encuentro, coincidieron en que los protocolos de ingreso a la isla deben ser más estrictos. Proponen que vuelva a haber un cordón sanitario y con ello un mayor control de quiénes ingresan.

Chiloé no está preparado para recibir a turistas de vacaciones, por lo que se debería limitar el ingreso solo a residentes que presenten PCR negativo o hagan una cuarentena de 14 días.

Finalmente hicieron un llamado urgente a la autoridad sanitaria y a actores políticos para organizar mesas de trabajo multi gremiales y multi sindicales, que involucren a actores sociales y de salud. Tienen que ser tomadas en cuenta las organizaciones y los trabajadores, ya que, hasta ahora, solo se ha considerado la voz de los empresarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here