De Baja Siete Carabineros por Brutal Golpiza a Joven de 18 Años

0
449

En una conducta que, de haberse aplicado oportunamente, habría evitado muertes, dolor y lesiones -y ahorrado el descrédito institucional- dos oficiales y cinco carabineros fueron dados de baja por la brutal golpiza propinada al joven Matías Soto de 18 años, en Puente Alto, sin mediar motivo ni provocación, el 29 de enero pasado.

El coronel de Carabineros de la prefectura Santiago Oriente,Eduardo Witt, dio a conocer la medida:

“A partir de las indagaciones administrativas correspondientes, Carabineros informa que se ha dado de abaja de las filas de la institución a dos oficiales y a cinco Carabineros que participaron en los hechos ocurridos el día 29 de enero en la comuna de Puente Alto”.

Agregó que se continuará con el sumario administrativo hasta aclarar la totalidad de los hechos acaecidos y los participantes en estos.

El coronel Witt calificó este hecho como “inaceptable, excepcional y gravísimo”, fuera de todo protocolo o norma, adelantando que los funcionarios ya fueron suspendidos de sus funciones operativas mientras se cursan las investigaciones.

“Carabineros respalda y apoyará a todos los Carabineros que cumplen con su deber dentro del margen legal y reglamentario pero actuará con firmeza y rigurosidad con aquellos que se salgan de este camino, sea cual sea el motivo”.

El hecho habría quedado en la impunidad, de no mediar un vídeo subido por uno de los vecinos del lugar, que muestra a un grupo de al menos ocho carabineros, de civil y fuerzas especiales, que golpean brutalmente a un joven en la comuna de Puente Alto.

En la secuencia, captada por la cámara de un particular, se aprecia cómo un joven es reducido frente a la puerta de una casa, arribando al lugar efectivos de Carabineros quienes golpean al joven dándole bastonazos, así como golpes de puño y patadas.

Tras la agresión, que dura unos 15 segundos, los funcionarios huyen tanto en un vehículo policial como en uno privado. La víctima queda tendida un momento en el piso, para luego incorporarse con dificultad y abandonar el lugar por sus propios medios.

Vecinos del sector lo ayudaron y lo llevaron a un centro de salud, donde se constató una fractura en sus costillas y diversas lesiones.

Matías Soto, joven que participaba en las movilizaciones del sector Protectora de la Infancia, en Puente Alto, se apartó por calle San Hugo para esperar a una amiga. Allí fue apresado por un Carabinero pero, en vez de ser detenido, el uniformado lo llevó hasta el pórtico de una vivienda, donde junto a otros funcionarios, le dieron una fuerte golpiza en el suelo, usando bastones, puños y patadas.

Según el relato de vecinos, ellos le gritaron a Carabineros que se detuvieran, siendo amenazados también por los efectivos mientras se retiraban.

El joven finalmente se pone de pie por sus propios medios para buscar ayuda, siendo trasladado a un recinto asistencial por los mismos residentes.

El joven resultó con fractura costal y contusiones múltiples a raíz de la agresión, por lo cual se le prescribió reposo total para evitar que las fracturas dañen órganos internos.

La noche del 29 de enero se produjeron protestas e incidentes violentos en distintas ciudades del país, luego de la muerte de un barrista de Colo Col, atropellado por un camión de Carabineros la noche anterior,

Madre de joven agredido por carabineros en Puente Alto: «Son unos delincuentes, unos criminales»

La madre del joven de 18 años golpeado brutalmente por Carabineros en Puente Alto, relató que su hijo fue agredido por los policías uniformados momentos después de participar en una manifestación en el sector Protectora de la Infancia, hecho que quedó registrado en un video que se ha viralizado por redes sociales.

Según contó Melissa Ramos, su hijo se retiró de la protesta cuando Carabineros llegó a reprimir «con lacrimógenas» y «disparando al cuerpo».

Se alejó y se quedó mirando desde una esquina lo que sucedía. Cuando los policías comenzaron a avanzar hacia donde estaba, corrió y retrocedió para ayudar a una amiga que se había caído. Ahí lo agarró un carabinero de civil. Después apareció otro que lo tiró al suelo de una patada. Pronto se sumaron más para golpearlo. No lo detuvieron. Lo atacaron y escaparon.

«La pateadura que le dieron es para matarlo», dijo la mujer y explicó que el joven sufrió una fractura en una costilla, que le dejó el hueso como un «cuchillo».

«Mi hijo tiene reposo absoluto. Si se mueve, eso roza los órganos. El intestino y el pulmón. A cualquier movimiento, mi hijo se perfora y se muere. Si la golpiza es un poco más larga, me lo matan», agregó.

Melissa Ramos aseguró que irá hasta el final para obtener justicia:

«Arrancaron como ratas. Le pegaron y salieron arrancando. Como un portonazo. Tal cual lo hacen los delincuentes. Porque carabineros son unos delincuentes, unos criminales, asesinos. Eso es lo que son».

DEJA UNA RESPUESTA