Edición de Genes: Entre la Realidad y la Impostura

0
339

por Oswaldo Báez Tobar.

Las revistas científicas han informado en los últimos años algunos eventos científicos sorprendentes en el ámbito de la biología.

La revista Science reportó la “creación de una célula bacteriana controlada por un genoma sintetizado químicamente”, lo que ha merecido múltiples comentarios y reflexiones en medios académicos, así como en la prensa mundial.

Las informaciones referentes a la “edición de genes”, igualmente han despertado nuevas preocupaciones e interrogantes.

Para entender el contexto de los hechos reportados es preciso recordar algunos acontecimientos, que ya forman parte de la historia reciente de la Biología: la revolución de las ciencias de la vida comenzó con el descubrimiento de la estructura del ADN en 1953, fue seguido por el ARN, el código genético, la síntesis de proteínas.

En las últimas décadas se logró incrementar el conocimiento de la naturaleza de la información genética de las bacterias, que son los microrganismos más sencillos y abundantes de la Tierra, así como de otros de mayor complejidad como protozoarios, hongos, plantas y animales. Más tarde se descubrió el mecanismo de la expresión de los genes, es decir cómo estos determinan la constitución y funcionamiento de los organismos vivos; su metabolismo, reproducción, adaptación a su entorno y evolución.

En la primera década del siglo XXI se logró determinar la secuencia completa del ADN humano y de numerosos especies de plantas y animales, lo que dio inició a la “era genómica”.

El avance vertiginoso alcanzado en este campo se debió al desarrollo de la biología y genética molecular pero también a la convergencia de la nanotecnología, biotecnología y las tecnologías informáticas.

Hitos clave en esta carrera fueron el perfeccionamiento en la tecnología del ADN que abrió nuevas posibilidades para manipular esta molécula, cortar segmentos, reubicarlos en cromosomas de otros organismos, eliminarlos, remplazarlos por otros, como se hace en los laboratorios de ingeniería genética más avanzados. (1)

En años recientes se ha llegado a desarrollar nuevas tecnologías para la síntesis biomolecular, ingeniería de sistemas biológicos o Biología sintética, cuyo objetivo es el diseño de sistemas biológicos que no existen en la naturaleza; lo que implica la creación de nuevos organismos programables o microorganismos artificiales, para lo cual ya se ha identificado el genoma mínimo, es decir, el conjunto de genes necesarios para permitir que las “células” artificiales puedan autoreplicarse. Se anuncia que la Biología sintética tendrá muchas aplicaciones en el ámbito de la biomedicina, producción de fármacos, terapia génica, reparación y regeneración de tejidos, reprogramación celular, biorremediación, biosensores, producción de energía y síntesis de biomateriales; así la Biología sintética llegará a tener un gran impacto en la biotecnología en los próximos años. (2)

La edición de genes en la discusión mundial

Lo más sorprendente de las investigaciones de la era genómica es la edición de genes. En el año 2015 se perfeccionó la edición de genes mediante la técnica denominada CRISPR-Cas9, modulación o impresión de genes; esto representa el logro más notable en la biología y la ingeniería genética, pues posibilita manipular, diseñar la molécula de ADN y repararla según el interés del investigador. (CRISPR en traducción al español significa: Repeticiones Cortas Palindrómicas Agrupadas y Regularmente Interespaciadas).

La técnica CRISPR-Cas9 es una herramienta molecular que se usa para “editar” o “corregir” el genoma de cualquier célula, inclusive las células humanas. Es una especie de “bisturí molecular” de alta precisión capaz de cortar cualquier molécula de ADN de una manera muy precisa: eliminar o insertar un segmento ADN.

El año 2012 las doctoras Emmanuelle Charpentier de la universidad de Umeá, Suecia y Jennifer Doundna de la universidad de California, EE.UU. demostraron que se puede aplicar la herramienta para la edición programable del ADN; es decir cortar una secuencia deseada de un genoma, in vitro, e insertar, suprimir, modificar segmentos de ADN, luego situarlo en una posición específica del cromosoma.

Ahora se aplica este método para manipular el genoma de plantas, animales y líneas celulares de laboratorio. Una técnica similar ha sido desarrollada por George Church de la universidad de Harvard y Feng Zhang del Broad Institute del MIT. En sus publicaciones han reportado la aplicación de CRISPR-Cap9 en células de ratones, cerdos y humanos. (3)

(La edición de un genoma es un proceso similar a la edición de un texto, lo cual requiere una lectura analítica para perfeccionarlo: quitando, poniendo o corrigiendo palabras).

La mencionada técnica ha sido calificada como la técnica genética más importante del siglo, “el bisturí más preciso del mundo para cortar y pegar ADN”. La edición de genes ha abierto nuevas fronteras en la ingeniería genética; pero también ha iniciado una guerra por las patentes sobre CRISPR-Cas9. La posibilidad de su utilización para modificar el ADN en embriones humanos ha generado controversias y discusiones en todo el mundo. (4)

Los medios de comunicación han difundido información sobre el perfeccionamiento de la indicada técnica a la vez la posibilidad de aplicarla en el ser humano.

La autoridad británica de Fertilización Humana y Embriología, HFEA aprobó hace poco el permiso para la utilización del método CRISPR-Cas9 en embriones humanos; con lo cual se podrá dirigir las investigaciones para localizar los genes defectuosos, para neutralizarlos, eliminarlos o reemplazarlos; encontrar los genes que causan enfermedades como el cáncer y otras.

Esto permitiría una mejor comprensión y el tratamiento de algunas enfermedades. Las perspectivas son promisorias, pero al mismo tiempo generan serias preocupaciones bioéticas por su casi ilimitado potencial de aplicación en medicina humana: medicina genómica, terapia génica, etc.

Edición de genes en embriones humanos: entre ficción e impostura

El año 2018 la prensa internacional sorprendió al mundo con esta noticia: el científico chino He Jiankui anunció el nacimiento de dos bebés genéticamente modificados, hecho que -de ser verdadero- habría ocurrido por primera vez en la historia de la humanidad.

La noticia de tan sorprendente experimento estremeció al mundo entero y provocó reacciones generalizadas de condena por la comunidad científica internacional. En China se abrió una investigación que trajo consecuencias penales para el polémico genetista; pues, se afirmó que lo hizo con el afán de “perseguir fama y riqueza personal”.

Poco tiempo después aparecieron otras notas de prensa: “El misterio rodea a He Jiankui”. “El científico que modificó el ADN de varios bebés sigue desaparecido de la esfera pública”. (5) “CRISPR, He Jiankui: un fracasado en busca de gloria”. Pues, solo “buscaba fama y fortuna”. “Dura acusación de China contra He Jiankui, el científico que aseguró haber modificado genéticamente a dos bebés”.

Destacados miembros de la comunidad de genetistas han afirmado: “La gran mayoría estamos en contra de lo que He Jiankui ha hecho…” Algunos advierten: “Va a ser imposible evitar la existencia de un mercado negro de edición genética”.

El Congreso de Edición Genética Humana, celebrado en Hong Kong, calificó de “experimento profundamente perturbador e irresponsable”. La incertidumbre fue el denominador común del experimento; pues las consecuencias para el futuro de las niñas con el genoma alterado son impredecibles.

En enero de 2020 la prensa internacional sorprendió al mundo con esta información: “el científico chino He Jiankui, inmerso en prácticas médicas ilegales y buscar ganancias, fue sentenciado a tres años de prisión por crear bebés editados genéticamente.

Las bebés Lulu y Nana habría nacido con ADN modificado mediante la manipulación de los embriones con la herramienta de CRISPR-Cas9” supuestamente para hacerles más resistentes al VIH.

El producto de la manipulación ha sido calificado como “monstruoso”, “poco ético”, y “un gran golpe a la reputación de la investigación biomédica china.

“He Jiankui y sus dos colaboradores no lograron obtener la calificación médica, violaron regulaciones nacionales sobre investigación científica y gestión médica; aplicaron precitadamente tecnologías de edición de genes para medicina reproductiva asistida por humanos e interrumpieron el tratamiento médico”.

“La naturaleza de su comportamiento es grave y ha constituido el delito de práctica médica ilegal”. Los tres sentenciados se han declarado culpables el juicio; se les ha prohibido practicar servicios de tecnología reproductiva asistida de por vida. (6)

He Juenkui, se desempeñó como investigador biofísico de la universidad SUSTeach de Shenzhen, China, luego de los sucesos mencionados fue investigado por procedimiento irregular; pues “evitó deliberadamente la supervisión. Falsificó publicaciones de la revisión ética de su trabajo para atraer voluntarios al procedimiento”. SUSTeach rescindió el contrato con el Dr. Jiankui He y finalizó todas sus clases en la universidad. (7)

La edición de genes en embriones humanos para procreación está prohibida en Estados Unidos, Reino Unido y otros países; pues solo puede efectuarse con fines de investigación, con estricta aprobación regulatoria. El caso de He Jiankui abrió nuevamente la discusión ética sobre la edición de genes.

El tema está en debate en medios académicos de todo el mundo. Los grupos de científicos y especialistas en bioética tienen la palabra.

Quito, febrero 2020.

Fuente: Alainet

Notas:

(1) www.porquebiotecnologia.com.ar/ 25-05-2016

(2) www.wikipedia. Biología sintética. 02-06.2016

(3) http://dciencia.es/que-es-la-tecnologia.crispr-cas9 12/06/2016

(4) http://hipertextual.com/2016/04/crispr-precision 13/06/2016

(5) https://elpais.com/elpais/2019/03/01/ciencia/

(6) CNN En Español. Enero 2020.

(7) https://es.wikipedia.org/wiki/He-Jiankui/15-01-2020

DEJA UNA RESPUESTA