Venezuela: Echaron a Guaidó de la Mesa Directiva del Parlamento

0
242

La Asamblea Nacional, parlamento de Venezuela, en desacato desde 2016, juramentó una nueva directiva encabezada por Luis Parra, del partido Primero Justicia, como presidente para el nuevo período legislativo 2020-2021.

Juan Guaidó, el candidato de los Estados Unidos, quedó fuera de la instancia.

Como primer vicepresidente de la AN fue elegido Franklyn Duarte (Comité de Organización Política Electoral Independiente), mientras que José Gregorio Noriega (Voluntad Popular) quedó de segundo vicepresidente y Negal Morales (Acción Democrática), como secretario.

Tras la juramentación, Parra convocó para el próximo 7 de enero a la primera sesión del órgano legislativo.

«hoy queremos abrirle la puerta al futuro de este Parlamento», expresó desde el podio del hemiciclo.

La nueva junta directiva fue propuesta por el diputado opositor José Brito, ante la ausencia de Juan Guaidó y sus seguidores a la sesión de juramentación, lo que demuestra el desconocimiento de las leyes y la Constitución del país por parte del hasta entonces autoproclamado presidente interino de esta nación, apoyado por Estados Unidos y sus aliados.

Con anterioridad, Brito acusó a Guaidó de abandonar la gestión parlamentaria para dedicarse a consolidar una estructura de poder personal y señaló que su desempeño al frente del Legislativo se caracterizó por su incompetencia, incapacidad y desmedidas ansias de poder.

Denunció a su vez la injerencia de congresistas de Estados Unidos, quienes se comunicaron con legisladores venezolanos para que respaldaran una propuesta alternativa a Guaidó como presidente del Parlamento.

De igual manera, refirió las denuncias de corrupción que hiciera el exembajador de Guaidó en Colombia, Humberto Calderón, sobre la malversación de fondos de la ayuda humanitaria que ingresaría desde Cúcuta, el pasado 23 de febrero.

Quórum suficiente

La AN tiene una junta directiva integrada por un presidente, un primer vicepresidente y un segundo vicepresidente, así como secretario y subsecretario, que son electos anualmente con la presencia mínima de la denominada ‘mayoría absoluta’ o simple (mitad más uno de los legisladores, es decir, 84 diputados).

La plenaria de la AN está conformada legalmente por 167 diputados: 112 de la alternativa democrática, 6 disidentes del Bloque de la Patria y 49 integrantes de ese bloque oficialista.

El quórum de funcionamiento de la plenaria, de acuerdo a la Constitución, es de 84 diputados, es decir, que la alternativa democrática (independientemente de que en los últimos dos años se dividió en cuatro bancadas) cuenta por si sola con los diputados para funcionar.

Aunque la oposición de derecha rechaza la votación de este domingo por falta de quórom, Parra fue elegido con los votos suficientes, indicaron fuentes legislativas.

José Noriega, segundo vicepresidente la AN, del partido opositor Voluntad Popular, el mismo de Juan Guaidó, explicó que se alcanzaron los votos suficientes para elegir a la nueva junta directa de la Asamblea Nacional.

En declaraciones, tras asumir la nueva junta directiva, Noriega indicó que la ahora Asamblea Nacional trabajará para conseguir nuevos beneficios al pueblo venezolano, luego de la parálisis que vivió el parlamento.

El diputado indicó que buscamos una gestión sin titulares, indicó e hizo llamado a la reconciliación, con nuevas rutas nuevos derroteros para apoyar a la población.

Por su parte, el diputado Williams Dávila reconoció públicamente que sí hubo quórom :

«Solamente Calzadilla y al diputado de Amazonas que no los han dejado entrar, del resto todos hemos entrado. Están los respectivos suplentes de los diputados…Tenemos todo bien precisado», añadió

Con Parra en la presidencia del Parlamento se abre la posibilidad de que el poder legislativo salga del desacato.

«Nosotros aspiramos que esta AN salga del desacato, que vuelva a la legalidad, que haya oposición racional que traiga la legalidad a este parlamento para que podamos avanzar para lo que fuimos electos: legislar para el pueblo venezolano» aseguró William Gil, diputado del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Oposición rechaza show mediático de Guaidó

La prensa internacional ha dado a conocer una serie de imágenes en que se ve al diputado opositor Juan Guaidó, autoproclamado presidente interino de Venezuela, forcejeando con la Guardia Nacional Bolivariana en un titánico esfuerzo para ingresar por la reja al recinto de la Asamblea, donde en esos momentos se desarrollaba la votación que lo ratificaría o relevaría como presidente de dicho organismo.

Finalmente fue elegido como presidente de la Asamblea Nacional en Venezuela Luis Parra, del partido Primero Justicia, lo que ha sido denunciado por Guaidó como un golpe parlamentario en su contra.

Los hechos dados a conocer desde diferentes sectores, que mayoritariamente incluyen a los partidos de la oposición al gobierno de Maduro, dan cuenta de que se trató de un nuevo montaje mediático de Guaidó, quien hubiese podido ingresar sin ninguna dificultad al recinto de la Asamblea por la puerta principal, tal como lo hicieron los demás representantes, pero que inicialmente insistió en hacer entrar por la fuerza a varios miembros de la Asamblea que se encuentran sancionados por diferentes causas y que llevan varias sesiones sin participar.

Teniendo en cuenta que dichos parlamentarios no estaban habilitados para ingresar a la sesión, Guaidó decidió organizar un espectáculo mediático en las afueras del edificio; sin embargo, la participación en la sesión fue corresponsable con la ley, pues en esta se encontraban 151 de los 167 parlamentarios, sobrepasando el quórum requerido para la elección.

De los 151 votos, 81 fueron para la fórmula Luis Parra de Primero Justicia, presidente; Franklin Duarte, partido Copei, primer vicepresidente; José Noriega, Voluntad Popular, segundo vicepresidente; Negal Morales, Acción Democrática, secretario y Alexis Vivens, Voluntad Popular, subsecretario.

Las primeras declaraciones de Parra como presidente de la Asamblea, hacen referencia a que el show armado por Guaidó, fue la única respuesta que este encontró ante la evidente falta de apoyo a su sector dentro de la Asamblea:

«Guaidó no entró sencillamente porque no tenía los votos. la cúpula de los diputados de la oposición como Henry Ramos Allup, Édgar Zambrano o Stalin González, no tuvieron ninguna dificultad para entrar e hicieron parte de la sesión, por lo que los reclamos de Guaidó carecen de fundamento».

Más allá de las declaraciones sobre el procedimiento de elección dentro de la Asamblea el día 5 de enero, lo que muestran los miembros de dicho organismo, que sigue teniendo mayoría opositora, es que el proceder de Juan Guaidó en su papel como parte de la oposición no es respaldado por un importante sector de la misma.

Los casos de corrupción dentro de sus filas, así como los vínculos del mismo con sectores del paramilitarismo colombiano, no caen bien en las filas opositoras, quienes en palabras de Parra «nos cansamos del secuestro y queremos abrirle un camino a la despolarización del país».

Fue por estas razones que Guaidó no logró el apoyo de la oposición en la Asamblea, por estas razones trató de meter por la fuerza diputados suspendidos, para sumar votos, y como no lo logró, terminó armando todo un espectáculo mediático que, gracias a la gran prensa, refuerza el ideario de la intervención del poder ejecutivo, en cabeza de Nicolás Maduro en la elección de la junta directiva de la Asamblea.

Sin embargo, los hechos son diferentes. Quedó en claro que el sector de Guaidó, que sigue a la sombra del Comando Sur y camina de la mano con la ultraderecha continental, empezando con el paramilitarismo colombiano, ya no es una alternativa dentro de la misma oposición venezolana.

Mientras tanto, el delirio de los Estados Unidos y la OEA les lleva a desconocer la realidad, pues salieron a respaldar la reelección de Guaidó como presidente de la Asamblea, con lo que dejan en evidencia su injerencia. En otras palabras, si no es Guaidó, no reconocen a nadie.

Pero, una vez más, fracasaron de manera rotunda.

DEJA UNA RESPUESTA