Lobo, Camello y Perro: La Carta del Restaurante Donde Empezó el Nuevo Coronavirus

0
770

El nuevo coronavirus tiene algo diferente a las características del coronavirus que se conocía hasta ahora y es que se puede transmitir entre animales y personas. Y así fue como surgió la enfermedad que tiene en alerta China.

En una lonja de la ciudad de Wuhan, en Hubei, China, se ofrecían más de 100 especies de animales en condiciones un poco irregulares. Ya no solo por la calidad del alimento sino también por la falta de higiene del lugar.

En cualquiera de los casos, el virus provenía de algunos de los animales que allí se han ofrecido. El problema procede de la gran cantidad de oferta de animales exóticos que se vendían.

El Huanan Wholesale Seaafood Market ha sido señalado por los expertos como el epicentro del nuevo coronavirus, debido a la gran cantidad de afectados que trabajaban o vivían en la zona.

El mercado fue cerrado a finales de diciembre del pasado año debido a la cercanía con los casos que estaban apareciendo.

Uno de los vendedores dentro del supermercado tenía publicado en una aplicación su carta, en la cuál se encontraban 100 variedades de animales.

Civetas, cachorros de lobo, zorros, aves de corral, camello, entre muchas otras especies. Algunos de ellos se vendían vivos, según aseguró una mujer a South China Morning Post.

Ha sido la Organización Mundial de la Salud (OMS) la que ha asegurado que el coronavirus podría haber aparecido en los humanos por culpa de la civeta. Según la OMS,  las civetas son una especie relacionada con los murciélagos, que fueron los encargados de transmitir un brote parecido en Guangdong, en 2002.

Aquella enfermedad mató a 774 personas e infectó a un total de 8.098. Números superiores a los que está dejando, de momento, el nuevo coronavirus. Hasta el momento hay 80 fallecidos y más de 2.800 de personas afectadas.

Fuente: El Plural

 

DEJA UNA RESPUESTA