Histórico: Colombia Deja Atrás Décadas de Llamas

0
472

Las lágrimas abundan entre banderas blancas que ondean ante un cielo azul en todas las capitales de Colombia. En el campo, la zona más afectada por décadas de olvido y confrontación armada, también alzan la mirada y lloran de emoción. Cesó la horrible noche.

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Así lo dice Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, en medio de 2500 invitados entre ellos jefes de Estado de 16 países al caer la noche frente al mar de Cartagena: gobierno y FARC firmaron el acuerdo logrado durante cuatro años de negociaciones en La Habana y gracias al cual, en adelante, los hasta hoy insurgentes ilegales se comprometen a luchar por el poder sin armas y aportar a la verdad.

    <script type=»text/javascript»>

    = || [];

    _ttf.push({

    pid : 55048

    ,lang : «es»

    ,slot : ‘[itemprop=»articleBody»] > p’

    ,format : «inread»

    ,minSlot : 3

    ,components : { mute: {delay :0}, skip: {delay :0} }

    ,css : «margin: 0px 0px 12px;»

    });

    (function (d) {

    var js, s = d.getElementsByTagName(‘script’)[0];

    js = d.createElement(‘script’);

    js.async = true;

    js.src = ‘//cdn.teads.tv/media/format.js’;

    s.parentNode.insertBefore(js, s);

    })(window.document);

    </script>

   

El Estado, entre tanto, les da la bienvenida a la democracia y promete protegerlos para que, ya sin fusiles, puedan continuar con vida y garantías para aspirar al poder. Ambos se comprometen a reparar a las víctimas y éstas, que han entregado sus hijos, esposos, amigos, tierras, sueños y amigos durante más de medio siglo de guerra, se toman de la mano bajo las nubes blancas del Caribe que, como en los relatos de García Márquez, ofrece una tarde de magia que muchos pensaron no iban vivir.

Parece mentira. Parece mentira. Repite una Madre de la Candelaria en una calle de Medellín donde, desde el medio día, empezaron a congregarse cientos de personas animadas a estar juntos para el acontecimiento más importante de sus vidas. A las cinco de la tarde, el anuncio del fin de la guerra sorprende a doña María bajándose de un bus que la trae de la universidad.

Pasa los sesenta años y en su afán de encontrar sus seres amados desaparecidos comenzó a estudiar investigación criminal. “Pero llegué, mija, alcancé, con esfuerzo como siempre, pero aquí estamos, qué cosa tan increíble”, cuenta la mujer asomándose a la multitud para hallar sus compañeras de lucha que, inspiradas en Madres de Plaza de Mayo, comenzaron a salir cada semana a exigir liberación de secuestrados y búsqueda de desaparecidos.

Así, pero en Bogotá, Cali y otras ciudades lo hizo por ejemplo la hija del general Luis Mendieta, policía quien vivió 14 años en poder de las FARC y hoy apoya los acuerdos de La Habana. También Angela Giraldo. Vestida de tonos claros como los miles de invitados al acto protocolario en Cartagena, doña Angela formó parte de las víctimas presentes.

Unidas, como desde que viajaron en el primero de cinco grupos a Cuba, estaban las sesenta víctimas que representaron a siete millones de éstas en el Proceso de Paz. Angela, quien perdió a su hermano secuestrado a manos de las FARC, se abraza a Leider, sobreviviente de la masacre de Bojayá, donde esa misma guerrilla terminó con la vida de un centenar de inocentes.

También están quienes perdieron a sus hermanos, como Nydia Erika Bautista, a manos del Estado, o en las ejecuciones extrajudiciales del Ejército nacional. Y en esa misma fila de sillas aguardan además las víctimas de violencia sexual paramilitar, o aquellos quienes buscan el cuerpo de un ser desaparecido. La emoción desborda cuando las Farc les piden perdón.

En Cartagena y en cada calle de Colombia donde frente a pantallas los ciudadanos son testigos del fin del conflicto con la guerrilla más antigua y poderosa del continente, aplauden y gritan bravo cuando, tras imprimir su firma al final del Acuerdo, el comandante Timochenko habla de perdón. Así lo esperaban sus compatriotas desde que iniciaron los Diálogos instalados en 2012 en Oslo.

“En nombre de las FARC-EP ofrezco sinceramente perdón a todas las víctimas del conflicto por todo el daño y el dolor que hemos podido causar”, pronunció el jefe de las FARC en un discurso que además invitó a dejar atrás los odios, luchar contra la pobreza, mejorar el sistema de salud.

Para Angela, quien hoy más que nunca recuerda la bondad y deseos de trabajar por un país más justo de su hermano Francisco Giraldo, las palabras de Timochenko fueron muy importantes. “Cuando se pide perdón, se reconoce el dolor y además hacés el compromiso de no repetición, eso es muy importante”, le dice la mujer a Página/12 desde Cartagena en medio del júbilo de todos los presentes, que también, como Ban Ki-moon, ven un rayo de luz en esta firma de paz. El secretario general de las Naciones Unidas llegó ayer a Colombia para unirse al más grande evento protocolario y humano en la historia de este país, que durante 50 años ha producido 220 mil muertos, 5 millones de desplazados y 35 mil desaparecidos.

“Hoy los colombianos les dicen adiós a décadas de llamas y están enviando una luz brillante de esperanza que ilumina a todo el mundo”, dijo Ban Ki-moon. Animó a las partes a que “permanezcan fuertemente comprometidas con la implementación de los acuerdos tal y como están redactados” e invitó a jóvenes, mujeres, comunidades afro y al sector privado a sumarse. Ban detalló que el organismo seguirá prestando ayuda en el proceso del posconflicto, con el fin de “solucionar los problemas de derechos humanos que todavía persisten”.

Para Angela, las palabras de Ban son trascendentales. Sin ocultar la emoción por lo que se pactó finalmente ayer en Cartagena y que incluye transformación en torno a tierras, cultivos de uso ilícito, justicia, dejación de armas y participación política, la señora concluyó a esta diario que lo que sigue es manos a la obra. “Nos toca aportar muchísimo de aquí en adelante, pero este es el inicio, un gran inicio”, señala.

El inicio de la era política, lejos de la militar, de parte de la guerrilla de las FARC es más que una buena noticia para colombianos como Angela quienes siguen viviendo la ausencia de los amores que la guerra se tragó. “Que nadie dude de que vamos hacia la política sin armas, preparémonos todos para desarmar las mentes y los corazones”, agregó Timochenko en sus palabras, a las que añadió que no quería más bombardeos cuando las Fuerza Aérea realizó honores en el aire dejando sonar explosivos.

Mientras tanto, en los Llanos del Yarí unos dos mil guerrilleros observaron en pantallas gigantes el evento de Cartagena y las palabras de su comandante. Allí se realizó la semana pasada la X Conferencia de esa guerrilla, lo que fue su último congreso antes de despedir las armas y en el cual delegados de todos los bloques aprobaron por unanimidad los acuerdos de paz de La Habana.

Los noticiarios nacionales pudieron mostrar al país como los rebeldes se abrazaron a los civiles, a la prensa y hasta a víctimas presentes en el Yarí, logrando conmover a quienes, como Carol Gil, ven en este acuerdo la esperanza de un futuro mejor.

“Enemigos abrazándose, víctimas perdonando y victimarios pidiendo perdón… Colombia celebrando… Por todos aquellos que hicieron parte de esta guerra que siempre serán recordados, que grato homenaje… Por la vida que se enciende… Me alegra la Colombia que alcanzaré a ver… Hoy lloro… Pero lloro por que se me hincha el corazón de emoción de podernos abrazar… Dios nos llene de amor y sabiduría”, dice la joven de 27 años sumando voces a favor del SÍ en el plebiscito que, el próximo domingo 2 de octubre, refrendará los acuerdos ahora entre todos los colombianos habilitados para votar.

Fuente: Página 12


Colombia: ¡Y se hizo la paz!

En Cartagena de Indias se firmó la paz definitiva entre el gobierno de ese país y las FARC, tras cuatro años de negociaciones en La Habana. A la ceremonia asistieron líderes de Cuba, Noruega, Chile y Venezuela, países garantes y acompañantes del proceso de negociación. También, el Secretario General de la ONU y otros dignatarios. El acuerdo todavía tiene que ser ratificado por los colombianos en un referéndum el próximo 2 de octubre.

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Así fue, minuto a minuto este histórico evento
:
16:07 – La Unión Europea borra a las FARC de su lista terrorista

en una muestra de fuerte respaldo a este proceso, la canciller europea, Federica Mogherini, había anunciado que la Unión Europea eliminó de la lista de organizaciones terroristas a las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia).

“Estamos dispuestos a brindar nuestro apoyo político y a partir de hoy suspendemos a las FARC de nuestra lista de terroristas”, señaló la funcionaria en un video grabado y subido a su cuenta de Twitter.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, que se encuentra en Cartagena, dijo que su país estudiaba una medida similar.

17:00 – Evo felicita esfuerzos de Cuba y Venezuela por la paz colombiana

El presidente de Bolivia, Evo Morales, felicitó hoy al gobierno de Cuba y al de Venezuela por los esfuerzos realizados para la concreción de la paz en Colombia.

Otros actores -afirmó- también intervinieron en ese proceso, pero debemos destacar la postura del extinto presidente, Hugo Chávez, la del líder de la Revolución cubana, Fidel Castro y la del actual dignatario caribeño, Raúl Castro.

Estados Unidos llegó a decir que Cuba y Venezuela, formaban parte del llamado eje del mal, pero ambas naciones hacen más bien por el mundo que Washington, puntualizó Morales.Al contrario, ellos con el denominado ejército de batas blancas, integrados por médicos y expertos de la salud van hasta los más remotos parajes a salvar vidas humanas, destacó Morales.

17:38 – Amargado, Uribe hace campaña contra el proceso de paz

Álvaro Uribe y sus seguidores hacen campaña por el No en el plebiscito del próximo 2 de octubre. Quiere abortar el proceso, pero esto no tiene retroceso.

17:58 – Llega a Cartagena Nicolás Maduro

Minutos antes del inicio del acto, fijado a la 5:00 pm (6:00 en Cuba), ha llegado el  Presidente Nicolás Maduro a Cartagena de Indias.

18:05 – Más de 2000 invitados y 1 500 periodistas en la ceremonia

Más de 2000 invitados y al menos 1.500 periodistas asisten a la ceremonia de la firma de la paz. Aunque todas las instituciones del Estado y del sector judicial fueron invitados, las altas Cortes no hicieron presencia en Cartagena.

18:08 – La ceremonia se ha retrasado unos minutos

18:16 – Comienza la ceremonia oficial

Ingresa el Presidente Juan Manuel Santos y abre, simbólicamente, la puerta con la que se da la bienvenida a la paz. Detrás del mandatario entran el resto de autoridades, incluido Timochenko, líder las FARC. Raúl Castro, presidente de Cuba, recibe ovación. También entran los equipos negociadores y ocupan una silla en el estrado.

18:26 – Pedimos a los violentos no más repetición

Las alabaoras de Bojayá han cambiado el negro por el blanco para cantarle a la paz. “Pedimos a los violentos no más repetición… Santa María dénos las paz.” Ellas son un grupo de 20 mujeres que con sus cantos armonizan los velorios y las conmemoraciones más importantes de la región.

18:30 – Firma de la paz con los bolígrafos

El momento de la firma de la paz con las FARC en Colombia. Foto: Presidencia de Colombia.

Con balas tornadas en balígrafos firman el acuerdo Rodrigo Londoño y José Manuel Santos. Visiblemente emocionado, Santos le entrega a Londoño un prendedor que tiene la figura de paloma de la paz y ambos se dan la mano. Asistimos a la paz en Colombia. Hay lágrimas entre los presentes.

Durante la ceremonia habrá tres discursos: el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon; Rodrigo Londoño y Juan Manuel Santos. La fuerza área colombiana dibuja la bandera del país.

18:41 – Habla Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU

Al inicio hay fallas de origen y no se escucha la entrada del discurso de Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU. Cuando se restablece escuchamos:

“Estos acuerdos crean las condiciones para una paz verdadera… Los que buscan la paz en otras partes del mundo desde ya están estudiando el proceso de paz en Colombia… Las partes le han encargado una misión muy importante a la ONU”, dice. Los grupos que se encargan de este mandato ya están en el país y la misión queda en pie con este acuerdo, recuerda.

“Continuaremos ofreciendo nuestro apoyo para atender los desafíos humanitarios que esta misión que supone”.

Ratifica la “invaluable” colaboración de Cuba y de Noruega (países garantes) a este proceso, y también a Chile y a Venezuela, países acompañantes.

“Ustedes pueden mirar el futuro con mucho optimismo, ustedes están invitando a los colombianos a que pasen un futuro en paz”, recalca Ban Ki-moon, que se atreve a salirse del discurso en inglés para decir “Viva la paz; Viva Colombia, Viva Colombia en paz, ha dicho en el cierre, en perfecto español.

18:46 – Habla Rodrigo Londoño (Timochenko)

londoño“Mis primeras palabras tras la firma del acuerdo van dirigidas al pueblo bondadoso que nunca abandonó la esperanza de conseguir la paz”, son las primeras palabras de Rodrigo Londoño (Timochenko), comandante de las FARC, que sigue en orden de la palabra a Ban Ki-moon.

“Pienso en los cordones de miseria de Cartagena con personas que no pudieron asistir acá y les extiendo mi mano y los abrazo con mi corazón, ustedes también serán artífices de la siembra de paz que apenas empieza.”

“Este tratado de paz es una victoria de la sociedad colombiana y de la comunidad internacional”, dice Timochenko.

Que nadie dude que vamos a la política sin armas, dice. Nosotros vamos a cumplir, esperamos que el gobierno cumpla, añade.

Juan Manuel Santos, “un valeroso interlocutor”. Agradece a Fidel, a Raúl y al pueblo cubano en general por el apoyo a este proceso. También, al Reino de Noruega. Especial reconocimiento a Hugo Chávez, sin quien este final feliz no habría sido posible. También a Nicolás Maduro, al pueblo Venezuela y al de Chile.

“Cuando se nos llena la boca hablando de paz debemos cuidarnos de tener el corazón llena de ella”, ha dicho el líder de las FARC.

Afirma que promoverá un gran acuerdo nacional para que nunca más sean utilizadas las armas en la política. Si esto se logra, Colombia habrá dado un gran paso adelante. “Si este acuerdo no deja satisfecha a la clase pudiente del país, representa una bocanada de aire fresco para los más pobres de Colombia.”

El Estado, tras la firma de la paz, debe mejorar para la sociedad aspectos tan elementales como la salud, la eduación y los servicios públicos y asegura que sin armas, las FARC, se sumará a la tarea de hacerlo.

“En nombre de las FARC-EP Ofrezco perdón a todas las víctimas del conflicto”, dice. “Lo firmado hoy constituye una luz de esperanza”.

Aviones de la Fuerza Aérea tomaron por unos segundos el cielo de Cartagena. Londoño reacciona: “Bueno, esta vez vinieron a saludar la paz y no a descargar bombas”.

“Bienvenida esta segunda oportunidad sobre la Tierra”, concluye.

19:15 – Habla el presidente Juan Manuel Santos

“Hemos sufrido por 52 años un conflicto armado entre hijos de una misma nación”, dice el Presidente Juan Manuel Santos, último orador en el acto.

“Hoy al firmar el acuerdo de terminación del conflicto con la FARC, decimos esperanzado: ha sido un surco de dolor, de muerte, pero podemos alzarnos sobre él para decir: el bien germiana ya, la paz germina ya”.

“Cartagena fue conocida por resistir la guerra y el asedio y se ganó el apelativo de Ciudad Heroica. A partir de ahora será recordada como el lugar donde se firmó el acuerdo de paz más importante en la historia reciente de Colombia”, dice Santos.

“Lo que firmamos hoy es una declaración del pueblo colombiano ante el mundo de que nos cansamos de la guerra, de que no aceptamos la violencia como medio para defender las ideas. De que decimos ¡No más guerra!”

Por primera vez este cuerdo crea un sistema de justicia transicional, afirma el Presidente. Con su voto el 2 de octubre podemos dejar atrás un pasado triste. “Con su voto cada colombiano tiene el poder de salvar vidas”, invita.

Todo pacto de paz es imperfecto, porque se trata precisamente de un pacto, en que las partes tienen que hacer concesiones. Pero sabemos que este es el mejor posible. Prefiero un pacto imperfecto a una guerra que siga dejando dolor y muerte a nuestras familias, añade.

Suena el himno de la alegría tras el agradecimiento del presidente Santos al equipo negociador del Gobierno en La Habana. El mandatario continúa con los agradecimientos: a Naciones Unidas, a los países garantes (Cuba y Noruega), a los países acompañantes (Chile y Venezuela), a Estados Unidos, a la comunidad internacional y a todos los que han acompañado este proceso. Al Papa Francisco, por sus oraciones.

La paz de Colombia es la paz de la región y de todo el continente, afirma.  Hay una guerra menos en el mundo y es la de Colombia.

Cierra con las notas del Himno Nacional, con las que había comenzado: “Colombianos, cesó la horrible noche.”

19:37 – Concluye la ceremonia

Termina la ceremonia y Santos y Timochenko se acercan a saludar al público. Se escucha el Himno de la Alegría, por un coro de voces en el escenario de Cartagena de Indias.

20:06 – Fiesta en Bogotá por la paz

En la Plaza de Bolívar, de Bogotá, comenzó desde tempranas horas a llenarse de ciudadanos, vestidos de blanco, con grandes banderas de Colombia y con sábanas blancas con la palabra ‘Paz’ impresa o escrita de diversas formas, para poder ver la transmisión en vivo y en directo, desde Cartagena, de la firma final del Acuerdo. La escena se repitió en diversas regiones del país.

Fuente: Cubadebate


Declaración Política X Conferencia Nacional Guerrillera – Comandante Manuel Marulanda Vélez

¡Se acabó la guerra, vamos todos y todas a construir la paz!

Los guerrilleros y guerrilleras delegados de todas las estructuras de las FARC-EP a lo largo y ancho del territorio nacional y venidos desde la Colombia profunda, reunidos en la X Conferencia que se llevó a cabo desde el 17 hasta el 23 de septiembre del presente año en Brisas del Diamante en las sabanas del Yarí, enviamos al pueblo colombiano y a la sociedad en general nuestro más fraterno y caluroso saludo de compatriotas. Al mismo tiempo declaramos que:

Hemos realizado una hermosa y trascendental Conferencia en medio de la más amplia participación democrática y camaradería, en la que se ha reafirmado la coherencia y unidad interna de nuestra organización. Destacamos la nutrida y activa participación de nuestras guerrilleras y cuadros políticos jóvenes.

Luego de una muy juiciosa discusión sobre los Acuerdos de La Habana, Cuba, Territorio de Paz, celebrado entre las FARC-EP y el Gobierno de Colombia, para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, la Conferencia, nuestra máxima instancia de decisión, ha determinado aprobarlo en su totalidad e instruir a todas las estructuras de bloques y de frentes, a nuestros mandos, guerrillerada, milicianos y a toda nuestra militancia fariana, que éste sea acogido y respetado. Hemos refrendado así nuestro compromiso irrestricto con el cumplimiento de todo lo que se ha convenido. Asimismo, esperamos que el Gobierno actúe con la debida correspondencia.

Tenemos el convencimiento de que el Acuerdo Final contiene un gran potencial para la apertura de una transición política hacia la transformación de la sociedad colombiana, por su real democratización y la materialización de sus derechos, y especialmente para el buen vivir y el bienestar de las mujeres y los hombres humildes en campos y ciudades, de la clase trabajadora, de los pueblos étnicos, indígenas y afrodescendientes, de la población LGTBI, y sobre todo para los jóvenes y nuestras futuras generaciones. A ellas y ellos los llamamos a abrazar y proteger los acuerdos, a hacerlos suyos, a acompañar yexigir su implementación. Juntando esfuerzos lograremos los propósitos comunes de consolidar la perspectiva de una paz con justicia social, la reconciliación nacional yla democracia avanzada para la nueva Colombia.

El Acuerdo Final celebrado en La Habana, Cuba, contiene los mínimos necesarios para dar continuidad por la vía política a nuestras aspiraciones históricas por la transformación del orden social vigente. Por tal razón, hemos decidido surtir todos los aprestamientos necesarios para el tránsito de nuestra estructura político-militar hacia un nuevo partido político cuyo congreso fundacional se llevará a cabo a más tardar en mayo de 2017, si se implementan los acuerdos, tal y como está convenido. Será función del Partido dar continuidad a nuestros propósitos políticos de carácter estratégico por la construcción social de poder para el pueblo. La Conferencia faculta a la dirección Nacional de las FARC-EP para que convoque a un pleno del Estado Mayor Central y defina la ampliación de la nueva dirección que tendrá a cargo la preparación del congreso, del programa político, del estatuto y de la línea política, así como de las condiciones organizativas y de funcionamiento.

Nos comprometemos a ofrecer toda nuestra fuerza y energía por la unidad de los sectores progresistas, democráticos y revolucionarios del país, de los movimientos políticos y sociales, de las múltiples organizaciones sectoriales y reivindicativas en el nivel nacional, regional y local. Queremos hacer parte de una Gran Convergencia nacional, que abarque el espectro de las luchas sociales y populares, propugne por la real democratización política, económica, social y cultural del país, y cuya plataforma, fundamentos organizativos y de coordinación deberán ser el resultado de una elaboración colectiva. La Gran Convergencia deberá tener la capacidad de construir poder social, político y popular desde abajo, y al mismo tiempo de disputar el poder del Estado en los espacios institucionales de elección y representación.

Trabajaremos por un nuevo Gobierno de construcción de paz y reconciliación nacional a partir de la definición de un programa mínimo, que además de comprometerse con la implementación del Acuerdo Final, recoja las aspiraciones sociales más sentidas en lo inmediato por la población.

Convocamos a hacer realidad el llamado “a todos los partidos, movimientos políticos y sociales y a todas las fuerzas vivas del país a concertar un gran acuerdo político nacional encaminado a definir las reformas y ajustes institucionales necesarios para atender los retos que la paz demande, poniendo en marcha un nuevo marco de convivencia política y social”, tal y como se estableció en el Acuerdo Final. Las condiciones propicias para ese propósito se encuentran en el impulso a un proceso constituyente abierto que conduzca a la convocatoria y realización de una Asamblea Nacional Constituyente.

¡Se acabó la guerra, vamos todos y todas a construir la paz!

Brisas del Diamante, sabanas del Yarí, 23 de septiembre de 2016

    <script type=»text/javascript»>

    = || [];

    _ttf.push({

    pid : 55048

    ,lang : «es»

    ,slot : ‘[itemprop=»articleBody»] > p’

    ,format : «inread»

    ,minSlot : 3

    ,components : { mute: {delay :0}, skip: {delay :0} }

    ,css : «margin: 0px 0px 12px;»

    });

    (function (d) {

    var js, s = d.getElementsByTagName(‘script’)[0];

    js = d.createElement(‘script’);

    js.async = true;

    js.src = ‘//cdn.teads.tv/media/format.js’;

    s.parentNode.insertBefore(js, s);

    })(window.document);

    </script>

   

Fuente: ANNCOL

 

DEJA UNA RESPUESTA