Informe Especial: Agresión al Pueblo Mapuche en el Lado Oscuro de la Pandemia

0
28712

El Instituto Nacional de Derechos Humanos, INDH, Sede regional de La Araucanía interpuso ante la Corte de Apelaciones de Temuco un recurso de amparo constitucional en favor de los integrantes de la comunidad mapuche We Newen, con el objeto de declarar la ilegalidad de los procedimientos policiales que los acosan y evitar que se repitan.

La acción judicial recoge 16 testimonios incluidos los de dos autoridades ancestrales, entre ellos el de una machi (curandera) y un werkén (mensajero); de siete niños y niñas (cuyos relatos fueron tomados a sus padres); y de tres mujeres embarazadas, una de la cuales -según el testimonio de la víctima- sufrió la interrupción de un embarazo de tres meses de gestación como consecuencia del uso desproporcionado de gases lacrimógenos.

La comunidad mapuche We Newen está integrada por aproximadamente 63 hogares mapuche.

Viven en ella 4 mujeres embarazadas en distintas etapas de gestación, y 54 niños y niñas, todos los cuales han sufrido afectaciones de diversa consideración, como consecuencia de procedimientos policiales desarrollados entre el13 y el 23 de mayo.

We Newen se ubica en la entrada norte de la comuna de Collipulli, en el casco urbano colindante con la Población Pablo Neruda, inmediatamente a un costado de la Ruta 5 Sur.

Mientras los noticiarios se desvían por un momento del coronavirus para reportar masivamente sobre el racismo en Estados Unidos, en Chile ejecutan a sangre fría a un vocero mapuche y la televisión nacional ignora el hecho casi por completo.

Indice

INDH denuncia ante Fiscalía aborto involuntario por culpa de gases lacrimógenos a la viuda de Treuquil

Eluwun del werken de la comunidad autónoma We Newen de Collipulli, Alejandro Treuquil. Foto: Twitter @caldillodetripa.

Una semana antes de la muerte de su esposo y con cuatro meses de gestación, Andrea Neculpan sufrió una pérdida que el médico que la atendió atribuyó a los gases lacrimógenos que respiró a raíz del inusitado accionar de Carabineros.

Éstos, según estudios recientes, tendrían efectos abortivos, y así también lo ha advertido el Colegio de Matronas de Chile.

Una semana antes de su muerte baleado a manos de encapuchados, el werken de la comunidad We Newen de Collipulli, Alejandro Treuquil, junto a su familia, habían dado sus testimonios al Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) acusando un hostigamiento permanente por parte de efectivos de Carabineros.

Testimonios que quedaron plasmados en un informe que da cuenta de graves vulneraciones a los derechos de niños, niñas y adolescentes de la comunidad, como también a mujeres embarazadas. Incluso una ellas, la viuda del werken, sufrió la interrupción de su embarazo de cuatro meses producto, según sus médicos, de los efectos de los gases lacrimógenos.

Entre los testimonios, estuvo el de Héctor Cabrapan, miembro de la comunidad y cercano a la familia del werken, quien recibió en la cara el impacto de un perdigón disparado por Carabineros.

En conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, el comunero sostuvo que el miedo fue lo que primó en aquellos días, miedo a que las agresiones pasaran a mayores. Temores que, dice, se confirmaron con la muerte de su werken.

“Unos días antes de que él muriera fuimos a hacer unos trámites con él, yo mismo lo acompañé. Lo andaban siguiendo y fue amenazado por parte de Carabineros antes, le dijeron que con nosotros o sin nosotros lo iban a matar igual“, cuenta.

“Si ellos (Carabineros) pueden matar a un mapuche lo matan, si ellos pueden matar a dos, lo van a hacer“, advierte.

“Ellos no ven que hay niños, que hay mujeres, hay ancianos en esta comunidad. Gente enferma, gente discapacitada, mi mismo peñi tenía su hijo discapacitado. Eso Carabineros no lo ve, el Estado no lo ve”, agrega Cabrapan.

Aborto involuntario por gas lacrimógeno

Firmado por el director regional del INDH La Araucanía, el informe que relata los atropellos sufridos por los integrantes de la comunidad da cuenta de múltiples heridos por impacto de perdigones y bombas lacrimógenas, además de violentos allanamientos que generaron graves daños materiales.

Fue el 21 de mayo cuando, ante el llamado del entonces werken Alejandro Treuquil, funcionarios de la institución acudieron al lugar.

Aquel día el INDH escuchó los relatos de las afectaciones que vivían desde el 13 de mayo las 63 familias mapuche que viven en la comunidad, entre ellas cuatro mujeres embarazadas y 54 niños, niñas y adolescentes. Además, reunieron 102 cartuchos de lacrimógenas triples, 59 de lacrimógenas simples y tres de mano, sin contar las que pudieron evidenciar y no recolectaron.

Con todos estos antecedentes, el INDH presentó un recurso de amparo en la Corte de Apelaciones de Temuco, el que fue admitido y actualmente se encuentra en tramitación.

El organismo solicitó a la Corte pedir informes a Carabineros, pero también a los hospitales de Collipulli y Victoria, a fin de que remitan información relativa a la interrupción de embarazo sufrida por la viuda de Alejandro Treuquil.

Andrea Neculpan relató que tenía cuatro meses de gestación el 20 de mayo cuando sufrió una pérdida que el médico que la atendió atribuyó a los gases lacrimógenos que respiró. Éstos, según estudios recientes, tendrían efectos abortivos. Así también lo ha dicho el Colegio de Matronas de Chile.

“El aire irrespirable hizo que casi perdiera el conocimiento y que los gases afectaran además a sus pequeños hijos. El uso de gases disuasivos por parte de Carabineros fue constante y sus efectos se percibían hasta la madrugada del día siguiente. Uno de los vehículos lanza gases que se encontraba en el lugar, disparó al interior de su casa, a pesar que ella les gritaba que estaba embarazada y que había niños”, relata el INDH en el recurso.

Este hecho en particular motivó la presentación de una denuncia criminal ante el Ministerio Público por parte del jefe de la sede del INDH en La Araucanía, Francisco Aguirre, quien consultado por nuestro medio, señaló que se dio curso a la acción pese a que ese delito no está dentro del mandato del organismo.

“Vamos a interponer una denuncia criminal por la interrupción involuntaria del embarazo. Hablamos además de que es la esposa, es la viuda de Alejandro Treuquil. Es decir, ahí hay una dimensión del daño muy profunda y completa”, sostuvo. “Ese delito penal no está dentro del mandato del INDH pero en nuestra condición de funcionarios públicos estamos interponiendo la denuncia criminal respectiva“, aclaró el director regional del organismo.
El werken y longko de la comunidad autónoma We Newen de Collipulli, Alejandro Treuquil, fue abatido a tiros por un grupo de encapuchados luego de semanas denunciando una represión inusitada por parte de efectivos policiales. Foto: Archivo.

El werken y longko de la comunidad autónoma We Newen de Collipulli, Alejandro Treuquil, fue abatido a tiros por un grupo de encapuchados luego de semanas denunciando una represión inusitada por parte de efectivos policiales. Foto: Archivo.

La investigación de Fiscalía

Alejandro Treuquil, junto a otros dos adultos y un adolescente, buscaban un caballo cuando fueron emboscados por un grupo de varias personas que dispararon al grupo, hiriendo al werken de la comunidad We Newen en su cuello, lo que le provocaría la muerte horas después en el Hospital de Collipulli.

Días antes de este hecho, en conversación con Diario y Radio Universidad de Chile había denunciado amenazas y un permanente hostigamiento por parte de Carabineros.

“Nosotros no sabemos por qué nos están pegando, ni Carabineros ni nadie nos ha especificado el por qué nos están maltratando, sobre todo a nuestros niños”. Además de la violencia física, el comunero denunció que los uniformados les gritaban a diario, por altoparlantes, amenazas como “indios culiaos ya van a caer uno por uno (sic)” o “los vamos a matar hijos de perra (sic)”.

En todo caso, la investigación del homicidio de Treuquil está a cargo del Ministerio Público. Fuentes de Fiscalía regional indican que la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) ya está indagando a algunos sospechosos. Sin embargo, quien dirige las diligencias es el fiscal adjunto de Collipulli, Nelson Moreno, quien aseguró que no se ha descartado ninguna hipótesis.

“En esta investigación se ha trabajado en distintas líneas investigativas. Se han realizado y se están realizando un número importante de diligencias, junto a la Policía de Investigaciones, para determinar a los autores de este hecho“, aseguró el persecutor. “Respecto de estas diligencias no es posible pronunciarme en detalle o en concreto, puesto que ello puede entorpecer el proceso investigativo que estamos llevando adelante”, aclaró Moreno.

Respecto del asesinato del werken Alejandro Treuquil, el INDH regional ha señalado que “no tienen antecedentes que de que haya habido participación de agentes del Estado en el homicidio del werquen del lof We Newen de Collipulli”. Pero las amenazas que Treuquil y su familia recibieron por parte de efectivos de Carabineros sólo días antes de su muerte, generan desconfianza en la comunidad, desde donde no descartan que hayan uniformados involucrados. Héctor Cabrapan asegura que después del homicidio del werken ya no se ha visto presencia policial.

“Mire, aparte de la muerte de mi peñi, después no ha pasado nada. Parece que estaban esperando eso no más porque ahora ya no han venido más, ni se han hecho cargo de los daños que nos han hecho, ni nada“.

Fuente: Resumen Latinoamericano

Indice

El saludo del juez Baltazar Garzón al pueblo mapuche, la comunidad We Newen y la familia Treuquil

Queridas amigas, queridos amigos del pueblo mapuche. Queridas amigas y queridos amigos del pueblo de Chile. Les habla Baltazar Garzón, reciban un afectuoso saludo desde Madrid.

Primero que todo, quiero agradecer el mensaje de aliento que me enviaron miembros de la nación mapuche cuando me encontraba hospitalizado, que junto con otros saludos recibidos de tantas otras latitudes, me dieron fuerzas en los momentos más difíciles de la enfermedad provocada por la COVID-19.

Sigo con enorme preocupación los acontecimientos que aquejan a Chile, país tan querido para mí.

Son muchos quienes han tenido que decidir entre guardar cuarentena en casa y soportar el hambre, o salir a la calle a trabajar para poder llevar algo que comer al hogar, arriesgándose a un contagio de una enfermedad que ya se ha cobrado demasiadas vidas.

Me indigna saber que poco o nada ha hecho el gobierno encabezado por Sebastián Piñera, que ha convertido un mezquino acto de caridad en propaganda política y un vacío y grotesco espectáculo mediático, cuando lo que se necesita es solidaridad real y justicia social.

Me preocupan los presos del estallido social que siguen encarcelados a pesar de que se les imputan delitos menores, lo que contrasta verdaderamente en forma llamativa con la impunidad generalizada de policías y militares que han cometido violaciones masivas y sistemáticas a los derechos humanos.

Deseo hacer llegar un especial saludo al machi Celestino Córdova, que este domingo cumple 43 días en huelga de hambre como protesta por las condiciones carcelarias a las que están sometidos los presos políticos mapuche en tiempos de pandemia.

Mi más entrañable y cariñoso saludo a la familia de Alejandro Treuquil, de 37 años, cobardemente asesinado el 4 de julio pasado. Toda mi solidaridad para Andrea Neculpan, su viuda, y toda mi solidaridad para sus tres hijos.

Pido a las autoridades competentes chilenas que esclarezcan estos hechos, que hagan justicia, verdadera justicia, con igualdad e imparcialidad y que respeten el Convenio 169 de la OIT. Que se escuchen las legítimas demandas del pueblo mapuche, pueblo originario de Chile, que con su ancestral sabiduría ha enseñado al mundo entero que la naturaleza está siempre mejor cuidada por quienes se sienten parte de la tierra que por quienes se adueñan de ella para devastar sus recursos naturales.

Reciban en estos momentos difíciles un abrazo fraterno, un abrazo grande, de este amigo incondicional del pueblo chileno, admirador de la valentía del pueblo mapuche, del ejemplo de consecuencia de Salvador Allende, de la poesía de Gabriela Mistral y Pablo Neruda, de la música de Violeta Parra y Víctor Jara.

Un fuerte abrazo, Baltazar Garzón.


Wall Mapu: Asesinatos, Cárceles y Hostigamiento

En las ultimas dos semanas se conoció un nuevo asesinato a manos de las fuerzas represivas del estado chileno, continua la huelga de hambre de los presos políticos mapuche y se conoció la detención de cuatro comuneros.

Las injusticias que se acumulan e invisibilizan en este contexto de pandemia mundial y sólo cuenta con difusión de redes comunitarias y medios alternativos.

Asesinato del Werken Alejandro Treuquil

El pasado 4 de junio fue asesinado el Werken Alejandro Treuquil y otros tres jóvenes resultaron heridos por balas.

La comunidad Mapuche We Newen de la zona de Collipulli, en la Araucanía, informó en un comunicado que Alberto Alejandro Treuquil Treuquil, “fue asesinado por individuos ajenos a la comunidad mientras realizaba labores de búsqueda de uno de sus caballos en inmediaciones del lof”.

La Fiscalía en su cuenta de twitter informó que “la víctima falleció por impacto balístico.

Otras tres personas de la misma comunidad resultaron lesionadas”.

Durante la emboscada en que fue herido Alejandro Treuquil, también resultó baleado en la clavícula un joven de diecinueve años, otro de dieciocho y un adolescente de catorce, los tres integrantes de la misma comunidad.

En el comunicado, la comunidad señala que han sido víctimas de la persecución policial ilegítima reiterada, “hechos por los cuales se está interponiendo un recurso de amparo preventivo dejando en evidencia las constantes y reiteradas amenazas sufridas por las personas de la comunidad y en especial por nuestro Werken, hoy fallecido”.

Alejandro se suma a una lista de mas de 20 comuneros asesinados a manos de las fuerzas represivas del estado durante los sucesivos gobiernos democráticos.

40 Días de huelga de hambre de Presos Políticos Mapuche

Hoy se cumplen 43 días de huelga de hambre de los presos políticos mapuche en la cárcel de Angol: Sergio Levinao, Juan Calbucoi Montanares, Victor LLanquileo Pilquiman, Juan Queipul Millanao, Sinecio Huenchullan Queipul, Freddy Marileo, Danilo Nahuelpi Millanao, Reinaldo Penchulef Sepulveda y Machi Celestino Cordoba, en las cárcel de Temuco.

Parte de lo planteado por los prisioneros es que se cambien sus condiciones al interior de los penales y se otorgue el beneficio de cumplir sus condenas al interior de sus territorios, como lo contempla el Convenio 169 de la OIT. Los presos de la cárcel de Angol exigen además que deben ser excarcelados debido a la pandemia por coronavirus, porque no tienen las condiciones de seguridad sanitaria al interior de los penales.

Rodrigo Curipan, vocero de los prisioneros mapuche en la cárcel de Angol declara:

«Hay seis prisioneros políticos mapuche en la cárcel de Angol que están en prisión preventiva y hay tres que están ya condenados. ¿Cuál es la razón porque se van a huelga los prisioneros políticos mapuche? Porque algunos dirán “los mapuche han reclamado toda la vida cualquier cosa”, pero aquí hay una cuestión de fondo, que tiene que ver en parte con la situación actual que se está viviendo a nivel país que es la pandemia.

Nosotros entendemos que la situación carcelaria de los mapuche no debió haber sido así. Si aquí en Chile se aplicara el [decreto] 169 [de la OIT], probablemente los presos políticos no estarían en esta condición carcelaria, sería distinta.»

«Nosotros vemos que el gobierno ha tenido un doble estándar en su política, porque ha favorecido, ha instado a los tribunales para que tome medidas jurídicas que les de beneficio a los que han atentado contra los derechos humanos del pueblo mapuche. Y en este caso particular tenemos dos ejemplos claros: el primero es que el asesino de Camilo Catrillanca hoy está con su familia.

Él fue autor material del asesinato de Camilo y hoy día, a raíz de esta pandemia, se le hace un cambio de medida cautelar y se le cambia por arresto domiciliario.

¿Por qué el mismo criterio no se utiliza entonces con los mapuche?

Lo mismo sucede con todos los carabineros que hicieron el montaje de la Operación Huracán, están también con cambio de medida cautelar y hoy están con arresto domiciliario.»

Detención a cuatro comuneros y abandono de un niño en caminos rurales

Entre los últimos hechos ocurrido se encuentra la detención de 4 comuneros de la Lof Temulemu por parte del GOPE de carabineros. La comunidad afirmó en un comunicado de prensa «Los detenidos son Carlos Pichun Collonao, Presidente de la comunidad, Eduardo Márquez Inal, Víctor Marileo Ancapi y Cristofer Pino Curin.

Los medios manipuladores han difundido la versión de carabinero (que tienen muy poca credibilidad). Según han informado transportaban un “cargamento” de armas, en una camioneta cuando circulaban en un camino rural cerca del Lof Temulemu, informaron que en una inspección de rutina interceptaron a los peñi, e incluso difundieron fotografías de ello. Pero se trata nada más que una vieja escopeta y unos tubos recortados que difunden como armamento de grueso calibre y que pretender inculpar a nuestros peñi.

Los medios manipuladores tampoco han difundido el trato de grave vulneración del derecho del niño hacia el menor hijo del peñi Carlos Pichun quien se encontraba con ellos, EL NIÑO FUE ABANDONADO EN EL CAMPO Y SIN DAR AVISO A LA FAMILIA.»

Finalmente el 9 de junio el tribunal de Traiguen decretó legal la detención y acogió pedido de prisión preventiva solicitado por la fiscalia en contra de cuatro comuneros. La Red x la Defensa de la Infancia Mapuche, emitió un comunicado denunciando esta situación, al igual que otras comunidades y organizaciones.

Fuente: Resumen Latinoamericano

Indice

Asesinato de Werken Treuquil, la sistemática violencia contra el mapuche

por Diego Ancalao.

El conflicto entre el Estado chileno y el pueblo-nación Mapuche, mediáticamente instalado como “conflicto mapuche”, implica disputas con empresas forestales y grandes terratenientes instalados hace más de un siglo.

Por tanto, las justas reclamaciones al uso de los recursos naturales, las tierras, bosques, acceso al mar y ríos, y también las que se refieren a derechos políticos como autodeterminación y autonomía territorial, colisionan con los intereses privados que se administran a favor de empresarios, gracias a las políticas de la casta partidaria transversal.

Este “conflicto” utiliza la criminalización de las demandas políticas del pueblo mapuche, la judicialización de sus dirigentes y la implementación de la violencia en todas sus formas (física, simbólica, ecológica, económica y social) con el fin de proteger intereses económicos de algunas familias.

Como por ejemplo los Angellini y Matte, dueños de las forestales más grandes del país, que en exportaciones en 2018 llegaron a un total de $6,818 millones de dólares. Es el tercer sector que más aporta a la economía, después de la minería y la industria. Todo esto en contraste con la Araucanía que es la región más pobre de Chile.

Para aquellos que suelen repetir “y para qué quieren más tierras los mapuche”, existen 3,316,789 ha. de plantaciones forestales (CONAF, actualización 2014). Y Según el Catastro de los Recursos Forestales de 1997 y el Censo Nacional de Agricultura y Ganadería de 2007, el 78% de las plantaciones pertenecen a grandes propietarios, Angellini y Matte, en comparación con el 4% que está en manos de pequeños propietarios.

Todos los impactos del modelo económico los ha sufrido el pueblo mapuche, y ha enfrentado a los gobiernos, al Estado y los empresarios, por lo cual muchos líderes han debido pagar un alto precio, persecución, cárcel y asesinatos, como acaba de ocurrir con la muerte de un padre de familia que lo único que hacía era defender los derechos de su pueblo, el hermano Alejandro Treuquil.

Estas prácticas de violencia y exterminio en contra de la nación mapuche han recrudecido bajo el actual gobierno. Con el slogan de combatir “la violencia rural” se articulan prácticas de extremistas como el caso del “Comando Jungla”.

Esto es lo que ocurrió en Collipulli donde el werken asesinado había denunciado el hostigamiento llevado a cabo por efectivos de la policía, los mismos que habían asesinado a Camilo Catrillanca (24), en medio de un operativo de dudosa legalidad de Carabineros, que viene a confirmar que el Gobierno de Sebastián Piñera reforzaría la seguridad en la zona, para grandes empresarios que exigen una mayor protección a sus fundos para la explotación.

Paralelamente, el debido proceso debe condenar a los culpables de este asesinato, no puede ser que existan dos tipos de justicia, una efectiva para las familias del 0.1% y otra inútil para el mapuche y el 99% restante de Chile.

Y es que no es la primera vez que ocurre esto, solo debemos recordar que efectivos de carabineros asesinaron por la espalda a Matías Catrileo, y desconocidos asesinaron a tiros a Rodrigo Melinao en Ercilla, lo que se está repitiendo hoy.

Estoy convencido que la no violencia es el camino y no el fin y me niego a creer que en “democracia” existan sicarios y que se intente resolver el problema político entre el Estado y el Pueblo Mapuche por medios policiales, judiciales y militares, violentos en definitiva y que fomentan las distancias.

No sólo porque la historia ha demostrado que esa vía es equivocada y que causa dolor a inocentes, sino porque no se puede lograr la paz, a través de la represión.

Fuente: Radio Cooperativa

Indice


La complicidad de los medios del poder con la criminalización del pueblo Mapuche

por David Espinoza.

Durante la mañana del lunes, medios de comunicación informaron la detención de 4 peñis integrantes del Lof Temulemu, ubicado en la comuna de Traiguén, reproduciendo la versión entregada por carabineros la que señala que integrantes del GOPE revisaron el vehículo en el que se transportaban encontrando armas y municiones llevándolos detenidos.

Resulta preocupante el tratamiento que los medios de comunicación hegemónicos, con mayor cobertura y recursos reproduzcan incuestionablemente el parte policial entregado por carabineros de Chile como hecho consumado sin dar el espacio para que la contraparte muestre su versión.

Radio Bio Bío titula: “Detienen a 4 personas sorprendidas con armas en vehículos en La Araucanía” la nota no contempla la versión entregada por el Lof Temulemu ampliamente divulgada por redes sociales.

Por su parte el diario Austral de Temuko titula “Carabineros incauta fusil de asalto, armas y munición en Traiguén”

La Tercera titula: “Carabineros detiene a 4 sujetos e incauta fusil de asalto, armas y munición en Traiguén” reproduciendo la misma nota de prensa el Austral, La Tercera y el Mercurio.

La versión de los peñi, de la comunidad Temulemu, de la Red por la Defensa de la Infancia Mapuche y otras voces mapuche señalan que los hechos descritos en el parte policial y reproducidos por estos medios se encuadran en la estrategia de persecución política y se estaría en presencia de un nuevo montaje policial cuyo objetivo es criminalizar a peñis integrantes de la causa autonomista mapuche.

Cabe consignar que los medios de comunicación señalados no incluyen ni una frase para informar lo que ocurrido con uno de los acompañantes de los peñi detenidos que sería un menor de edad el que quedó abandonado en el lugar teniendo que caminar unos 10 km para encontrar ayuda y menos reproducir el comunicado que emitió el Lof Temulemu.

Un medio de comunicación responsable con la verdad debe señalar las versiones de ambas partes, tal como estos mismos medios lo hicieron en Noviembre del 2018 cuando un “agricultor” (de esta manera lo individualizan) apuntó con un arma a integrantes de una comunidad mapuche otorgando un amplio espacio en la nota al delincuente para que este realice sus descargos.

Incluso el titular de La Tercera señala que la versión del hombre que apuntó y la de la comunidad son versiones cruzadas habiendo pruebas audiovisuales incuestionables.

Un medio de comunicación responsable debe dejar espacio a la duda de las versiones entregadas por la institución de carabineros de Chile ya que recientemente se desbarató el montaje «Operación Huracán» y otros hechos de las mismas características.

En este sentido el ejemplo más claro son los dos montajes sufridos por el peñi José Tralcal Coche; donde, en el denominado “casoTur Bus” es procesado con pruebas falsas y luego gracias a la defensa se establece que fue un montaje cuyo autor material fue el carabinero Castro Antipán. De esta manera, el peñi Tralcal quedó libre de cargos, y posteriormente el caso Lucksinguer Mackay en donde se le inculpa y condena a través de un juicio totalmente viciado cuya única prueba es un testimonio realizado bajo tortura y amenazas.

De lo anterior se desprende la idea de la importancia del tratamiento que los medios de comunicación contra hegemónicos otorgan a la información fijando posiciones a favor de las luchas de los pueblos, desde una valoración ideológica y ética propias.

La objetividad no existe.

Fuente: Werkén Rojo

Indice

DEJA UNA RESPUESTA