Bloque Sindical de Unidad Social Clausura el Diálogo con el Gobierno

0
253

Transcurridos 38 días desde la reunión con el Ministro del Interior, Gonzalo Blumel, el Bloque Sindical de Unidad Social concluyó no ha existido ninguna respuesta a las demandas de la organización, razón por la cual resolvió dar por concluido el diálogo con el gobierno.

El bloque sindical de Unidad Social asistió al Palacio de La Moneda el 28 de noviembre pasado y expuso al ministro del Interior una serie de exigencias agrupadas en tres ejes: Derechos Humanos y fin al uso de balines por parte de Carabineros; Asamblea Constituyente Soberana y sin condiciones impuestas por las cúpulas partidarias; y Demandas Sociales que implican cambios estructurales en el país, como el término de las AFP.

Representantes de la mesa sindical comprobaron “la nula voluntad del Ejecutivo por dar respuesta a las demandas de la ciudadanía”, a la vez que sostuvieron que las conversaciones con el Gobierno resultaron ser “inconducentes y sin destino”.

“El Gobierno continúa violando sistemáticamente los derechos humanos, persiste en mantener una Convención Constituyente no Soberana y, en materia de demandas sociales, mantiene la misma agenda legislativa neoliberal”, expresa una declaración del colectivo de organizaciones.

“Le señalamos claramente al Gobierno que nuestro interés no era negociar, sino exponer las demandas de la ciudadanía. Bajo esa premisa, le dijimos que las respuestas no tenía que dárnosla a nosotros, las respuestas debía dárselas al pueblo que a lo largo del país se ha movilizado por ellas“, prosigue la declaración.

«Luego de más de un mes de aquel encuentro, el bloque sindical del referente de organizaciones sociales dio por terminado cualquier intento de diálogo debido a que no observa ninguna voluntad de querer avanzar hacia los cambios que mayoritariamente la ciudadanía demanda», concluyó la organización.

En rueda de prensa, Mario Aguilar, presidente del Colegio de Profesores, aseguró que profundizarán las movilizaciones:

“Vamos a anunciar en los próximos días un plan para el verano, y por supuesto prepararnos para marzo, que se viene como se ha dicho en muchos lados. Este pueblo tiene voluntad de seguir movilizándose y luchando por cambios reales y profundos.

El gobierno del 8% ya no está en condiciones ni tiene la voluntad de dar paso a estos cambios, por lo que tendrá que ser la ciudadanía la que los imponga“.

Comunicado de Prensa

Han transcurrido 38 días desde que el Bloque Sindical de Unidad Social, sostuviera una reunión con el Ministro del Interior. Las demandas planteadas en la ocasión se referían a tres ámbitos importantes.

1. Derechos Humanos.

Era urgente poner fin a la represión extrema con la que se abordaba la protesta social, se hacía imprescindible poner término de inmediato al uso de balines disparados directamente por carabineros a los ojos de decenas de manifestantes, que han provocado daños irreparables a cientos de personas.

2. Asamblea Constituyente y Soberana.

Expresamos que parecía contrario al sentimiento de la inmensa mayoría seguir adelante con un proceso constituyente sin considerar claramente la paridad de género, cuotas a pueblos originarios y, la condicionalidad de que los futuros constituyentes deban ser electos bajo los mecanismos de la actual ley de partidos políticos. La ciudadanía ha demandado un proceso verdaderamente soberano y sin imposiciones de funcionamiento predefinidas por las cúpulas partidarias.

3. Agenda de Demandas Sociales.

No se observa ninguna voluntad de querer avanzar hacia cambios estructurales en áreas que mayoritariamente la ciudadanía ha expresado cada vez que ha sido consultada.

Para nuestro país, es evidente que la demanda por mejores pensiones es prioritaria, dejar funcionando el sistema de capitalización bajo la administración de las AFP, no solo no mejorará las pensiones, sino que mantendrá una industria que ha convertido en negocio altamente lucrativo para unos pocos, un derecho fundamental de las personas.

El gobierno continúa violando sistemáticamente los derechos humanos, persiste en mantener una Convención Constituyente no Soberana y, en materia de demandas sociales, mantiene la misma agenda legislativa neoliberal.

Le señalamos claramente al gobierno que nuestro interés no era negociar, sino exponer las demandas de la ciudadanía. Bajo esa premisa, le dijimos que las respuestas no tenía que dárnosla a nosotros, las respuestas debía dárselas al pueblo que a lo largo del país se ha movilizado por ellas.

Por lo anterior, y ante la nula voluntad del gobierno de querer responder a la demanda ciudadana, declaramos inconducente cualquier intento de diálogo con un régimen que ya no quiso escuchar y que solo ofrece engaño y represión brutal al pueblo movilizado.

Declaramos a la opinión pública nuestro compromiso de seguir trabajando a nivel nacional con más unidad e intensidad que nunca en la construcción de una movilización social amplia y de expresiones múltiples, que nos conduzca finalmente a la conquista de las demandas urgentes y legítimas de un pueblo que clama y merece vivir con dignidad.

Bloque Sindical Unidad Social

DEJA UNA RESPUESTA