Funan a Kike Morandé por «Degenerado» en Festival de Río Bueno

0
492

Kike Morandé, animador de Mega, fuertemente criticado por su humor misógino y comportamiento machista, fue expulsado del escenario del Festival de Río Bueno, Región de Los Ríos, en medio de un torbellino de pifias e insultos. .

El animador estaba presentando a Denise Rosenthal, cuando comenzaron las pifias y gritos de la audiencia. Morandé pedía “calma”, afirmando que lo importante de la noche no era él, intentando apaciguar a la gente.

Sin embargo, la gente continuó interpelando al humorista, gritándole “viejo cu…”, “perkin”, “degenerado”, “bájate del escenario”, provocando que Kike Morandé se enojara.

“Si yo les caigo mal, mala suerte. Disfrutemos de lo que hay”, contestó.

Episodios misóginos

La reciente funa al animador de Mega hizo reflotar algunas de sus controversias pasadas, que incluyen declaraciones del tipo «es que no me doy cuenta si son gay o no, y en la medida que no se anden besuqueando delante de mi me da lo mismo», y tocaciones evidentemente inapropiadas a una niña en plena televisión.

Una funa en su contra que se veía venir hace bastante tiempo, considerando el tono machista del programa “Morandé con Compañía” y las acciones que el propio animador ha llevado a cabo durante los últimos veinte años tanto dentro de él como en otros contextos.

Una de las más recordadas, ocurrió cuando en plena televisión abierta el animador literalmente agarró los glúteos de una niña, afirmando que eso era lo que hacía con sus propias sobrinas.

“No soy homofóbico”

Otro de sus recordados episodios ocurrió en 2013, cuando el animador intentó defender que no era homofóbico:

“No soy homofóbico. Nosotros molestábamos a Tony Esbelt y él a mí. Esa es toda mi homofobia. Mientras no molesten al resto… A mí no me gustaría ver a dos gallos pololeando frente a mí. Si eso es homofobia, soy homofóbico”.

“Si pasan por mi lado y no tengo idea, no me molesta en absoluto. Pero si me dices que la apertura de un canal pasa por si doy o no una serie con homosexuales, estamos fritos”, sostuvo Morandé.

En la oportunidad el rostro de Mega agregó:

“No creo que sea un tema grato. El lesbianismo, perfecto, pero si vas a poner un programa de lesbianas, tienes que saber que es mucha más la gente que va a cambiarse de canal que la que se va a quedarse”.

Años más tarde, en 2017, cuando el animador era parte del denominado “Consejo Ciudadano” del entonces candidato presidencial Sebastián Piñera, nuevamente las acusaciones de misoginia y sexismo recayeron sobre él.

En esa oportunidad se defendió afirmando que era de lo más injusto que lo trataran de sexista:

“Todas las mujeres que hoy tienen algo de fama en la televisión han salido de mi programa, cero sexista“.

Otros episodios que han pasado inadvertidos tienen que ver con las denuncias de la modelo Sandra Bustamante en 2012, o las de la también modelo Claudia Schmidt en 2013, ambas por conductas inapropiadas del animador relacionadas al abuso de su posición de poder.

DEJA UNA RESPUESTA