Teniente Coronel Claudio Crespo Guzmán, alias G3: Este es el Oficial que Habría Cegado a Gustavo Gatica

0
2426

A pesar del silencio del gobierno y de la institución, lo cual puede ser tomado como una prueba indirecta, existe un alto grado de certeza de que el oficial que efectuó los disparos que cegaron al estudiante Gustavo Gatica, el 8 de noviembre pasado, es el teniente coronel de Carabineros Claudio Crespo Guzmán, estereotipo del policía duro, dueño de un nutrido prontuario represivo.

De entrada, el periódico electrónico Interferencia reveló que Crespo fue dado de baja de la institución, por “grave incumplimiento de los protocolos” luego de que descargara en su computador los registros de su cámara de servicio personal, antecedente que ocultó Carabineros cuando dió la información.

Las fotos en que aparece con la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, y la ministra portavoz del gobierno, Karla Rubilar, contribuyen a explicarlo.

El símil con Al Capone es inevitable: al final del día fue condenado por evasión de impuestos.

De modo análogo, Crespo sale de baja por una falta administrativa y no por sus probadas violaciones de los derechos humanos, entre ellas, como todos los antecedentes apuntan, la ceguera de Gustavo Gatica.

Hoy, expulsado de la institución por un motivo accesorio, debe estar preguntándose si valió la pena. Más aún cuando hay altas posibilidades de que sea procesado.

Enseguida, en redes sociales siguen apareciendo antecedentes, como este que aportan Piensa Prensa y La Revuelta Chile


Aparecen más pruebas contra “G-3” Teniente Coronel Claudio Crespo Guzmán disparando indiscriminadamente a la altura de los ojos

Aparecen mas pruebas contra “G-3” Teniente Coronel Claudio Crespo Guzmán disparando indiscriminadamente a la altura de los ojos, siempre acompañado de su fiel ayudante (casco 09) estamos trabajando para dar con la identidad de ese poli. video gentileza @LaRevueltaChile

video recuperado hoy

Teniente Coronel Claudio Crespo Guzmán disparando indiscriminadamente a la altura de los ojos en calle Carabineros de Chile. 8 nov 2019, día que carabineros dejaron ciego -con 2 impacto de perdigones- a Gustavo Gatica. Video en cámara lenta.

Al costado derecho del casco tiene instalada la cámara, la cual manipuló en su computador.

Video ya está en manos de fiscales, que llevan el caso #GustavoGatica #justiciaparagustavo

Fuente: Piensa Prensa

Otros aportes de Piensa Prensa a la identificación de Crespo Guzmán:


Amnistía Internacional Individualiza a G3

Amnistía Internacional publicó un video donde se identifica a un teniente coronel de Carabineros que dispara su escopeta 170 cartuchos de doce balines cada uno, a mansalva y al cuerpo de los manifestantes, el 8 de noviembre pasado, cuando el joven estudiante Gustavo Gatica, de 21 años, fue cegado para siempre.


Carabinero que más disparó el día en que cegaron a Gustavo Gatica también dio mal uso a su GoPro, por lo que es dado de baja

por Diego Ortiz, Joaquín Riffo

Fue sancionado por “grave incumplimiento de los protocolos” luego de que descargara en su computador los registros de su cámara de servicio personal. INTERFERENCIA dio a conocer en abril que Crespo, a pesar de disparar 170 tiros esa jornada, no fue señalado como autor de disparos en el primer sumario de Carabineros, donde tampoco fue interrogado.

El pasado viernes 19 de junio el general subdirector de Carabineros de Chile, Diego Olate Pinares, se refirió durante un punto de prensa a los avances que ha tenido el caso de Gustavo Gatica; el estudiante que perdió la visión el 8 de noviembre en Plaza Dignidad luego de que un funcionario policial no identificado le disparara a la cara con su escopeta antidisturbios.

“El fiscal que diligencia [el caso] determinó iniciar el proceso de baja de un funcionario debido a un grave incumplimiento de los protocolos”, explicó el general Olate, sin dar a conocer la identidad del carabinero dado de baja.

La infracción en cuestión -según el propio subdirector- consistió en descargar en su computador de trabajo personal los videos de la cámara GoPro que portaba el día de los hechos, esto antes de entregar los registros a la Policía de Investigaciones (PDI).

Según pudo constatar nuestro medio a través de diversas fuentes, el efectivo policial dado de baja corresponde al teniente coronel Claudio Crespo Guzmán, mismo efectivo que, según dió a conocer INTERFERENCIA a fines de abril, disparó 170 veces su escopeta antidisturbios el día que cegaron a Gatica en Plaza Dignidad, casi 50 tiros más que cualquier otro funcionario.

A pesar de esto, Crespo no fue mencionado por el primer sumario de Carabineros como autor de disparos ese día, sin tampoco ser interrogado al respecto (ver artículo Caso Gustavo Gatica: Fiscalía investiga a uniformado que sumario de Carabineros ocultó).

Si bien el general Olate no informó sobre la identidad del funcionario dado de baja, desde el interior de Fiscalía institución encargada de llevar adelante la investigación- indicaron a esta redacción, de forma extraoficial, que Crespo sería el funcionario dado de baja.

Sin embargo, agregaron que la identidad del efectivo policial apartado de sus funciones debe oficializarse por parte del propio director General de Carabineros, Mario Rozas.

Por otro lado, otra fuente interiorizada en el caso también indicó que el teniente coronel Claudio Crespo es quien vulneró los protocolos para la entrega de los videos de su cámara corporal, siendo dado de baja por ello.

INTERFERENCIA consultó a Comunicaciones de Carabineros de Chile si la defensa de Crespo seguiría siendo asumida por el departamento jurídico de la institución ahora que el teniente coronel se encuentra dado de baja y apartado de sus funciones. La entidad declinó referirse al tema por ser un caso “actualmente judicializado”.

Además, los funcionarios a cargo de la consulta indicaron que; “en el ámbito legal, los carabineros pueden recurrir de manera interna o externa en términos de asistencia jurídica”, sin agregar mayor información.Durante la conferencia de prensa, el subdirector general Diego Olate recalcó que “esta sanción corresponde a la responsabilidad

En ese sentido, lo que señala el general es que la sanción -y la consecuente desvinculación del teniente coronel Crespo de Carabineros- no implica que haya sido él quién cegó a Gatica.Su responsabilidad en la manipulación indebida de los registros de su cámara corporal es un antecedente más dentro de la investigación, como también lo es la omisión de su nombre en el primer sumario elaborado por Carabineros.

El oficial que más disparó el día que cegaron a Gustavo Gatica

El 26 de abril INTERFERENCIA publicó el artículo Caso Gustavo Gatica: Fiscalía investiga a uniformado que sumario de Carabineros ocultó, donde se abordaba cómo la policía uniformada había omitido al teniente coronel Crespo Guzmán del informe correspondiente al accionar policial del 8 de noviembre de 2019.Cabe recordar que en dicho documento se deslizó la idea de que pudieron ser los propios manifestantes quienes hirieron al estudiante.

El diario La Tercera hizo eco de ello, publicando el pasado 6 de abril un artículo titulado Caso Gatica: sumario no descarta lesión provocada por propios manifestantes.Lo cierto es que en esa jornada de noviembre en la que el estudiante Gustavo Gatica fue cegado por perdigones, según la tabla de consumos de municiones percutadas por los policías, el código de dispositivo G-3 correspondiente a Crespo Guzmán, según múltiples registros fotográficos y de video proporcionados por el medio Piensa Prensa aparecía como el efectivo de Fuerzas Especiales que más disparó durante ese día.

Pese a esto, no fue señalado ni interrogado como autor de los disparos en el sumario. En efecto, tal como informó este medio en ese momento, el G-3 fue autor de 170 disparos con la escopeta de perdigones y 43 con la carabina lanza lacrimógenas, según consta en los registros de la propia institución.

No hubo efectivo de Fuerzas Especiales que disparara más ese día, siendo los que lo siguen en cuanto a munición gastada el coronel Santiago Saldivia y el teniente coronel Andrés Graves, ambos con 125 disparos.

A diferencia de Crespo, tanto Saldivia como Graves fueron interrogados para efectos de la investigación judicial.Aunque en el sumario no se le sindica la autoría a Crespo de los disparos que pudieron haber dejado ciego a Gatica, sí se le posiciona ese día en la calle Carabineros de Chile -donde fue herido el estudiante- según la declaración otorgada por el capitán José Ignacio Cárdenas Morgado, autor de 50 disparos esa jornada.

Cárdenas aseguró haber recibido instrucciones “de mi Comandante Crespo Guzmán”, quien le ordenó “seguir actuando en el lugar a través de contenciones arremetidas y detenidos”.

Según se aprecia en la carpeta investigativa del caso, a la que INTERFERENCIA también tuvo acceso, la Fiscalía solicitó expresamente incautar la tarjeta de memoria de la cámara GoPro que portaba tanto Crespo Guzmán como el personal a su cargo el 8 de noviembre de 2019, además de ordenar la entrega del equipo computacional en el que fueron descargadas las imágenes de la tarjeta de memoria del teniente coronel y sus subordinados.

Además de este antecedente, este medio dio a conocer que el mismo Crespo, el año 2018, disparó a la cara de un manifestante a menos de 5 metros con su escopeta antidisturbios, provocándole graves lesiones (ver aquí artículo Alto oficial de Carabineros que disparó a corta distancia a la cara de un manifestante desarmado en 2018, ascendió y hoy dirige la represión en Plaza Dignidad).

Fuente: Interferencia


El psicópata de la escopeta, de Prensa OPAL

Texto y voz de Andrés Bianque


¿Es G-3 el policía que dejó ciego a Gustavo Gatica?: Amnistía Internacional denuncia encubrimiento a Teniente que disparó 170 cartuchos de perdigones

Este miércoles, Amnistía Internacional denunció que Carabineros estaría intentando ocultar la participación de un funcionario de alto rango en los disparos que cegaron a Gustavo Gatica, durante las manifestaciones del 2019.

“G-3” es la identificación del funcionario, en base a la denominación aparecida en su casco, a través de la cual comprobaron su participación en distintos hechos de violencia ocurridos durante noviembre del mismo año.

Uno de ellos, es el operativo montado en el sector de la Plaza de la Dignidad el 8 de noviembre, el día en que Gustavo Gatica fue herido por perdigón en sus dos ojos y que según la información publicada por Aministía, habría percutado 170 cartuchos de perdigones.

Estos disparos, se destaca en el video publicado, “no son a la parte baja de cuerpo, ni desde una distancia apropiada, “G-3”, dispara de forma indiscriminada a la multitud y no a personas específicas, y contra manifestantes que no suponen un peligro real“.

Asimismo, el funcionario policial sería “Subprefecto de los Servicios 2”, un alto mando de las Fuerzas Especiales que integra la “Plana Mayor Especial”, un equipo que, según su directiva, se forma al interior de la institución para brindar asesoría durante contingencias o conflictos.

“Es inaceptable que los mandos de Carabineros toleraran que oficiales de alto rango como ‘G-3’ hicieran uso indebido de su arma de forma repetida. Al no tomar medidas concretas para impedir que este Subprefecto y, por ende, sus subordinados, siguieran operando sin apego a los protocolos internos y a la normativa internacional, los mandos de Carabineros propiciaron uno de los episodios más lamentables de la historia chilena reciente, donde Gustavo Gatica, de apenas 21 años, quedó ciego por disparos de balines de goma y metal mientras participaba en una protesta”, dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional en un comunicado que acompañó esta publicación.

Respecto a las inquietudes planteadas por el organismo internacional, la familia de Gustavo Gatica, a través de su hermano, Enrique, manifestó a El Desconcierto que la escasa transparencia por parte de carabineros ha sido la tónica durante la investigación.

“No han entregado antecedentes suficientes, ha existido un sumario bastante aberrante donde se plantea que mi hermano había sufrido heridas por parte de los mismos manifestante. Eso fue casi un insulto para la familia. En el fondo esto deja entrever algo bastante llamativo: ¿por qué no se interrogó a este funcionario teniendo un alto cargo en carabineros? Eso ya es algo bastante sospechoso”.

Ocultamiento del funcionario

En la misma línea, la directora de la entidad denunció que se estaría intentando ocultar a “G-3”. “Es todavía más alarmante que Carabineros haya pretendido ocultar la presencia de ‘G-3’ en el escenario donde Gustavo Gatica quedó gravemente lesionado, pues ni siquiera se tomó su declaración en el sumario sobre el caso, a pesar de que era uno de los mandos a cargo del operativo y que disparó 170 cartuchos de 12 balines cada uno ese mismo día”, sostuvo.

Con esto Guevara hizo alusión al sumario interno de Carabineros, de 9 de diciembre de 2019, que además de omitir la declaración de uno de los protagonistas clave, plantea la posibilidad de que las lesiones de Gustavo Gatica las hubieran provocado los propios manifestantes.

“Insinuar que las y los propios manifestantes pudieron haber causado las lesiones a Gustavo Gatica no sólo es malicioso, sino que demuestra la poca voluntad de llevar a cabo una investigación interna seria. En lugar de proteger a la población, parecieran estar protegiéndose a sí mismos”, dijo Erika Guevara al respecto.

Finalmente, Aministía Internacional hizo un llamado “a la Fiscalía Nacional a continuar con las investigaciones en torno a “G-3” y a todos los mandos que pudieron y debieron haber impedido que dicho oficial operara sin apego a la ley, así como a aquellos oficiales que pudieran haber incurrido en actos de obstrucción y encubrimiento. La responsabilidad de la línea de mando por omisión debe ser debidamente investigada“.

Fuente: El Desconcierto

DEJA UNA RESPUESTA