El caso de los carretes de año nuevo en Cachagua, que en comunas populares los medios llaman «fiestas clandestinas», ha derivado en una tragedia sanitaria de proporciones.

Los contagios por Covid 19 en la comuna de Zapallar, lel balneario favorito de la elite, donde queda también Cachagua, aumentaron en casi 900%.

Pero no sólo eso. La trazabilidad ha sido tarea imposible, por las mentiras de los sospechosos y sus familias, pertenecientes a las poderosos minorías privilegiadas, que confrman del 1% del país.

Peor aún, el propio ministro de Salud, que en un primer momento se refirió al hecho como «una fiesta privada en una comuna» confirmó que los casos positivos corresponderían a la cepa británica, por su alto poder de contagio.

Una expresión brutal de la desigualdad estructural del país, a que ha conducido el modelo neoliberal.

Efecto Cachagua: Zapallar sube un 883% sus casos Covid después de las fiestas clandestinas de año nuevo

La comuna es la que tiene peor tasa de incidencia en toda la Región de Valparaíso y el brote sigue creciendo por las fiestas clandestinas.

No solo hubo repudio y funa por redes sociales debido a las fiestas clandestinas en Cachagua, estos eventos también han generado un aumento explosivo de casos Covid en la zona.

Zapallar ha experimentado un aumento considerable de sus casos activos desde las fiestas clandestinas. Arrancó el año con solo 3 casos positivos, y hoy ya suma 25. Es decir, ha tenido un alza de un 833%.

Este es su peor registro desde que comenzó la pandemia.

“En las últimas dos semanas, la comuna de Zapallar aumentó en un 833% de 3 a 25 casos activos, terminó retrocediendo a Fase 2 de Transición, y finalmente se contagiaron 63 personas y 170 contactos estrechos asociado principalmente al brote originado tras las fiestas clandestinas”, actualiza las cifras el seremi de Salud, Francisco Álvarez.

Además, la tasa de incidencia de contagios por cada 100 mil habitantes también tuvo un fuerte incremento. La zona tiene una población de 7.994 personas y esta aumentó de 37,5 en diciembre a 312,7. Con esto, es la comuna con peor tasa de incidencia de toda la Región de Valparaíso.

“Cuando hacemos un llamado a papás y mamás que se fijen en el actuar de sus hijos o que hacemos un llamado a los jóvenes que la piensen dos veces antes de salir a carretear, es precisamente porque estamos preocupados de su salud. Una fiesta o una noche, puedes terminar conectado a un ventilador mecánico. Dar todo por ese carrete te puede costar la vida”, cierra Álvarez.

Fuente: La Voz de los que Sobran

Insólita cantidad de mentiras complica la investigación de fiestas en Zapallar y Cachagua

Por Carretes de Año Nuevo en Cachagua: Suben en 883% los Contagios por Covid en Zapallar

La Fiscalía de la Ligua maneja preliminarmente una lista de al menos 30 personas que estarían faltando a la verdad en sus declaraciones, algunas no quieren responder y otras, aunque aparecen en los videos y están contagiadas, niegan haber participado en las fiestas. Una mujer incluso afirmó no conocer a su hijo.

Inicialmente son tres las querellas y dos denuncias contra fiestas clandestinas a fines de 2020 en la comuna de Zapallar, principalmente en Cachagua, en las que participaron cerca de 300 jóvenes sin respetar las medidas sanitarias.

Esta situación generó brote de más de 40 personas contagiadas de coronavirus en la zona.

Según informó La Tercera, las querellas fueron interpuestas por el intendente de Valparaíso, Jorge Martínez, y el abogado Luis Mariano Rendón. Una de las acciones judiciales apunta al piloto de Rally Samuel Israel, quién habría organizado una fiesta en el sector Aguas Claras de Cachagua, acusado además en una segunda acción presentada por la Municipalidad de Zapallar. Otra de las fiestas se habría realizado en el restaurante “Santo Diablo”.

Sin embargo, lo que más preocupa y ha llamado la atención de la Brigada Investigadora de Delitos contra el Medioambiente y Patrimonio Cultural de la PDI, a cargo de las indagatorias, es que gran parte de las personas entrevistadas han entregado información falsa o han impedido realizar una buena trazabilidad de los contagios. Esta situación fue denunciada por el seremi de Salud, Francisco Álvarez.

La Fiscalía maneja preliminarmente una lista de 30 personas que estarían faltando a la verdad en sus declaraciones, algunas se niegan a responder y otras, aunque aparecen en los videos y están contagiadas, niegan haber participado en las fiestas. Incluso una mujer incluso negó conocer a su hijo.

Otros jóvenes se niegan a ser testeados, están inubicables en los domicilios registrados o presentan relatos contradictorios que impiden chequear las identidades de los asistentes y trazar los contactos estrechos.

El fiscal jefe de La Ligua, Luis Cortez, explicó al mismo medio que “la propagación de contagio a sabiendas (del coronavirus), implica una pena mayor, ya que con la modificación al Código Penal se definió dejar una infracción sobre insalubridad, o sea, se sanciona a quienes exponen peligro, por lo que puede llegar a tres años de presidio”.

Respecto a los jóvenes y padres que no colaboran, “se les puede pedir audiencia de formalización y yo me inclinaría a que sería un delito en contra la salud pública”, agregó.

Fuente: La Voz de los que sobran

Pistas para la trazabilidad

Por Carretes de Año Nuevo en Cachagua: Suben en 883% los Contagios por Covid en Zapallar

No se entiende la ineficacia de la policía y las autoridades, Pistas para la trazabilidad hay más suficientes en las redes sociales, como demuestran estos posteos de twitter.

Si no siguen la pista, es simplemente por temor ante los dueños de Chile.

Responsabilidad del gobierno

Con todo, el enfoque correcto no es la responsabilidad individual, sino el modo como el gobierno y las autoridades de salud han «manejado» la pandemia, como lo señala el secretario general del Colegio Médico, José Luis Bernucci.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here