En Riesgo Vital Joven Mapuche Baleado por la Espalda

0
351

Brandon Hernández Huentecol, joven mapuche de 17 años, de la localidad de Curaco, ubicada en la sureña comuna chilena de Collipulli, sufrió una brutal agresión a manos de la policía militarizada de Carabineros, uno de cuyos efectivos disparó contra la víctima por la espalda, cuando se encontraba reducido.

{source}
<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>
{/source}

El joven mapuche será intervenido quirúrgicamente en el recinto sanitario, donde el equipo médico tratará de extraer desde su zona abdominal más de 140 perdigones a raíz de la brutal agresión cometida por uno de los carabineros pertenecientes a las Fuerzas Especiales, la que cuenta con dotación policial en el exliceo de Pailahueque.

La violenta acción se desarrolló en la ruta R-49, camino a Curaco, hasta donde llegaron los policías militarizados con una actitud agresiva, según destaca el medio mapuche, Werkén, el que cita testimonios de testigos presenciales, quienes expresaron que ello se enmarcó en el polémico, “control de identidad”.

Posteriormente a este hecho, se inició una discusión, debido a que los carabineros trataron de hacer dicho procedimiento contra un niño de 13 años, al que redujeron físicamente contra el suelo, luego de lo cual, comenzó a gritar en procura de auxilio.

En este instante, el joven Hernández Huentecol recibió el poder de fuego, para, posteriormente, un grupo de personas presentes reaccionar indignados con el lanzamiento de piedras y gritos contra los policías, los que debieron trasladar con suma urgencia a la víctima hasta Angol, y luego a Temuco, junto a sus familiares y acompañantes.

Diversas acciones de apoyo se han activado en el territorio del Walmapu, para solidarizar con el afectado, su familia, los presos políticos mapuches, y con las comunidades que reivindican territorios usurpados a manos del Estado chileno, tal como el mitin a las 11:00 hrs AM en la clínica Alemana de Temuco (avenida Alemania con calle Francia), en apoyo al joven herido, y la velatón a realizarse hoy lunes 19 de diciembre, a las 19 horas, en el monumento a Caupolicán de Temuco, para conmemorar la muerte de dos obreros en predios de empresas privadas forestales, actividad a la que se sumarán diferentes organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos de Chile, quienes también abordarán este hecho de extrema violencia contra los mapuches.

En riesgo vital permanece Brandon Hernández Huentecol

En riesgo vital permanece Brandon Hernández Huentecol de 17 años, quien desde la tarde del domingo permanece internado en la UCI de la Clínica Alemana de Temuco, luego de ser baleado por la espalda por carabineros en medio de un procedimiento policial en Curaco.

Hasta ahora al menor de edad le han realizado diversas intervenciones quirúrgicas, las cuales se concentran en contener la hemorragia y extraerle los más de 100 perdigones que tiene en su cuerpo.

La familia ha solicitado la donación de sangre en el recinto asistencial, del tipo ORH+.

Durante esta mañana de hecho, más de 20 funcionarios de Carabineros llegaron hasta el recinto asistencial para hacer la donación, la misma que han hecho familiares y amigos del adolescente.

En tanto, esta jornada se dio a conocer que el sargento segundo, Cristian Rivera, quien efectuó el disparo, fue formalizado por el cuasidelito de lesiones graves, pero fue dejado en libertad, a la espera de una citación.

El informe preliminar entregado por la PDI al Ministerio Público, indica que el disparo de la escopeta antimotines calibre 12, se efectuó después que se le rompiera la correa del arma tras un forcejeo y cuando lo intentaba arreglar mientras Brandon estaba reducido en el suelo, la habría pasado a percutar.

La familia presentará acciones legales contra quienes resulten responsables, tal como indicó la abogada Manuela Royo, -defensora de los imputados del caso Luchsinger-Mackay- quien llegó hasta la Clínica Alemana para reunirse con los padres del menor.

Gobierno exige que se aclare caso de adolescente baleado por carabinero

La ministra vocera de Gobierno, Paula Narváez, exigió que el caso de Brandon Hernández, joven mapuche de 17 años que permanece internado grave en la Clínica Alemana de Temuco tras recibir en su espalda el disparo de perdigones por parte de un funcionario de Fuerzas Especiales de Carabineros, «tiene que ser completamente investigado y aclarado».

Hernández fue intervenido durante la mañana de este lunes por segunda vez y su familia acusa abuso de poder y violencia por parte de efectivos policiales que realizaban un operativo en la comuna de Collipulli, ya que el menor se encontraba boca abajo y reducido por los carabineros, quienes aseguran que lo ocurrido «es un accidente».

«Este hecho tiene que ser completamente investigado y aclarado, Carabineros ya ha determinado una investigación de carácter interno para establecer qué fue lo que sucedió, el Gobierno mira con atención aquello, lo mismo respecto de lo que está el Ministerio Público, de acuerdo a sus facultades, está llevando adelante», sostuvo la ministra.

Durante la tarde de este lunes el centro asistencial emitirá un parte oficial sobre el estado de salud del joven, el que sigue siendo grave aunque fuera de riesgo vital, pero su familia ya adelantó que los órganos más dañados son el hígado y pulmones.

En libertad carabinero que le disparó a joven mapuche

Durante la jornada de este lunes, Cristián Rivera, el sargento segundo de Carabineros que le disparó en la espalda a un joven de 17 años en la región de La Araucanía fue dejado en libertad.

Según consigna radio Bíobío, durante un confuso operativo policial ocurrido en la ruta entre Curaco y Collipulli, el joven Brandon Hernández Huentecol (17) sufrió heridas en espalda y cuello causada por más de 100 perdigones del cartucho calibre 12 perteneciente a una escopeta antimotines del efectivo policial.

Así lo ratificó personal médico del hospital de Angol, donde indicaron que el menor poseía laceraciones tras recibir más de 100 perdigones en cuello y espalda, efectuados por impactos de proyectil a una distancia muy pequeña.

De acuerdo a Radio Villa Francia, Brandon permanece con riesgo vital y con diagnóstico reservado en el Hospital de Angol.

Por ahora, Rivera quedó imputado por cuasi delito de lesiones graves. Por su parte, Carabineros anunció una investigación y un sumario interno para aclarar los detalles y circunstancias de este hecho.

{source}
<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>
{/source}

Amnistía Internacional exige exhaustiva investigación  

Amnistía Internacional lamenta y rechaza enérgicamente el uso excesivo de la fuerza del que habría sido víctima un joven mapuche de 17 años en el camino a Curaco el día de ayer.  Según informes de prensa, el joven habría recibido un disparo en la espalda por parte de Carabineros cuando intervino en auxilio de su hermano de 13 años, quien estaba siendo objeto de un operativo policial.

Según los testimonios que se han dado a conocer en medios de comunicación, el joven habría estado ya reducido en el suelo al momento de haberse producido el disparo.  Este incidente lamentablemente tiene al joven en riesgo vital en una clínica de Temuco.

Carabineros, en cuanto agentes del Estado, deben cumplir su deber de resguardo del orden público dentro de un marco de respeto a los derechos humanos. De acuerdo a las normas internacionales, el uso de armas de fuego por parte de carabineros debe estar limitado siempre a un último recurso, y no se justifica su uso si es posible reducir a la persona por otros medios menos dañinos.

Amnistía Internacional exige que este hecho se investigue de manera rigurosa, independiente e imparcial y que se sancione adecuadamente de acuerdo a la gravedad del delito. Además, solicita la entrega de información clara sobre qué acciones se están tomando para evitar que casos como éste no se vuelvan a repetir.

Carabineros, la Fiscalía y el Ministerio del Interior deben asegurar que así sea y que por ningún motivo hechos como los descritos queden sin ser investigados y en la impunidad.

DEJA UNA RESPUESTA