LATAM se Acoge a Ley de Quiebras en EE. UU.

0
443

La aerolínea más grande de América Latina, LATAM Airlines Group SA dijo el martes que la compañía y sus filiales en Chile, Perú, Colombia, Ecuador y EE. UU. han solicitado la protección por bancarrota del Capítulo 11 en los Estados Unidos.

Este martes, LATAM Airlines Group informó que presentó una solicitud para acogerse a la protección del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras en Estados Unidos.

Esto, le permitirá a la aerolínea a seguir operando mientras la empresa elabora un plan para pagar a los acreedores y cambiar el negocio ante la crisis del COVID-19, que ha significado una reducción significativa de pasajeros.

LATAM es la última víctima corporativa de la pandemia de coronavirus que ha detenido virtualmente los viajes aéreos, uniéndose a Avianca Holdings SA de Colombia y Virgin Australia Holdings Ltd de Australia en protección por bancarrota mientras busca reestructurar su deuda.

«Hemos implementado una serie de medidas difíciles para mitigar el impacto de esta interrupción de la industria sin precedentes, pero en última instancia, este camino representa la mejor opción», dijo el presidente ejecutivo de LATAM , Roberto Alvo, en un comunicado.

El comunicado aseguró que continuarán operando según lo permitan las prohibiciones de viajes y la demanda, y que seguirán pagando a los empleados, cumpliendo con las obligaciones de beneficios, pagando a proveedores considerados críticos y respetando las millas del programa LATAM Pass, así como las reservaciones de vuelo mientras dure este proceso de reorganización.

Sus filiales en Argentina, Brasil y Paraguay no fueron incluidas en la presentación del Capítulo 11.

Además, la compañía indicó que el proceso de reorganización financiera del Capítulo 11 de los Estados Unidos les proporciona una oportunidad para trabajar con los acreedores y otras partes interesadas para “reducir la deuda y obtener acceso a nuevas fuentes de financiamiento”.

La aerolínea estadounidense Delta Air Lines Inc es el mayor accionista de LATAM, ya que el año pasado pagó $ 1.9 mil millones por una participación del 20% en tiempos mejores para la industria.

LATAM dijo que había obtenido fondos de otros accionistas importantes, incluidas las familias Cueto y Amaro y Qatar Airways, para proporcionar hasta $ 900 millones en financiamiento deudor en posesión.

«En la medida permitida por la ley, el grupo daría la bienvenida a otros accionistas interesados en participar en este proceso para proporcionar financiamiento adicional», dijo la aerolínea, agregando que tenía alrededor de $ 1.3 mil millones en efectivo.

LATAM enumeró activos y pasivos en el rango de $ 10 mil millones y $ 50 mil millones, según una presentación ante el Tribunal de Quiebras de los Estados Unidos en el Distrito Sur de Nueva York.

La aerolínea fue rebajada por S&P y Fitch el viernes después de que la compañía confirmó que no pagaba intereses y capital en tres tramos de certificados de fideicomiso de equipos mejorados de $ 1 mil millones de 2015.

LATAM, formado cuando LAN de Chile se fusionó con TAM de Brasil en 2012, dijo que sus afiliados brasileños están en conversaciones con el gobierno brasileño sobre los próximos pasos y el apoyo financiero para las operaciones en el país.

“El anuncio de hoy no afectará nuestros esfuerzos continuos para volver a las operaciones regulares del grupo Latam y sus empresas afiliadas. Si bien sabemos que el Covid-19 ha cambiado drásticamente nuestras operaciones y seguirá exigiéndonos que tomemos decisiones difíciles, estamos comprometidos a preservar la continuidad de nuestras operaciones tanto como sea posible. Seguiremos pagando a los empleados y cumpliendo con las obligaciones de beneficios a medida que avanza el proceso de reorganización bajo el Capítulo 11”, concluyó el comunicado de la empresa.

Gobierno evaluará “conveniencia” de contribuir al proceso de reorganización

El Ministerio de Hacienda afirmó que el Gobierno evaluará la “conveniencia” de contribuir al proceso de reorganización de Latam.

A través de una declaración pública, la cartera explicó que el Capítulo 11 consiste en un proceso legal que, bajo la supervisión de un juez en EE.UU., “permite a la empresa reorganizar sus operaciones y obligaciones mientras continúa operando en el mercado aéreo”.

Hacienda sostuvo que “este proceso le da la oportunidad de intentar acceder a un tipo especial de financiamiento llamado DIP (“debtor-in-possession”), el cual se utiliza para que la empresa pueda continuar con sus operaciones mientras avanza el proceso de reorganización de su balance. Estos créditos DIP tienen preferencia sobre las deudas anteriores, los accionistas y otras obligaciones de la empresa“.

El Ejecutivo destacó que la empresa tiene una importancia estratégica para Chile:

“además de los cerca de 10 mil empleos directos que genera, sus cerca de 2.000 proveedores, muchos de ellos Pymes, abarcan un universo de cerca de 200 mil empleos indirectos”.

Sectores como las importaciones industriales y exportaciones agropecuarias, el turismo y la minería dependen de los servicios que presta la aerolínea.

El gobierno espera que una reorganización de la compañía permita la continuidad operacional de la empresa “con el objetivo de que se puedan mantener la mayor cantidad de empleos posible, que sus proveedores puedan seguir prestando sus servicios y que los chilenos puedan contar con este medio de transporte para llegar a los más diversos rincones de nuestro territorio y del mundo”.

Finalmente, Hacienda afirmó que “el Gobierno evaluará la conveniencia y oportunidad para contribuir al éxito del proceso de reorganización de Latam”.

Lo que no debe suceder, sin embargo, es que recursos públicos salven a la empresa de la quiebra, para que después de la emergencia, sus propietarios sigan como si nada. En otras palabras: si el Estado invierte en Latam, debiera ser para su renacionalización.

Estado alemán “rescata” a Lufthansa

En el mismo contexto de la crisis de las aerolíneas, el Estado alemán informó que llegó a un acuerdo con Lufthansa, que convertirá al Estado en el principal accionista del grupo con 20% del capital.

A través del Banco alemán de Crédito para la Reconstrucción y el Desarrollo (KfW), el gobierno de dicho país entregará a Lufthansa financiamiento por valor de 3.000 millones de euros, operación en la que también participarán bancos privados con 600 millones de euros.

A cambio, Lufthansa se comprometió a cumplir determinados objetivos de sostenibilidad al renovar su flota de aviones y a limitar las remuneraciones para la junta directiva y otros ejecutivos.

En Chile en tanto, ideas similares han sido propuestas por parlamentarios del Frente Amplio, que ante este anuncio han hecho resurgir su llamado

DEJA UNA RESPUESTA