Siria: La Disputa de Hegemonía Global y Regional

0
463

En el año 2011 Siria -estado laico- bajo la presión de lo que se llamó Primavera Árabe, comenzaba a vivir cierta conflictividad social, materializada en demandas populares legítimas de transformaciones políticas y económicas de una democracia imperfecta.

{source}
<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>
{/source}

Este clima de agitación, contestado por el Gobierno sirio con una agenda de reformas integrales, incluyendo la aprobación de una nueva Constitución, fue el ambiente idóneo para que potencias foráneas, lideradas por Estados Unidos, desplegaran sus estrategias intervencionistas con el objetivo de derrocar al presidente del país, Bashar al-Assad, y con ello, perturbar aún más el frágil equilibrio de lo que llamaron el Gran Medio Oriente.

{source}

    <script type=»text/javascript»>

    window._ttf = window._ttf || [];

    _ttf.push({

    pid : 55048

    ,lang : «es»

    ,slot : ‘[itemprop=»articleBody»] > p’

    ,format : «inread»

    ,minSlot : 3

    ,components : { mute: {delay :0}, skip: {delay :0} }

    ,css : «margin: 0px 0px 12px;»

    });

    (function (d) {

    var js, s = d.getElementsByTagName(‘script’)[0];

    js = d.createElement(‘script’);

    js.async = true;

    js.src = ‘//cdn.teads.tv/media/format.js’;

    s.parentNode.insertBefore(js, s);

    })(window.document);

    </script>

    {/source}

Cinco años más tarde, lo que una vez fue -al menos en teoría- un conflicto social, se visualiza en su total crudeza, como una guerra radical de significado global; por los actores que intervienen, por los efectos que está teniendo en las regiones de Medio Oriente y Norte de África, por el desenlace que tendrá a gran escala.

Son los objetivos particulares de los diferentes actores implicados en el conflicto, los que convierten la guerra en Siria en un enfrentamiento global con múltiples capas de intereses entrelazados.

El Gobierno sirio lucha por su vida, literalmente. Amenazas de un Tribunal Especial para Siria se ciernen sobre su entorno político y económico, ya duramente golpeado no solo por el desgaste natural de la guerra, sino también por las sanciones impuestas por EE.UU. y sus aliados.

En un plano ideal, su batalla es por la integridad territorial del país, la permanencia de los principios laico panarabista, la resistencia a la dominación imperialista estadounidense.

Se enfrenta a múltiples grupos armados, léase Frente al-Nusra (recientemente renombrado Jabhat Fatá al-Sham) o Estado Islámico (en Irak y los Países del Sham) DAESH, terroristas, surgidos en el contexto de la degradación regional provocada por las intervenciones bélicas de Estados Unidos y sus aliados, y fertilizados convenientemente durante los últimos 10 años por la monarquía confesional de Arabia Saudita, su competidor “moderno” Qatar y sus aliados del Consejo de Cooperación del Golfo.

La agenda de estos se centra en la neutralización de Irán a través del debilitamiento por cualquier medio, de los aliados persas o cinturón chií: Siria, Iraq, Hezbollah en el Líbano, y hoy también Yemen.

Nada queda del otrora influyente Islam Político de la Hermandad Musulmana. Ni en Siria, donde fue absorbido por las corrientes salafistas; ni en Egipto, barrido por los militares; ni en Palestina (Hamas), debilitado por la continua ofensiva israelí a la Franja de Gaza, su fuerte; ni en Túnez, marginado electoralmente de la mano de un ex Ministro de Ben Ali.

Hoy, su único pero poderoso bastión es la Turquía del Partido de la Justicia y el Desarrollo, que despliega su propia estrategia de Hegemón regional a la otomana.

La gran politik en el terreno, sin embargo, desafía concepciones de cosmovisión: mundo unipolar vs. mundo multipolar; dominación vs. hegemonía; injerencia de EE.UU. vs. trascendental involucramiento de Rusia; TPP/TTIP vs. Nueva Ruta de la Seda; futuro de la OTAN vs. consolidación de la Organización de Cooperación de Shanghai. Nada menos.

{source}
<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>
{/source}

(*) Programa Internacional ICAL

Fuente: ICAL

{source}

    <script type=»text/javascript»>

    window._ttf = window._ttf || [];

    _ttf.push({

    pid : 55048

    ,lang : «es»

    ,slot : ‘[itemprop=»articleBody»] > p’

    ,format : «inread»

    ,minSlot : 3

    ,components : { mute: {delay :0}, skip: {delay :0} }

    ,css : «margin: 0px 0px 12px;»

    });

    (function (d) {

    var js, s = d.getElementsByTagName(‘script’)[0];

    js = d.createElement(‘script’);

    js.async = true;

    js.src = ‘//cdn.teads.tv/media/format.js’;

    s.parentNode.insertBefore(js, s);

    })(window.document);

    </script>

    {/source}

DEJA UNA RESPUESTA