El ex comandante en jefe del Ejército, Juan Miguel Fuente-Alba, quedo en calidad de detenido por determinación de la ministra en visita Romy Rutherford.

La medida se decretó luego de que este jueves Fuente-Alba prestara una segunda ronda de declaraciones, la que se suma al interrogatorio de más de 10 horas realizado el miércoles.

La juez dio orden de ingreso para el ex-general (r) a un recinto militar en el marco de la investigación acerca del patrimonio del ex-oficial, así como de los viajes que realizó durante su gestión.

La ministra Rutherford indaga a Fuente-Alba por tres delitos.

Por lo pronto, por su alto patrimonio, incompatible con su remuneración como funcionario público..

En efecto, los bienes del ex-comandante en jefe, superan los $ 1.100 millones, motivo por el cual ya había sido interrogado por el antecesor de Rutherford, ministro Omar Astudillo, en 2016.

Otro de los puntos investigados por la ministra, apunta a los viajes que realizó en tanto agregado militar en Estados Unidos, como posteriormente, en su calidad de comandante en jefe del Ejército.

Esta parte de la investigación, caratulada como “empresas de turismo”, la ministra indaga sobre los viajes de numerosos oficiales al Caribe, Europa y Estados Unidos, entre otros destinos.

Dichos oficiales, entre los que se contaban las máximas autoridades, cotizaban los vuelos con agencias que trabajaban para el Ejército, las cuales buscaban pasajes más baratos al precio en que los había comprado la institución. La diferencia se les endosaba a su cuenta corriente.

La tercera irregularidad investigada es malversación con gastos reservados. A Fuente-Alba, la ministra le atribuye el uso de estos fondos para adquirir bienes personales.

Fuente-Alba fue citado el pasado miércoles, como inculpado. La fecha fue consecuencia de la llegada del informe de la la Brigada de Delitos Funcionarios de la PDI, BRIDEF, el cual contiene informes sobre los bienes, fechas y montos de cada adquisición.

Fuente-Alba declaró casi por diez horas, y otras ocho horas el jueves.

Una vez terminada esta declaración, Fuente-Alba quedó detenido y con orden de ingreso al Regimiento de Policía Militar, en Peñalolén.

La ministra Rutherford tiene cinco días para resolver la situación procesal del ex-comandante en jefe de los valientes soldados.

No es la primera investigación que enfrenta.

El 28 de diciembre pasado Fuente-Alba fue interrogado en el marco de la investigación de la Fiscalía Centro Norte y la Brigada de Delitos Económicos, Bridec, de la PDI, por sobreprecio en la adquisición de dos helicópteros para el Ejército, por un monto que bordea los US$8,6 millones, como también en repuestos con una sobrevaloración superior a los US$ 400 mil.

La investigación por fraudes al interior del Ejército, iniciada por el ministro Omar Astudillo, ha derivado en 21 aristas, además de la última que descubrió la ministra Rutherford.

Estos no son trascendidos de prensa, ni filtraciones de las habituales «fuentes» anónimas, sino hechos establecidos en el nivel judicial.

En todos los casos, los montos defraudados provienen del insólito desorden en el manejo de los fondos de la Ley Reservada del Cobre, que tiene maniatada a la principal empresa del país, Codelco, a la que succiona anualmente no el 10% de sus utilidades, sino de sus ventas; lo cual, además de un disparate, es delirante y suicida.

A pesar del consenso político sobre la necesidad de terminar con esta barbaridad, nadie se atreve a pegarle el palo al gato. No es casual porque, históricamente, las Fuerzas Armadas de Chile han desempeñado el papel de brazo armado y ultimo bastión de la oligarquía hegemónica.

Y tienen el descaro de agredir a Venezuela

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here