Era Obrero de la Construcción: Miles de Personas Despiden a Mauricio Fredes

0
6493

Este lunes, el SML dió a conocer la causa de muerte de Mauricio Fredes, de 33 años, fallecido la tarde-noche del 27 de diciembre, en las inmediaciones de la Plaza de la Dignidad.

El informe forense señala que murió de asfixia por sumersión.

Un comunicado de la institución señaló:

«Tras las pericias de identificación y autopsia realizadas el domingo 29 de diciembre por el equipo médico y técnico, la institución forense entregó el cuerpo de Mauricio Fredes a sus familiares”.

“Una de las primeras acciones del organismo forense fue confirmar su identidad, lo que fue posible gracias al cotejo de huella dactilar. Posteriormente, se realizó su autopsia, siendo entregado a su familia cerca de las 14:00 horas”, agregó.

Sus restos fueron retirados este domingo desde el Servicio Médico Legal. Los funerales se realizarán en la casa donde vivía junto a su tío y su abuela en las cercanías de calle Observatorio.

Centenares de personas llegaron durante esta jornada a los alrededores del Servicio Médico Legal, en la comuna de Independencia.

Entre gritos, acordes de instrumentos y banderas flameando, Luis Cordero había llegado para realizar una diligencia relacionada con su familia: retirar el cuerpo de su sobrino, que había muerto el pasado viernes en las cercanías de Plaza Baquedano.

En horas de la tarde del pasado 27 de diciembre se produjeron serios incidentes en dicho sector de la Alameda.

n este contexto -de acuerdo a las versiones policiales y del Ministerio Público- Mauricio Fredes Fredes (33) huyó de los efectivos Fuerzas Especiales de Carabineros.

Mientras Fredes corría en la intersección de la Alameda con calle Irene Morales cayó a una fosa de 1,80 metros de profundidad que tenía cables energizados y agua.

Fue trasladado a la ex Posta Central, pero ingresó al recinto asistencial sin signos de vida.

Los amigos de mi sobrino corrieron, pero no se percataron que había sido él”, señaló Luis Cordero, su tío, en el SML.

“Me comentan que se fueron como a las 12 a la casa. Llegaron todos, estuvieron esperando a mi sobrino hasta más o menos las 6 de la mañana, pero nunca llegó, nunca apareció por ningún lado”, agregó.

El propio Cordero entregó más antecedentes sobre su sobrino:

“Trabajaba en construcciones. Su oficio era ser yesero y pintor. Y por lo que yo sé, fue a la Plaza Italia con los amigos a ver qué sucedía, cómo era la cosa”.

Además indicó que tanto él como la abuela de Mauricio se enteraron ayer que el fallecido era su familiar. Mientras sus conocidos averiguaban en comisarías y en Fiscalía si había novedades sobre su paradero, Cordero comenta que llegaron efectivos de la Policía de Investigaciones hasta su casa y le confirmaron el deceso.

Mauricio vivía en La Pintana, cerca de calle Observatorio, a unas pocas cuadras de Avenida Santa Rosa. En dicha casa se realizarán sus funerales, de acuerdo a lo señalado por su tío:

“Él se crió con nosotros. El cuerpo me lo llevo hoy a la casa sí o sí. Los funerales no son en ningún otro lado que en la casa. Ningún otro lado, porque anda mucha información sobre otra capilla u otra comuna y eso es falso”.

Respecto al pensamiento de Mauricio, Cordero señala:

«Era consciente de lo que está pasando en Chile, y frecuentemente conversaba sobre el estallido social. Él hablaba de la crisis como todos, si todos hemos estado luchando de una u otra manera para mejorar los derechos que uno se merece».

Es esa misma casa donde fue trasladado su cuerpo durante esta tarde, luego que cerca de las 14.30 horas fuera retirado por su tío.

Al igual que cuando su cuerpo fue retirado del SML, en las inmediaciones de su casa se agolpó gran cantidad de personas, para testimoniarle su respeto y postrer homenaje.

Por el joven luchador caído el viernes 27 en la cercanías de la Plaza de la Dignidad

por Primera Línea

Con respecto al sensible fallecimiento el dia de ayer viernes 27 de diciembre de nuestro compañero de lucha en las inmediaciones de Corvalan con Alameda al caer a un pozo electrificado y con agua comunicamos lo siguiente:

Hemos dado con la familia de nuestro compañero caido en la lucha, como también con su dirección.

El compañero ingresó como NN, pero a través de peritajes de la PDI, se dio con la familia y están a la espera de confirmación dactilar y de otros exámenes por medio del SML y del registro civil los cuales se estarán listos entre mañana y el lunes, por ende. entre lunes y martes podremos confirmar la información de forma certera en un 100%.

La familia está tranquila esperando los resultados y manifestó que despedirán a su hermano en su hogar en la comuna de La Pintana y que todo aquel que quiera despedir a su hermano será bien recibido.

La familia expresó también que, por favor, mientras no sea confirmado 100% la información no lleguen por otras vías a ellos y que nos confirmaran apenas esté el resultado, pero al menos la ropa correspondía a la utilizada por nuestro compañero ayer viernes.

«GRACIAS POR TU LUCHA HERMANO CAPUCHA» ✊🏻

PRIMERA LINEA

Menor quedó grave tras represión a velatón de Mauricio Fredes

Una grave denuncia fue dada a conocer durante la madrugada del domingo por personal de asistencia médica perteneciente a la organización Salud en Resistencia.

En una velatón la noche de este sábado, en el lugar donde falleció Mauricio Fredes, una menor de 10 años de edad habría sufrido graves afectaciones a su salud debido a un uso indiscriminado de gases lacrimógenos por parte de Carabineros, los que la habrían dejado con compromiso motor luego de estar inconsciente por casi 20 minutos.

Testigos del hecho y voluntarios de salud, quienes atendieron a las afectados en el punto de asistencia médica establecido en Dardignac. relataron que la madre, sus dos hijas de diez y siete años, y una sobrina, se encontraban en la esquina de la calle Ramón Corvalán con la Alameda, en la velatón que se llevaba a cabo en memoria de Mauricio Fredes, manifestante que murió el pasado viernes durante la jornada de ‘copamiento’ policial en Santiago.

Natalí Jarpa, estudiante de enfermería que recibió y atendió a la familia en el punto de asistencia médica, relató:.

«En medio del acto conmemorativo, efectivos de Fuerzas Especiales comenzaron a reprimir con carros lanza aguas y gases lacrimógenos. Fue en ese contexto que la madre se desmayó. Luego la niña de 10 años, por proteger a su hermana de siete años, va donde ella y recibe las lacrimógenas. Cuando viene el zorrillo ella va donde su hermana y, por lo que contó la niña, siente un fuerte impacto en la espalda. No sabemos qué recibió en la espalda pero fue un impacto muy fuerte, porque tenía una desviación de la columna, o sea, era una niña que cuando la recibimos tenía una hemiplegia. No podía mover la mitad de su cuerpo, no tenía fuerza muscular en su pierna izquierda, en su brazo izquierdo. Tenía problemas del habla, hacía mucho esfuerzo para hablar. De hecho, cuando nosotros la vimos en el punto, estaba muy grave”.

“Desde ahí llamamos al SAMU. La niña de 10 años había estado inconsciente por más de 20 minutos y la mamá también había estado desmayada. Fue algo súper fuerte porque incluso la niña no reconocía a su mamá”, agregó.

“Llegó el SAMU, ahí nosotros gestionamos para que la llevaran al Hospital Roberto Del Río. Nosotros tenemos coordinación con la Defensoría Jurídica de la Universidad de Chile, así que una de nuestras compañeras de la Defensoría se fue en la ambulancia junto a la niña. Nosotros también fuimos, pero aparte en otro auto”, prosigió.

En el Hospital Roberto del Río, la menor fue atendida y dada de alta durante la mañana del domingo. Entretanto, llegaron al recinto efectivos de la brigada de Derechos Humanos de Policía de Investigaciones; la fiscal, contactada por la Defensoría Jurídica, y personal de la Defensoría de la Niñez.

“Si la niña está bien es porque ella llegó a uno de nuestros puntos de primeros auxilios y nosotros hicimos las gestiones de la manera más rápida para que ella fuera trasladada a un hospital. Pero ella estaba con hemiplegia -la mitad izquierda de su cuerpo no tenía movilidad-, tenía problemas del habla, estaba súper grave. Yo le dije a la fiscal que nosotros habíamos recibido a la niña en pésimas circunstancias, ella fue reprimida y estuvo inconsciente”, concluyó Jarpa.

La investigación de los hechos quedó a cargo de la Fiscalía Centro Norte, quienes ya iniciaron las indagatorias para dar con los responsables de esta grave situación. Al mismo tiempo, la Defensoría Jurídica de la Universidad de Chile está evaluando, en conjunto con la madre de la menor, interponer una querella independiente a la investigación que inició la Fiscalía.

DEJA UNA RESPUESTA