Nuevo Caso de Corrupción en el Gobierno: Se Va Subsecretario de Medioambiente por Diferencias con Cuestionables Gastos en la COP 25

0
45852

Cuando parece que el Hasbúngate no hace más que comenzar, otro escándalo de corrupción sacude al gobierno. El subsecretario de Medioambiente, Felipe Riesco, presentó su renuncia por negarse a avalar cuestionables gastos por $17 mil millones, en la fracasada COP 25, que inicialmente se iba a celebrar en Chile.

Otra renuncia en el Gobierno: platas de la COP alejarían de Medio Ambiente al subsecretario Riesco

El subsecretario del Medio Ambiente, Felipe Riesco Eyzaguirre, dejará a partir de mañana su cargo, supuestamente motivado por divergencias financieras con la ministra Carolina Schmidt a raíz de platas relacionadas a la COP 25.

El abogado de la Pontificia Universidad Católica y ex Secretario Abogado del Tercer Tribunal Ambiental, en Valdivia, se habría negado a firmar gastos por 17 mil millones de pesos que la cartera quiere imputar con cargo a la COP 25, reunión que finalmente no se hizo a raíz del estallido social de octubre pasado.

Riesco, durante el primer gobierno del Presidente Piñera, se desempeñó como Director Regional del Servicio de Evaluación Ambiental en la Región de La Araucanía (2010-2011); fue Jefe de Gabinete del subsecretario Ricardo Irarrázabal (2011-2012), y Asesor Jurídico de la Superintendencia del Medio Ambiente.

(N, de la R: su renuncia ya fue aceptada por el Gobierno, que lo reemplazó por el abogado Javier Naranjo).

A la ministra Schmidt se la cuestionó por los gastos relacionados a la cumbre medioambiental, incluso cuando ya era un hecho que no se realizaría en el país.

“De acuerdo a información que consta en el portal Mercado Público, durante el año la Subsecretaría del Medio Ambiente compró para la ministra pasajes para unos 12 vuelos internacionales, con destinos como Nueva York, San José de Costa Rica, Salvador de Bahía, Bonn, Bruselas, Madrid, Berlín y Nairobi, la mayoría de ellos respecto a actividades relativas a la COP25. Cada uno de estos viajes era imprescindible, dado que correspondían a instancias informales, pero de alto nivel, fundamentales para impulsar la ambición en la agenda internacional y de esta manera tratar de mover los resultados de la negociación en esa dirección”, explicaron desde el ministerio. El punto es que se desembolsaron más de $76 millones en viajes para gestiones que no dieron ningún resultado, considerando que la COP25 pasará a la historia como un ‘fracaso’, informó hace unos meses el diario electrónico El Mostrador..

Schmidt, el 14 de enero pasado, debió rendir cuentas al Congreso por su performance en la COP 25, realizada finalmente en Madrid, donde fue cuestionada por la forma en que ejerció la presidencia de la Cumbre.

Fuente: El Periodista

N. de la R:

Hemos recibido el siguiente posteo de la Ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, que reproducimos en forma íntegra, tal como prescriben la ética y la ley:

Naturalmente, ante cualquier nuevo antecedente, ampliaremos.

No pasó mucho rato antes de que apareciera un nuevo antecedente, en forma de una segunda crónica de El Periodista, fuente de la primera crónica publicada por este medio.

La transcribimos íntegra y textual, tal como el posteo de la ministra.

Platas de la COP25 tensan al ministerio del Medio Ambiente

Los dineros gastados en el marco de la preparación de la COP 25, que debía realizarse en Chile el pasado mes de diciembre y finalmente se hizo en Madrid, habría elevado al máximo la tensión en el ministerio que lidera Carolina Schmidt.

Al parecer y por diversas fuentes, trascendió que la plata gastada -se habla de 17 mil millones de pesos- no podría ser rendida a cuenta de una actividad que no se realizó, según habría dicho extraoficialmente la Contraloría al ahora ex subsecretario Felipe Riesco.

Por ello, el mencionado funcionario, que dice que su renuncia obedeció a asuntos personales, se habría negado a visar los gastos y enviar la documentación para que el ente contralor tomara razón.

Misma posición habría sostenido la jefa de la División de Administración y Finanzas, Paulina Ortega, quien tampoco firmó las rendiciones. A ella también se le habría pedido la renuncia y estaría, en este momento, con feriado legal hasta el 21 de febrero. Ortega trabajaba directamente con Riesco.

Trascendió, además, que muchos de los gastos realizados excederían con largueza la necesidad real de la COP 25.

Consultado ayer Felipe Riesco por el Diario Financiero sobre su alejamiento, junto con reafirmar que su salida no era imprevista, aseguró que no había “discrepancias” con la ministra Schmidt por los dineros de la COP 25.

Asumió, sin embargo, que tema “se verá en su momento, quien esté de subsecretario”.

Es decir que hay un pendiente.

Funcionarios del ministerio de Medio Ambiente, que conocen la interna, sostienen que hasta ahora Schmidt solucionaba la distancia con Riesco con el que lo subrogaba en la línea de mando, quien no habría puesto objeciones para visar los gastos.

Creen que ahora, por su bajo perfil y personalidad, la tarea la realizará el nuevo subsecretario, Javier Naranjo. Y la Contraloría tendrá la última palabra.

Fuente: El Periodista


De otra parte, por más que al final quede en la impunidad, la corrupción es la impronta de la derecha chilena.

Qué contraste con la ética incorruptible del Presidente Salvador Allende

DEJA UNA RESPUESTA