El Partido del Orden Rescató al Soldado Guevara de la Acusación Constitucional

0
863

Las ausencias de José Miguel Insulza (PS) y Ximena Rincón (DC), las abstenciones de lo/as demócrata-cristiano/as Carolina Goic y Jorge Pizarro, y los pareos de Rabindranath Quinteros (PS) y Felipe Harboe, (PPD), impidieron la mayoría necesaria para aprobar la acusación copnstitucional contra el Intendente Metropolitano, Felipe Guevara.

De esta manera, una vez más el partido del orden mostró su disciplina, a la hora de rescatar al tambaleante gobierno de Sebastián Piñera, y apuntalar al moribundo sistema neoliberal.

Esta vez se valió de la táctica de ausencias, abstenciones y pareos. Pero lo cierto es que con esas estratagemas, u otras, siempre obtiene justo los votos que necesita el gobierno, rotando los votos tránsfugas y traidores, con el fin de simular casualidad y contingencia.

Cabe consignar que los pareos no producen el efecto de obligar al senador pareado a no votar cuando se trata de asuntos de quórum calificado.

La «oposición» obtuvo así 18 votos a favor, la derecha 15 en contra y las dos abstenciones señaladas, lo cual implicó el rechazo a la acusación constitucional contra Guevara. toda vez que se requerían 22 votos para la aprobación.

Los diputados Jame Naranjo (PS) y Diego Ibáñesz (RD), quienes junto a Alejandra Sepúlveda (FRVS) estuvieron a cargo de presentar los argumentos de la acusación al Senado, mostraron su molestia al rechazo y culparon a los parlamentarios que no estuvieron presentes.

«Nos vamos con un sabor amargo, con un sabor triste, porque esperábamos que el Senado entendiera que los DD.HH. y la dignidad de las personas está sobre todo», señaló Naranjo y agregó que «no voy a juzgar a nadie, solo voy a valorar a los que estuvieron presentes, ya sea para votar a favor o en contra o para abstenerse, que juzgue el país a aquellos que no estuvieron hoy día. Que sea el país el que juzgue a quienes no quisieron venir a defender la causa de los Derechos Humanos».

«Indolencia tremenda ver al Gobierno ‘celebrando’ ausencia de Senadores de oposición. Aquí nadie gana y Chile sigue perdiendo. La brutalidad sigue después de Chadwick y usan políticamente a Carabineros para omitir responsabilidades de Guevara», sostuvo por su parte Ibáñez.

El senador de Revolución Democrática (RD), Juan Ignacio Latorre también criticó a sus compañeros que no se hicieron presentes:

«Para aprobar leyes represivas del Gobierno están disponibles. Para buscar responsabilidades políticas por violaciones a DD.HH. no están. Son funcionales a la derecha».

Como fuere, de acuerdo al artículo 52 de la Ley Orgánica Constitucional del Congreso y el artículo 197 del Reglamento, se enviaron los oficios correspondientes para notificar al intendente Guevara -quien se encontraba suspendido del cargo- del resultado que lo habilitará en sus funciones.

La acusación tenía por fundamento haber infringido el derecho a la libre reunión a través de la estrategia de “copamiento” en Plaza Baquedano que fue ejecutada por Carabineros durante las jornadas de manifestaciones del 20 y 27 de diciembre.

La acusación contra Guevara es la quinta que ha presentado la oposición en contra de una autoridad de gobierno o del entorno del Presidente Sebastián Piñera durante este mandato.

En la Cámara de Diputados habían naufragado hasta ahora tres libelos al aprobarse la denominada cuestión “cuestión previa”: contra el Mandatario y contra la titular de Educación, Marcela Cubillos y el exministro de Salud, Emilio Santelices.

La única que hasta ahora había pasado la valla de la Cámara de Diputados y del Senado fue la acusación en contra del exministro del Interior y brazo derecho de Piñera, Andrés Chadwick.

El exjefe de gabinete –que ya había dejado el cargo cuando fue acusado– quedó inhabilitado para ejercer cargos públicos durante cinco años luego de que la Cámara Alta lo acusara de “haber infringido gravemente la Constitución y las leyes y haber dejado éstas sin ejecución al omitir adoptar medidas para detener violaciones sistemáticas a los DD.HH.” en el marco del estallido social.

Evidentemente, el tema generó muchos posteos en redes sociales, la mayor parte de ellos muy críticos a las triquiñuelas de los «honorables»


Con Calculadora en Mano

Por Iván Ljubetic Vargas (*).

Quienes presenciaron el lunes 3 y el martes 4 de febrero de 2020 las sesiones del Senado, en que se debatió la acusación constitucional contra el Intendente de la Región Metropolitana, Felipe Guevara, podrían imaginarse que allí cada parlamentario está decidiendo cómo votar.
Sobre todo, al oír la tan repetida frase inicial: “He escuchado con mucha atención…”

Nada más alejado de la realidad. Todo viene arreglado de antemano. Hay una preparación previa por parte de cada partido. Naturalmente interviene el Gobierno a través de ministros y otros funcionarios. Conversaciones secretas. Contactos. Cambios de opiniones.

El resultado de esta acusación era muy importante para el gobierno totalmente a la baja. Una vez más, la Democracia Cristiana jugó el rol de ayudista del régimen neoliberal-pinochetista. Y tratando de evitar el repudio de la gente, fue determinante en el fracaso de la acusación sin aparecer votando contra ella.

La votación en la Cámara de Diputados del jueves 23 de enero ya dio una señal. Seis diputados de la Democracia Cristiana estuvieron ausentes y otro se abstuvo.

Luego, en la sesión del Senado del martes 4 de febrero fueron claves las demagógicas intervenciones de Jorge Pizarro y Carolina Goic: que sí, que no, que se abstendrían “como señal política”.

Para aprobar la acusación se necesitaban 22 votos. Sólo logró reunir 18 votos contra 15 por el rechazo y dos abstenciones.

Se sabía que estarían ausentes los senadores José Miguel Insulza y Rabindranath Quinteros del Partido Socialista y Felipe Harboe del PPD.

Entonces la “señal política” de Carolina Goic y Jorge Pizarro inclinó la balanza. A ello se agregó la ausencia de Ximena Rincón también del PDC.

Y se pudieron abrazar los amigos del Intendente.

Hay senadores que deben una explicación al país. Son los que reciben muchos millones de pesos y no cumplen con sus funciones, que se corren de sus responsabilidades en momentos claves para el país.

José Miguel Insulza Rabindranath Quinteros ambos del Partido Socialista, Felipe Harboe del PPD y Ximena Rincón de la DC, ¿no sería hora de dejar de recibir sus rigurosas dietas?

¿Y cuándo los camaleones explicarán su extraña “señal política?

En vez, de jugar a prestidigitadores, sacando intendentes de un sombrero, debieran seguir el digno ejemplo de sus camaradas Yasna Provoste y Francisco Huenchumilla.

(*) Historiador del Centro de Extensión e Investigación Luis Emilio Recabarren, CEILER

DEJA UNA RESPUESTA