El ex funcionario del GOPE de la comuna de Ercilla, Carlos Alarcón, quien es el principal acusado en el caso que persigue al homicida de Camilo Catrillanca, recibió un pago de $21 millones (25 mil dólares) por parte de Carabineros bajo el concepto de “indemnización” tras ser dado de baja de la institución.

El ex-funcionario ha recibido además, pagos mensuales de $900 mil (1.070 dólares), por concepto de pensión.

La información fue revelada en la audiencia de este jueves, en la que se revisó la prisión preventiva que pesa sobre el ex uniformado como medida cautelar, y que durante esta jornada el Tribunal Oral de Angol ratificó tras decidir que no había motivos para modificar su régimen cautelar.

En dicha audiencia fue su propia defensa la que reveló que Alarcón viene recibiendo pagos mensuales por parte de Carabineros, además de haber recibido una indemnización de $21 millones luego de que fuera dado de baja tras el homicidio del comunero mapuche.

Estos pagos mensuales corresponden a $856.646, más dinero a sus cargas familiares, esposa e hijos, lo que totaliza casi $900 mil.

La indemnización en tanto, le fue tramitada cuando Alarcón ya era imputado en la causa.

Esto porque Alarcón fue dado de baja de la institución el pasado 18 de noviembre de 2018, y entró a prisión preventiva el 30 de noviembre del mismo año, en la Sexta Comisaría de San Pedro de la Paz.

Sin embargo, fue recién el 8 de abril de 2019 cuando la Dirección de Personas de Carabineros dictaminó dar curso al beneficio, entregando en la práctica, recursos de la institución -que a su vez provienen del Estado- a un imputado por homicidio.

Fuente: El Desconcierto

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here