Del H1N1 de EE.UU. al Coronavirus de Wuhan

0
202

por Mario Cavolo (*).

Cuando el virus H1N1 apareció en EEUU en 2009 -una pandemia declarada- afectó a 60 millones de personas y mató a un mínimo de 18,449 en sólo un año. El H1N1 era, con 300,000 muertes, mucho peor que el virus de Wuhan.

Por eso me rasco la cabeza cuando veo cómo fuerzas negativas están atacando a China y al pueblo chino.

No recuerdo ningún ataque xenofóbico contra EEUU alrededor del mundo por el H1N1.

¿Usted recuerda alguno?

A EEUU le tomó seis meses declarar una emergencia nacional.

¿Qué países o ciudades pidieron que abandonaran EEUU?. ¡Ninguno!

¿Qué países cerraron las fronteras a viajantes norteamericanos? ¡Ninguno!

Las cifras sobre el H1N1 fueron ampliamente distorsionadas. Sin embargo, la China no las está ocultando.

No hay ningún problema con la salud o el gobierno de China. No es una conspiración, sino simplemente una tragedia.

La cifra de 18,449 muertes del H1N1 fue considerada muy por debajo de la verdad.

Cuando la gripe brotó en el 2009, me pregunto hoy si alguien acusó al sistema de salud y al gobierno de EEUU por ocultar las cifras verdaderas.

Me pregunto si habían cámaras ocultas en la Clínica Mayo para probar cuánta gente realmente estaba muriendo.

El mundo debe aplaudir la respuesta sin precedente, amplia y agresiva de China como lo han hecho la OMS y sus funcionarios, además de gobiernos y especialistas de la salud alrededor del mundo.

El gobierno de China actúa mucho más rápido que cualquier otro gobierno sobre el planeta.

Estamos viendo algunos errores cometidos por parte de algunos funcionarios subalternos de Wuhan, que están en serios problemas por no haber reportado a tiempo la alerta hecha por un médico.

Los investigadores estiman que el H1N1 ocasionó 201,200 muertes respiratorias y otras 83,300 muertes por enfermedad cardiovascular asociada: total 284,000 muertos.

¿Horroroso, no?

¿Hubo acaso alguna prohibición para viajar hacia o desde EEUU?

¿Acaso súbditos del Reino Unido en EEUU fueron notificados que debían abandonarlo?

¿Acaso el mundo sugirió que aisláramos a EEUU, que les cerráramos las fronteras?

¿Fueron EEUU acaso atacados xenofóbicamente y señalados por sentimientos antiamericanos, tal como los chinos están experimentando ahora?

¡Por supuesto que no!

El hecho es que si usted está en Wuhan estará mucho más seguro si simplemente se queda en ese lugar en vez de salir ahora mismo.

No podrían estar más seguros que en este país donde casi todo el mundo está en su casa, sin mencionar que el gobierno de China decidió proteger a la sociedad, las familias y a la gente aunque eso le está costando cientos de billones de dólares.

Tengo un amigo en Arizona, quien me dijo que un gran restaurante popular denominado “China City” –excelente lugar para negocios — está sin clientes.

¿Qué sentido tiene eso?

Si usted estuviera en Miami y escuchara que hubo un brote de virus en Milán, Italia, ¿cancelaría usted su reservación para cenar en el restaurante italiano, estando usted en South Beach, Florida?

¡Por supuesto que no!

Si usted estuviera en Singapur y escuchara que hubo un brote de virus en Dallas, Texas, ¿dejaría usted de ir al restaurante BBQ en Singapur?

¡Por supuesto que no!

El Coronavirus tiene una mortalidad de un 2%, lo cual es como 20 veces más alto que una simple mortalidad por gripe, pero mucho más bajo comparativamente que el virus del SARS que tuvo una mortalidad del 9%, y del virus MERS, con un 37%.

El H1N1 tuvo una mortalidad mucho más alta entre la gente joven, incluyendo niños, que en gente mayor de 60 años de edad.

China identificó el genoma del virus en un tiempo récord y, por supuesto, lo compartió con las organizaciones de salud a nivel mundial.

Sencillamente es imposible no maravillarse ante la respuesta amplia y agresiva del gobierno chino y de sus autoridades provinciales para restringir el movimiento y el transporte. Los negocios, el turismo, entre otros.

Como he dicho, algo no está bien en la respuesta de la humanidad a lo que está ocurriendo aquí.

Estos ataques racistas, xenofóbicos, viciosos y políticos deben terminar porque no le ayudan a nadie en los pasillos políticos de Washington; no le ayudan al hombre de la calle que está preocupado en cómo ayudar a su familia; no ayudan ni en China ni fuera de China.

La xenofobia debe parar ahora, porque el Coronavirus se detendrá en un par de semanas o meses después.

Entre ahora y entonces, si no tienes nada bueno que decir -cualquier cosa en apoyo a China o a los chinos- ¿qué tal si mantienes la boca cerrada?

(*) Ciudadano de EEUU de origen italiano. Reside en Shengyan, China, desde hace 20 años.

Fuente: Alainet

DEJA UNA RESPUESTA