Corte de Concepción Rechazó Recurso de Amparo de Lorenza Cayuhán para Permanecer con su Hija

0
324

La Corte de Apelaciones de Concepción rechazó el recurso de amparo presentado por la Defensoría Penal Pública Penitenciaria en contra del director regional de Gendarmería, coronel Pablo Toro Fernández, por el traslado de la interna embarazada Lorenza Cayuhán Llebul con grilletes desde el Centro de Detención Preventiva de Arauco hasta el Hospital Regional y luego al Sanatorio Alemán, manteniendo la medida de seguridad durante todo el proceso de parto, acaecido el viernes 14 de octubre recién pasado.

{source}
<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>
{/source}

En fallo unánime (causa rol 330-2016 y acumulada 336-2016), la Primera Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Freddy Vásquez, María Leonor Sanhueza y Manuel Muñoz–, además, rechazó el recurso de amparo presentado por el senador Alejandro Navarro Brain, en favor de la recién nacida.

{source}

    <script type=»text/javascript»>

    window._ttf = window._ttf || [];

    _ttf.push({

    pid : 55048

    ,lang : «es»

    ,slot : ‘[itemprop=»articleBody»] > p’

    ,format : «inread»

    ,minSlot : 3

    ,components : { mute: {delay :0}, skip: {delay :0} }

    ,css : «margin: 0px 0px 12px;»

    });

    (function (d) {

    var js, s = d.getElementsByTagName(‘script’)[0];

    js = d.createElement(‘script’);

    js.async = true;

    js.src = ‘//cdn.teads.tv/media/format.js’;

    s.parentNode.insertBefore(js, s);

    })(window.document);

    </script>

    {/source}

La resolución establece que la acción presentada por la defensora penitenciaria Pía Campos «(…) perdió oportunidad, toda vez que no existe la afectación actual que denuncia la abogada recurrente, sobre colocación de grilletes a la amparada antes, durante y después del parto, por haber transcurrido la situación de hecho descrita en el libelo principal, aparte de no estar acreditado su fundamento, un actuar ilegal o arbitrario de Gendarmería que atente contra la libertad o seguridad personal de la madre, no debiendo olvidarse que la amparada se halla recluida en un penal a causa de una sentencia dictada por tribunal competente, sindicándola autora de una receptación y de un robo con intimidación».

«En todo caso –agrega–, el maltrato atribuido a Gendarmería está siendo investigado en un sumario administrativo interno (fojas 103), que deberá establecer los hechos realmente acontecidos, y si ameritan o no sanciones por infracción a la normativa que reglamenta la materia, pero no es este recurso de amparo el medio adecuado para ello, pues, como se dijo, no existe actualmente ningún hecho constitutivo de privación ilegal de libertad personal o amenaza en tal sentido o que afecte la seguridad individual de la madre amparada, conforme al artículo 21 inciso tercero de la Constitución Política de la República».

Respecto del recurso de amparo deducido por el senador Navarro, el fallo establece que «(…) los antecedentes y lo expuesto por el recurrente y la recurrida, en sus escritos pretensores y en estrados, no permiten adquirir convicción acerca de la existencia de algún hecho que constituya privación, perturbación o amenaza al derecho a la libertad personal y seguridad individual de la menor amparada, razón por la cual la Corte no está en situación de adoptar medidas protectoras a su respecto, por lo que deberá rechazarse también este recurso de amparo».


Lorenza Cayuhan, interna del penal de Concepción: “Gendarmería me había prohibido hasta fotografiar a mi hija”

Karin Hillmann/Concepción

Desde el 14 de octubre que la comunera mapuche Lorenza Cayuhan se encuentra internada en la clínica de la mujer del Sanatorio Alemán de Concepción, lugar donde tuvo el parto de su guagua engrillada y vigilada por un funcionario de Gendarmería.

A sus 30 años, Cayuhan cumple una condena de cinco años por robo con intimidación en Arauco. Hoy, está en compañía de su hija Sayen y recibe a diario la visita de su familia. Todo esto gracias a que los tribunales mantienen pendiente la resolución sobre la orden de no innovar que ha paralizado el alta de la joven y de su hija.

El caso, sin que hubiese ninguna complicación médica, fue tildado como “denigrante” y conmocionó a la opinión pública y organizaciones de DD.HH. Gendarmería aseguró que actuó conforme al reglamento, pero también instruyó un sumario interno.

“Nunca pensé en arrancar. Si estoy acá, es porque me presenté voluntariamente para cumplir la condena”, dice Lorenza, en su pieza de la clínica.

¿Cómo se dieron los hechos?

El 13 de octubre salí de la cárcel al Hospital de Arauco, con esposas y el chaleco amarillo. Me llevaron en taxi. Cuando llegué me sacaron todo, porque la doctora lo pidió para poder examinarme, y ahí me dijo que los exámenes estaban alterados. Como a las 4 de la tarde me sacaron para Concepción, con esposas en los pies, amarrada a la camilla. Cuando llegamos a Concepción, el doctor me estaba esperando. Me pusieron en una camilla de preparto y me volvieron a amarrar. Yo creo que los médicos no se dieron cuenta de que estaba con los grilletes, porque estaban mis pies tapados. Los gendarmes habían entrado a la sala, pero el doctor los sacó, porque en la pieza había más mujeres. Ahí los exámenes estaban igual de mal, el médico me dijo que había que interrumpir el embarazo. Tenía miedo, porque no quería cesárea. El doctor me dijo que estaba corriendo riesgo, así que tenía que ser cesárea sí o sí, y que me iban a llevar a la clínica, porque en el hospital no había cupo.

¿Qué paso cuando llegó a la clínica del Sanatorio Alemán?

Yo le pedí a la funcionaria si le podía avisar a alguien de mi familia. Me dijo que no tenía ningún problema en llamar, pero que tenía que pedir permiso. Ella me dijo que había preguntado y le habían dicho que no, porque le correspondía avisar a la asistente social. Me imaginé que no iban a llamar, así que se lo pedí a la doctora. Ella me pidió el número de teléfono y llamó a mi mamá. Le dijo que me trajeran cosas, porque mi bebé iba a nacer. Mi mamá llegó como a la una de la tarde. A ella y al gendarme le pasaron ropa, gorro y mascarilla para estar en el pabellón. Me sacaron de la camilla y me pasaron al quirófano. Ahí el gendarme me sacó la esposa que estaba sujeta a la camilla y me la puso en los dos pies. Me trajeron dos custodias mujeres, pero en el rato del parto, mi tío fue a comprar al supermercado y se encontró con las dos funcionarias comprando. Entonces se dio cuenta de que yo estaba con el funcionario varón.

¿Ningún médico o su mamá pidieron que le sacaran los grilletes?

No, cuando llegó mi mamá, yo ya estaba anestesiada. Y qué iba a decir ella si estaba el gendarme. Los médicos tampoco, si ellos vieron cuando el gendarme me soltó de la camilla, para después ponerme el otro grillete en el tobillo. Quedé con los pies juntos y no dijeron nada. Pude ver nacer a mi hija, la sostuve un rato y después me dormí.

¿Qué le ha parecido la reacción que generó en el país su caso?

Pienso que lo que a mí me pasó es una realidad que puede que lo hayan vivido muchas mujeres, que al igual que yo están condenadas. Pero es extraño, no sé si será porque soy mapuche, ya que cuando estaba en la cárcel, compartí celda con una chica que tenía seis meses de embarazo. A ella le habían hecho todos sus controles. Incluso había otra mujer, que ya había tenido a su bebé en Curanilahue, y me contaba que tuvo siempre solo a una custodia y que cuando nació su hijo entró con ella a pabellón y nunca la tuvieron engrillada.

¿Cómo ha sido su estadía aquí?

Bien, estoy todo el día con mi hija. Me ha venido a ver mucha gente. Eso me da ánimo, saber que tengo el apoyo de mi familia y de personas que no conocía. Lo que me preocupa es lo que me puedan llegar a impedir con mi hija. Gendarmería me había prohibido hasta tomarle fotos. Mis papás tuvieron que hablar con el abogado para que sacaran esa medida. Yo soy la mamá y decido qué hacer con mi hija. La condenada soy yo, pueden hacer lo que quieran conmigo, pero no con ella. Hoy me privan de eso, ¿y mañana qué?

{source}
<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>
{/source}

Fuente: La Tercera


Alejandro Navarro: “Los Cayuhán son presos políticos Mapuche condenados con testigos sin rostro”

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, senador Alejandro Navarro, llegó este sábado hasta la cárcel de Lebú invitado por la familia Cayuhán, para visitar a los presos políticos Mapuche Juan, Luis y Carlos Cayuhán, hermanos de Lorenza cayuhan y otros comuneros que se encuentran recluidos de las comunidades María Colipí, Lov Choque en Resistencia,Lov Colcuma, Comunidad Nicolás Calbullanca, Lov Lleu-Lleu, Comunidad Caupólican, Lov Lleu-Lleu, Comunidad Mawidanche, Lov Antiquina, Lov Huentelolén y Lov Pocuno.

“Hoy he podido conversar con los hermanos Cayuhan, quienes pertenecen a una respetada familia de Cañete, de la Comunidad Mawidanche Alto Antiquina y quienes junto a Lorenza Cayuhán fueron condenados en base a un testigo sin rostro, lo que ha sido impugnado por la propia justicia”.

Navarro indicó que “la figura de ‘cooperador ocasional’ inventada por la PDI y respaldada por el Ministerio Público no existe en el código procesal penal. Es, al parecer, una manera de reservarse la identidad del testigo para que la defensa no tenga la posibilidad de tener antecedentes para ejercer una defensa exitosa”.

Es así como la propia Corte de Apelaciones decretó la liberación al momento de su detención señalando que “la privación de libertad de los imputados lo ha sido con infracción a la Constitución material y a las normas legales que regulan el proceso penal. En efecto, no se trataba de aquellas situaciones especiales donde atendida la gravedad del ilícito se permite ocultar la identidad de los testigos; tampoco se está frente a aquellas situaciones específicas donde el legislador posibilita la actuación autónoma de la policía; se trata, por el contrario, de una situación en la cual la policía decidió por sí y ante sí la reserva de la identidad de un “testigo”, “colaborador ocasional” o “informante”, de modo tal que esos datos fueron negados inicialmente al Ministerio Público y, en todo momento, al tribunal y a los demás intervinientes.”

Al respecto Navarro sostuvo que “su situación procesal debe ser reanalizada toda vez que se ha violado el derecho al debido proceso ocupando figuras que atentan contra el derecho a una defensa eficaz”.

Asimismo el senador estuvo con el comunero Oscar Cona Viluñir, quien fue formalizado por tenencia ilegal de municiones, sin embargo Navarro sostuvo que “las comunidades denuncian que el ‘cargarte’ con municiones es una práctica recurrente de la PDI para detener a comuneros sin razón alguna”.

En este contexto el senador Alejandro Navarro reivindicó la condición de presos políticos de los comuneros indicando que “el problema en Arauco no se puede abstraer del conflicto mapuche y la cosmovisión de su gente, no se trata de delincuentes, sino de luchadores que han levantado una reivindicación histórico-política que es la recuperación de las tierras que ancestralmente han pertenecido a sus comunidades y el derecho a que de forma autónoma puedan establecer sus prioridades en materia de desarrollo y contar con los recursos naturales necesarios para asegurar su existencia”.

En este sentido el presidente de la Comisión de Derechos humanos del Senado hizo un llamado al gobierno y a las empresas forestales a iniciar un proceso de devolución de tierras, “la única forma de alcanzar la paz en zona Mapuche es devolviendo las tierras a sus legítimos dueños, hay más de un millón de hectáreas de tierras erosionadas en la región del Biobío, el Estado debe llegar a un acuerdo con las forestales, y en un acuerdo de cooperación público-privado devolver estas tierras”.

Respecto de las condiciones carcelarias de los comuneros el senador Navarro señaló que “es sabido que las condiciones carcelarias de la población penal general es deplorable, sin embargo aquí se trata de presos políticos pertenecientes a nuestros pueblos originarios, por lo que en los próximos días me reuniré con la dirección nacional de Gendarmería a fin de evaluar la habilitación de una sección especial, donde puedan estar mientras en condiciones que resguarden su cosmovisión mientras se resuelve este conflicto”.

{source}

    <script type=»text/javascript»>

    window._ttf = window._ttf || [];

    _ttf.push({

    pid : 55048

    ,lang : «es»

    ,slot : ‘[itemprop=»articleBody»] > p’

    ,format : «inread»

    ,minSlot : 3

    ,components : { mute: {delay :0}, skip: {delay :0} }

    ,css : «margin: 0px 0px 12px;»

    });

    (function (d) {

    var js, s = d.getElementsByTagName(‘script’)[0];

    js = d.createElement(‘script’);

    js.async = true;

    js.src = ‘//cdn.teads.tv/media/format.js’;

    s.parentNode.insertBefore(js, s);

    })(window.document);

    </script>

    {/source}

DEJA UNA RESPUESTA