Brutalidad Extrema e Innecesaria: Carabineros Incendió 15 Rukas Mapuche en Violento Desalojo

0
2095

El pasado 15 de enero, Carabineros desalojaron e incendiaron quince viviendas de la hacienda La Fusta de Lonquimay, en proceso de recuperación por comunidades mapuche-pehuenche. Cerca de 100 familias resultaron afectadas por la brutalidad policial.

Las comunidades afectadas interpusieron un recurso de amparo ante la Corte de Apelaciones de Temuco.

La abogada Manuela Royo denunció:

«Los funcionarios policiales quemaron 15 viviendas sin siquiera abrir las casas. Una vez más el actuar de Carabineros vulnera los derechos humanos. Estamos en el año 2020, no en el siglo XVII, donde esas prácticas sucedían».

Carabineros utilizó escopetas antidisturbios y vehículos blindados contra las personas del lof Bernardo Ñanco, entre los que se encontraban ancianos y niños, quienes debieron refugiarse en el bosque de un cerro cercano.

La acción de los uniformados, en defensa de los intereses de los terratenientes de la zona, puso en riesgo la vida de una mujer mapuche de 80 años que logró ser rescatada de una ruka en llamas por los comuneros.

La hacienda La Fusta, fundo de más de 13 mil hectáreas ubicado en el kilómetro 5 de la Ruta R955, en dirección a la localidad de Quinquén, Lonquimay, corresponde a territorio pewenche usurpado a las comunidades Pelan mawida, Camargo Millaleo y Casiano Ñanco.

El lonko Segundo Camargo, afirmó:

“Nuestras comunidades y nuestra gente deben vivir del trabajo temporal asalariado en el norte, por la falta de tierra y ganado. Mientras tanto, los fundos con sus colonos tienen usurpado lo que nos pertenece por historia, por cultura y por derecho. Esta recuperación es definitiva y somos más de 100 familias que nos hemos instalado en este predio. Se enmarca también en el proceso de movilización que el pueblo mapuche ha iniciado”.

En un comunicado público la Alianza Territorial Mapuche (ATM), puntualizó que la recuperación de tierras “se concreta con el traslado de un centenar de ganado vacuno desde sus reducidas tierras en las que habían sido radicadas por la fuerza por el Estado de Chile, hacia la citada hacienda que el propio Estado regaló a un solo colono extranjero”.

“La actividad de traslado es la muestra de una ocupación definitiva y sin retorno, independiente de la opinión de sus ilegítimos dueños legales y del también ilegítimo Gobierno chileno. Puesto que, según han destacado sus voceros, responde al principio de autodeterminación mapuche orientado por el AdMapu y el Ixofillmogen”, agrega el documento.

El lonco Alberto Curamil detalló:

«Carabineros de Fuerzas Especiales llegó al lugar donde estaban los hermanos y procedió a quemar sus rucas, reprimieron bastante a la gente».

El coronel de Carabineros, Maximiliano Núñez, prefecto (s) de Malleco, explicó:

«Carabineros concurrió al sector La Fusta, llega al lugar y constata que había unas construcciones de material ligero, pero al interior no había personas usurpando el terreno».

Agregó:

«Carabineros dio totalmente cumplimiento a la orden de desalojo, retirándose del lugar sin ejercer acción alguna sobre las construcciones o especies abandonadas en el predio».

Sin embargo, la versión entregada por dirigentes de tres comunidades de Lonquimay es distinta y por ello se hicieron parte de la presentación de un recurso de amparo que busca aclarar la responsabilidad policial en la quema de las viviendas, las que fueron instaladas el año pasado en el predio que los mapuche reclaman como propio.

Aompañaron fotos y videos en que se aprecia los restos de las viviendas quemadas por efectivos de Carabineros, denuncia que ahora deberá ser aclarada por la investigación respectiva.


Lonquimay: ¿Quiénes son los violentistas? ¡Carabineros quemó 15 viviendas mapuche-pehuenche!

por Alianza Territorial Mapuche

A partir de hoy, hacemos un llamado urgente a la comunidad nacional e internacional, a nuestro pueblo, a la sociedad civil organizada y movilizada, a los actores del mundo de los derechos humanos de los pueblos indígenas del mundo y del wallmapu, a las y los estudiantes, trabajadores, académicos, artistas y personas solidarias en general; para denunciar una práctica represiva consiste en la quema de viviendas, bienes y pertenencias de niños, niñas y miembros de las comunidades mapuche que ejercemos nuestro derecho al territorio, por parte de agentes armados del Estado chileno. Hecho ocurrido contra las comunidades Camargo-Millaleo, Caciana Ñanco y Pelan Mawida del lof Mallin del Treile en Lonkimay.

Quedará en la historia que, éste 15 de enero de 2020, Hernan Trizano Avezzana, el ”Búfalo Bill” chileno precursor del Cuerpo de Carabineros de Chile a fínales del siglo XIX, que incendió las viviendas de nuestros abuelos junto a su policía criminal donde asesinó y persiguió a nuestra gente sobreviviente hacia la montaña, hoy vuelve a nuestra cordillera comandando a la milicia armada –llamada Carabineros de Chile- para prender fuego a unas 50 vivienda y todo tipo de enseres, utensilios domésticos y ropa de abrigo y de cama de personas y niños de nuestras familias asentadas en la denominada “Hacienda la Fusta”, lugar que hemos designado con su nombre original AZKINTUWE.

La gravedad de este proceder, que cuenta con los testimonios y evidencias registradas por nuestra gente, no es posible dejar que pase como una más de las brutalidades propia de la policía chilena. Constituye un peligroso acto de violación de los derechos humanos colectivos de nuestro pueblo en su conjunto, por cuanto revive y aviva el método –de la tierra arrasada- a través del cual Chile y sus colonos europeos nos arrebataros el 95% de nuestro territorio hace un poco más de 100 años.. Cualquier organismo que se tenga por protector y/o promotor de los derechos humanos que guarde silencio o no investigue lo ocurrido no podrá ser considerado sino como una mera fachada para fines desconocidos tributarias del poder.

Toda la sociedad chilena ha presenciado y vivido las acciones criminales de la policía militarizada en los últimos meses, por lo que saben de lo que estamos hablando. Apelamos también a la conciencia de cada uno para entender nuestra lucha y apoyar la idea de que los mapuche sólo ejercemos nuestro derecho al territorio que fue quitado y rematado a sangre y fuego, lo cual sigue ocurriendo.

Finalmente, desde el territorio, se valoran todas las muestras de apoyo y solidaridad que se han iniciado, tanto en el terreno como desde la distancia. Aquello, -tal como lo hemos acordado en nuestro Koyagtun- nos permitirá avanzar con mayor fortaleza en nuestro proceso de control y reconstrucción territorial como pueblo, y no tan solo como un grupo de comunidades.

Al mismo tiempo, anunciamos la presentación de todas las acciones legales que estén a nuestro alcance para exigir justicia. Por ello, extendemos el llamado para que nos acompañen este lunes 20 a las 12.30 horas en la Corte de Apelaciónes de Temuco, en la presentación de un Recurso de Amparo.

Desde territorio Mapuche–Pewenche.

Comunidad Camargo Millaleo
Comunidad Caciana Ñanco
Comunidad Pelan Mawida

Alianza Territorial Mapuche ATM

DEJA UNA RESPUESTA