Conflicto Senatorial en Atacama: Los Efectos Colaterales de un Guerra Innecesaria

0
526

La batalla por la senaduría de Atacama sólo ha dejado heridos y ningún beneficio para sus promotores. Mientras que la destituída presidenta del Comité Regional del PS, Ema Albanez, instió en la conducta infrectora, el Partido Socialista oficializó el apoyo al diputado comunista, Lautaro Carmona.


Los efectos colaterales de la controvertida decisión de la dirección regional del PS se han agudizado con el paso de las horas.

El Partido Comunista comunicó que, debido a la falta de reciprocidad y desconocimiento de un acuerdo político, suspendió su apoyo a la candidatura senatorial de Isabel Allende, en Valparaíso, al tiempo que congeló las negociaciones con la candidatura del José Miguel Insulza, en Arica, y ratificó el apoyo a Alavaro Elizalde, en Chillán, y Camilo Escalona, en Aysén.

La escalada de este conflicto, que obedece a intereses subalternos, evidentemente genera ruido potencialmente perjudicial para la candidatura presidencial de Alejandro Guillier, mientras Piñera, que se ha sacado la careta, ha logrado disciplinar a la derecha.

Pero tampoco es para cortarse las venas. Este embrollo es, en cierta medida, histórico en Atacama, y quienes conocen sus interioridades, saben que la dirección local, vinculada al ex alcalde, Maglio Cicardini, de ninguna manera hubiera apoyado al diputado Carmona; que la invocación a la frustrada candidatura de José Miguel Insulza no es sino un pretexto, como hubiese servido cualquier otro, y que el apoyo a Yasna Provoste responde al cálculo oportunista y a intereses personales de corto alcance.

Es, por lo demás, una maniobra inconducente. Mientras que los sectores de derecha del PS igual hubiera votado por cualquier otro candidato que no fuera comunista, el sector de izquierda del mismo partido, votará por Lautaro Carmona, como en las dos últimas elecciones parlamentarias.

En el terreno de los hechos, la declaración de la Dirección Nacional del Partido Socialista, zanja la discusión en los términos de la siguiente declaración pública:

«La mesa del PS por unanimidad acordó ayer lo siguiente:

Partido Socialista de Chile proclama a Lautaro Carmona como candidato a senador

La unidad de las fuerzas progresistas es fundamental para avanzar en la consolidación de transformaciones sociales para construir un Chile más justo y perfeccionar nuestra democracia.

Lo anterior exige a todos los actores comprometidos con el cambio social, actuar con sentido de responsabilidad con Chile y su pueblo.

La política de alianzas definida institucional y democráticamente por el Partido Socialista ha sido consistente en el sentido de contar con una lista parlamentaria que otorgue sustento a la candidatura presidencial del senador Alejandro Guillier.

En este marco no se justifican apoyos a candidatos que forman parte de listas parlamentarias que apoyan a otras opciones presidenciales.

En este contexto, la Mesa Directiva del Partido Socialista ha acordado de forma unánime proclamar al compañero Lautaro Carmona como su candidato a senador por la región de Atacama, ratificando el acuerdo aprobado hace semanas por nuestra Comisión Política.

Mesa Directiva
Partido Socialista de Chile».

Según manifestó el Secretario General del PS, lo más grave del hecho no es que el partido de Atacama no vote por Lautaro Carmona, candidato por el que el PC tiene un acuerdo que implica el  apoyo comunista a candidatos socialistas en cuatro circunscripciones, sino que se alineara con una «lista parlamentaria que no respalda la candidatura del senador Alejandro Guillier».

Calma y tiza

En este ambiente crispado, el candidato a senador por Atacama, Lautaro Carmona, no ha subido el tono, no se ha metido en la interna de otro partido y ha mantenido la templanza. Es más, le restó dramatismo al tema:

«Si bien no es el clima más grato, para nadie, no me complica. Más vale que las cosas se evidencien en su momento justo. Se está cosechando lo que sembraron, entre otros, los mismos liderazgos de Insulza. Pero de verdad no me complica, porque es una cuestión que conocíamos».

Agregó:

«Esto es conocido en el mundo atacameño, no nos vamos a ver la suerte entre gitanos. Va a ser una batalla con ese ripio mediante, pero los que la resuelven son los ciudadanos. La cuestión central es cuál va a ser el grado de confianza y compromiso que generan los candidatos y eso tendrá que evaluarlo la ciudadanía; en eso tengo un optimismo basado en  la realidad.

De hecho, ya competí con los mismos que están aprobando este voto en la elección parlamentaria y obtuve un 43%, lo cual permitió que el PS eligiera  a la candidata Cicardini. Yo tengo un optimismo cifrado en un vínculo regular desde una posición de izquierda. Así como la DC tiene una posición de centro, yo tengo una posición de izquierda y esta es una región de izquierda a la cual yo voy a apelar a la base ciudadana».

En relación a la competencia con la diputada Provoste, Carmona indicó:

«Las batallas las hago en función de la fuerza de mis ideas, donde la fuerza de ideas que vamos a postular sea inequívocamente una idea de mayoría. Como haga la campaña Yasna Provoste es una opción que ella tiene que tomar, es un tema que no me incumbe, ni será mi preocupación».

Y concluyó:

«La batalla está planteada como muy estrecha. Ella tiene un liderazgo en la región más allá del partido democratacristiano, que no tiene consejeros regionales ni alcaldes; tiene a Yasna, un capital que valoro. Yo me voy a afirmar en la estructura de mi partido que tiene fuerza en la región. Ésta será una batalla muy de infantería y allí habrá que tener mucho argumento para convencer».

http://rudo.video/vod/cza1xBGgRLz

A río revuelto, ganancia de oportunistas

La defensa de la dirección regional del PS, y en general, de todos los que han tomado parte en la maniobra, se reducen a invocar la antinomia autoritarismo-democracia interna y centralismo.regionalismo.

En cambio, soslayan la dimensión central del problema generado por una decisión distinta un acuerdo adoptado por un partido, lo cual interpela y desnaturaliza el concepto mismo de la política de alianzas

A sí, la candidata de la Democracia Cristiana, Yasna Provoste, agradeció el apoyo de la dirección regional del PS y solidarizó con ella, a propósito de la sanción impuesta por el Tribunal Supremo. En otras palabras, intervino en en la política interna de un partido, lo cual, por definición es un grueso y elemental error político:

http://rudo.video/vod/cza2hzT01rY

La otra diputada por el Distrito N° 5, Daniela Cicardini, del PS, apeló al diálogo para solucionar los conflictos, opinión que al parecer, emitió antes de conocerse declaraciones de la suspendida presidenta del comité regional, en las que insiste en la conducta sancionada:

«Frente a los últimos acontecimientos por todos conocidos en la región de Atacama, e independientemente de la decisión política respecto de las candidaturas senatoriales por la región, me veo en la necesidad de manifestar brevemente ciertas apreciaciones:

– Como militante de base del Partido Socialista de Chile, quiero en primera instancia  reconocer públicamente el apoyo irrestricto de los comunales regionales hacia mi gestión como diputada y militante.

– Además quiero señalar que no concuerdo con la resolución adoptada por un órgano resolutivo como el Tribunal Supremo del partido, y que dice relación con la suspensión de la militancia de la Presidenta Regional del PS, compañera Ema Albanez Aróstica.
Tengo la convicción que los problemas políticos no se resuelven con la imposición y medidas disciplinarias  como primera opción, sino a través del respeto mutuo y la búsqueda del acuerdo y el diálogo entre militantes a quienes unen principios  e ideales que trascienden los desencuentros de una determinada coyuntura».

A través de declaraciones en diversos medios regionales, la destituída Presidenta del Comité Regional Atacama del Partido Socialista, Ema Albanez, insistió, e incluso profundizó, la decisión por la cual fue sancionada:

«El tenor de mi apelación, porque en este caso es a mí a quien están sancionando, se refiere a que efectivamente fue en un consejo regional, un órgano del partido totalmente válido. No es una posición personal como han querido instalar, yo tengo todo el respaldo del partido acá en Atacama».

Además de la suspensión de la militancia y del cargo, y por más que ella lo niegue, la dirigente regional fue retirada de la coordinación regional del comando del candidato de la Nueva Mayoría, Alejandro Guillier, en Atacama.

Y como lejos de desdecirse, el sector que encabeza Ema Albanez, persevera en la conducta rechazada por el Tribunal Supremo, es fácil concluir que, en lo inmediato, el conflicto seguirá escalando, contra ninguna ganancia ni beneficio para quienes lo están provocando.

DEJA UNA RESPUESTA