Comunidades mapuche derribaron y lanzaron al río la estatua de Cornelio Saavedra, uno de los mayores genocidas durante la ocupación de los territorios mapuche por parte del Ejercito, oligarquía, comerciantes y clase política de la naciente República de Chile a mediados del siglo 19.

Los planes de Saavedra para ocupar el territorio Mapuche fueron:

i. «Avanzar la línea de la frontera desde el río Biobío al Malleco, a fin de que los colonos quedaran detrás de los fuertes y no delante de ellos, como una aberración secular que venía haciéndose.»

ii. «La subdivisión y venta de los terrenos del Estado comprendidos entre el Biobío y el Malleco, a fin de que los pobladores civilizados fuesen más que los araucanos que permanecieran en la zona y ayudaran a contener las incursiones de las tribus cordilleranas.»

iii. «La colonización de las tierras más adecuadas para ello, por su calidad y fácil defensa, con colonos nacionales y extranjeros».

La finalidad perseguida por Saavedra a través de la colonización, era por un lado lograr la pacificación del mapuche a través del trato con el «blanco», particularmente en las relaciones comerciales, y desarrollar grandes extensiones de terrenos abandonados, creando riqueza para el Estado y los propios particulares, lo cual motivaría que otros habitantes de la república emigraran a Arauco, con los cuales la época de los indios belicosos «quedaría en las páginas de la historia».

Fuente: Revista de estudios histórico-jurídicos N° 20 Valparaíso 1998. Andreucci Aguilera, Rodrigo. (1998). LA INCORPORACIÓN DE LAS TIERRAS DE ARAUCO AL ESTADO DE CHILE Y LA POSICIÓN IUSNATURALISTA DE LA REVISTA CATOLICA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here