Tambores de Guerra en Medio Oriente: Trump Asesina a Importante Militar Iraní

0
246

El brazo derecho del guía supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, Qassem Soleimani, quien también era el hombre más poderoso dentro de la estructura militar de ese país, murió en la madrugada de este viernes junto a otras siete personas en un bombardeo estadounidense a un convoy que se encontraba en las inmediaciones del aeropuerto de Bagdad.

Según el secretario de Defensa, Mark Esper, el Pentágono lanzó la operación aérea que acabó con la vida del comandante Soleimani porque estaba desarrollando «planes activos» para atacar a las tropas y diplomáticos estadounidenses.

En un comunicado, el Pentágono señaló que la muerte de Soleimani, líder del cuerpo de élite Quds, de la Guardia Islámica Revolucionaria, se trataba de una «acción defensiva» para proteger al personal de Estados Unidos en el extranjero.

Fue el propio presidente estadounidense, Donald Trump, quién autorizó el ataque en el que murieron este viernes, en Bagdad, el vicepresidente de las milicias chiíes iraquíes Multitud Popular, Abu Mahdi al Mohandes, y Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución de Irán.

«Por orden del presidente, el ejército estadounidense ha tomado medidas defensivas decisivas para proteger al personal estadounidense en el extranjero al matar a Qasem Soleimani», confirmó el Departamento de Defensa.

El Congreso de Estados Unidos no fue informado del ataque ordenado por el presidente Donald Trump en el que murió el comandante de los Guardianes de la Revolución iraní, Qasem Soleimani.

«El ataque realizado en Iraq se ejecutó «sin notificación o consulta con el Congreso», dijo en un comunicado el presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, Eliot Engel.

«Seguir adelante con una acción de esta importancia sin involucrar al Congreso plantea serios problemas legales y es una afrenta a los poderes del Congreso», agregó Engel.

Medios estadounidenses destacan la participación directa del presidente Trump en la orden para ultimar a un general iraní en las cercanías del aeropuerto de la capital iraquí.

Especulan que, en medio del proceso de juicio político en su contra y en la recta final para las elecciones presidenciales del 2020, un suceso como este desvía la atención de los crecientes escándalos en su contra.

Agregan que la historia política norteamericana indica que nada mejor que una guerra para subir en las encuestas previo a unas elecciones, y más todavía si enfrentan crisis internas como es el caso de Trump.

Así fue el atentado

El general Soleimani se encontraba en un convoy de dos autos que fue impactado por al menos tres misiles disparados contra el Aeropuerto Internacional de Bagdad.

Los cohetes impactaron cerca del ala de carga de una terminal, informó Security Media Cell, encargada de difundir información sobre la seguridad iraquí.

Las milicias chiíes iraquíes, Fuerzas de Movilización Popular, FMP, apoyadas por Teherán, también denunciaron que en el bombardeo murió su vicepresidente, Abu Mahdi al Mohandes.

Autoridades iraquíes indicaron que murieron otras cinco personas a diez personas, incluyendo el jefe de protocolo de las FMP en el aeropuerto, Mohammed Reda.

Escalada de tensiones

La muerte del general Qasem Soleimani, el comandante de la fuerza élite Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán, supone una escalada dramática en el conflicto entre ese país y Estados Unidos.

Y podría tener consecuencias considerables.

El bombardeo selectivo tuvo lugar en la madrugada del viernes, en medio de las tensiones en los pasados días entre Washington y Teherán con el asalto de seguidores de la Multitud Popular a la embajada de EE.UU. en Bagdad el 31 de diciembre, cuando consiguieron irrumpir y quemar una parte del complejo.

Dicho asalto fue en respuesta a un ataque norteamericano contra posiciones de algunos batallones de las milicias iraquíes en el oeste de Iraq el día 29, cuando según la Multitud Popular fallecieron 25 de sus hombres y más de 50 resultaron heridos.

El presidente de Irán, Hasán Rohaní, declaró que Teherán y otras naciones de la región «vengarán» el asesinato de Soleimani y aseguró que esta acción hará que Teherán esté «más decidido» en su resistencia contra EE.UU.

Previamente, el canciller iraní, Mohammad Javad Zarif, calificó los ataques de EE.UU. de «acto de terrorismo internacional», mientras que el líder supremo del país, Alí Hoseiní Jameneí, advirtió que a los «criminales» que mataron al general les espera una dura venganza.

Por su parte, los Guardianes de la Revolución iraní confirmaron el fallecimiento del general Qasem Soleimani, el enviado de Teherán para los asuntos iraquíes:

«Los Guardianes de la Revolución anuncian que el glorioso comandante del islam, Haj Qasem Soleimani, después de una vida de servidumbre, murió en mártir en un ataque de Estados Unidos contra el aeropuerto de Bagdad esta mañana».

El jefe del Gobierno de transición iraquí, Adel Abdul Mahdi, condenó el ataque con misiles de EE.UU. contra Bagdad, y calificó el bombardeo como una violación de las condiciones de presencia de las tropas estadounidenses en Irak:

«Condenamos enérgicamente las acciones de la Administración de EE.UU. que llevaron al asesinato de Soleimani y Muhandis. Operaciones de este tipo, para eliminar a los comandantes de Irak y otros países fraternos, son una grave violación de la soberanía de Irak. Esta agresión de EE.UU. ha encendido la mecha de una guerra devastadora en Irak, la región y el mundo».

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova, declaró que, tras este ataque de EE.UU., el mundo se enfrenta a «una nueva realidad»:

«Ciertamente hoy nos hemos enfrentado a la muestra de una nueva realidad, es decir la eliminación de un representante del Gobierno de un Estado soberano, un funcionario público, sin una correlación de estas acciones con alguna base jurídica. Se trata de un hecho extremadamente importante, que lleva la situación a un plano completamente distinto».

¿Quién era Soleimani?

Soleimani ganó prominencia en su país en la década de los 80, en la guerra entre Irán e Irak.

Desde 1998, encabezaba la Fuerza Quds, un comando de élite para operaciones especiales de la Guardia Revolucionaria.

Era considerado como un hombre de confianza del líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei.

Este hombre de 62 años, con barba canosa, se convirtió últimamente en una verdadera estrella en Irán con numerosos seguidores en su cuenta de Instagram.

Para sus partidarios y para sus detractores, Soleimani, que desempeñó un papel importante en la lucha contra las fuerzas yihadistas, es el hombre clave de la influencia iraní en Oriente Medio, donde reforzó el peso diplomático de Teherán, sobre todo en Irak y Siria, dos países donde Estados Unidos está implicado militarmente.

Un importante funcionario iraquí lo describió como un hombre tranquilo y poco hablador:

«Está sentado en la otra punta de la habitación, solo, con mucha calma. No habla, no comenta, solo escucha».

Se dispara el precio del petróleo

Los precios del petróleo subieron más del 4% este viernes en Asia después del anuncio de la muerte en Bagdad del general iraní en un bombardeo de Estados Unidos.

Un barril de light sweet crude’ (WTI), referencia estadounidense para el petróleo crudo para entrega en febrero subió 4,3% hasta 63,84 dólares, en los intercambios electrónicos.

El Brent, referencia europea, para marzo, ganó un 4,4% y se situó en 69,16 dólares.

DEJA UNA RESPUESTA