Este sábado el diario La Estrella de Chiloé revela un nuevo capítulo desconocido en la relación de Sebastián Piñera con la isla. Se conoció que hizo la operación a través de una sociedad offshore en Panamá y comprada por otra compañía del mismo tipo creada en Islas Vírgenes (paraísos fiscales), con lo que no se pagó impuestos en Chile y según el propio candidato lo hizo “por amor a la naturaleza”

La operación se cerró en US$6 millones, la compra venta de la propiedad del estadounidense Jeremiah Anderson de 118 mil hectáreas en Quellón, en ese “paraíso”, como le llama el exmandatario, acusan actuales residentes de Inío -la entrada sur del parque-, que desde antes de la creación de la reserva privada por la Fundación Futuro, presidida por Piñera, se les prometió la entrega de títulos de dominio, lo que hasta hoy no ocurre.

La propia administración del Tantauco reconoció que lo anterior está condicionado a una compensación por parte del Estado, de igual cantidad de tierra.

El alcalde de Quellón, Cristian Ojeda (DC), indicó que “a mí no me sorprende esto del candidato Piñera, porque nosotros estamos hace cuatro años negociando con la administración del Parque Tantauco por un compromiso que tuvieron ellos de darle la escritura a prácticamente 16 familias, que son vulnerables y que viven allí desde hace muchos años, antes que llegue Sebastián Piñera y que tienen integrantes que trabajan en su propio parque”.
«A lo mejor iba a ser Presidente del país tuviera la humanidad de entregarles las escrituras» comenta el alcalde de Quellón, Cristián Ojeda.

“A lo mejor iba a ser Presidente del país tuviera la humanidad de entregarles las escrituras” comenta el alcalde de Quellón, Cristián Ojeda.

“Ellos tenían las esperanzas que cuando llegara alguien chileno (el dueño anterior era extranjero) que a lo mejor iba a ser Presidente del país tuviera la humanidad de entregarles las escrituras”, sumando que pese a que se ha avanzado en mejorar las condiciones de los vecinos del poblado más austral de la Isla Grande, están impedidos de proyectos de electrificación y abastecimiento de agua potable por la falta de tenencia de las tierras donde viven.

“El compromiso de entregarles la escritura hoy día pasa porque el Gobierno de Chile le dé (a la Fundación Futuro) otra isla que es como 10 veces más de hectáreas que estarían entregando y no podemos ver un negocio en mejorar las condiciones de vida de estas familias que hacen patria en la caleta más austral de la región”, explicó Ojeda.

Palabra no cumplida

El secretario de la Junta de Vecinos de Inío, Cristian Hueicha, recuerda de este conflicto que “ellos llegaron el 2005 ofreciendo una serie de beneficios para la comunidad, con personas especializadas en convencimiento y en que la gente pudiera ceder todo lo que tenía, en confianza y un montón de cosas, porque Inío sería un paraíso para lo que ellos pretendían hacer, y cuando se instalaron se olvidaron de todas las cosas que habían dicho”.

“Hace 10 años contábamos con una población de 75 a 80 familias y ahora quedan 32 y la gente empezó a emigrar por todos estos problemas: de no tener agua, no tener luz”, aseguró Hueicha

Hueicha incluso apunta que “a nosotros se nos dijo que se nos iban a respetar las propiedades, que se iba a trabajar en un montón de cosas, que se iba a buscar una solución al tema de la leña porque no tenemos lugares de donde extraerla, dijeron que nos iban a poner locomoción”.

Si bien desde la Fundación Futuro no fue posible obtener una respuesta –señala La Estrella de Chiloé- a estos cuestionamientos, Alan Bannister, administrador general del Parque Tantauco, expuso que “no se ha solicitado nada específico a cambio”, pero sí reconoció que “se está conversando con Bienes Nacionales para que se realice una permuta de algún bien fiscal que se determine, pero no se ha solicitado ninguna isla ni ninguna cosa en específico”.

El ingeniero agrónomo recalcó “se está solicitando una compensación por algún bien fiscal”, detallando que “estamos hablando de 20 y tantas hectáreas”.

Agregó Bannister que también existe la opción de entregar comodatos a las familias en cuestión; sin embargo, bajo esa modalidad no se accede a la solución de beneficios estatales para dotar a los habitantes de Inío de agua y electrificación.

Recalcó la fuente que “fue la comunidad la que pidió el traslado desde la puntilla donde vivían en la playa y por el riesgo de tsunami la comunidad le solicitó al parque que la trasladaran a terrenos un poco más río arriba y con posibilidades de salir, y en eso accedimos y en eso estamos; y aunque no se entregan los títulos, estamos en el proceso de eso, pero la gente ya está instalada en esos nuevos terrenos que son mucho mejores”, rematando que el parque les dio a los pobladores “materiales para hacer las casas”.

Ofrecimientos

Sobre los ofrecimientos antes y en la creación del Tantauco, Bannister indicó que “lo que se les dijo es que podían seguir viviendo ahí y haciendo lo que hacían, que no tuvieran problema de que el parque no los iba a molestar ni afectar sus vidas, pero pasó mucho tiempo antes que llegáramos a este tema de trasladar a la gente y solicitar y empezar con este tema con Bienes Nacionales solicitando una permuta por esos terrenos”.

Por otro lado, reclamó el administrador general que “estamos en espera desde enero que la comunidad nos entregue una carta con el listado y en respuesta a una carta que les hicimos llegar en enero”, explicando lo que consideró una lentitud del proceso. Arguyó que “ni siquiera tenemos la lista de todos los beneficiarios”, refiriéndose a los vecinos que quieren acceder a los lotes de tierra.

Sobre la adquisición de las tierras chilotas en una transacción en Panamá, evitando el vendedor pagar millonarios impuestos en Chile, Piñera dijo a Radio Duna que “fue un acto de amor por la naturaleza, y de querer preservar y conservar esa naturaleza”, acotando que “yo decidí comprar lo que el americano vendía, que era una sociedad que era dueña de otra sociedad chilena, que era a su vez dueña de lo que él llamaba el Parque Chiloé, y que actualmente se denomina Parque Tantauco”. Catalogó además la transacción como “absolutamente legal, absolutamente legítima”.

Recordemos que Piñera en entrevista en ADN Radio dijo que “fue una acción de ningún propósito distinto que la protección y preservación de la naturaleza. Se hizo en Panamá, lo que es absolutamente legítimo”. Tildó además “esta capacidad que tienen algunos de envenenarlo todo, esto fue un acto de amor a la naturaleza”.

Fuente: Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí