Valentes Soldados: Más de 300 Militares Reciben entre Dos y Cuatro Pensiones Simultáneas

0
1736

Mientras que el Gobierno sigue posponiendo el envío del proyecto de ley que reforma el sistema de pensiones, debido a la existencia de fuerte debate interno, se conoció que un grupo de 347 ex oficiales de las FF.AA. perciben entre dos y cuatro pensiones de modo simultáneo. Se trata de un total de 696 pensiones, que irrogan un gasto extra de $864 millones al mes, esto es, $10.368 millones al año, financiados enteramente con cargo a gasto fiscal.

Nómina de Capredena revela más de 300 jubilados con hasta 4 pensiones simultáneas

por Cecilia Arroyo A.

Hasta cuatro pensiones simultáneas recibe actualmente un grupo de 327 ex uniformados, hoy jubilados de la Caja de Previsión de la Defensa Nacional (Capredena). Esto por sus labores en distintas áreas relacionadas a las Fuerzas Armadas -Ejército, Fuerza Aérea, Armada- lo que les entregaba el derecho a abrir distintas cuentas de ahorro y, por ende, recibir pensiones por cada una de ellas, una vez cumplidos los requisitos para el retiro, esto es, al menos 20 años de servicio a la institución.

El caso más común es el de ex uniformados que además de ejercer como militares, sirvieron como médicos en hospitales, profesores en academias de formación, o que entregaron atenciones domiciliarias o servicios administrativos, explica una fuente vinculada a Defensa.

De acuerdo con un listado al que tuvo acceso La Tercera, Capredena paga un total de 696 pensiones a este grupo de más de 300 pensionados. La nómina revela que hay seis ex uniformados que reciben cuatro pensiones, lo que implica para la entidad un costo mensual de $ 22 millones; otros 32 reciben tres jubilaciones, generando pagos totales por $ 110 millones al mes; mientras que el resto de los 288 pensionados tienen dos jubilaciones, lo que significa un total en pagos $ 739 millones al mes.
Los montos

Al sumar los montos de cada pensión recibida por cada uno de los jubilados, se obtiene que el 52,8% recibe entre $ 1 millón y $ 3 millones, el 39% obtiene pagos por más de $ 3 millones y un 8,3% recibe menos de $ 1 millón. Se trata, además, de montos reajustables de acuerdo con la variación de la UF anual.

Así, la pensión más alta pagada por Capredena en este grupo alcanza los $ 6,7 millones mensuales, y corresponde a un jubilado que recibe tres pensiones, dos de ellas de inutilidad (invalidez) de segunda clase.

Entre quienes engrosan esta lista hay además 65 jubilados que reciben pensiones de inutilidad (o invalidez) de primer y segundo grado, siendo estas últimas la mayoría. Se trata de las jubilaciones que han estado en el centro del debate en las últimas semanas ya que si bien inhabilitan el ejercicio de funciones ligadas a la Defensa, no prohíben el desempeño en otras áreas.
Así, dentro de este grupo, se pagan un total de 134 pensiones de inutilidad, y 132 son de segunda clase.

Un total de 54 personas reciben 2 pensiones de inutilidad y hay un caso en que las cuatro pensiones recibidas por un individuo corresponde a esta categoría. Este es un beneficio que se puede solicitar hasta varios años después del retiro y que además no está afecto al tope de 60 UF ($ 1,5 millones), como en la mayoría de las pensiones que paga Capredena.

Todas estas pensiones son además heredables y, por tanto, una vez muerto el titular, se siguen pagando a la cónyuge. Hasta 2014, si ésta fallecía, se traspasaba el pago del 75% del monto a las hijas solteras.

Los cambios

A partir de 2014, la Ley 20.735, que modifica algunos aspectos previsionales de las Fuerzas Armadas, Fuerzas de Orden y Seguridad Pública y Gendarmería, terminó con la posibilidad de que los pensionados de Capredena pudieran seguir obteniendo distintas pensiones y, asimismo, con la extensión de los montepíos a las hijas solteras.

Sin embargo, actualmente Capredena desembolsa al mes $ 872 millones -$ 10.473 millones al año- en el pago de estos beneficios, lo que continuará hasta que se extinga la lista en la última cónyuge de un titular.

En promedio, los uniformados cotizantes de esta Caja se pensionan a los 31 años de servicio, período en el cual aportan para su pensión el 6% de sus ingresos en forma mensual, cifra menor al 10% de cotización obligatoria para pensión que aporta el resto de los trabajadores chilenos en las AFP.

Por lo tanto, el Estado aporta el 96% del costo total que implica el pago de las pensiones que debe cubrir Capredena.

De acuerdo con información de la Dirección de Presupuestos (Dipres) para este año, el gobierno aprobó un presupuesto para el ítem de pensiones de Capredena de $1.011.020 millones (US$ 1.522 millones), de los cuales, al primer semestre, ya se han ejecutado $ 494 mil millones (US$ 745 millones).

Presupuesto 2018

En medio de los escándalos por las millonarias pensiones que se conocieron en 2016 y este año, y el intenso debate por una reforma de pensiones en el sistema general que rige al resto de los chilenos, Capredena y la Dirección de Previsión de Carabineros (Dipreca) se encuentran negociando los presupuestos para 2018, de cara a la discusión legislativa del erario que el Ejecutivo enviará al Congreso a más tardar el 30 de septiembre.

Conocedores del proceso indican que el gobierno ya le habría pedido a Capredena reducir su propuesta de presupuesto para el próximo año en unos $ 10 mil millones, fijando un tope en torno a los $ 990 mil millones.

Ello para evitar mayores cuestionamientos y ejercer un mayor control en los costos, según comentan cercanos a la discusión.

En el caso de Dipreca, las restricciones habrían sido mayores, ya que se les habría pedido una reducción cercana a los $ 25 mil millones respecto de la propuesta inicial presentada por la institución.

Este año, la caja pagadora de pensiones de carabineros tiene un presupuesto vigente por $ 618 mil millones (US$ 932 millones), de los cuales se han ejecutado $ 308 mil millones (US$ 434 millones), según cifras disponibles en la Dipres.

De este modo, actualmente el presupuesto fiscal vigente para el pago de pensiones de ambas cajas previsionales suma US$ 2.450 millones, es decir, en torno del el 0,9% del PIB, benefiando a unos 170 mil pensionados. Esta cifra es superior al monto total que se aporta al Pilar Solidario y que se ha mantenido en los últimos años en torno al 0,8% del PIB, pero que financia las pensiones solidarias de más de 1 millón de beneficiarios que no alcanzan a ahorrar suficiente en el sistema de AFP.

Fuente: La Tercera

Diputado Soto  y pensiones múltiples en Capredena: «Es una muestra más de lo distorsionado que está el sistema de las FF.AA»

El diputado PS Leonardo Soto aseguró que no tiene «ninguna justificación» que un grupo de 327 ex uniformados reciban hasta cuatro pensiones simultáneas por parte de la Caja de Previsión de la Defensa Nacional (Capredena).

«Es una verdadera burla para los millones de chilenos y chilenas que tienen pensiones de AFP únicas y en muchos casos inferiores al sueldo mínimo, a ellos se les representa una situación absolutamente inalcanzable y que deja en evidencia una desigualdad inaceptable para nuestra democracia», expresó el legislador.

«Esto es una muestra más de lo distorsionado que está el sistema de previsión de las Fuerzas Armadas» añadió el diputado, ex presidente de la Comisión Investigadora de las pensiones millonarias en Capredena y Dipreca.

El parlamentario explicó que si bien ya fue eliminada la posibilidad de que nuevos cotizantes accedan a pensiones múltiples, «ahora se tienen que revisar las condiciones en que fueron entregadas las que hoy se pagan, particularmente cuando se trata de dobles pensiones de inutilidad».

«Esta arista debe formar parte de la investigación judicial en curso, porque constituye un claro indicio de ilegalidad que una misma personas haya quedado inválida dos vecen en una misma carrera militar», aseguró Soto.

«Creemos que todo funcionario que pasa a retiro, en todo evento, tiene que gozar de solo una pensión. Eso lo vamos a decir muy claramente en la exposición que realizaremos ante la mesa de trabajo convocada por el Ministerio de Defensa. Hay que terminar con todos estos forados que facilitan y estimulan el abuso y la corrupción», concluyó el diputado.

Aprueban informe que confirma práctica de pensiones «excesivas» por parte del personal de Gendarmería

El pasado 15 de junio, el informe unificado de las comisiones que investigaron las millonarias e irregulares pensiones de Capredena y Dipreca, emitieron un duro informe acerca de la exiswtencia de pensiones excesivas, que no se ajustaron a derecho. Sin embargo, a la luz de los nuevos antecedentes, parace evidente que se quedaron cortas.

«La existencia de una práctica abusiva hecha con la intención de defraudar el espíritu de la ley que regula el sistema previsional de parte del personal de Gendarmería de Chile, obteniendo pensiones excesivas que no se ajustaron a derecho» es una de las principales conclusiones del informe de dos Comisiones Investigadoras unidas que analizaron este tema y que fuera aprobado hoy por la Sala de la Cámara de Diputados por la unanimidad de los legisladores presentes.

El informe de las Comisiones encargadas de analizar las eventuales irregularidades en el otorgamiento de pensiones en Capredena y Dipreca y relativo a pensiones pagadas a funcionarios de Gendarmería concluyó también que, sobre la base de la información aportada a la investigación, «la existencia de un límite legal a la imponibilidad de 60 UF de las remuneraciones (y a través de ella a las pensiones de retiro) que recibe el personal de Gendarmería adscrito a la Escala Única de Sueldos y a Dipreca tiene fundamento legal, que se contiene en la doctrina vigente formulada por la Contraloría General de la República».

Asimismo, se determinó que la actuación de la Dirección de Previsión de Carabineros de Chile (Dipreca), en los últimos diez años, en que dio curso a más de 667 pensiones de retiro de funcionarios de Gendarmería que superan el límite legal, «vulnera la ley vigente en esta materia».
«Asimismo, los actos de toma de razón de esas mismas pensiones de retiro, por parte de la Contraloría General de la República, vulneran la ley vigente, lo que actualmente es objeto de un sumario administrativo interno en esta institución», se remarca en el texto.

Los legisladores resaltaron que las » distorsiones fueron permitidas y avaladas por la Dirección General de Gendarmería y de Dipreca, no obstante que la Contraloría ya se había pronunciado, en reiteradas oportunidades, para interpretar la legislación vigente y establecer la existencia de un tope legal de 60UF aplicable a aquellos funcionarios de Gendarmería sujetos a la Escala Única de Sueldos».

En todo caso, la Comisión también llamó la atención que, por casi 20 años, se otorgaron pensiones sin el tope de las 60 UF, hecho respecto de lo cual la Contraloría tomó razón, pero sin que se advirtiera de la improcedencia. Además, se habrían hecho auditorías por parte de este organismo en donde tampoco se observó o advirtió que había que pagarse con tope.

Las Comisiones concluyeron, además, que «se distorsionó el sistema de ingreso y cálculo de pensiones en Gendarmería por vía de determinadas y reiteradas actuaciones de los altos mandos de la institución».

En este plano, los parlamentarios asignan responsabilidades administrativas a los ex Directores de Dipreca, Carlos Jerez, Jorge Fuentealba y Jaime Gatica; y a los ex Directores Nacionales de Gendarmería, Marco Fuentes, Juan Letelier y Tulio Arce. Sin embargo, se hace especial mención a Fuentes, quien ejerció el cargo entre los años 2013 y 2014.

«Él envió el oficio 39.820 dirigido al director de la Dirección de Previsión de Carabineros (Dipreca) sobre la validez de que ciertos funcionarios impusieran en ese sistema previsional. En ese oficio en particular, Fuentes pidió a Dipreca ‘reincorporar a seis funcionarios individualizados al régimen de la Dirección de Previsión de Carabineros’, ya que cumplirían ‘con todos los supuestos fijados tanto por la normativa legal y reglamentaria’, esto puesto que el año 2012 la C.G. R. habría ordenado a la institución previsional desafiliarlos de dicho sistema precisamente porque no cumplían los requisitos establecidos en la ley», se sentenció.

Capredena

Respecto de la Caja de Previsión de la Defensa Nacional (Capredena), las Comisiones determinaron que las pensiones de los altos ex directivos de la institución, «Patricia Ewing Pinochet, Luis Jara Lepe, Juan Vargas Cordero y Carlos Fuentes Gajardo presentan discrepancias entre la base imponible y el cálculo con el que fueron entregadas, tanto por superar el tope de 60UF que se les debía aplicar al tratarse de personal civil afecto a la Escala Única de Sueldos, como por incluir asignaciones que no correspondían según la normativa vigente. Por ambas vías se alteraron artificialmente el monto de sus pensiones, que en el caso de Ewing Pinochet supera los 4,8 millones de pesos mensuales y vitalicios».

El documento indica que estos ex directivos ocupaban los más altos puestos de Capredena, siendo los encargados y responsables de que las pensiones de retiros de los funcionarios de las FF.AA. se tramitaran conforme a derecho, que se velara por la protección del interés fiscal y que sus actuaciones no estuvieran motivadas por el interés propio. «Por lo anterior, resulta de la mayor gravedad que hayan obtenido para sí cuantiosas pensiones irregulares amparadas por una interpretación mañosa de la ley y normativa vigente que se realizó en Capredena durante sus períodos en el servicio, conduciendo esta a la obtención de un indebido beneficio propio», se acotó.

Los legisladores estimaron que se justifica el inicio de un proceso de invalidación y que se deben restituir los dineros fiscales irregularmente obtenidos, sin perjuicio de las responsabilidades penales que pudieran desprenderse de los actos de los cuatro ex funcionarios involucrados.

El informe también comunicó que, a diciembre de 2015, se pagaron en Capredena 5.633 pensiones correspondientes a una «Inutilidad de Segunda Clase» (son las derivadas de accidentes ocurridos en acto de servicio, enfermedades contraídas como consecuencia de éste y enfermedades profesionales o invalidantes de carácter permanente), cuyos montos pueden alcanzar sobre un 20% más de la última remuneración recibida en actividad.

«En esta categoría de Inutilidad de Segunda Clase se inscribe la pensión más alta pagada por el sistema público de pensiones, siendo su beneficiario un ex Auditor de la Fuerza Aérea de Chile, general (r) Patricio Franjola, quien recibe 6,8 millones de pesos mensuales y vitalicios», se resaltó.

Propuestas

Las Comisiones estimaron necesario limitar las facultades discrecionales de la autoridades superiores de Gendarmería, que aseguren que los nombramientos en las plantas, la movilidad interna y contratación de funcionarios obedezcan a criterios estrictamente técnicos y de necesidades efectivas del servicio, evitando favoritismos, afectando el funcionamiento mismo del Estado y el buen desempeño de un servicio público.

También se llama a normar requisitos objetivos para el sistema de ascensos y el otorgamiento de beneficios remuneracionales para el personal de Gendarmería; cubrir los vacíos legales en relaciones a la definición “de servicio permanente y unidad penal”; establecer como base de cálculo para las pensiones el promedio de las últimas 24 remuneraciones percibidas y no la última remuneración como hoy está normado.

A fin de precaver la comisión de nuevos errores y evitar eventuales conflictos de interés que pudiesen afectar a los funcionarios de Dipreca y Capredena, se propuso separar definitivamente las funciones de cálculo, tramitación, concesión y pago de las pensiones del personal adscrito a dichas instituciones, mediante la creación de un nuevo Servicio, de manera de contar con controles cruzados, previos al examen de legalidad de la Contraloría General de la República.

Asimismo, entre otras propuestas, se planteó fijar un plazo fatal y una sanción asociada, para los casos de retardo injustificado de los dictámenes de Contraloría; al tiempo que se llama al Consejo de Defensa del Estado a estudiar el inicio de las acciones judiciales tendientes a la nulidad de todas las pensiones que actualmente se pagan, otorgadas en su momentos por sobre el límite legal.

DEJA UNA RESPUESTA