La Grandeza de Fabiola y la Insignificancia de Maturana

0
473

por Francisco Herreros.

Aunque todavía falta la sentencia en el nivel judicial, debido tanto a la lenidad de la investigación del Ministerio Público como al encubrimiento de Carabineros, se puede asegurar con suficiente certeza, en el nivel de la información pública, que el oficial de Carabineros que cegó a Fabiola Campillai, y la privó de los sentidos del gusto y el olfato, es el capitán Fernando Maturana Ojeda, en la foto.

Así lo demuestran videos captados por las cámaras Go Pro de algunos de los efectivos que participaron en el operativo, incluyendo la de Maturana, difundido por el periódico electrónico La Voz de los que Sobran, en el reportaje El video y las declaraciones contradictorias de Carabineros: El minuto a minuto del disparo de la lacrimógena a Fabiola Campillai, firmado por Carolina Rojas.

Las imágenes no muestran manifestación violenta que justifique la desmedida agresión policial; en cambio, exteriorizan que el contingente uniformado se percató de que una bomba lacrimógena impactó a una mujer, y que en lugar de prestarle asistencia, como prescriben su deber y protocolos, abandonaron el lugar.

‘¿Se la pitió verdad?’ ‘El Matu parece que le pegó, le pegó con una..» se escucha decir a unos de los efectivos policiales.

La Fiscalía Occidente conoce el video desde el principio, pero transcurridos ocho meses del suceso, aún no hay formalizados.

Tal como en el caso de Gustavo Gatica, el sumario de Carabineros brilla por el encubrimiento del personal implicado en los hechos.

El martes 26 de noviembre, tarde de mucha represión en la población Cinco Pinos de San Bernardo, Fabiola, una trabajadora de 36 años, madre de tres hijos, iba camino al turno de noche en su trabajo cuando recibió de lleno el impacto de una bomba lacrimógena en el rostro, lanzada por Maturana, a menos de 30 metros.

Se escuchaban manifestaciones en la calle, por lo que le pidió a su hermana, Ana María, y a su hija, Paloma, que la encaminaran al paradero.

Al llegar a la esquina, titubea, no sabe si cruzar o no, una calle estrecha. En ese momento la tercera bomba, disparada por Maturana, le impacta en el rostro.

Fabiola cae, uno de los carabineros tira una cuarta bomba de mano, lo que también se ve claramente en el video.

Se escuchan gritos de vecinos y de su hija.

La investigación reúne los informes de las lesiones provocadas por el proyectil. El parte médico de la atención de urgencia en el Hospital Parroquial de San Bernardo registra:

«Herida facial complicada por proyectil de lacrimógena, trauma ocular contuso con compromiso de esclera bilateral, trauma nasal complicado con fractura del vértice fractura facial Lefort II».

El diagnóstico del Hospital Barros Luco establece:

«Politrauma, Contusión hemorrágica bi frontal basales pequeñas sin efecto compresivo, herida compleja tercio medio facial, múltiples fracturas expuestas de huesos del tercio medio y superior de la cara con minutas y compromiso de ambos globos oculares, lesiones graves”.

En la imágenes grabadas por su cámara GoPro de Carabineros se puede apreciar la intervención del capitán Patricio Maturana Ojeda, a quién en el video sus compañeros llaman “Matu”, investigado como autor del disparo que le causó las graves lesiones a Fabiola Campillai.

La evidencia del montaje policial

Los vecinos de la población Cinco Pinos denunciaban desde semanas antes, la represión policial, especialmente desde la 14 Comisaría, ubicada a cuadras de la Plaza de Armas.
La unidad policial ya tenía denuncias por abuso sexual y torturas.

En los interrogatorios del sumario de Carabineros, más blandos que tallarín cocido, se advierten contradicciones y evidente concierto en los testimonios de los policías, orientados a montar un teatro de violencia de los manifestantes, que no acredita el video.

Declaración Christian Andrés Aravena Villarroel, carabinero de la Segunda Comisaría de FF.EE. de Pailahueque:

“El día 26 de noviembre del año 2019, en circunstancias que me desempeñaba en la 14° Comisaría de San Bernardo: (…) Me correspondió realizar servicio de patrulla “En contingencia” a cargo de mi capitán Jaime Fernández Sepúlveda (…) Mi teniente Edgard Maldonado y subteniente Nelson Zenteno Márquez, también de dotación de la Unidad.

-¿Conforme a audios incorporados en el expediente, quien realiza el comentario “Se la pitió verdad”?

– Respecto a lo que me consulta, ese día no recuerdo haber escuchado nada respecto a eso, pero en la Fiscalía de Alta Complejidad me exhibieron un video, donde parecía que mi capitán Fernández luego de haber subido al Z, en el cual nos desplazábamos al terminar el procedimiento y retirarnos, señala algo así como “El Matu se la pitió”. Insisto que ese día no escuché esa expresión, luego de eso, en el video, alguien dice “Ah” y se acaba el video. Mi capitán Fernández andaba con una cámara en el pecho.

-¿Usted recuerda la razón de este comentario y en qué contexto fue realizado?

-No, mi coronel, este comentario lo escuché por primera vez en el video que exhibieron

Declaración Capitán Jaime Andrés Fernández Sepúlveda 17° comisaría de San Bernardo:

“El día 26 de noviembre del año 2019 me encontraba de servicio contingencia acompañando al capitán Patricio Maturana Ojeda y de otros tres oficiales (…) A las 19:45 recibimos un comunicado radial por la contingencia 7 del subprefecto de los servicios, quien me ordenó que apoyara el sector de la 62° comisaría, específicamente en el metro estación Cinco Pinos. Debido a que grupos de individuos procedieron a realizar barricadas al interior de la línea férrea con claros riesgos de provocar un accidente.

Luego de eso al trasladarme al lugar por la Avenida Portales al Sur, ya se encontraban en el lugar por Portales Oriente dos dispositivos de la 62° Comisaría a cargo del Capitán Juan Loyola del Valle, los que se encontraban en dos grupos, uno de ellos haciendo uso de extintor, para extinguir los neumáticos encendidos, mientras que el otro grupo, se encontraba realizando una línea de contención en la esquina próxima altura del pasaje Fermín Vivaceta.

Ante lo observado distribuí a mi personal que cooperara con “los bicheros” a fin remover los escombros y yo con el otro grupo, hice una línea con el personal por la calle Portales frente al pasaje Fermín Vivaceta, ya que, en las calles que cortaban el pasaje, se encontraban un grupo de individuos aproximadamente unos 30 a 40 individuos con el rostro cubierto y descubierto, de distintas edades y género, lo que mantenían el lanzamiento de objeto contundente en contra de carabineros.

(…) Le ordené al Teniente Jara que haga uso de una granada de humo dejando la constancia radial en contingencia de lo realizado, al ver que no produjo la dispersión y se mantenía la hostilidad de los manifestantes y seguían arrojando objetos contundentes por parte de los manifestantes, procedí hacer uso de la carabina lanza gases lanzando un cartucho calibre 37mm, al grupo de los manifestantes, cayendo al costado izquierdo de la calzada y posterior ente el Teniente Garrido, hace uso de su carabina lanza gases, ya que mi cabina se bloqueó con un cartucho.

Ante esta situación y al ver que los manifestantes seguían avanzando, ordené que arroje una granada de mano, siendo al mismo momento que a mi izquierda siento un tercer disparo de carabina lanza gases, del 37mm (Lanzada por Maturana), cuando se observa que el pasaje había gran cantidad de gas como asimismo se escuchaban gritos e insultos lo que provocó que los manifestantes se pusieran más violentos, en vista de esto el Teniente Garrido hace uso por segunda vez de la carabina lanza gases del 37mm, siendo la cuarta munición lanzada en termino general, para reprimir a los manifestantes, por lo tanto, al ver que la multitud estaban muy violentos tomé la decisión de replegar al personal policial para luego embarcarlos en los furgones y el camión de traslado de imputado manteniéndonos a presto uno 20 minutos en las inmediaciones, para posteriormente trasladarme a la Comisaría”

Declaración del cabo segundo Nicolás Andrés Sanhueza Yáñez:

“El día que comento, a eso de las 19:40 horas, mientras nos encontrábamos en la 14° Comisaria de Carabineros San Bernardo se recepcionó un comunicado radial de la Central de Comunicaciones de Carabineros CENCO, indicando que a la altura de la Estación Cinco Pinos ubicada en el sector de Avenida Portales Oriente, había un grupo indeterminado de personas las cuales se manifestaban haciendo barricadas en las vías del ferrocarril, por lo que mi capitán ordenó desplazarnos al lugar llegando a eso de las 19:45, percatándonos efectivamente que en el sector de Avenida Portales Oriente con calle Fermín Vivaceta se encontraba una cantidad indeterminada de personas manifestándose y efectuando desórdenes en la vía pública, manteniendo en ese momento un barricada sobre las líneas del ferrocarril, procediendo el personal policial a despejar las vías y así evitar un posible descarrilamiento del tren, momentos en que los individuos al ver la presencia de Carabineros, empiezan a lanzarnos piedras y objetos contundentes, por lo que se procedió a formar el bloque en la señalada intersección manteniéndome parapetado en Avda. Portales Oriente, entre Calle Fermín Vivaceta y una Calle aledaña, mirando en todo momento en dirección al sur, y- que los individuos se encontraban al interior del pasaje, por lo que mi Capitán Fernández, en primera instancia efectúa el lanzamiento de una granada de mano para que estos individuos desistieran de su actuar en contra del personal policial, tornándose más agresivos aún, por lo que mi Capitán Fernández efectuó un disparo en 45° de la carabina lanza gases de 37mm, para luego de eso y en vista que los manifestante no deponían su actuar, mi Teniente Garrido efectuó también una granada de 37mm en dirección a 45°, para luego mi Teniente Jara Escobar efectuara otros disparo en 45° y mi Capitán Maturana Ojeda efectuó un disparo de calibre 37mm en 45° y finalmente mi Teniente Garrido lanza una granada de calibre 37mm en 45° para salir del lugar, siendo mi Teniente Maldonado quien finalmente lanza una granada de mano CS para formar una cortina de humo y así poder replegarnos abordando el dispositivo policial regresando a la unidad, no teniendo conocimiento en ese momento que hubiera alguna persona lesionada a raíz de nuestro actuar en el lugar.

PREGUNTA: ¿Usted fue testigo cuando los SS.00 efectuaron disparos de las carabinas lanza gases de 37mm?

REPUESTA: Si mí Teniente, fui testigo cuando los SS.00 efectuaron los disparos con las carabinas lanza gases de 37 mm, los cuales los hacían en dirección de 45° en relación a los manifestantes.

PREGUNTA: ¿Cuántos disparo de carabina lanza gases vio usted que se dispararan?

REPUESTA: Mi Teniente, durante el procedimiento se efectuaron cinco disparos de 37mm y una de humo y una de mano triple acción

PREGUNTA: ¿Observó usted que a raíz de los disparos de 37mm hubiera alguna persona civil lesionada, fuera esta manifestante o transeúnte?

REPUESTA: No mi Teniente, no fui testigo de que alguna persona fuera lesionada con los disparos, ya que me encontraba parapetado detrás de una muralla, no manteniendo visibilidad al interior del pasaje donde se encontraban los manifestantes.

Primera declaración del capitán Patricio Maturana Ojeda:

“Los manifestantes nos lanzaban objetos contundentes, piedras, palos. Siendo en ese momento el Capitán Fernández hizo uso de una granada de humo, con el fin de detener a los manifestantes ya que se estaban acercando al personal y los dispositivos policiales, seguido de estos al ver que los manifestantes no depusieron su actitud, el Capitán Fernández hizo uso de la carabina lanza gases, disparando un 7mm, a los manifestantes, los que de igual forma continuaban lanzando objetos contundentes. Posteriormente vista que no se mantiene el control de la situación, el teniente Garrido procede hacer uso de la carabina lanza gases disparando un 37mm, luego de eso en vista que los manifestantes no deponían su actitud, hice uso de la carabina lanza gases realizando un disparo en 45 grados, donde tampoco no depusieron su actitud, se hizo uso de granadas de mano lanzadas por el Teniente Maldonado Vera, posteriormente el Capitán Fernández decide replegarnos hasta el otro costado de la vía férrea con el fin de evitar ser lesionados, por lo que el Teniente Garrido hace uso de la carabina lanza gases para dispersar a los manifestantes y así poder salir del lugar, donde nos mantuvimos un lapso de tiempo de 10 minutos, para luego trasladarnos a la Comisaría.

PREGUNTA: ¿Usted cuando hizo uso de la Carabina lanza gases cuanto 37mm disparó a los manifestantes?

REPUESTA: Si, realice sólo un disparo de 37mm, el cual fue direccionado a la multitud donde estaban lanzando objetos contundentes.

PREGUNTA: ¿Usted cuando estaba procediendo en el lugar y después de hacer uso de la carabina lanza gases, no observó si alguien había resultado lesionado?

REPUESTA: No, no observe algún lesionado ya que el lugar se encontraba bajo una gran cantidad de humo de disuasivos químicos y manifestantes.

PREGUNTA: ¿Usted está certificado para a utilizar carabinera lanza gases?

REPUESTA: No; que yo tenga conocimiento, la certificación es sólo para La escopeta antimotines no para carabina lanza gases

Segunda declaración del capitán Patricio Maturana Ojeda, 6 de marzo de 2020:

PREGUNTA: ¿Conforme su apreciación se justificaba el uso de la carabina lanza gases y bajo qué argumentos?

RESPUESTA: Si mi Mayor, conforme a mi apreciación por la gran cantidad de manifestantes quienes se encontraban completamente violentos, lanzándonos todo tipo de objetos

PREGUNTA: ¿Mientras se encontraban en la esquina de Fermín Vivaceta con Portales, puede precisar donde cayó su disparo de la escopeta lanza gases?

RESPUESTA: Si mi Mayor, al disparar la carabina en parábola se aprecia que los proyectiles caen pasado el primer pasaje, a unos 50 metros aproximadamente.

PREGUNTA: En relación a su disparo, posteriormente se escuchan comentarios por parte del personal, recuerda ¿Qué y quien los comentó?

RESPUESTA: No mi Mayor, no recuerdo haber escuchado algún comentario en ese momento, solo me di cuenta de esto una vez revisé el video. Y no sé a qué se debe.

PREGUNTA: En relación a los comentarios que señalan ‘tranquilos, no le llegó” recuerda porque se menciona o quién lo mencionó.

RESPUESTA: No mi Mayor, no recuerdo el porqué de esos comentarios ya que igualmente solo me percato de esto al revisar el video.

PREGUNTA: ¿Puede precisar quien realiza el comentario?

RESPUESTA: No ni Mayor, no se de quien es la voz del comentario.

PREGUNTA: Ud. no se percata que había una persona lesionada.

RESPUESTA., No mi Mayor no me percate de personas lesionadas en el lugar.

PREGUNTA: Entre los Oficiales que comentarios se realizaron sobre el proceder en Cinco Pinos.

RESPUESTA: Mi Mayor, el comentario al enterarnos de la lesión le comenté que no habíamos sido los Carabineros los que provocaron la lesión, menos considerando la gravedad de esta.

PREGUNTA: Durante el procedimiento se percataron que había una persona lesionada..

RESPUESTA: No Mi Mayor, en caso de habernos percatado, hubiésemos brindado los primeros auxilios o informado vía radial a cenco.

Declaración capitán Jaime Andrés Fernández Sepúlveda, el 5 de marzo de 2020:

PREGUNTA: En relación a los comentarios que señalan «tranquilos, no le llegó» recuerda por que se menciona.

RESPUESTA: No Mi Mayor, en ese momento no recuerdo el motivo de ese comentario y al ver las grabaciones de la cámara go pro, la voz que hace señalado comentario «no es mi voz».

PREGUNTA: ¿En relación al comentario al interior del vehículo policía! «se la pitió», por qué usted lo realiza?

RESPUESTA: Si Mi Mayor, efectivamente realice él comentario, debido a lo que señalaron algunos funcionarios mientras nos retirábamos del túnel y cruzábamos la calle Portales.

PREGUNTA: Que comentarios recibió respecto a lo exclamado al interior del vehículo

RESPUESTA; No mi mayor, no recibí comentarios o respuestas de lo dicho

PREGUNTA: ¿Puede precisar quien realizó el comentario?

RESPUESTA: No mi Mayor, ya que se escuchó mientras nos replegábamos con mucho ruido y la presión del momento.

PREGUNTA: Entre los oficiales qué comentarios se realizaron sobre el proceder en cinco Pinos

RESPUESTA: Mi Mayor, el comentario generalizado fue que estuvo violento, que no era nuestro sector, habiendo Oficiales más antiguos en la 62 Comisan San Bernardo.

PREGUNTA: Durante el procedimiento se percataron que había una persona lesionada.

RESPUESTA: No Mi Mayor, en caso de vernos percatado, hubiésemos brindado los primeros auxilio o informado vía radial a cenco.

Minuto a minuto del actuar de Carabineros en los videos

A 00:06 segundos: Primer disparo de la carabina lanza gases, la cual choca en un árbol y cae a mitad de la calzada.
A 00:15 segundos: Por el costado derecho un segundo disparo de la Carabina.
A 00:19 segundos: El Capitán Fernández Sepúlveda dice «otra más».
A 00:22 segundos: Un Tercer disparo el cual cae en Calle Fermín Vivaceta con pasaje Ángel Guido.
A 00:36 segundas: El Teniente 2rido- Osorio avanza hacia calle Fermín
Vivaceta con la carabina en la mano posición de disparo
A 00:37 segundos: La gente comienza a gritar, produciéndose un gran bullicio.
A 00:38 segundos: Un funcionario q no se puede identificar entre el personal que se encontraba dice «Tranquilo, tranquilo si no le llegó”,
Comienzan a replegarse.
A 00:54 segundos: Capitán Fernández Sepúlveda deja constancia radial que hizo uso de “la 37”
A 01:04 minutos: La Central de comunicaciones Cenco, consulta cuantas municiones 37 cs se utilizaron a lo que Capitán Fernández Sepúlveda responde que él ocupó una.
A 01:09 minutos: El Capitán Fernández Sepúlveda dice que se deje constancia que ocuparon la munición 37 cs.
A 01:26 minutos: El Capitán Fernández Sepúlveda indica a los funcionario de dotación de la 62° Comisaría de Carabineros San Bernardo se retiren a sus vehículos policiales
A 01:36 minutos : El Capitán Fernández Sepúlveda reitera que se deje constancia del uso de munición 37 cs.
A 01:48 segundos: Personal de Carabineros retroceden para hacer ingreso al túnel y retirarse del lugar
A 02:28 segundos: Encontrándose el personal policial en Avenida Portales el Capitán Fernández llama al Capitán Maturana Ojeda «Matu», y le dice «Deja la constancia que ocupaste la 37».
A 02:40 segundos Se escucha que el capitán Maturana Ojeda deja constancia vía radial de la utilización de la munición 37 cs.
04:00 segundos: EL Capitán Fernández Sepúlveda en el interior del dispositivo policial, con su conductor y otro funcionario el cual no se logra distinguir, este último dice » ¿Se la pitió verdad?»
A 04:06 segundos: El Capitán Fernández dice «El Matu parece que le pego, le pegó con una…”

Fuente: La Voz de los que Sobran


Fabiola Campillai: Una Mujer Excepcional

En entrevista concedida al periódico electrónico El Desconcierto (Fabiola Campillai sobre filtración de videos donde carabineros la ataca: “Cuando dijeron se la piteó fue como si dijeran la maté, pero sigo viva y lista para volver a empezar”), Fabiola despliega con naturalidad, una tranquila grandeza.

Tanto más reluce, cuanto contrasta con el resbaladizo concierto de los que le infligieron el castigo; con la protección que les dispensan aquellos que debían sancionarlos, y con el estado de delirio del gobierno de Piñera.

El que quiera saber de humanidad, no puede no leer la entrevista que le concedió al periodista Sebastián Palma:

Al otro lado de la línea se disculpa por no poder realizar esta entrevista en su casa. Cuenta que su familia entera se contagió con coronavirus y que su marido Marcos aún se recupera de la enfermedad que lo mantuvo internado por una neumonía durante dos semanas en el hospital de Santa Cruz.

“Está bien delicado con el tema porque tiene que hacer reposo; ya por lo menos el Covid pasó, pero se tiene que seguir cuidando”, dice.

El coronavirus en su familia fue un golpe para ella. Uno más. Desde que fue dada de alta hace 3 meses -luego de que el 26 de noviembre quedara ciega al ser impactada por una lacrimógena lanzada por carabineros cuando se dirigía a su trabajo en la empresa Carozzi- no se había separado de su marido.

“Fue complicado todo con el virus. Cuando él estaba internado desde el hospital me daban información súper vaga, lo único que me decían es ‘sí, está estable, pasó la noche mejor´, pero no me explicaban si le habían hecho algún examen o qué remedios tomaba. Me angustiaba no saber cómo estaba”, comenta. Fabiola asegura que su marido ha sido un apoyo fundamental. “Desde que llegué a casa él me ayuda en el día a día a hacer todas esas cosas que yo ya sabía hacer, pero que con esto de ya no tener mis ojitos se me hacen más difícil”.

¿Cuáles son esas cosas?

Todo, desde buscar la ropa que me voy a poner, porque hay que saber lo que te estás poniendo, saber cómo se ve un polerón, un pantalón. También hay que ayudar a doblarla, a ordenar. Yo trato de ayudar a cocinar, porque mi mamita cocina. También, amaso, hacemos tortillas, porque a ella le gusta la tortilla que le hago yo, así que se la amaso. También hago kuchen, pie de limón, cosas así. Bueno, yo me acuerdo de todo como se hace, pero es distinto sin mis ojitos. Para todo necesito asistencia.

¿Quiénes son tus ayudantes?

Mis hijas, mis hermanos, Marcos. sobre todo él. Él se encarga de bañarme, de que yo me vista y todo eso.

¿Cómo ha sido este proceso para ustedes me imagino que es como reconocerse?

Sí, todo es nuevo, el hacerse un cariño, el darse un beso. Yo de repente busco su carita y es como una sensación nueva. Todo es nuevo en realidad.

¿Sientes que se fortaleció la relación?

Sí, mucho. Es como un cariño que no había pensado nunca que era tan grande.

¿En qué se manifiesta?

En estar ahí siempre pendiente mío. En preocuparse siempre si necesito algo, en que todos los días me dice que me ama, porque esto es muy duro, pero él todos los días me está diciendo que me ama, que me quiere, que quiere estar conmigo. Cuando yo recuperé la consciencia después de lo que me pasó conversamos en el hospital. Yo le dije si quería irse de acá y no seguir conmigo que podía hacerlo, él me dijo que no, que me amaba, que iba a estar siempre conmigo y que si nosotros nos casamos eso iba a ser para toda la vida. En las buenas y en las malas. Y ahí está él conmigo.

Regreso a 5 Pinos

Antes de que Fabiola Campillai volviera a su casa en la población 5 Pinos de San Bernardo, luego de tortuosos meses de hospitales, médicos, bisturís y operaciones, su familia trató de acondicionar todas las habitaciones de la casa para que ella no tropezara. Uno de esos cambios fue sacar la alfombra del living para que no obstaculizara su caminar.

“Apenas llegué me di cuenta que no estaba, así que les dije que la pusieran otra vez, que yo sabía cómo era mi casa, lo que había en ella y que iba a saber por dónde caminar. Prefiero que todo siga como estaba. Igual de repente choco cuando camino sin el bastón, pero con el bastón no choco en ningún lado”, dice.

Fabiola cuenta que ha salido un par de veces a la calle desde que regresó a San Bernardo, que ha ido a comprar a almacenes del barrio acompañada de su madre. Sus sensaciones en los pasajes del lugar donde perdió la vista -dice- son encontradas: “a veces me gusta mucho salir y otras no tanto. Me pasa que me cuesta mucho caminar, me cuesta mucho acordarme de caminar. A veces prefiero no salir y estar sentada aquí en mi casa, para no caerme, porque además cuando tengo que salir siempre me tienen que acompañar porque todavía no sé andar sola”.

¿Te gustaría salir sola?

Me encantaría caminar y salir sola, pero aquí en San Bernardo las calles están tan malas, por lo mismo pienso que me va a costar un mundo hacer esas cosas, que me va a costar un mundo andar por las calles.

¿En la calle piensas en lo que te pasó?

A veces escucho sirenas y eso me provoca temor igual, harto temor, por eso está la sensación de querer estar aquí en la casa. Porque te da miedo salir a la calle estando ellos (los carabineros), y eso no debería ser. No debería ser ese el sentimiento que las personas tienen hacia ellos, porque se supone que están ahí para protegernos, para ayudarnos. Pero no. El miedo está ahí, escuchas una sirena y te escondes.

¿El gobierno te ha ayudado en tu rehabilitación?

Del gobierno nada. Nunca se ha preocupado de nosotros. Sí me ha llegado ayuda de la propia gente que traen mercadería de repente, nos ayudan en esas cosas.

¿En qué te gustaría que te apoyaran?

La verdad es que no se me ocurre, no espero nada de el gobierno. Yo quiero estudiar trabajo social, a ver si mi futuro puede cambiar un poquito, sin mis ojitos ahora. En Carozzi me dijeron que me van a reinsertar y me van a dar labores nuevas, pero yo no quiero estar sentada y sin hacer nada, entonces yo quiero terminar de estudiar para ser útil.

¿Esta idea de estudiar nació ahora?

La idea la tenía de antes, pero ahora ha salido más por el tema de que me gusta y por que creo que es un trabajo más acorde a lo que yo puedo hacer. Yo antes era auxiliar de producción en Carozzi, un trabajo bien duro donde había que tirar cajas y mover palets. Era bien pesada la pega y ya no puedo hacerla, entonces tengo que luchar por otra cosa y poder estudiar para poder avanzar en lo que quiero.

Hace poco diste una entrevista en la que comentabas tu trabajo social ¿Eso se mantiene?

Sí, acá en una población. Nosotros tenemos un grupo de ayuda el cual se dedica a ayudar a la gente que está enfermita, que tiene cáncer o cuando necesitan ayuda económica, hacemos bingos, lotas, repartimos almuerzos y así podemos ir en ayuda de la gente que tiene que hacerse exámenes. Hace poco dejamos almuerzos a la gente que vive en la calle, hicimos campañas de mercadería igual, para ayudar a la gente que más necesita. Para esa ayuda tratamos de conseguirnos por todos lados, pedimos a supermercados, a fábricas cercanas.

¿Te llena hacer eso?

Sí, harto. Tú no sabes cuánto ayuda a tu corazoncito ayudar a la gente. El poder aportar con una cajita de mercadería y que ellos puedan comer por último una semana. Pero sí, es muy reconfortante hacer esa labor, me mantiene ocupada.

Hace unos meses en otra entrevista que le hicieron a Nábila Rifo le preguntaron que nadie vuelve del infierno con las manos vacías ¿En tu caso con qué cosa volviste?

Gracias a Dios no soy una persona amargada por no tener mis ojos, tampoco pienso cosas malas ni nada por el estilo. Trato de salir adelante y pucha, de esto se saca el vivir el día a día, disfrutar esta vida. Ahora no me preocupo por tonteras, me interesa ayudar a quien lo necesita y vivir la vida mejor. Antes entre el trabajo, las cosas de la casa, las pichangas que jugaba y todas las obligaciones era súper poco el tiempo que tenía pa mi familia y eso ya cambió. También cambia el sentido de la vida, yo doy gracias a la vida todos los días por el hecho de estar viva y también por toda la gente que me ayudó.

¿Te sientes acompañada?

Sí, yo perdí mis ojos, pero después tenía mucha gente junto a mí. Tengo mucha gente que me ayuda. Lo que más me importa es la gente que me llama, que quiere saber de mí, que me pregunta cómo estoy y que me da una palabra de aliento todos los días, que te hacen tirar para arriba, que te aman y te dan esas palabras ricas que necesitas todos los días para seguir.

¿Eres consciente de lo que representas para muchas personas en Chile?

No, no soy consciente. Siempre me dicen que hay mucha gente que me quiere, mucha gente que ve mi caso y que se emociona, pero no. La verdad es que me cuesta tomar consciencia de todo lo que represento.

“Ellos no me pitearon”

Fabiola somos todos

La semana pasada dos medios de comunicación difundieron elementos claves en la investigación judicial sobre caso de Fabiola Campillai, la que aún se mantiene desformalizada.
En una de esas publicaciones realizadas el 6 de julio por La Tercera, se dio a conocer un informe elaborado por el SML, el que estaría en poder de la Fiscalía de Alta Complejidad Occidente desde el 21 de abril. En dicho documento hay un anexo titulado “exploración psicológica”, en donde se detalla parte de las secuelas mentales que aquejan a Fabiola tras el ataque.

Además de lo anterior, la publicación reveló una parte del diálogo entre los carabineros que estuvieron presentes ese día, el que quedó almacenado en la cámara GoPro que portaba uno de ellos. Allí, un policía realizó la siguiente expresión: ‘¿se la pitió verdad?’, para referirse al disparo de bomba lacrimógena que impactó a Fabiola.

Las imágenes de ese diálogo y del procedimiento policial, donde no se aprecia manifestación que justificara el uso de bombas lacrimógenas, fueron difundidas tres días después por el medio La Voz de los que Sobran.

Fabiola cuenta desde su casa que se enteró de todo ello por sus redes sociales, que ni ella ni sus defensoras habían tenido acceso a ese material. “No sabemos todavía ni cómo se filtró. Eran parte de la investigación supongo”, dice.

¿Qué sentiste cuando te enteraste de su existencia?

Por un lado lo encontré muy útil, porque puede ayudar a que todo esto pueda salir adelante y para que se actúe más rápido para esclarecer lo que pasó. El video lo dice todo, ellos contaban que habían protestas ese día y el video muestra que claramente no había protestas antes que nos dispararan. Por otro lado pienso que quizás nos puede jugar en contra. Ojalá que no pase algo así y que nos sirva para que realmente se esclarezca todo. Porque el tema de que habían protestas no era cierto, también está el carabinero que contaba que el señor Maturana, que sabemos que fue él, dijo que él nunca se dio cuenta que había una persona, que no se dio cuenta de nada, y al final los mismos compañeros en el furgón decían que había sido él. Entonces si tus compañeros se dan cuenta, obvio que tú también te vas a dar cuenta. Lo lamentable es que todavía no han sancionado a nadie, que todavía el carabinero está en sus labores y los otros carabineros también.

¿Qué esperas respecto a los carabineros que participaron ese día?

La verdad es que ojalá haya pena para todos los que hayan hecho obstrucción a la justicia y que hayan participado, ellos también tienen culpa porque ni siquiera me ofrecieron ayuda. Ellos se dieron cuenta de que yo estaba mal y ni siquiera fueron capaces de llamar a una ambulancia, se fueron y no volvieron más.

¿Qué piensas sobre eso?

Que fueron muy cobardes, desde el tipo que disparó hasta todos los otros carabineros que estuvieron ese día y que no hicieron nada por ayudarme.

¿Sientes que te dispararon a propósito?

Claramente me intentó disparar, porque él sabía los daños que podía hacer una bomba lacrimógena disparada con la cosa que él tenía, no le dispararía a una persona así, a quince metros que creo que estaba, no creo que no veas a la persona.

¿Qué te provocó la expresión “se la piteó”?

Cuando dijeron se la piteó fue como si dijeran la maté, y no. Yo sigo aquí sin mis ojitos, pero viva y lista para volver a empezar. Ellos no me pitaron, para nada. Me quitaron los ojos, el gusto y el olfato, me hicieron heridas múltiples en el cerebro, pero puede que sea gracias a Dios que no tuve ningún otro problema neurológico, así que estoy aquí, sigo siendo la misma y eso es lo más importante.

¿Tienes confianza en que la justicia procese y condene a estas personas?

La justicia chilena la verdad es que es bien mala, todos lo sabemos, pero yo confío mucho en Dios, en que ellos van a pagar por lo que hicieron, que ellos van a estar presos porque para mí no es justo que los den de baja y que ellos sigan con su vida normal. La justicia para mí es que ellos estén presos, porque por lo que hicieron cualquier persona ya hubiese estado en prisión preventiva esperando el juicio.

¿Siente que la institución los está protegiendo?

Sí, porque o si no ya estaría listo el tema de la investigación.

¿Si los tuvieras de frente les dirías algo?

No sé, que digan la verdad. Les diría que digan la verdad.

Volver a empezar

Además de amasar tortillas para su madre, Fabiola Campillai realiza otras labores en la cocina, cuenta que colabora cortando papas y cebollas. Es buena con el cuchillo, pese a no poder ver, reconoce que nunca se ha cortado. También cuenta que ya aprendió a comer sola y que cada vez se mancha menos. En su casa cuando todos comen juntos, a veces sus hijas cierran los ojos e intentan dar bocados a oscuras, como cada día lo hace su madre. “Ellas hacen la prueba, cierran los ojos y comen. Siempre se manchan todas. Más que yo”, dice sonriendo.

Fabiola agrega que todas las actividades diarias que realiza son un proceso de aprendizaje. “Aprendes a vivir sin tus ojos, aprendes hacer las cosas diarias. Uno nunca se imagina que le van a quitar sus ojos. Pero bueno, hay que adaptarse y seguir adelante nomás, seguir luchando”, dice.

Además de la visión, tuviste problemas con el gusto y con el olfato…

Sí, todavía no lo recupero y el doctor me dijo que no lo iba a recuperar.

¿Cómo es lidiar con eso?

De repente molesta porque quieres comer algo que te gustaba, sentir el sabor y no lo sientes. Me acuerdo cuando comíamos sushi y cosas así, y ahora no puedo sentirle el gusto. Extraño el sabor de las frutillas también. Pero no es solo eso, de repente me da miedo tomar un yogurt del refrigerador y no poder mirarle la fecha de vencimiento o sentir si está malo. También está todo lo relacionado a los olores.

¿Extrañas algún olor?

Sí, el de la cara de mis hijos, mi propio olor también.

¿Has reflexionado sobre el amor propio en este tiempo?

Sí, mucho. Estoy preocupada de mi cuidado, de mis uñas, de mi cara, del estar bien, de poderme ver bonita y me siento bonita cada día. A pesar de todo, estoy bien, estoy muy bien, no sé. Estoy feliz, con este tema del video todo eso cambia un poco la cosa, pero estoy bien.

¿Qué es lo que te causa placer?

Lo primero es estar con la familia, eso me llena profundamente el alma, y escuchar música, me encanta escuchar Romeo Santos, cantar.

¿Comenzaste a aprender braille?

Todavía no porque estamos con el tema de la pandemia y no me pueden enseñar todavía, porque ya no corren las rehabilitaciones hasta que me pongan prótesis. Ya después de las prótesis viene la rehabilitación.

¿Crees que con todo esto le enseñas algo a tus hijos?

El ejemplo que les estoy dando es de lucha, de que a pesar de lo que pase hay que salir adelante. Siempre mirar hacia adelante y pensar que hay cosas peores y todo tiene va a estar bien. Que a pesar de todo puedan sacar lo malo de su camino y que de cualquier accidente siempre hay que mirar adelante, con optimismo, con valentía.

¿Armarse de nuevo?

Sí, es como salir adelante y claro, rearmarte todas las veces que te tropieces. Aunque cueste se tiene que hacer el esfuerzo.

¿Cuál es tu meta hoy?

Sueño con tener justicia. Yo sé que eso va a ser real. También espero estar todos los días con mi familia. Los cuido todos los días porque pienso en el futuro también, pienso que voy a estar viejita y ya no voy a poder dar por mí misma y mis hijos yo sé que van a estar ahí. Tengo una familia maravillosa.

Fuente: El Desconcierto

DEJA UNA RESPUESTA