Crisis de Prioridades: Gobierno Gastó Más de $10.700 Millones en Equipo Represivo para Carabinertos

0
745

por Tomás González F.

Antes de dejar el Gobierno el ex subsecretario del Interior y ahora asesor presidencial gestionó la compra de blindados de guerra, lanza aguas de última generación y toda una flota de transporte, por un valor totasl superior a los $ 10.700 millones, US$ 12.985.436 millones,al cambio de hoy, en plena crisis social.

El cuestionado manejo del orden público por parte de Carabineros de Chile en los días posteriores al 18 de octubre, cuando ocurrieron graves, masivas y sistemáticas violaciones a los derechos humanos por parte de uniformados, dejaron en evidencia una realidad que ya se venía haciendo ver desde diversos sectores: la necesidad de reformar la institución y adoptar medidas urgentes para modernizarla.

Con el objetivo de reforzar la alicaída flota de vehículos de las ex Fuerzas Especiales, a dos meses del estallido social el entonces subsecretario del Interior y actual asesor presidencial, Rodrigo Ubilla, dio a conocer el plan del Ministerio del Interior y Seguridad Pública para abastecer a Carabineros de Chile con “34 nuevos retenes móviles, 21 furgones para transporte de personal, 11 vehículos lanza gases y dos lanza aguas de última generación”.

“Estamos en un plan de dotar rápidamente a Carabineros de equipamiento nuevo, para recuperar parte de lo que hemos perdido y en 2020 contar con una nueva capacidad tecnológica y operativa importante“, dijo quien desde este lunes es el nuevo asesor del presidente Sebastián Piñera.

A casi seis meses del anuncio de Ubilla, Diario y Radio Universidad de Chile pudo constatar que Carabineros gastó más de 10.700 millones de pesos en vehículos para las ex Fuerzas Especiales entre fines de diciembre y fines de marzo.

Los nuevos blindados lanza gases de Carabineros son utilizados por Israel y Estados Unidos en diversos conflictos militares, y por los ejércitos de México y Colombia en su combate contra los carteles de droga. Tuvieron su estreno el 8 de marzo en las manifestaciones por el Día de la Mujer. Foto: Infogate.

“Zorrillos de guerra”

Los nuevos lanza gases comenzaron a llegar a fines de febrero desde Estados Unidos y tuvieron su debut el 8 de marzo en las manifestaciones por el Día Internacional de la Mujer. Rápidamente surgieron los primeros cuestionamientos sobre su origen y la justificación de su compra, a la que no se había tenido acceso ni se conocían sus montos.

A través de Ley de Transparencia, Diario y Radio Universidad de Chile tuvo acceso tanto a la orden de compra como el contrato entre Carabineros y la empresa israelí Plasan Inc., para la adquisición de los nuevos blindados lanza gases que fueron asignados a la prefectura de Control de Orden Público (COP) o ex Fuerzas Especiales.

Vía trato directo, el 27 de diciembre de 2019 Carabineros de Chile emitió una orden por más de USD 2,1 millones por estos vehículos blindados utilizados tanto por Israel como Estados Unidos en diversos conflictos militares, así como por las fuerzas armadas de México y Colombia en su combate contra los carteles de droga.

Es decir, casi 1.800 millones de pesos en total, una cifra incluso mayor -por ejemplo- al recorte de 1.400 millones al presupuesto de Bomberos de Chile que hace pocos días concretó el gobierno de Sebastián Piñera.

Esto, considerando los 11 vehículos modelo TPV Sandcat 4×4 manufacturados por la corporación estadounidense OshKosh y adquiridos a USD 193.171 cada uno -casi 160 millones de pesos en esa fecha-, así como la capacitación de USD 30.000 -más de $23 millones- dictada por el proveedor y un manual de uso con un costo de USD 10.000 -más de 8 millones de pesos-.

La orden de compra derivada del contrato entre la Dirección de Logística de Carabineros de Chile y la filial en Estados Unidos de la empresa israelí Plasan Inc. Fuente: Diario y Radio Universidad de Chile.

Los nuevos “guanacos”

Los dos carros lanza agua que anunció el ex subsecretario del Interior no pasaron desapercibidos y los rumores de su llegada corrieron rápidamente en cuanto desembarcaron en el aeropuerto Arturo Merino Benítez.

En respuesta a una solicitud de Ley de Transparencia hecha por el medio Interferencia, Carabineros de Chile aseguró haber desembolsado, entre el 1 de enero y el 19 de marzo de 2020, $327.951.666 en “vehículos lanza aguas”, confirmando también la adquisición de “vehículos antidisturbios” por un valor de USD 3.546.900 y USD 3.901.002, sin especificar cantidades ni tipo.

No obstante, el pasado 12 de marzo la institución confirmó el arribo desde Turquía de dos camiones blindados modelo Edjer Toma 4×4 de la empresa Nurol Makina, los que se incorporaron al COP de la Región Metropolitana.

A éstos se sumaron 12 carros del mismo tipo con los que se busca renovar la flota completa, según aseguró el medio especializado InfoDefensa. Nuestro medio solicitó todos los documentos relativos a la adquisición de los nuevos lanza agua, pero éstos fueron denegados.

Sólo entre el 1 de enero y el 19 de marzo, Carabineros gastó más de 6.300 millones de pesos en vehículos blindados, a los que se suman los casi $1.800 millones desembolsados los últimos días de diciembre para la compra de los nuevos lanza gases, más de $2.600 millones en otros vehículos y los que se han comprado después de esa fecha.

Retenes móviles y vehículos de transporte

A través de la base de datos de Mercado Público y solicitudes de transparencia, nuestro medio pudo comprobar que los retenes móviles anunciados por Ubilla fueron adquiridos en dos órdenes de compra (5240-291-CM19 y 5240- 326-CM19) a las empresas Comercial Automotriz S.A. y Technology Motor Group S,A., por $194.850.000 y $928.628.400 respectivamente. En total, 34 vehículos policiales fueron adquiridos por un monto de casi 1.200 millones de pesos.

En cuanto a los vehículos de transporte anunciados por el ex subsecretario, se pudo comprobar que Carabineros adquirió 54 unidades en dos órdenes de compra (5240-351-CM19 y 5240-45-CM20) a las empresas Comercial Automotriz S.A. y CECOR S.A., por $200.976.200 y $1.213.617.002 cada una.

En total, más de 1.400 millones de pesos en ocho minibuses Fiat Ducato 2020 y 46 Ford Transit del mismo año.

Así, las compras hechas por Carabineros de Chile en los tres meses comprendidos entre fines de diciembre y fines de marzo relativas a vehículos para la unidad de Control de Orden Público, alcanzan más de 10.700 millones de pesos.

Orden de compra para la adquisición de 28 vehículos policiales tipo retén móvil para la unidad de Control de Orden Público (COP).

TPV Sandcat vía Trato Directo

En el contrato que nuestro medio hace público, se indica que a través de la Resolución Exenta Nº430 del 12 de noviembre de 2019 el director general de Carabineros, Mario Rozas, autorizó al director de Logística, Jean R. Camus, para adquirir vía Trato Directo tanto vehículos blindados de transporte de personal como los Sandcat TPV.

Así, la compra logró pasar por alto los trámites de propuesta pública o privada, vía licitación o a través del Convenio Marco.

El documento que contiene la resolución también fue solicitado por este medio, pero no fue entregado por la institución.

El Plasan TPV Sandcat es descrito por los sitios especializados como un vehículo de combate de alta movilidad táctica y cuenta con un blindaje que califican como avanzado.

De hecho, unas de las condiciones del contrato firmado el 29 de noviembre de 2019 entre la corporación israelí y la Dirección Logística de Carabineros, era la aprobación de una prueba balística que se le hizo a una pieza del vehículo -en específico, una puerta-, la fue enviada previamente por un representante del proveedor.

Como todo contrato que suscribe cualquiera de las administraciones del Estado, el vínculo entre la Dirección de Logística de Carabineros y Plasan Inc. debió pasar por el trámite de toma de razón de la Contraloría General de la República. Este fue aprobado el 26 de diciembre de 2019, pero con dos alcances ( vea el documento aquí ).

En primer lugar, se hizo presente que no procedía el término unilateral del convenio a iniciativa del proveedor, como podía desprenderse de una de las cláusulas del contrato; y en segundo, se exigió verificar que el proveedor, la empresa israelí Plasan Inc., o el representante legal, Gershon Jerry Press, no estuviesen inhabilitados para contratar con el Estado.
Al día siguiente, el 27 de diciembre, se dio curso a la orden de compra por USD 2.124.886.

Extracto del contrato vía trato directo entre la Dirección de Logística de Carabineros de Chile y la filial norteamericana de la empresa israelí Plasan Inc. Fuente: Diario y Radio Universidad de Chile.

Fuente: Radio Universidad de Chile

Oposición en picada contra el Gobierno por millonario gasto en vehículos para Carabineros

Luego de darse a conocer que, luego del anuncio del ex subsecretario del Interior y actual asesor presidencial, Rodrigo Ubilla, Carabineros de Chile gastó más de $10.700 millones en vehículos blindados y de transporte, las reacciones no tardaron en llegar y lo hicieron tanto en forma de críticas como de justificaciones.

Entre los que criticaron la alta suma desembolsada por el Estado estuvo el diputado RD y presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara, Jorge Brito. El parlamentario frenteamplista se sumó a los cuestionamientos, advirtiendo que la compra podría incurrir en irregularidades y cuestionando las prioridades del Gobierno en medio de la crisis política, económica y social que sucedió al 18 de octubre pasado.

“La compra es enorme y representa una cantidad de dinero que en términos normales suele no autorizarse para tratos directos. Pero en este caso, debido a que son cosas muy específicas, armas para dañar a la gente, es que al parecer estarían haciendo uso de la exclusividad en el proveedor para permitir realizarla. Vamos a revisar que esto se ajuste al Reglamento de Compras”, prometió el diputado RD, refiriéndose a la compra por más de 1.800 millones de 11 vehículos de guerra que fueron implementados como lanza gases.

“Pero también queremos llamar la atención por las prioridades que tiene el Gobierno, porque cuando ya se sabía de la crisis han decidido y materializado esta compra. Con una empresa proveedora, además, que es parte de las mismas empresas israelíes que proveían de armas a Pinochet cuando estábamos en plena dictadura y el mundo ya no le quería vender armas a Chile. Cuando la prioridad es una pandemia, algunos siguen pensando en fierros y en la violencia“, agregó Brito.

Al parlamentario y presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara se sumó también la diputada y presidenta de Revolución Democrática, Catalina Pérez. “Tras el 18 de octubre ciento de personas vieron vulnerados sus derechos humanos por parte de Carabineros y el Estado ha permanecido ausente en entregarles justicia y reparación. Si Carabineros no pasa antes por una reforma profunda, entregarles vehículos de guerra y equipamiento de última generación se vuelve peligroso para la propia ciudadanía. Ya hemos visto las consecuencias y no podemos volver a permitir algo así“, sostuvo la parlamentaria del Frente Amplio.

Por su parte, el diputado frenteamplista, ex militante del Partido Humanista, Tomás Hirsch, fue aún más duro y tildó de “estúpido” a un gobierno que desembolsa esa cantidad de dinero en elementos represivos. En ese sentido, Hirsch señaló que hoy en día las prioridades deben ser otras e hizo un llamado al Ejecutivo a reflexionar sobre la materia.

“Con todas las urgentes necesidades que tiene nuestro país, con las ayudas que hay que hacer llegar a las familias, a los trabajadores, con la inversión que hay que hacer en salud, me parece insólito, increíble y, dígamoslo claramente, estúpido ver a un gobierno que se gasta más de 10 mil millones de pesos para que Carabineros renueve sus vehículos con los cuales reprime a la gente, como lo ha hecho sobre todo después del estallido social”, indicó el ex candidato presidencial.

“Francamente es incomprensible y refleja hasta qué punto están totalmente torcidas las prioridades del Gobierno. Hoy día cada peso hay que invertirlo en salud, en apoyo a los trabajadores, en apoyo a las familias, a los municipios y de ninguna manera estar dilapidando los recursos en ese armamento y vehículos blindados con los cuales pretenden seguir reprimiendo. Por favor que el gobierno reflexione y cambie sus prioridades”, criticó el diputado del Frente Amplio.

También lo hizo, en representación de la Federación Regionalista Verde Social (FRVS), la diputada y jefa de la bancada FVRS, Alejandra Sepúlveda, quien enfatizó en las críticas a un gobierno que, para ella, se ha equivocado en el análisis de las prioridades de la ciudadanía.

“Nos parece absolutamente impresentable la cantidad de recursos que ha gastado el Gobierno en material de guerra y represión para Carabineros de Chile. Una vez más el Gobierno se equivoca en el análisis y en vez de invertir en ayudas sociales o invertir efectivamente en el problema de la desigualdad social y económica que tenemos en el país, aún más siendo profundizado por el coronavirus, hoy día elige seguir financiando un sistema de represión“, lamentó la parlamentaria integrante de la Comisión de Trabajo y Seguridad Social.

La diputada Andrea Parra (PPD), lanzó duras críticas al Gobierno por no haber cesado en la adquisición de los vehículos para las fuerzas de Orden y Seguridad, aún cuando hubo tiempo de hacerlo:

“Este plan del ex subsecretario Ubilla, hoy de regreso además en el Gobierno, fue formulado hace seis meses atrás. Por lo tanto, hubo tiempo suficiente para poder suspenderlo y poner esos dineros donde hoy hace falta”.

“Estamos en medio de una pandemia que sólo trae dolor e incertidumbre, pero aún así nos enteramos de un gasto de 10 mil millones de pesos para que Carabineros pueda seguir reprimiendo. ¿Dónde están las prioridades? Es bien doloroso darse cuenta que la respuesta del gobierno es pertrecharse de agua, gas y palos, en vez de preocuparse de la falta de insumos en los hospitales y de atender a la ciudadanía“, añadió.

Desde el Partido Radical (PR), en tanto, ejemplificaron con la discusión y dificultades que han tenido en torno al proyecto de Ingreso Familiar de Emergencia, en donde el Ejecutivo se ha cerrado a aumentar el monto que se entregará. El diputado y jefe de la bancada del Partido Radical, Alexis Sepúlveda, sostuvo que ésta es una contradicción que no se entiende, pero que deja en evidencia las prioridades del Gobierno:

“Lo dramático de esto es que cuando uno emplaza al gobierno a subir los aportes para el Ingreso Familiar de Emergencia dice que no hay ningún peso más. Pero cuando se trata de gastar en vehículos para la represión, para el control del orden público, no tiene problema en usar 10.700 millones de pesos. Es una contradicción que la verdad no se entiende, por qué no hay recursos para las familias pero sí los hay para gastar en este material blindado represivo. Ese es el problema que tiene este gobierno: las prioridades“.

La diputada y jefa de bancada del Partido Comunista, Camila Vallejo, lamentó la noticia y sostuvo que el país pareciera estar adquiriendo una «política de guerra interna”:

“Es evidente dónde están las prioridades de este gobierno. Han estado gastando millones de dólares para armar al Estado para reprimir aún más al pueblo. Estas adquisiciones de maquinaria con tecnología israelí, la verdad es que hace ya parecer que Chile está adquiriendo una política de guerra interna. Es lamentable que, además en este contexto, nos sigamos enterando del nivel de gasto que ha hecho el Estado y particularmente Carabineros de Chile para reprimir a nuestro pueblo”.

Pero hay quienes dicen que la compra de nuevos elementos antidisturbios y nuevos vehículos blindados era estrictamente necesaria. Esto, debido a la antigüedad que tenía la flota que se estaba utilizando por parte de Carabineros, la que data, principalmente, de los años 1970 y 1980.

Así lo explicó en conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, el ex ministro de Defensa Nacional, Francisco Vidal, quien se desempeñó en el cargo durante el primer mandato de la ex presidenta Michelle Bachelet e hizo un paralelo entre los contextos en que se hizo una renovación de estos vehículos.

“Antes no habían carros lanza gases, acuérdate que los ‘zorrillos’ aparecieron en las protestas de los ’80. Después se renovaron los lanza agua, porque los lanza agua de los ’70 eran muy viejos y llegó esa cosa enorme lanza agua.

“Entonces es una renovación del material que, además, se va urgiendo cuando hay estallidos sociales, como lo fueron las protestas contra la dictadura en los ’80 y como son las protestas contra el modelo económico desde el 18 de octubre“, agregó el ex secretario de Estado.

Consultado por las críticas sobre el origen de los blindados, en donde tanto el Gobierno de Israel como el de Estados Unidos y el de Colombia han sido fuertemente cuestionados por su accionar militar represivo en distintos focos de conflicto a lo largo del mundo, el analista político especializado en temas de defensa y seguridad, Guillermo Holzmann, sostuvo, tras revisar el contrato, que de éste se puede desprende una decisión política de que nuestro país no sea considerado como uno inhabilitado para recibir este tipo de equipamiento de combate.

“No pasa desapercibido que esta empresa israelí que tiene sede en Estados Unidos, para poder vender eso, requiere el permiso del gobierno estadounidense. Por las características que tienen estos carros, que entran en la categoría de material de guerra, se requiere una autorización especial del Congreso de Estados Unidos y eso también se dio”, sostuvo Holzmann.

“Uno debe entender que en tal caso, no solamente cumplen los estándares, sino que además hay una decisión política de que Chile no está cuestionado para recibir este tipo de material ni tampoco el proveedor está cuestionado conforme a las exigencias y estándares de Estados Unidos“, agregó el analista especializado en temáticas de defensa y seguridad.

Consultado por estas compras, el ministro del Interior y Seguridad Pública, Gonzalo Blumel, dio una respuesdta de antología, que confirma la crisis de diagnóstico que padece este gobierno:

“Lo que se ha hecho es avanzar en la renovación y modernización del equipamiento de la institución para poder enfrentar de la mejor forma posible sus labores constitucionales y legales, que es resguardar la seguridad y el orden público. En ese sentido, todo lo que nosotros estamos haciendo y que tenga que ver con fortalecer las capacidades institucionales para poder resguardar los derechos los chilenos, es una noticia que todos debiesen valorar. Porque, en definitiva, Carabineros bien equipado y con capacidades apropiadas para cumplir su labor, es algo que va en beneficio de todos”.

«Se dan las mismas condiciones que facilitaron el Pacogate”

El diputado del Partido Socialista, Leonardo Soto quien en entrevista con la primera edición de Radioanálisis comentó que le parece “insólito que el Gobierno haga estas adquisiciones de material de guerra”.

Agregó:

“Cuando uno lo analiza con la lucha que se está dando en las calles, en los barrios, en las familias para poder enfrentar la amenaza social y económica del coronavirus, uno dice `bueno en este Gobierno ¿cuáles son las prioridades que tienen?` Resulta insólito que privilegien la adquisición millonaria de este material mayor con las necesidades que está pasando la gente y con el miedo que hay respecto del futuro”.

En su opinión, las prioridades están “desenfocadas”, puesto que mientras se hacen gastos en este tipo de equipamiento represivo, se recorta en otras áreas esenciales:

“Le quitan recursos a Bomberos de Chile que son entidades al servicio de la gente para emergencias y, por otro lado, gastan ocho veces esa rebaja en material para reprimir manifestaciones callejeras. Yo creo que estamos muy mal, y también nos anticipa un poco el para qué van a ser usados. Yo creo que ese debate también hay que hacerlo. ¿Cuál es la mirada que tiene el Gobierno para cuando pase la pandemia sanitaria? ¿Qué es lo que va a ocurrir cuando la gente comience a volver a sus trabajos, comience a normalizarse la vida?,¿va a haber un segundo estallido social?”.

Agregó que estas compras, sumadas al regreso de Rodrigo Ubilla al trabajo del Ejecutivo dan una sinopsis de lo que el Ejecutivo ve hacia el futuro cercano del país:

“Resulta insólito que privilegien la adquisición millonaria de este material mayor con las necesidades que está pasando la gente y con el miedo que hay respecto del futuro”.
.
Aseveró que este millonario gasto también revela que las autoridades no entienden la crisis profunda por la que pasa la policía uniformada:

“Hoy día en esta compra de $10.700 millones en material para poder reprimir en manifestaciones, se dan las mismas condiciones que facilitaron el fraude del Pacogate:

«Esta compra tiene por una parte ocultamiento de información inicial y, además, compras directas sin los controles, sin la competencia que supone una licitación pública internacional, lo cual revela que el Gobierno sigue facilitando la corrupción en Carabineros de Chile con este tipo de prácticas que nos condujeron al Pacogate, y a todos los demás fraudes que hoy día tienen en tela de juicio a toda la institución”.

En lo que refiere a la reforma a Carabineros de Chile, que sigue pendiente a pesar de todos los actos ilegales que han rodeado a la institución, el parlamentario indicó que, si bien el Ejecutivo inicialmente compartió con la ciudadanía la necesidad de aquello, hoy pareciera haber abandonado esa prioridad:

“Para hacer ese cambio se requiere mucha voluntad política, se requiere mucha convicción de qué es lo que el país necesita y lamentablemente el Gobierno inicialmente pareció tenerla, pero parece que producto del estallido social y los problemas de aumento de delincuencia, y ahora el tema de la pandemia, fueron dejados en segundo plano. El Gobierno hace muy mal en no mantener la prioridad que tienen los chilenos de tener una policía democrática, limpia, transparente, amistosa y querida por los ciudadanos, y no la que tiene hoy día que está rodeada de cuestionamientos, incluso de hechos graves de sangre que solamente han afectado la reputación de la institución que alguna vez estuvo en lo más alto del cariño de la gente».

“El Gobierno tiene que retomar esta necesidad de hacer una modificación profunda en Carabineros y para eso la oposición está dispuesta”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA